Dar caña

  


Dar caña


Hello dear friends, and welcome to Spanish Podcast. I'm Mercedes and I am speaking to you from Barcelona. In our 128th episode (Dar caña), Susan and María have today another exchange. Susan is worried because she believes that progresses very slowly with her Spanish. Miguel wants to introduce his family and Susan wants to be fluent at Miguel home. Susan asks for help to María and she gives good advices to progress faster.


Hola queridos amigos, y bienvenidos a Español Podcast. Soy Mercedes y os hablo desde Barcelona. En nuestro episodio número 128 (Dar caña), Susan y María tienen hoy otra de sus sesiones de intercambio. Susan está preocupada porque cree que avanza muy despacio con su español. Miguel quiere presentarle a su familia y Susan quiere hablar con fluidez en casa de Miguel. Susan le pide ayuda a María y ella le da buenos consejos para progresar más deprisa.


Episodio nº 128: Quiero que me des caña. ¿Y vosotros? ¿Queréis que yo os dé un poco más de caña con vuestro español? Pues sólo tenéis que acompañarme un ratito, y os prometo marcha. ¡Venga!, ¡vamos a practicar buen español!




Susan :María, soy…preocupada…Ay, ay, ya empiezo mal; estoy preocupada

María :¿Por qué?, ¿qué te pasa?

Susan :Miguel me ha invitado a cenar en su casa la próxima semana

María : ¡Qué bien, no?

Susan :Sí, claro, pero estoy preocupada sobre…por mi español

María : ¿Pero por qué? Progresas mucho en todo: en comprensión, en expresión oral, en fluidez,…

Susan :Sí, pero iré a casa de Miguel y…¿me poneré…, pondré, me pondré?…, me pondré nerviosa, olvidaré todo y pareceré una estúpida chica extranjera que entiende nada

María : En este caso, doble la negación, ¿recuerdas?: Pareceré una chica que no entiende nada

Susan :Eso. María, por favor, ayúdame. Yo quiero que tú das caña a mí para avanzar más rápido

María : De acuerdo. Genial tu uso de locuciones coloquiales como “dar caña”; pero fíjate, has dicho “quiero” y luego has especificado qué quieres de mí…¿entonces?

Susan :Oh, my God, ¿ves cómo no progreso? Sé perfectamente que si quiero que tú hagas algo que tiene efectos sobre mí, necesito decirlo en subjuntivo, pero lo olvido constantemente

María :Tranquila, Susan, venga, di tu solita la frase, sin mi ayuda

Susan :OK, María: yo quiero que tú des…des caña a mí para avanzar con mi español

María :Fenomenal, pero te daré un poquito más de caña:ahora, sin los pronombres sujeto (ni yo, ni tú), y sustituye “a mí” por “me”

Susan :Uff, a ver: María, quiero que… me… que me des caña para avanzar con mi español

María :¡Perfecto, Susan!, ¿ves?, lo sabes, sólo tienes que pensarlo un poco…¡y sale! ¡De acuerdo, venga, te daré caña! Añadiremos más cosas que puedes hacer. Por ejemplo, es importante que leas todas las mañanas un periódico español mientras desayunas

Susan :That´s right

María :Es conveniente que aproveches todas las situaciones de la vida cotidiana para hablar español: en la tienda, en el súper, en la cafetería, en la pelu,…pero no sólo lo imprescindible, no, enróllate como una persiana

Susan :Vale, lo haré, ¿qué más?

María :Pues…es muy útil que alquiles películas españolas y las veas en casa, pero sin angustia, porque no vas entenderlo todo, pero eso amplía mucho la comprensión auditiva y de la situación, la expresión oral, el vocabulario, las frases coloquiales,…¡todo!

Susan :Correcto, haré todo eso

María :Es mejor que no veas la CNN, ni la BBC, de momento. Es preferible que veas canales españoles de televisión y que oigas y veas todas las noticias en español

Susan :Bien

María :Pero sobre todo, es necesario que te tranquilices. Llevas muy buen ritmo de aprendizaje, pero no hay milagros. Todo el mundo que aprende una lengua, comete errores. No hay aprendizaje sin error

Susan :Lo sé, lo sé, y es verdad. Necesito que tranquilizar

María :Tú necesitas y tú te tranquilizas

Susan :Sí, sí, espera, no hay dos sujetos, entonces no hay “que” y no hay subjuntivo

María :Eso es, haz la frase ahora

Susan :Necesito tranquilizar, ¿verdad? Verbo de necesidad+infinitivo, si es el mismo sujeto en las dos oraciones

María :Añade -me

Susan :¿Sorry?

