Zapatero, mon amour



Zapatero, mon amour


Hello and welcome to Spanishpodcast. I am Mercedes speaking to you from Barcelona. In our 147th episode (Zapatero, mon amour) Inés and Arantxa are talking about the next spanihs early elections.

Hola, amigos, y bienvenidos a Español Podcast. Soy Mercedes y os hablo desde Barcelona. En nuestro episodio número 147 (Zapatero, mon amour) Inés y Arantxa comentan la convocatoria de elecciones anticipadas en España.



Inés :¡Noticia bomba!, ¿te has enterado?

Arantxa:No, ¿qué pasa?

Inés :Zapatero acaba de convocar elecciones anticipadas para noviembre.

Arantxa:¡Ah, eso…! Se veía venir…

Inés :Pues yo estoy frita. Sólo de pensar que va a ganar la derecha, me pongo mala.

Arantxa:Pues ponte mala también por lo mal que lo ha hecho la izquierda durante los últimos siete años. Porque Zapatero nos ha llevado a la ruina.

Inés :Eso no es verdad, Arantxa. Esta situación de crisis es global, es una crisis mundial y no depende solamente de cómo y quién gobierna.

Arantxa:Oye, en parte sí depende de eso. Uno de los errores garrafales de Zapatero fue negar la crisis durante mucho tiempo y luego no darle la importancia que tenía. Eso le hizo no ver la envergadura que tenía y no prever las consecuencias catastróficas que han venido detrás.

Inés :Hija mía, es que sólo te fijas en los aspectos económicos.

Arantxa:¿Es que hay algo más importante?

Inés :Cuando te pones así, me sacas de quicio, Arantxa. ¡Claro que hay cosas igual de importantes! Zapatero ha promovido leyes que han supuesto grandes avances en derechos civiles y sociales.

Arantxa:¡Huy, qué pomposo suena eso! Derechos civiles…, nena, que no estamos en la Edad media, ni en la época de los esclavos.

Inés :No, pero leyes como la del Matrimonio Gay o la Ley contra la Violencia Machista, suponen avances de gran importancia para la gente. Y ha habido muchas más leyes que eran necesarias.

Arantxa:No lo niego, aunque la Ley contra la Violencia Machista no ha hecho disminuir el número de mujeres asesinadas cada año.

Inés :Es cierto, pero ahora las mujeres maltratadas tienen más protección y más inmediata. Pero no siempre se puede luchar contra la locura machista de algunos hombres…

Arantxa:Bueno, pero con esas leyes no se come. Lo que hacía falta eran medidas económicas que incentivasen la economía.

Inés :Pero ¿qué medidas?

Arantxa:¡Y yo qué sé! Si lo supiera, me presentaría a las elecciones para ser presidenta. Medidas de creación de empleo, medidas para dar confianza a los consumidores, medidas para controlar la especulación del suelo, para controlar el caos financiero, medidas para evitar que la gente viva llena de deudas,…no sé, lo que dice todo el mundo. Pero medidas tomadas a tiempo, no cuando ya no hay solución. Porque lo que hizo Zapatero en mayo del año pasado fueron recortes y más recortes, pactados con los empresarios y los Bancos. ¿Y eso te parece de izquierdas?

Inés :Mira, Arantxa, Zapatero tomó esas medidas en medio de una presión brutal de los mercados y cuando nuestra deuda estuvo a punto de llegar al límite y poner a España en situación de rescate. Seguro que esas medidas le dolieron en el alma a Zapatero.

Arantxa:¡Huy, sí, pobrecito, cómo sufrió! Pero, por Dios, si lleva un año haciendo y diciendo incongruencias. Inés, admítelo, Zapatero ha perdido el Norte y no ha gobernado bien.

Inés :Lo que yo creo es que la crisis le ha pasado factura, una factura nefasta, que ha borrado todo lo bueno que ha hecho.

Arantxa:Que no, que no es así, es que si lo haces mal en economía, gobiernas mal. Todo es un paquete compacto. No se puede ser tan progresista en cuestiones sociales pero ser un incompetente en el gobierno económico de un país.

Inés :¿Pero qué dices, tía? No ha sido un incompetente. Mira, la burbuja inmobiliaria, por ejemplo, la heredó del gobierno conservador de Aznar.

Arantxa:¡Pero, Inés, por Dios! Que los sociatas llevan casi ocho años en el gobierno y no han hecho nada, cero, nada de nada para meterle mano a la especulación inmobiliaria. Y claro, ahora hay un millón y medio de viviendas (nuevas y antiguas) por vender en España, y sin perspectivas de poder vernderse.

¿Y qué me dices de las cifras del paro? Tenemos la cifra más alta de personas sin trabajo de la Unión Europea. Tener casi 5.000.000 de parados es algo vengonzoso y brutal, un drama terrible para millones de personas. Y sólo abaratando el despido y promoviendo los contratos basura, no se va a arreglar. Hay que volver a otra idea de lo que es ganarse la vida, hay que volver a la idea del trabajo bien hecho, con el sueldo adecuado, pero castigando el fraude, la especulación o el enriquecimiento exprés, castigándolo sin excepciones, y ahí están incluidos los Bancos.

