Al-Ándalus (La España musulmana)


Al-Ándalus

(La España musulmana)


Hello, my friends, and welcome to Spanishpodcast. I am Mercedes speaking to you from Barcelona. In our 135th episode (Al-Ándalus)  two friends and classmates, Rosa and Pepa, are talking about a school project about Muslim Spain of the Middle Ages, which for eight centuries was known as Al-Andalus. The Muslim conquered the Iberian peninsula (modern Spain), starting from the South (Andalusia at the present). It certainly was a rule but was also a rich exchange among cultures, languages, knowledge and technical advances that came a big progress to the muslim Spain.One of the most important legacies is the vast number of Arabic words into Spanish and provided we currently use routinely without knowing, frequently, their Arab origin. We go into a little bit to this historical period and know some of its manifestations.

Hola, amigos, y bienvenidos a Español Podcast. Soy Mercedes y os hablo desde Barcelona. En nuestro episodio nº 135 (Al-Ándalus), dos compañeras de colegio, Rosa y Pepa, comentan un trabajo escolar que hace Rosa sobre la España musulmana de la Edad Media, la que se conoció durante ocho siglos como Al-Ándalus. Los musulmanes conquistaron la península ibérica (la actual España) empezando por la zona sur, la actual Andalucía. Fue una dominación, ciertamente, pero fue también un intercambio de lenguas, culturas, y conocimientos técnicos, que hizo avanzar esa España musulmana con un progreso extraordinario. Uno de los legados más importantes es la inmensa cantidad de palabras que el idioma árabe aportó al español y que hoy usamos de manera habitual, sin conocer, muchas veces, su origen árabe. Vamos a acercarnos un poquito a este periódico histórico y a conocer algunas de sus manifestaciones.



Pepa :¿Qué haces?

Rosa :Un trabajo para el cole, sobre Al-Andalus.

Pepa :¿Al-Andalus?, ¿a qué te refieres?

Rosa :Sí, mujer, Al-Andalus, el nombre que los musulmanes dieron a la Península Ibérica, a Iberia -la España musulmana- durante los ocho siglos de dominación musulmana, del siglo VIII al siglo XV, o sea, desde el año 711 hasta 1492.

Pepa :¿Pero qué dices?, ¿tantos siglos estuvieron aquí los musulmanes? Ocho siglos son ochocientos años.

Rosa :Ya, claro, por eso un veinte por ciento (un 20%, fíjate) de todo el léxico español proviene del árabe.

La máxima concentración de estas palabras se dio en Andalucía, donde convivían árabes, cristianos y judíos.

Pepa :¡Menudo lío de lenguas, religiones y culturas, no?

Rosa :Sí, aunque, según la Historia, la cultura y la religión musulmanas convivieron con la cultura y la religión cristianas. Se produjo una especie de fusión muy compleja, pero también tremendamente enriquecedora.

A lo largo de ocho siglos, la ciencia, la literatura, las artes, la lengua, la cultura o la gastronomía árabe, traspasaron un legado muy valioso a la otra cultura, a la hispana. Con la ideología y la religión, la cosa no fue tan fácil, no se fusionaron de la misma manera, aunque había libertad religiosa para los judíos y los cristianos.

Pepa :O sea, que tenemos un pasado árabe de mucho peso.

Rosa :Árabe y musulmán.

Pepa :¿Cuál es la diferencia?

Rosa : Árabes son las personas que proceden de los países llamados árabes, por ejemplo Arabia Saudí o los Emiratos Árabes. Árabe es también la lengua árabe que se habla en países árabes y, por extensión, se les llama árabes a quienes la hablan. Muchas veces hablamos de lengua árabe y de cultura árabe, además de personas árabes.

Pepa : Y musulmán también, ¿no?

