Locas rebajas

 


 Locas rebajas


Hello and welcome to Spanishpodcast. I am Mercedes speaking to you from Barcelona. In our 114th episode Lola and Susi talk about january´s discounts in Spain. Lola is an usual consumer of solds but Susi has this time some raisons to not go compulsive shopping. Interesting chattinh about this topic.

Hola amigos y bienvenidos a Español Podcast. Soy Mercedes y os hablo desde Barcelona. En nuestro episodio nº 114, Lola y Susi hablan de las rebajas de enero. Lola es una compradora habitual en época de rebajas, pero Susi, en esta ocasión tiene varios motivos para no ir de compras compulsivamente. Interesante charla sobre este tema.


Episodio nº 114: Locas Rebajas. ¡Vámonos de rebajas!…O no…





Lola :-Susi, hola guapa, ¿cómo prueba el año?

Susi :-¡Lola, qué sopresa! Pues…bien, de momento. ¿Y tú, cómo estás?

Lola :-Un poco harta de tanta comida familiar y de tantos excesos

Susi :-Sí, yo igual, estoy de comida y de dulces hasta el moño

Lola :-¡Tú dirás…! Bueno, al menos, la fiesta de Nochevieja fue genial

Susi :-¡Y que lo digas! Lo pasamos de miedo, aunque el día 1 estuve todo el día para el arrastre

Lola :-Normal. Mira, por eso te llamo. Mañana empiezan las rebajas y yo tengo muchas ganas de comprarme un montón de cosas

Susi :-Pues yo no lo tengo tan claro. No necesito nada

Lola :-ja ja ja ja…¡Ya!

Susi :-Pues…aunque te rías, es así. Tengo más ropa de la que uso normalmente y además, con los gastos de Navidad, voy muy justa y tendré que apretarme el cinturón para pasar todo enero

Lola :-Me parece que estás exagerando

Susi :-Lola, que soy mileurista

Lola :-Bueno, mujer, pero cien euritos los sacas de cualquier sitio

Susi :-Pues no, los saco del sueldo. Además, Lola, cada vez odio más  el rollo de las rebajas: cientos de personas en busca de gangas, empujones, agobio,…No sé, es como decir: vamos de rebajas porque toca, aunque tengas de todo, aunque estés mal de pasta y aunque sea un agobio

Lola :-Chica, ¿pero, qué te pasa? No te conozco…Antes te chiflaba que nos fuéramos de rebajas

Susi :-Antes ganaba más pasta y era más caprichosa

Lola :-¿Y ahora?

Susi :-Me lo pienso más, valoro mejor mis necesidades, calculo mejor lo que puedo gastar y además intento separar el hecho de “pasarlo bien” del hecho de gastar y consumir

Lola :-Susi, de buen rollo, pero me estás amargando las rebajas

Susi :-Pues no lo pretendía, Lola, pero las cosas cambian…

Lola :-Vale, tía, rebajas aparte, ¿nos vemos y tomamos un café? Tengo que hablarte de Emilio, el tío que conocí en la fiesta de fin de año

Susi :-Claro, vente a casa este tarde. He hecho un bizcocho de limón que me ha quedado buenísimo. Te invito a merendar

Lola :-Vale, ¿a las 6?

Susi :-A las seis. Hasta luego


*  *  *  *


Queridas amigas y queridos amigos, en estas fechas, después de Reyes -así lo decimos aquí-, a partir del 7 de enero, empieza la locura: las rebajas.

Y ¿qué son las rebajas? Pues una rebaja es una reducción del precio habitual de una cosa. Las rebajas son la bajada de precios de artículos diversos de consumo, pero, sobre todo, de la ropa.

La ropa de hombres, mujeres y niños se rebaja: baja y baja y vuelve a bajar, “rebaja”, se rebaja el precio.

Normalmente la rebaja suele ser entre un 10 y un 50 por ciento, aunque hay artículos que llegan a rebajarse hasta un 70% de su precio inicial.


