Mi hombre ideal

 



Mi hombre ideal


Hello and welcome to Spanishpodcast. I am Mercedes speaking to you from Barcelona. In our 106th episode (My ideal man), Pilar, Coral, Luisa, Alejandra and Montse have been a while talking about their ideal man. Let´s go to learn their ideal man´s description.

Hola queridos amigos y bienvenidos a Español Podcast. Soy Mercedes y os hablo desde Barcelona. En nuestro episodio nº 106 (Mi hombre ideal), Pilar, Coral, Luisa, Alejandra y Montse llevan ya un buen rato hablando sobre cuál es el hombre ideal de cada una. Vamos a conocer la descripción que cada una de ellas hace de “su hombre ideal”.

Episodio nº 106: “Mi hombre ideal”. Seguro que te apetece mucho saber describir a tu hombre ideal en español. Pues sólo tienes que acompañarme un ratito para aprender a hacerlo. Venga, vamos allá.




Coral :-Mi hombre ideal es un tío guapo, alto, sano, divertido y que le guste mucho viajar

Pilar :-¿Por qué alto? Tú tienes una estatura normal

Coral :-Ya, pero los altos me ponen…

Pilar :-Pues mi hombre ideal es un tío bastante normal, ni alto ni bajo, bien parecido, que vista con gusto, educado, que le guste charlar sobre las cosas…y…¡y que no sea machista!

Montse :-¡Qué chorradas!, ¿pero de verdad tenéis un hombre ideal? La media naranja no existe. Somos tías normales y nos relacionamos con tíos idem, no con príncipes azules de cuentos de hadas.

Alejandra :-Bueno, Montse, todo el mundo tiene sus ideales, también en cuanto a pareja, es inevitable. La fantasía es buena, sólo es peligrosa si la confundes con la realidad.

Luisa :-¡Exacto! Luego te enrollas con quien te enrollas, pero tienes un hombre ideal

Pilar :-Venga, Luisa, mójate, ¿cómo es tu hombre ideal?

Luisa :-Pues yo sueño con un hombre que me quiera mucho, mejor aún, que esté loco por mí, que me comprenda, que sea detallista, que me acepte como soy y que sea fiel

Montse :-Tú lo que quieres es un robotito que esté pendiente de ti todo el día

Luisa :-¡Que no! Estábamos hablando de nuestro hombre ideal. A ver, guapa, doña critica-todo, seguro que tú también tienes un hombre ideal

Montse :-Claro, de momento Luis, por eso estamos juntos

Luisa :-¿Y por qué es ideal?

Monte :-No es ideal, pero estamos bien juntos. Compartimos muchos gustos y muchas aficiones, nos reímos mucho juntos, funcionamos bien en la cama y cada uno respeta el espacio personal del otro

Coral :-Muy pragmática, pero me gusta. ¿Y tú Alejandra?

Alejandra :-Vaya, ya veo que tampoco yo me libro. A ver…pues, no sé… Mi hombre ideal sería una persona que tuviera mucho sentido del humor, que le gustase leer, viajar, el cine, la naturaleza,…Por supuesto, que nos quisiéramos mucho y que lo pasáramos bien juntos

Montse :-¿Y físicamente?

Alejandra :-A ver, a ver, la cara de Antonio Banderas, la sonrisa de George Cloony, el culito de Brad Pitt, los ricitos de Eric Bana en Troya,…¿Sigo? No, en serio, no sé describir físicamente a mi hombre ideal porque no tengo preferencias en ese sentido. 

Montsse :-Ya…la belleza interior

Alejandra :-No, todo importa, pero no tengo un modelo definido a priori



* * *



Ahí están nuestras cinco amigas intentando describir a su hombre ideal. Describir algo es explicarlo con todos sus detalles; definir todas las cualidades, características y circunstancias de algo o de alguien; detallar y pormenorizar algo.


Describir personas tiene dos niveles, como mínimo:



I) El aspecto físico:


- La estatura (es alto, es bajo, es de mediana estatura)

- La complexión (es fuerte, es delgado, es grueso, es musculoso, es enclenque)

- El color del pelo (es rubio, es moreno, es castaño, es pelirrojo)

- El color de los ojos (son azules, son negros, son verdes, son grises, son marrones)

- Los rasgos de la cara (tiene los pómulos salientes, tiene la nariz larga, la tiene chata, o respingona, tiene las pestañas largas, o las cejas muy pobladas, etc. etc. O es guapo, es feo, es desagradable,…)



II) El carácter, la personalidad:


- Es amable o es desgradable

- Es educado o es grosero

- Es apasionado o es frío

- Es alegre o es serio

- Es divertido o es soso

- Es abierto y sociable, o es tímido

- Es sincero o es mentiroso

- Es tranquilo o es nervioso

Etc. 