Rosa :No, no, qué va. Un musulmán es el que practica el Islam, la religión cuyo dios es Alá, cuyo profeta en la tierra fue Mahoma, y cuyo libro sagrado es el Corán. Pero no todos los árabes son musulmanes ni todos los musulmanes son árabes. Por ejemplo, hay comunidades chinas que son musulmanas porque su religión es el Islam, o pueblos indonesios, o comunidades bosnias, rusas, y otras. Para que lo entiendas bien, si tú te pasas a la religión mahometana, al Islam, tú pasarás a ser musulmana, aunque tu nacionalidad sea española.

Pepa :O sea, que te conviertes en moro.

Rosa : No exactamente. Moro es una palabra un poco despectiva en español, sin embargo su origen proviene de la palabra francesa con la que se designaba a los ciudadanos de Mauritania en los tiempos de las Cruzadas. Y moros son los ciudadanos de toda el área del Magreb africano, y otras zonas, aunque aquí se ha usado muchas veces despectivamente.

Pepa : Sí, yo tengo un amigo que hace la diferencia en función de la pasta que tienen. Dice que los árabes llegan en yate a Marbella y los moros llegan en patera hasta Gibraltar.

Rosa :¡Jo, qué fuerte, no?

Pepa :Resumiendo: árabe es el ciudadano que proviene de Arabia y de los Emiratos, y que habla la lengua árabe. Musulmán es el que sigue y practica la religión islamista.

Rosa :Exacto. Y sí, tal como me estabas diciendo, tenemos un pasado musulmán de muchísimo peso. Tanto, que el español contiene 4000 palabras de origen árabe.

Pepa :¡Huy, no es posible!, ¿qué palabras, por ejemplo?

Rosa :Pepa, que son cuatro mil…Pero, a ver…, algunas muy conocidas, por ejemplo:

- Alacena (que es un sitio para guardar cosas)

- Alhaja (una joya)

- Almohada (el cojín donde pones la cabeza cuando estás en la cama)

- Alcoba (el dormitorio…., “alcoba” es una palabra que me encanta y que mi madre usaba para designar el dormitorio)

- Almirante (un grado militar)

- Albahaca (una hierba aromática; la famosa hierba de la salsa pesto italiana)

Eeeeh…

Pepa :Oye, Rosa, ¿todas empiezan por “al”?

Rosa :Sí, muchas de ellas, aunque otras no, como:

- Azucena (fíjate como suena de bonito, es una flor)

- Jaqueca (dolor de cabeza)

- Azabache (piedra negra, negrísima, que se usa para adornos)

- Guadalquivir (río andaluz)

- Aceite (el jugo de las aceitunas, nuestro aceite de oliva, por ejemplo)

Pepa :¡Qué pasada, no tenía ni idea!

Rosa :Ya, ya. Ahora está muy de moda hablar de mestizaje, de mezcla de razas, lenguas y culturas, pero para mestizaje el de Al-Andalus se llevaba la palma…

Pepa :¡Y que lo digas! A ver, a ver, repíteme cuánta gente diferente convivía junta en esa época.

Rosa :Lo que te decía: musulmanes (árabes y bereberes africanos), judíos andalusíes y cristianos que vivían en la zona islámica de la península ibérica y a los que llamaban mozárabes.

Pepa :¡Qué lío!

Rosa :Sí, visto desde hoy, uno imagina la mezcla humana, lingüística, social, cultural y religiosa que hubo durante siglos; un mestizaje a todos los niveles.

Pepa :Oye, y antes de los árabes, ¿quién dominaba la península ibérica, la actual España?

Rosa :Los visigodos. En el siglo VIII los visigodos dominaban a la población mediante sus señores feudales y mediante la Iglesia también.

Pepa :¿Y por qué vinieron aquí los musulmanes?

Rosa : Bueno, es muy complejo, pero…, a ver…, iniciaron una política de expansión desde el norte de Africa. Si pasas el estrecho de Gibraltar, los europeos más cercanos ¿quién son?