Podemos decir:

- Este abrigo está muy rebajado

O:

- Este abrigo tiene mucha rebaja

O:

- Este abrigo tiene mucho descuento


Cuando algo está rebajado un 50%, decimos que está:


- A mitad de precio




Para hablar de estos temas decimos, por ejemplo:


- Este jersey tiene un descuento de un 25 por ciento

O:

- Esta falda está muy rebajada, cuesta la mitad (o está a mitad de precio)

O:

- Mira esos vestidos tan monos…Fíjate, están todos a mitad de precio

O:

- Este abrigo de lana vale la pena, está a mitad de precio 

O:

- Esta americana está fenomenal de precio, está al 50 por ciento

O:

  • Mira, los jerseys de marca están rebajados sólo un 10%




A todo este ritual se le llama:


- Ir de rebajas


Bueno, pues Lola llama a Susi para proponerle ir juntas de rebajas. Se saludan, se preguntan qué tal va el año nuevo, y ambas se confiesan recíprocamente que:


- Están un poco hartas de tanta comida familiar y de tantos excesos


La Navidad es una época en la que se hacen muchas comidas en familia, comidas muy copiosas, con grandes platos de marisco, de pescado, de carne, dulces, turrones, vino, cava, champán,…excesos, muchos excesos.

Un exceso es una superabundancia de algo, una exageración, un cierto abuso. En este caso, en Navidad se come bastante más de lo habitual, de lo normal, se bebe más, se abusa de los dulces, se cometen toda clase de excesos gastronómicos.



- Si comes bastante más de lo normal, haces excesos con la comida


- Si bebes más de lo habitual, haces excesos con la bebida


- Si gastas más de lo que habías planificado, haces excesos en el gasto, o gastas excesivamente



Susi usa una forma coloquial para decir que está harta de excesos gastronómicos. Dice:


- Estoy hasta el moño


Que es:


- Estoy harta

- Estoy hasta las narices

- No puedo más con los excesos




Ambas amigas coinciden, no obstante, en que la fiesta de Nochevieja fue genial. Así llamamos, en español, a la última noche del año:


- Nochevieja


Noche en la que tomamos doce uvas al son de las últimas doce campanadas de la medianoche, como ritual para atraer la buena suerte para el nuevo año.


Lola contesta:


- Lo pasamos de miedo


En este caso, “pasarlo de miedo” es “pasarlo fenomenal”, “divertirse a lo grande”, disfrutar a tope de la fiesta y de la situación.

Susi dice que sí, que fue genial, pero que la fiesta le pasó factura al día siguiente, el día 1 de enero, porque estuvo todo el día terriblemente cansada. Lo dice así:


- La fiesta fue genial…

- …aunque el día 1 estuve todo el día para el arrastre


Es decir, hubo “un pero”, un impedimento, un obstáculo para que todo fuera perfecto, y es que yo lo pagué al día siguiente encontrándome fatal, con resaca, mareada, y muy, muy cansada. Un “aunque” usado con indicativo, porque le damos una nueva información al otro, que el otro no sabía:


- …pero al día siguiente estuve muy cansada

- todo bien, aunque no todo fue perfecto porque -te informo- al día siguiente me encontré mal


Otras frases serían:


- Paco y yo nos llevamos muy bien, aunque tenemos discusiones como todas las parejas

O:

- Sí, sí, me gusta mucho el vestido, aunque el escote es un poco llamativo

O:

- La fiesta fue genial, aunque al día siguiente yo estuve todo el día para el arrastre


Para el arrastre”, estar para el arrastre quiere decir estar cansadísima. O también se dice, al día siguiente, Susi estuvo hecha polvo, estuvo molida, sin fuerzas para nada: estuvo para el arrastre.


Lola le dice que la llama porque:


- Mañana empiezan las rebajas 

Y:

- Tengo muchas ganas de comprarme un montón de cosas


Para sorpresa de Lola, Susi responde:


- Pues yo no lo tengo tan claro


Este “lo” es un pronombre neutro que sustituye toda la frase de Lola. Susi podría haber dicho:


- Pues yo no tengo claro eso de comprar un montón de cosas


Pero para eso están estas minúsculas partículas que son los pronombres, para sustituir una frase entera y agilizar la conversación:


- Pues yo no lo tengo tan claro

- No lo veo tan claro como tú 



Lola, incialmente, cree que Susi está de broma, que le toma el pelo, por eso ríe y le dice:


- Ja ja ja ja….¡ya!