María :Necesito tranquilizar…¿a quién?

Susan :Oh, sí, es interminable: necesito tranquilizarme

María :¡Sobresaliente!,¡un diez!

Susan :Ya sé que no, just a “suficiente”

María :No te preocupes. Ayer Miguel te invitó a cenar a su casa, con sus padres, y te has puesto nerviosa, pero mañana lo verás todo diferente. Y la noche de la cena, su familia va a ver lo estupenda persona que eres y no tu nivel de español

Susan :¡Ojalá tienes…ojalá tengas razón!

 



********




Esa es la situación: Susan va a conocer a la familia de Miguel. Llevan semanas saliendo y Miguel la ha invitado a cenar a su casa para que conozca a su familia. Susan quiere entender todo lo que le digan y quiere tener fluidez y corrección al charlar en español, al contestar preguntas,…en fin, ¡casi nada! Le plantea abiertamente su preocupación a María:


- María, soy preocupada…Ay, ay,…empiezo mal: estoy preocupada


Típico error de traducción de I´m worried about…Hay que recordar que en español no existe:


- Soy preocupado

- Ser preocupado



El verbo es o:



- Preocuparse (Me preocupa la actual crisis económica)

 

O:


- Estar preocupado (Estoy preocupada por la cena con la familia de Miguel)




Es decir:



- Me preocupa + el objeto de la preocupación




O:



- Estoy preocupado + POR + el objeto de la preocupación





María se sorprende al ver a Susan tan alterada, por eso le pregunta:



- ¿Por qué? (¿Por qué estás preocupada?)

+

- ¿Qué te pasa?



Y Susan le explica que Miguel la ha invitado a cenar a su casa (o en su casa, también) la próxima semana. A María le parece una noticia estupenda, por eso dice:


- ¡Qué bien, no?


Y Susan le dice:


- Sí, claro, pero estoy preocupada sobre…, eeeeeeh…, por mi español



María no entiende su preocupación:


- ¿Pero por qué? Progresas mucho en todo: en comprensión, en expresión oral, en fluidez, …



Y es verdad. Susan entiende deprisa lo que oye, y contesta con una cierta agilidad y corrección, con fluidez, a pesar de no llevar excesivo tiempo con el español.


Pero nuestra Susan está preocupada porque quiere causar una buena impresión a la familia de Miguel y piensa:

 


- Quiero entender lo que hablan entre ellos

- Quiero entender lo que dicen

- No quiero quedarme parada pensando…

- Quiero responder con agilidad, con fluidez,…

- Ese día, quiero dominar mejor el español

- No quiero sentirme insegura

- Quiero estar tranquila, no ponerme nerviosa



Le dice a María:


- Iré a casa de Miguel y…¿me…pondré…?…, OK, me pondré nerviosa, olvidaré todo y pareceré una estúpida chica extranjera que entiende nada


¡Madre mía! Pero si Susan habla muy bien español,…pero ella quiere más.


¿Os habéis fijado? Ella, Susan, tiene que pensar este uso tan normal y frecuente para los nativos españoles, con el verbo poner (se), que indica un cambio de estado, o una reacción ante una situación.


Es:


- Poner (se)



- Adjetivo




Por ejemplo:



- Me pongo muy nervioso en los exámenes


O:


- David se pone muy nervioso cuando tiene que hablar en público


O:


- Rosa se pone muy nerviosa cada vez que tiene que entrevistarse con su ex para hablar de los niños


O:


- Tranquilo, no te pongas nervioso, tienes que estar tranquilo para tu entrevista de trabajo


O:


- Durante el concierto se prendió fuego en el escenario, pero aunque lo apagaron inmediatamente, los asistentes se pusieron muy nerviosos y hubo escenas de pánico




Etc.



Pues eso cree Susan: que se pondrá nerviosa, que olvidará todo y que parecerá una tonta que entiende nada.