Pepa :Los españoles

Rosa :Exacto. Pues así sucedió, empezaron a ocupar la península por el sur, por lo que ahora es Andalucía, y fueron subiendo hacia arriba, hacia el norte. El dominio musulmán se extendió por casi toda la península ibérica, aunque el foco principal estaba en el sur. Bueno, pues a toda esa zona de dominio árabe y musulmán es a lo que se llamó Al-Andalus.

Los musulmanes , al contrario de los visigodos, eran cultos, refinados y estaban muy avanzados en arquitectura, ingeniería, ciencia, arte y literatura. Su civilización estaba mucho más desarrollada que la hispano-visigoda.

Pepa :¿En serio?

Rosa :Pues sí. La imagen que tenemos ahora del mundo musulmán es la que es. Pero en la antigüedad, eran los más cultos y los más avanzados.

Pepa :Pero la ocupación de otro país siempre es violenta.

Rosa :Sí, aunque no fue así del todo, sobre todo en la primera etapa. Parece que los musulmanes pactaron muchos asuntos con los hispanogodos que habitaban la península. Abrieron fronteras comerciales con países árabes y europeos de entonces. Construyeron edificios espectaculares (entre ellos, la Mezquita de Córdoba). Hicieron norias para regar el campo y aprovechar el agua. Nos enseñaron a plantar cultivos inexistentes aquí hasta entonces. Hicieron alcantarillas para hacer circular las aguas residuales o las de la lluvia; fomentaron las ciencias y las artes y lograron una convivencia productiva entre pueblos tan distintos.

Pepa :¿También fue fácil con la religión? Eso debió ser peor, ¿no? El islam y el cristianismo no debieron convivir pacíficamente.

Rosa :Pues convivían lo mejor posible, dentro de la difícil situación que plantean tres religiones en convivencia (no te olvides de los judíos). Los musulmanes no obligaban a los hispanos a convertirse al Islam. Es cierto que el islamismo era la religión oficial, pero se permitía a los cristianos y a los judíos practicar su propia religión y sus ritos con total libertad.

Pepa :Vaya, vaya,…así que, la famosa mezquita de Córdoba es de esa época.

Rosa :Sí, la mezquita es un prodigio de la arquitectura andalusí de esa época.

Pepa :¿Qué es “andalusí”?

Rosa :Andalusí es todo lo relacionado con Al-Andalus, su cultura, su historia, su arquitectura, su gastronomía, su lenguaje, sus innovaciones,… Lo que te decía, la mezquita por dentro es un auténtico tesoro de caligrafía árabe. Está llena, llena de versículos del Corán, escritos en árabe. Es una joya arquitectónica. Pero hay muchas otras de esos ocho siglos de dominación musulmana. Obras como la Alhambra de Granada, sin ir más lejos. Por cierto, ¿sabes que significa Alhambra?

Pepa :Ni idea.

Rosa :Significa “castillo rojo”, en árabe, por el color de sus murallas. También está la Giralda de Sevilla, o el Alcázar, de la misma ciudad; o la Aljafería, en Zaragoza; y otros que ahora no recuerdo.

Pepa :Es increíble toda esta historia, aunque lo que más me ha impresionado es que el español contenga 4000 palabras de origen árabe…¡Uf!

Rosa :Claro. Ocho siglos de mestizaje religioso, cultural y lingüístico son muchos siglos de mezcla y también de muchos nuevos términos que se quedaron para siempre en la lengua.

Pepa :A ver, dime más palabras.

Rosa : Pues, mira, nuestras famosas “albóndigas” proceden del árabe. Ya sabes que, en español, una albóndiga es una bolita de carne que guisamos con salsa. Bueno, pues “albóndiga” viene de “Al-Bunduq”, “bola” en árabe. O la palabra “alcantarilla” (pequeños puentes subterráneos para dejar circular las aguas residuales), que procede del término árabe Al-Quntaraj, y que en esa lengua significa “pequeño puente”. O el “alfil” del juego del ajedrez (una de las piezas, la que se mueve en diagonal) que viene de “El-Fil”, “elefante” en árabe. O “alquimia” (química esotérica, en español) que proviene de Al-Kimiya, en árabe y que significa “piedra filosofal”.