Este “¡Ya!”, aquí, es como decir:


- Claro, claro, seguro que no quieres ir de rebajas…¡qué risa!


Pero Susi no está bromeando y por eso le dice:


- Pues…aunque te rías, es así


Aquí tenemos este otro típico “aunque” muy usado en español, con subjuntivo, con valor de:


- A pesar de que…


- A pesar de que te rías, es cierto

- Aunque te rías, es así


Algunos de vosotros estaréis pensando por qué no usar indicativo en este caso, a ver, por qué no, puesto que es real que Lola se está riendo, no es ni probable, ni posible, está pasando mientras conversan, es un hecho. Y tenéis razón. Este no es el “aunque” claro y sencillo que se refiere a hechos probables futuros y dudosos y que va de la manita con su novio subjuntivo. 

Pero es que ésa es la clave: nuestro subjuntivo, ese exótico caballero de la lengua, no siempre responde a las reglas más generales, es muy exquisito y siempre anda por ahí matizando esto y lo otro.

En este caso, el matiz se refiere a si se trata de una información nueva para una de nuestras amigas, o es una información compartida y conocida por ambas.

Si Susi le diera una nueva información a Lola, lo haría en indicativo. Pero que Lola se ríe, lo saben ambas. Y ahí ese énfasis, esa ironía sobre lo sabido, esa posición subjetiva de Susi que va más allá de lo meramente descriptivo, para pasar al terreno de la valoración. Y va con subjuntivo, sí señor.  



Y tan importante es, amigos, saber este asunto de si la información es nueva o es sabida, como la de saber si son hechos reales o probables. 



Podría decirse en indicativo así:

- Tú te ríes, pero es cierto

- Puedes reírte cuanto quieras, pero el hecho es así

- Sí, sí, ríete, pero yo no lo veo tan claro


Sin embargo, probablemente no diríamos:

- Aunque te ríes, es así


Sino:


- Aunque te rías, es así


Equiparando este “aunque” a:


- Por mucho que te rías, es así

- Pese a que te rías, me pasa esto

- Por más que te rías, yo no lo veo claro


A veces, lo explicamos usando “pero” y “aunque” conjuntamente, como en esto ejemplos:


- Me duele mucho la cabeza, pero no por ello pienso perderme el concierto de rock

Que es:

- Me duele mucho la cabeza, pero aunque me duela, no pienso perderme el concierto de rock

Que es:

Ya hemos hablado de mi dolor de cabeza; tú lo sabes; compartimos esta información, estamos hablando del asunto; pero no me importa que me duela, yo voy al concierto; y yo te digo:

- Aunque me duela, iré al concierto



O:



Dos amigos conversan:

- Pues sí, me han ofrecido un trabajo mejor pagado, pero son el doble de horas

- ¿Y qué piensas hacer?

- Aunque gane menos en mi actual trabajo, lo prefiero


¿Entendéis un poquito por dónde van los tiros? Tranquilos, seguiremos explicándolo siempre que salga a colación, y seguiremos poniendo ejemplos hasta que os resulte familiar.



Susi dice:


- Tengo más ropa de la que me pongo habitualmente


Prestad atención a este tipo de frase:

- Más … de lo que…

Como en estos casos:


- Gano más dinero del que puedo gastar

- Tengo menos dinero del que me gustaría tener

- Le perdono más cosas de las que debería, pero es que le quiero

- Recibo diariamente más emails de los que puedo leer

- Tengo menos salud de la que me gustaría


Más de lo que…, más del que…, más de la que…, más de los que…, más de las que…(y lo mismo con “menos”).



Susi dice:


- Tengo más ropa de la que me pongo normalmente


Es decir:


- Tengo mucha ropa y no puedo usarla toda


Y añade:


- Además, con los gastos de Navidad…

Porque en Navidad se gasta más dinero de lo habitual: comida, bebida, fiestas, regalos,…un sinfín de cosas que nos desequilibran el presupuesto.