Bien. El sustantivo derivado de “describir” es “descripción”. Una descripción es una explicación detallada. La usamos con el verbo “hacer”: haces una descripción, explicas algo detalladamente.


Así, puedes decir:


- Descríbeme a tu hombre ideal

O:

- Hazme una descripción de tu mujer ideal



La expresión “hombre ideal” o “mujer ideal” se refiere a un prototipo de persona que imaginamos como perfecta; en este caso, un hombre perfecto que reúne todas las cualidades físicas y psicológicas que a nosotros nos gustan, pero que sólo está en nuestra mente. “Ideal” es que está en nuestra mente, pero que no es real. Ideal es mental, imaginario, utópico.


Por eso, nuestro hombre ideal es un hombre imaginado que responde a un modelo perfecto de nuestra imaginación. Un hombre utópico e imaginario al que nuestra fantasía le otorga todas las cualidades de un modelo de perfección.


Se usa también en el ámbito del trabajo cuando se habla de la persona ideal para ocupar un puesto de trabajo, o del candidato ideal para ese trabajo.


Coral dice que su hombre ideal es un tío guapo. Dice “tío” refiriéndose a un chico, a un hombre, pero esa es la forma de decirlo en una conversación informal entre amigas.


Fijaos. Coral usa sólo adjetivos en su descripción, o mejor, verbo “ser” + adjetivo. Esta es una de las formas de hacer una descripción de nuestro hombre ideal:


- Es guapo

- Es alto

- Es sano

- Es divertido

  • Mi hombre ideal es un tío guapo, alto, sano, divertido,…

Una forma habitual de describir personas u objetos, con adjetivos.


Pero no siempre encuentras el adjetivo adecuado a tu descripción, o no lo encuentras, o no existe. Y entonces, ¿qué hacemos? Usamos frases subordinadas con:


- Que + subjuntivo


Sí, chicos, no hay otro remedio. Si queréis hacer buenas descripciones en español, no basta con saberse un listado kilométrico de adjetivos, también hay que manejar las frases con:


- Que + subjuntivo (+ adjetivo, infinitivo, o lo que sea)


Coral puede decir:


  • Mi hombre ideal es un tío guapo, alto, sano, divertido y viajero

Pero “viajero” no se ajusta a lo que ella quiere decir. “Viajero” es un término ambiguo a medio camino entre alguien que está viajando y alguien a quien le gusta viajar. Por eso, cambia y dice:


- Que le guste mucho viajar

- (Deseo, quiero, espero) que le guste mucho viajar, como a mí


Otros ejemplos serían:

(Respecto a mi hombre ideal, espero...)


- Que le guste viajar

- Que le guste ir al cine

- Que le guste ir de excursión

- Que le guste conversar

- Que le guste leer



Esta forma de decirlo personaliza mi deseo sobre lo que espero de esa persona ideal. Decir:


  • Mi hombre ideal es cinéfilo, viajero, paseante o lector, es usar adjetivos inadecuados para describir al hombre ideal para mí, porque al decir:


- Que le guste viajar

- Que le guste ir al cine

- Que le guste pasear 

- Que le guste leer


Lo pongo en relación con mis propios gustos y aficiones, no son cualidades genéricas, en el aire, sino que a mí me gustan todas esas cosas y quiero compartirlas con él, por eso espero que a él también le gusten.


Pilar le pregunta que por qué le gustan los hombres altos, si ella tiene una estatura normal. Y Pilar dice:

- Los altos me ponen


Cuando se dice que alguien “te pone” es porque te gusta mucho, pero sobre todo que te atrae, que te excita de una forma sensual, sexual incluso.


Es el turno de Pilar, quien nos cuenta:


  • Mi hombre ideal es un tío bastante normal, ni alto ni bajo…


Cuando decimos “ni alto ni bajo” queremos decir que tiene una estatura media, normal, estándar. Ni feo ni guapo, pues normal, que no sobresale ni en un sentido ni en otro.


- Bien parecido


“Bien parecido” es que tienes rasgos agradables. No quiere decir que eres guapísimo, pero sí que tienes un rostro agradable, tirando a guapo.


Pilar dice:


- Educado


Es decir, con buenas maneras, con buen trato, afable.


Y, de nuevo, cuando a Pilar se le acaban los adjetivos precisos, los que necesita, recurre a las oraciones que acabamos de explicar:


- Que vista con gusto


“Vista”, tercera persona del singular del presente de subjuntivo del verbo “vestir”:


- (Quiero) que vista con gusto


Que use ropa bien combinada, que le caiga bien.