Pepa :¡Fascinante!

Rosa :Ay, mira, ahora también me acuerdo de otra palabra: “asesino”, por ejemplo, que viene de Hashshs Ashin, y que en árabe significa “adicto al hachis”.

Pepa :¡Curioso, no?

Rosa :…o “tabaco”, que viene de “Tubakk”, “hierbas medicinales” en árabe.

Pepa :Sí, muy medicinales, …ja ja ja…

Rosa :…o “barrio”, derivado de “Bahrri”, que significa “exterior”, en árabe. O “jarabe” (líquido medicinal, en español), que viene de “”Sahrab (“bebida, en árabe). También “quiosco” (donde compras el periódico), que procede de la palabra árabe “Kosk”. Incluso nuestro famoso “¡Ojalá!”, proveniente de la palabra árabe Wa sa allah, cuyo significado es “Y quiera dios”, como expresión de deseo.

Pepa :Oye, Rosa, ya que estás tan documentada, dime, ¿cómo acabó esta historia?

Rosa :Pues con la Reconquista de todos los territorios españoles bajo dominio musulmán. La última ciudad reconquistada fue Granada, que se rindió ante las tropas cristianas de los Reyes Católicos, en 1492. Si bien hay que decir también que los llamados moriscos -musulmanes que se quedaron en España- permanecieron en la península hasta su total expulsión, entre los siglos XVI y XVII.

Pepa :Oye, Rosa, pues creo que te va a salir un trabajo precioso.

Rosa :Es que necesito una buena nota y el último examen me fue mal, así que este  trabajo tiene que obtener buena nota.

Pepa :¡Ojalá!, usando un término de origen árabe

Rosa :¡Caray! Aprendes rápido…ja ja ja…


******************



Pues ya veis, queridas amigas y queridos amigos. Rosa tiene que hacer un trabajo para su asignatura de Historia, sobre la España musulmana de la Edad Media

Pepa, su amiga, le pregunta, y Rosa le explica algunos aspectos realmente interesantes de estos ocho siglos de dominación musulmana en la península ibérica, la península que acoge en la actualidad a España y Portugal.


Pepa se sorprende de este nombre, Al-Ándalus, el nombre que el imperio musulmán dio a la península Ibérica al ocupar zonas del sur y del centro, ocupación que empezó en el año 711, en pleno siglo VIII de nuestra era.


Muchos de vosotros quizás no conozcáis esta parte de la historia de este país, España, y os parezca muy exótico esto que estamos comentando en nuestro podcast sobre Al-Ándalus, pero esta es una parte apasionante de la historia de España.


El punto más cercano entre Europa y África es el Estrecho de Gibraltar, una franja de agua entre el Mediterráneo y el Atlántico que separa 14´5 kilómetros España de Marruecos, el país del continente africano del que estamos más cerca.


Así es que muchos de los movimientos humanos africanos para atravesar Europa, pasan en primer lugar, siempre, por el sur de España. Esta circunstancia hizo que, a finales del siglo VIII, el imperio musulmán se planteara su conquista.


A Pepa le pasa lo que a mucha gente que ignora esta parte tan extensa de la historia de España, y es que se queda muy sorprendida al conocer la duración -ocho siglos- del dominio musulmán en nuestro país.


- ¿Pero qué dices?


Con esta frase, siempre mostramos nuestra incredulidad o nuestra sorpresa ante lo que dice el otro:


- ¿Pero qué dices?, ¿tantos siglos estuvieron aquí los musulmanes? Ocho siglos son ochocientos años.