Por eso dice Susi que con los gastos de Navidad:


- Voy muy justa


“Ir justo de dinero” es tener poco, o tener lo justo para cubrir las necesidades diarias, pero poco más.


Y añade:


- Tendré que apretarme el cinturón

O sea:

- Me veré obligada a hacer economías

O:

- Será necesario distribuir con sabiduría el poco dinero que tengo para todo el mes de enero



Lola le dice que exagera, que no es para tanto. Y Susi le recuerda que es “mileurista”, es decir, que gana alrededor de 1000 euros al mes.

Y Lola, erre que erre, insiste en que:


- Cien euritos los sacas de cualquier sitio


Y Susi, mosqueada ya, le dice que no los saca de cualquier sitio, sino del sueldo, de lo que cobra cada mes por su trabajo.

Susi ya está un poco embalada y está dispuesta a decirle a Lola lo que piensa de las rebajas:


- Cada vez odio más el rollo de las rebajas


Cada vez más” es “progresivamente”, más y más con el paso del tiempo. Y “el rollo”, en este caso, es el tema, el asunto, pero con un matiz un poco despectivo:


- Odio el rollo de los exámenes, un mes sin salir de casa y con los nervios a flor de piel

O:

- No soporto este rollo de tener que darle la razón al jefe, cuando estoy en total desacuerdo con él



¿Y por qué las rebajas son un rollo para Susi?


Pues porque:


- Hay cientos de personas en busca de gangas


Cientos de personas a la búsqueda desesperada de conseguir lo mejor, lo más bonito y los más barato: eso es una ganga. 

Una ganga es algo magnífico -para nosotros- a un precio estupendo, es decir, muy, muy rebajado. Una ganga es un chollo, un saldo, una bicoca (mira qué palabra más bonita: bicoca). Y en rebajas, todo el mundo busca gangas.


- Hay empujones


Los empujones son los golpes que los otros te dan para apartarte de su camino.


Y:


- El agobio


El agobio es el sofoco, el agotamiento y el fastidio; el agobio es el cansancio extremo mezclado con una cierta opresión, con un poco de ansiedad.



Susi dice, además:


- Es como decir: vamos de rebajas porque toca


Decimos que “algo toca” cuando es casi obligado hacerlo, cuando todos lo hacen y siempre es igual.


Aunque….


Aquí está nuestro amigo “aunque”, con subjuntivo, constantemente usado en español cuando señalamos un obstáculo a una información conocida y compartida por los interlocutores, como es la de que mucha gente probablemente tiene más ropa de la que puede ponerse, posiblemente está mal de dinero y quizás se agobia en el barullo de las rebajas, pero, aún y así, va de rebajas porque “toca”; es decir, vas de rebajas:


- Aunque tengas de todo

- Aunque estés mal de dinero

- Aunque sea un agobio



Es decir:


- A pesar de tener el armario lleno

- A pesar de no tener mucho dinero

- A pesar de ser un rollo agobiante


- Hay que ir de rebajas


¿Y nos volvemos a preguntar por qué no utilizar el indicativo en estas frases?

 

Pues porque Susi no se está refiriendo específicamente a su propia situación personal, sino que generaliza a situaciones posibles para mucha gente: tener el armario lleno, poco dinero, pero ir de rebajas, probablemente le pase a bastante gente, aunque no a toda, claro.


Esta es la diferencia, a veces, para usar indicativo o subjuntivo con “aunque”: la certeza o la probabilidad en relación a un hecho, por un lado. Y también el hecho de estar hablando de algo conocido para ambas personas. 


Lola lo flipa:


- Chica, ¿pero qué te pasa?, no te conozco. Antes te chiflaba que nos fuéramos de rebajas


Susi, tranquila, dice:


- Antes ganaba más dinero y era más caprichosa


Antes, Susi ganaba más dinero por su trabajo, tenía un sueldo más alto y era más caprichosa: cuando tenía un capricho, un deseo imperioso, un antojo…¡lo satisfacía!

Lola, asustadita perdida ya, dice:


- ¿Y ahora?