Y añade:


- Que le guste charlar


Fijaos otra vez, por favor. No “que sea un charlatán”, que es un adjetivo de sentido negativo que significa ser muy hablador, o ser un bocazas que habla por hablar y sin criterio, sino:


- Que le guste charlar


Charlar”, hablar de las cosas, conversar, comentar lo que pasa, lo que se vive, etc.


Y:


- Que no sea machista


Esta es la forma más fácil de expresarlo:


  • (Me gusta un hombre) que no sea machista


Tenéis que quedaros con esta fórmula:


- Que sea…

- Que no sea…

- Que le guste…




A Montse todo esto le parecen tonterías, por eso dice:



  • ¡Qué chorradas!



Una expresión del habla coloquial para expresar enfáticamente que algo nos parece una soberana estupidez.


Montse dice que la media naranja no existe. La media naranja es una de las maneras de referirse a la pareja ideal, a la supuesta otra mitad que nos completa, que hace de nuestra pareja un asunto redondo, completo. La gente busca su media naranja.


Ella cree que todos somos normales, hombres y mujeres, y que los hombres son hombres normales y corrientes, y no "príncipes azules de los cuentos de hadas".


Los cuentos de hadas son relatos maravillosos llenos de personajes irreales, de ficción, en los que muchas veces hay una princesa que espera a su príncipe azul (de sangre noble), a su príncipe ideal que la amará eternamente y la hará la más feliz de las princesas.


Alejandra sale en defensa de la fantasía. Dice que todos fantaseamos, que todo el mundo tiene algún ideal, y que lo único que hay que hacer es saber diferenciar lo que es fantasía de lo que es realidad. Si no, mal asunto...


Pilar anima a Luisa a que describa a su hombre ideal, diciéndole:


- Venga, Luisa, mójate, ¿cómo es tu hombre ideal?


En este caso, "mójate" es "expresar públicamente tu opinión", o "ahora te toca comprometerte a ti, te toca decir lo que piensas en realidad".



Luisa dice:



*sueño...


- con un hombre que me quiera mucho

- que esté loco por mí

- que me comprenda

- que sea detallista

- que me acepte tal como soy

- que sea fiel



¿Veis? Para describir estas cualidades no tenemos los adjetivos precisos, no podemos decir:



  • sueño...

- con un hombre muy amante de mí

- con un loco de amor (¿en general?, no, que esté loco por mí)

- que sea comprensivo (¿en general?, no, que me comprenda a mí)

- que acepte...(¿qué?, ¿a quién?, pues a mí, claro está: que me acepte como soy)  etc. 



¿Veis la necesidad de estas frases en las descripciones? Creo que ahora sí, ¿verdad?




Montse le toma el pelo diciéndolo que lo que necesita es un robotito, un pequeño robot que esté pendiente de ella todo el día. Luisa casi se enfada y le dice a Montse que, aunque es una critica-todo (o sea, que todo lo critica), que seguro que también tiene su hombre ideal.


Montse dice que, de momento y por ahora, su hombre ideal es Luis, su novio. Bueno, dice, no es su hombre ideal, pero:


  • están bien juntos
  • comparten gustos y aficiones (cosas que les gustan a ambos)
  • respetan sus espacios personales recíprocos y 
  • funcionan bien en la cama.



Esta frase la oiréis bastante cuando estéis hablando con amigas o amigos y en confianza sobre la pareja de él o de ella. Se dice que una pareja "funciona bien en la cama"  cuando lo pasan bien haciendo el amor, cuando comparten una vida sexual satisfactoria para ambos.



Ahora es el turno de Alejandra, que dice:



  • ¡Vaya! tampoco yo me libro



Es decir, yo también tengo que expresar mis gustos, no puedo escaparme de hacerlo, no puedo librarme de ello.



Alejandra usa otra forma habitual de describir, esta vez con condicional + imperfecto de subjuntivo.


  • Me gustaría ...



- que tuviera mucho sentido del humor

- que le gustase leer

- que le gustase viajar, el cine, la naturaleza, ...

- que nos quisiéramos mucho

- que lo pasáramos bien juntos



¿Veis?


O digo:


- Me gusta que tenga sentido del humor


O digo:


- Me gustaría que tuviera sentido del humor





o digo:


- deseo que le guste leer


O digo:



- desearía que le gustase leer




O digo:


-Deseo que nos queramos mucho


O digo:


- Me encataría que nos quisiéramos mucho






O digo:


- Quiero que lo pasemos bien juntos 


O digo:


- Querría que lo pasáramos bien juntos



Presente de indicativo de verbos de deseo/ presente de subjuntivo

O:

Condicional / Imperfecto de subjuntivo



Practicad repitiendo varias veces estas frases, hasta que podáis automatizar un poquito esta equivalencia.