Es que, realmente, es un periodo de tiempo enorme, larguísimo, en el que -como explica Rosa- convivieron en la península Ibérica tres culturas (la cultura árabe, la cultura hispano-visigótica y la cultura judía -o hebrea-); tres religiones (la religión islámica, la religión cristiana y la religión judía); y tres lenguas (la lengua árabe, la lengua romance procedente del latín vulgar, y el hebreo de algunas comunidades judías).


Pepa se queda un poco atónita al imaginar esa circunstancia: una mezcla de leguas, culturas y religiones que convivieron entre sí a lo largo de ochocientos años. Es difícil de imaginar, por eso dice:


- ¡Menudo lío de lenguas, religiones y culturas, no?


Rosa le explica que sí, que efectivamente, los musulmanes estuvieron mucho, muchísimo tiempo en España, en la España musulmana -que entonces lo era-, tanto…, tanto tiempo que quedaron huellas importantísimas e imborrables de esta convivencia, y una de las más importantes es la enorme cantidad de palabras que hay en el actual español y que proceden directamente del árabe.


Antes de conocer algunas de esas palabras, nuestras amigas intenta aclararse con la terminología diversa referida al mundo árabe. Rosa lo explica muy bien a Pepa:


- Que los árabes son las personas que proceden de los países llamados árabes, como Arabia Saudí o Emiratos Árabes


- Que también que muchas veces se habla de cultura árabe, de lengua árabe, o de escritura árabe ya que el árabe es la lengua de los árabes


- Que los musulmanes son todas aquellas personas que creen en el Islam y que practican esta religión


- Que los musulmanes pueden, o no, ser árabes, que  no está en función de la nacionalidad, sino de la religión que se profese


- Que casi todos los árabes son musulmanes, pero puede haber árabes que tienen otra religión (hay algunos árabes que son cristianos, los coptos por ejemplo; o que son protestantes, o que son ortodoxos, etc.). 


- Que no todos los musulmanes son árabes, ya que hay países con grandes comunidades musulmanas que no son árabes, países como Indonesia, Turquía, partes de la China, algunos países de la Europa del Este (como Bosnia, algunas partes de Rusia…), etc. No son países árabes ni su lengua es el árabe, pero sin embargo son musulmanes, o tienen población musulmana porque creen en el Islam y lo practican. Se estima que hay un total de mil quinientos millones de musulmanes repartidos en todo el mundo.


- Que se les llama moros a muchos ciudadanos árabes y musulmanes, aunque no todos lo son, sólo los de una parte de África, y que en España, este término es un poco despectivo. Hay un chiste en España (al que hacen referencia nuestras amigas en el diálogo) que dice que la diferencia entre un árabe y un moro es que el árabe llega en yate a la costa del sol española y se aloja en su palacete de oro, y el moro es el que llega en patera y lo coge la Guardia Civil cuando lo dejan abandonado en las costas andaluzas… El saber popular, que es muy sabio…



Después de aclarar todos estos términos, Rosa le cuenta a Pepa que ha encontrado muchísimas palabras de origen árabe, palabras muy comunes del español tales como: alacena, almohada, alhaja, alcoba, almirante, albahaca, azucena, jaqueca, azabache, aceite,...y muchas otras.

Rosa le explica, incluso, la palabra árabe que dio lugar a algunas palabras españolas actuales como albóndiga, alcantarilla,alfil, alquimia, asesino, tabaco, jarabe, quiosco u ojalá.


Fijaos cómo aludimos al origen de una palabra. Podemos decir que:


* Una palabra es de origen árabe

(Por ejemplo: ¿Sabías que la palabra ojalá es de origen árabe?, o ¿sabes que la palabra albornoz tiene origen árabe?, o ¿cuál es el origen de la palabra alfiler, es de origen árabe?)