Y Susi le aclara:


- Me lo pienso más

- Valoro mejor mis necesidades

- Calculo mejor lo que puedo gastar 


Es decir:


- Reflexiono más sobre lo que voy a hacer

- Me paro a pensar si necesito algo, o no

Y:

- Asumo lo que puedo gastar y lo que no



Y añade:


- Además, intento separar el hecho de pasarlo bien del hecho de gastar y consumir



 Sí, amigos, porque todos sabemos que, a veces, gastar, consumir y pasarlo bien van unidos, pero otras muchas veces no, y…quizás hay que aprender a separar ambas cosas cuando es necesario.


Lola dice:


- Susi, de buen rollo…


De buen rollo”, solemos decirlo cuando te vamos a decir algo desagradable, pero no queremos ofenderte.

Por eso le dice:


- Susi, de buen rollo, me estás amargando las rebajas



Es decir:


- Me estás fastidiando las compras y la ilusión


Finalmente, quedan por la tarde para merendar en casa de Susi y hablar del último ligue de Lola.


*  *  *  *



Escuchémoslas de nuevo:


 


Lola :-Susi, hola guapa, ¿cómo prueba el año?

Susi :-¡Lola, qué sopresa! Pues…bien, de momento. ¿Y tú, cómo estás?

Lola :-Un poco harta de tanta comida familiar y de tantos excesos

Susi :-Sí, yo igual, estoy de comida y de dulces hasta el moño

Lola :-¡Tú dirás…! Bueno, al menos, la fiesta de Nochevieja fue genial

Susi :-¡Y que lo digas! Lo pasamos de miedo, aunque el día 1 estuve todo el día para el arrastre

Lola :-Normal. Mira, por eso te llamo. Mañana empiezan las rebajas y yo tengo muchas ganas de comprarme un montón de cosas

Susi :-Pues yo no lo tengo tan claro. No necesito nada

Lola :-ja ja ja ja…¡Ya!

Susi :-Pues…aunque te rías, es así. Tengo más ropa de la que uso normalmente y además, con los gastos de Navidad, voy muy justa y tendré que apretarme el cinturón para pasar todo enero

Lola :-Me parece que estás exagerando

Susi :-Lola, que soy mileurista

Lola :-Bueno, mujer, pero cien euritos los sacas de cualquier sitio

Susi :-Pues no, los saco del sueldo. 

Además, Lola, cada vez odio más  el rollo de las rebajas: cientos de personas en busca de gangas, empujones, agobio,…No sé, es como decir: vamos de rebajas porque toca, aunque tengas de todo, aunque estés mal de pasta y aunque sea un agobio

Lola :-Chica, ¿pero, qué te pasa? No te conozco…Antes te chiflaba que nos fuéramos de rebajas

Susi :-Antes ganaba más pasta y era más caprichosa

Lola :-¿Y ahora?

Susi :-Me lo pienso más, valoro mejor mis necesidades, calculo mejor lo que puedo gastar y además intento separar el hecho de “pasarlo bien” del hecho de gastar y consumir

Lola :-Susi, de buen rollo, pero me estás amargando las rebajas

Susi :-Pues no lo pretendía, Lola, pero las cosas cambian…

Lola :-Vale, tía, rebajas aparte, ¿nos vemos y tomamos un café? Tengo que hablarte de Emilio, el tío que conocí en la fiesta de fin de año

Susi :-Claro, vente a casa este tarde. He hecho un bizcocho de limón que me ha quedado buenísimo. Te invito a merendar

Lola :-Vale, ¿a las 6?

Susi :-A las seis. Hasta luego


                          * * *


Amigos, empecemos el año con nuevas ilusiones respecto al idioma que estáis aprendiendo o perfeccionando: el español. Dedicadle un ratito cada día, pensad despacito en las cosas que os explicamos, repetid frases y locuciones para automatizar, charlad con vuestros amigos en español…Desde aquí os enviamos todo nuestro apoyo y entusiasmo, y esperamos seguir poniendo nuestro granito de arena durante todo 2010. Con nuestros mejores deseos para el nuevo año, nos despedimos de vosotros hasta muy prontito. Aquí nos encontraremos. Chao.




          •                   * *




http://www.spanishpodcast.org

info@spanishpodcast.org




 © Spanishpodcast, 2007-2017