Ahí, María le recuerda que en este tipo de frases, hay doble negación en español, y que es muy diferente del inglés. Cuando hay un término negativo después del verbo, necesita otra negación antes del verbo. Esta frase es típica:


- No sé nada


O:


- No vino nadie a la fiesta


O:


- No hay ningún problema


O:


- No se pone nunca al teléfono


Etc.




Así, cuando Susan dice:


- Pensarán que es una tonta que entiende nada


Es una frase incorrecta. Sería:


- Pensarán que es una tonta que NO entiende nada




Susan le pide ayuda a María para avanzar más deprisa:


- Por favor, ayúdame



Y especifica lo que quiere:


- Quiero



“Quiero”, verbo prodigioso que tenemos que aprender a usar, en su forma más sencilla:


- Quiero un helado (quiero + sustantivo)


O:


- Quiero viajar por todo el mundo (quiero + infinitivo: yo quiero algo que recae sobre mí mismo, viajar; yo lo quiero y seré yo mismo quien lo haga -mismo sujeto de querer y de viajar-)


O:


- Quiero que…


En este caso, yo quiero algo que otra persona hará y que tendrá efectos o influencia sobre mí; yo tengo un deseo sobre otra persona distinta a mí; o quiere que yo haga algo por ella. Por lo tanto:



- QUIERO  +  QUE  +  SUBJUNTIVO



Esto hay que grabarlo a fuego en nuestra área cerebral en la que guardamos las claves sobre los diversos usos del subjuntivo en español.


Regla fundamental:



  • Hay dos personas



  • Una quiere influir de alguna manera sobre la otra; o hacer o decir algo que influirá en la otra



  • Hay dos oraciones



  • La primera con un verbo principal en indicativo, un verbo que puede significar:querer, desear, valorar, necesitar, aconsejar, mandar, influir, dudar, expresar sentimientos subjetivos, expresar incertidumbre o inseguridad, expresar posibilidades, plantear hipótesis, etc.



  • Hay un nexo entre las dos oraciones: QUE



  • El verbo de la otra oración va en subjuntivo





Venga, unos cuantos ejemplos con esta regla:


- Quiero que me ayudes (yo quiero que tú me ayudes a mí)

- Necesito que me aconsejes (yo necesito que tú me aconsejes a mí)

- ¿Quieres que te traiga un helado? (Yo a ti)

- Mis padres desean que Jorge y yo nos casemos (ellos -nos- desean algo a nosotros)

- El jefe nos sugiere que hagamos horas extra para acabar el trabajo (él a nosotros)

- La empresa ha prohibido a los trabajadores que secunden la huelga (ella a ellos)

- Carlos le ha dicho a Sonia que se decida de una vez entre Raúl y él (él a ella)

- Isabel duda mucho que le suban el sueldo el próximo año (ella, en relación a su empresa)

- No estoy seguro de que Blanca me perdone mi infidelidad (yo dudo sobre Blanca)

- Me alegro mucho de que progreses con tu español (yo me alegro de que tú progreses)



Queridas amigas y queridos amigos, cambiemos el chip y aprendamos bien las reglas de uso del subjuntivo. Hay que estudiarlas, entenderlas y practicar con ellas, pero no son tan difíciles. Eso sí, hay que entender cómo funciona.


Susan se equivoca al principio, por eso dice:


- María, por favor, ayúdame, yo quiero que tú das caña a mí para avanzar más rápido



“Dar caña” es influir en algo para acelerar un proceso, para que algo vaya más deprisa; es inyectar energía, fuerza y velocidad para que algo funcione con más ritmo, con más marcha.

También se usa dar caña en el sentido de provocar a otro, o de discutir con otro con una cierta agresividad. Incluso de reñir a alguien, de echarle una buena bronca. Pero aquí lo usamos en el sentido de imprimir ritmo, velocidad e intensidad a un proceso.

No confundir con “dar con una caña” (golpear con un palo, una caña); ni con tomar una caña en un bar de tapas. No, esta locución es:



  • Dar caña


Tal cual.