O:


* Esta palabra proviene del árabe

(Por ejemplo: La palabra olé proviene del árabe, o proviene de la palabra árabe wa llah, ¡por Dios!, en español; o: la palabra hola proviene de la lengua árabe, de la interjección árabe Ahlá, ¡Por Dios!, que se usaba como saludo)


O:


* Esta palabra viene del árabe

(Por ejemplo: la palabra embarazar viene de la palabra árabe baraza, que significa sobresalir, salir hacia fuera, o también dificultar los movimientos, como en el caso de la sobresaliente barriga de una embarazada; o una palabra preciosa con cuatro es: mequetrefe, persona tonta y petulante, en español, viene del término árabe mugatraf , que significa asimismo petulante y bobo)


O:


* Podemos expresar también el origen de una palabra con el verbo “proceder”. Una palabra procede...de tal otra o de  tal idioma, etc.

(Por ejemplo: la palabra cazurro -alguien es un cazurro cuando es tonto, corto y tosco- …, pues la palabra cazurro procede de qadur, palabra árabe que designa a alguien huraño, insociable y con pocas luces, inteligencia cero…)


Esto os puede servir mucho cuando habláis de léxico, o del origen de ciertas palabras. Podéis decirlo así:


- Esta palabra es de origen…(árabe, o lo que sea…)

- El origen de esta palabra es…(árabe, francesa,…)

- Esta palabra viene de…(la lengua tal o cual…)

- Esta palabra proviene de…

- Esta palabra procede 


Nuestras amigas también comentan la espléndida herencia que nos dejó la arquitectura andalusí. Fijaos en esta palabra: andalusí (no andaluza, eh?, no la confundáis). Todo lo relacionado con esta España musulmana de la Edad Media, se llama andalusí: arquitectura andalusí, arte andalusí, gastronomía andalusí, etc. 


Cuando comentan la arquitectura andalusí, hay dos monumentos de esta arquitectura que son realmente dos joyas de este periodo: la Mezquita de Córdoba y la Alhambra de Granada, dos obras universales que vale la pena admirar en algún momento de nuestras vidas. Si venís por aquí, procurad verlos, son una experiencia para los sentidos.


Además de todo esto, queríamos resaltar este hecho lingüístico que seguro que os resultará muy curioso a todos los que aprendéis, estudiáis o perfeccionáis vuestro español, el hecho de que existan multitud de palabras españolas cuyo origen es la lengua árabe que se habló en la España musulmana de los siglos VIII al XV. Se constata un léxico de más de 4000 palabras descendientes directas del árabe; muchas de ellas fueron, además, totalmente nuevas para los habitantes del país, puesto que eran palabras de técnicas árabes inexistentes hasta entonces en la España visigoda.


Espero, amigos, que esta pequeña aproximación a Al-Ándalus os ayude a conocer un poquito más las raíces del español peninsular, de nuestro español de España, así como unas pinceladas sobre nuestra historia y nuestra cultura.


Podéis seguir con nosotros en el Blog de Spanishpodcast donde vais a encontrar muchos posts llenitos, llenitos de cosas que ampliarán vuestro español. También en www.spanishpodcast.org tenéis una página de con mucho vocabulario con fotos y con frases útiles para la vida de cada día. Podéis además acceder gratuitamente a todos nuestros podcasts (en “archivo”), así como a todas las guías didácticas escritas en un cómodo PDF que podéis usar o imprimir para usarlos en vuestro aprendizaje.


Para los que queráis aproximaros a la navidad española podéis descargaros totalmente gratis el episodio número 74 (Fum fum fum) con la descripción de nuestras costumbres y en el que os proporcionamos un montón de canciones navideñas, de villancicos. En los ejercicios correspondientes, los del episodio 74, ampliamos toda esa información y cantamos muchos más villancicos navideños. Podéis aprenderlos y sorprender a vuestros amigos hispanos durante las próximas navidades.

 

Hasta pronto amigos, os deseo, como siempre, lo mejor. Nos vemos, chao.



http://www.spanishpodcast.org

info@spanishpodcast.org






































 © Spanishpodcast, 2007-2017