Cuando Montse le pregunta a Alejandra por las características físicas de su hombre ideal, ésta bromea con la descripción de un guaperas-collage con partes de varios actores considerados símbolos sexuales del celuloide, pero añade:



  • No, en serio



Que es lo que decimos cuando queremos hablar seriamente después de haber bromeado.



- No, en serio, no sé describir físicamente a mi hombre ideal porque no tengo preferencias en ese sentido



Montse, sarcástica, dice:



- Ya...la belleza interior




Y Alejandra dice que todo importa, pero que no tiene un modelo definido a priori, que no tiene un modelo predefinido. 







Las vamos a escuchar de nuevo y ahora las vamos a entender mucho mejor y además vamos a practicar con todos los tipos de descripción:






Coral :-Mi hombre ideal es un tío guapo, alto, sano, divertido y que le guste mucho viajar

Pilar :-¿Por qué alto? Tú tienes una estatura normal

Coral :-Ya, pero los altos me ponen…

Pilar :-Pues mi hombre ideal es un tío bastante normal, ni alto ni bajo, bien parecido, que vista con gusto, educado, que le guste charlar sobre las cosas…y…¡y que no sea machista!

Montse :-¡Qué chorradas!, ¿pero de verdad tenéis un hombre ideal? La media naranja no existe. Somos tías normales y nos relacionamos con tíos idem, no con príncipes azules de cuentos de hadas.

Alejnadra :-Bueno, Montse, todo el mundo tiene sus ideales, también en cuanto a pareja, es inevitable. La fantasía es buena, sólo es peligrosa si la confundes con la realidad.

Luisa :-¡Exacto! Luego te enrollas con quien te enrollas, pero tienes un hombre ideal

Pilar :-Venga, Luisa, mójate, ¿cómo es tu hombre ideal?

Luisa :-Pues yo sueño con un hombre que me quiera mucho, mejor aún, que esté loco por mí, que me comprenda, que sea detallista, que me acepte como soy y que sea fiel

Montse :-Tú lo que quieres es un robotito que esté pendiente de ti todo el día

Luisa :-¡Que no! Estábamos hablando de nuestro hombre ideal. A ver, guapa, doña critica-todo, seguro que tú también tienes un hombre ideal

Montse :-Claro, de momento Luis, por eso estamos juntos

Luisa :-¿Y por qué es ideal?

Monte :-No es ideal, pero estamos bien juntos. Compartimos muchos gustos y muchas aficiones, nos reímos mucho juntos, funcionamos bien en la cama y cada uno respeta el espacio personal del otro

Coral :-Muy pragmática, pero me gusta. ¿Y tú Alejandra?

Alejandra :-Vaya, ya veo que tampoco yo me libro. A ver…pues, no sé… Mi hombre ideal sería una persona que tuviera mucho sentido del humor, que le gustase leer, viajar, el cine, la naturaleza,…Por supuesto, que nos quisiéramos mucho y que lo pasáramos bien juntos

Montse :-¿Y físicamente?

Alejandra :-A ver, a ver, la cara de Antonio Banderas, la sonrisa de George Cloony, el culito de Brad Pitt, los ricitos de Eric Bana en Troya,…¿Sigo? No, en serio, no sé describir físicamente a mi hombre ideal porque no tengo preferencias en ese sentido. 

Montsse :-Ya…la belleza interior

Alejandra :-No, todo importa, pero no tengo un modelo definido a priori




* * *





Bien, amigos, esperamos que nuestro podcast os haya ayudado a consolidar el uso de los elementos que conforman una descripción, así como que os permita practicar y afianzar las formas gramaticales y comunicativas de hacerlo. Tenéis muchos más recursos para seguir perfeccionando vuestro español en www.spanishpodcast.org, en nuestro sitio web, así como paquetes de Audioejercicios de unos 40 minutos de duración para afianzar y consolidar el trabajo de muchos de los episodios.

Ánimo con vuestro aprendizaje. Por nuestra parte, volvemos en unos días con un nuevo podcast y con nuevos materiales del Blog, del Espacio Vocabulario, con nuevos álbumes de Fotografías Comentadas y con más videos subtitulados en Spanishpodcast Youtube, al que podéis acceder desde nuestra propia web.

De nuevo gracias por vuestra fidelidad, por vuestros comentarios y por vuestro soporte a nuestro proyecto. Sólo puedo decir que sois magníficos y que merece la pena trabajar para vosotros. Nuestros más cordiales saludos desde una de las ciudades mediterráneas con más alegría de vivir: Barcelona.

Hasta pronto, amigos.

 


http://www.spanishpodcast.org

info@spanishpodcast.org


 © Spanishpodcast, 2007-2017