También se dice mucho:


- Meter caña



Como por ejemplo, en:


- Pedro no estudia nada y tiene los exámenes dentro de una semana. Dale caña a ver si se pone las pilas y empieza a estudiar


O:


- Estoy agotado. El entrenador nos ha metido mucha caña durante el entrenamiento


O:


- En el programa de televisión, le dieron mucha caña al presidente del gobierno: le llovieron las críticas por su mala gestión


O:


- Va, Juan, dale caña al coche, no vamos a llegar a tiempo a la fiesta





Susan ha usado muy bien la expresión coloquial “dar caña”, pero ha empezado la frase con:



- Quiero…



Y le está pidiendo una acción a otra persona, a María; por lo tanto, María la ayuda a construir la frase correctamente:




- María, yo quiero que tú…des…des caña a mí, para avanzar




La frase es correcta, pero un nativo no la diría así: eliminaría el “yo” y el “tú” y pondría el “me” en lugar del “a mí”. Por eso, María, con calma, le hace reflexionar sobre ello:


- Venga, Susan, otro intento sin los pronombres sujeto (ni yo, ni tú) y sustituye “a mí” por “me”


Susan resopla:


- Uff


- A ver, María, quiero que…que…me…que me des caña para avanzar con mi español



María le hace ver que lo sabe, que sólo tiene que pensarlo un poco y ¡sale! Por eso le dice:


- De acuerdo, venga, te daré caña



Y ahora, María le va a enumerar una serie de cosas útiles que ayudarán mucho a Susan para progresar más y mejor. Pero esto lo vemos en el próximo episodio. De momento, escuchamos de nuevo el fragmento del diálogo que hemos analizado hoy, entre María y Susan, para comprender y fijar, ahora mucho mejor, todo lo que hemos trabajado hasta aquí.








Susan :María, soy…preocupada…Ay, ay, ya empiezo mal; estoy preocupada

María :¿Por qué?, ¿qué te pasa?

Susan :Miguel me ha invitado a cenar en su casa la próxima semana

María :¡Qué bien, no?

Susan :Sí, claro, pero estoy preocupada sobre…por mi español

María :¿Pero por qué? Progresas mucho en todo: en comprensión, en expresión oral, en fluidez,…

Susan :Sí, pero iré a casa de Miguel y…¿me poneré…, pondré, me pondré?…, me pondré nerviosa, olvidaré todo y pareceré una estúpida chica extranjera que entiende nada

María :En este caso, doble la negación, ¿recuerdas?: Pareceré una chica que no entiende nada

Susan :Eso. María, por favor, ayúdame. Yo quiero que tú das caña a mí para avanzar más rápido

María :De acuerdo. Genial tu uso de locuciones coloquiales como “dar caña”; pero fíjate, has dicho “quiero” y luego has especificado qué quieres de mí…¿entonces?

Susan :Oh, my God, ¿ves cómo no progreso? Sé perfectamente que si quiero que tú hagas algo que tiene efectos sobre mí, necesito decirlo en subjuntivo, pero lo olvido constantemente

María :Tranquila, Susan, venga, di tu solita la frase, sin mi ayuda

Susan :OK, María: yo quiero que tú des…des caña a mí para avanzar con mi español

María :Fenomenal, pero te daré un poquito más de caña:ahora, sin los pronombres sujeto (ni yo, ni tú), y sustituye “a mí” por “me”

Susan :Uff, a ver: María, quiero que…ww me… que me des caña para avanzar con mi español

María :¡Perfecto, Susan!, ¿ves?, lo sabes, sólo tienes que pensarlo un poco…¡y sale! ¡De acuerdo, venga, te daré caña! 




Amigos, recordad que además de nuestros podcasts con las transcripciones íntegras disponibles y gratuitas en www.spanishpodcast.org, tenéis también un blog lleno de contenidos de lengua española con el que aprenderéis y disfrutaréis. Recordad, asimismo, que podéis seguir ampliando y perfeccionando vuestro vocabulario en nuestra sección de idem, así como que podéis acceder a nuestros álbumes de fotografías con textos y a nuestros videos subtitulados en español en nuestra web. Aquí os esperamos en nuestro próximo episodio, para seguir compartiendo con vosotros clases de español desde todas las perspectivas posibles: lenguaje real en en diálogos fáciles, pequeñas dosis de gramática en cada episodio, expresiones coloquiales explicadas, dichos y refranes, y todo aquello que os ayuda a progresar con vuestro español.

Gracias por vuestra escucha y hasta pronto. Saludos muy afectuosos. Adiós.





http://www.spanishpodcast.org

info@spanishpodcast.org
































 







 © Spanishpodcast, 2007-2017