Inés :¡Caray, Arantxa!, no sabía que pensabas tanto en estos temas.

Arantxa:¡Para lo que sirve! Si no hay un milagro -y los milagros no existen-, este estado de precariedad social, laboral y económica, durará décadas.

Nunca más volverán las gallinas de los huevos de oro. Necesitamos gobernantes que sepan esto y que hablen a los ciudadanos desde una gestión transparente, honesta y competente. 

Mira, a mí me da igual el color del partido que gobierne. Yo le daré mi voto a quien lo haga bien.

Inés :Llevas razón en casi todo, excepto en una cosa: a mí no me da igual quien gobierne, prefiero a gente progresista en el gobierno.

Arantxa:Inés, déjame que te diga una cosa: la izquierda y la derecha, actualmente, no son lo que eran. Ahora están tan próximas que cuesta ver las diferencias, ¿es que no te das cuenta?

Inés :Claro que me doy cuenta, por eso voto izquierda, y seguiré haciéndolo en el futuro. Si las ideas son diferentes, las acciones también lo serán. Y en cuanto a Zapatero, lo adoro. Para mí, siempre será Zapatero, mon amour.

Arantxa:Pues, hija mía, tal como están las cosas, yo de ti, pediría hora con el psicólogo…



********


Inés llega a casa excitada. Acaba de ver en la tele del bar de abajo que Zapatero ha convocado elecciones anticipadas.

Es una noticia de gran importancia, inesperada, es una:


- ¡Noticia bomba!


Así le llamamos a una noticia sorprendente, importante y que tendrá una gran repercusión social.

Inés le pregunta a Arantxa:


- ¿Te has enterado?


Que es preguntar si la otra persona ya sabe algo que ha pasado, o porque lo ha leído, o lo ha visto en TV, en Internet, o se lo han dicho:


- ¿Te has enterado?


Enterar(se) es informar(se) sobre algo, es saber o conocer algo que no se conocía o no se sabía. Se usa con los pronombres que lo convierten en reflexivo, como:


- Ayer me enteré de que volverán a bajar los sueldos de los funcionarios. Esto es la ruina.

- Supongo que te has enterado de la ruptura entre Pedro y María. No se habla de otra cosa.

- Sonia acaba de enterarse de que la van proponer para un ascenso en la empresa. Está nerviosísima.

- Raúl se enteró ayer de que ha aprobado la Selectividad. Ya puede matricularse en la universidad.

- Raquel, no nos habíamos enterado de la enfermedad de tu padre. Lo sentimos mucho.

- ¿Os habéis enterado de que el día 15 hay huelga general en todo el país?

- Los políticos todavía no se han enterado de que los ciudadanos estamos hartos de tanta estupidez y de tanto engaño.

- Las alumnas de sexto curso no se enteraron de que se iban a Londres hasta una semana antes.




Es “enterarse de”, saber algo que no se sabía, conocer algo que ignorabas.



Arantxa no sabe a qué se refiere Inés:


- No, ¿qué pasa?


Inés la informa de la noticia que acaba de hacerse pública y que todo el mundo comenta:


- Zapatero acaba de convocar elecciones anticipadas para noviembre


José Luis Rodríguez Zapatero es el Presidente del Gobierno de España. Ganó las primeras elecciones en 2004 y las segundas en 2008. Son dos legislaturas, dos periodos de gobierno elegido en las urnas.

Cada vez que elegimos un gobierno, lo hacemos en unas Elecciones Generales. Los ciudadanos depositamos nuestro voto en las urnas. Nuestro voto es el papelito en el que señalamos qué partido elegimos para gobernar. Y lo ponemos en la urna, esa caja de crsital en la que todos los ciudadanos depositan sus votos.


El sustantitivo : elección

En política      : las elecciones

Si son de todo el país : elecciones generales

El verbo: elegir

Periodo de 4 años que dura el gobierno electo : legislatura


Y:


Elecciones anticipadas: se convocan elecciones anticipadas cuando la legislatura aún no ha terminado.


Vamos a ver. Se anticipa algo en el tiempo cuando se produce antes de lo esperado. Recordad, se anticipa algo que se adelanta en el tiempo, que se hace antes. 

Por eso, se covocan elecciones anticipadas. Son anticipadas porque se celebrarán antes de que la legislatura haya terminado, es decir, sin que hayan transcurrido los cuatro años completos que dura un gobierno. Por eso se llaman anticipadas, porque son antes de lo previsto.


Bien, amigos, pues…, como veis, la situación política en España, en estos momentos, es bastante complicada. En las últimas elecciones autonómicas (de las Comunidades Autónomas de España: Andalucía, Cataluña, Castilla-La Mancha, País Valenciano, País Vasco, Galicia, Asturias, Castilla-León, etc.) y en las elecciones municipales (de cada ciudad y de cada pueblo), el PSOE, el Partido Socialista Obrero Español ha perdido su gobierno en casi toda España, y lo han ganado los “populares”, es decir, los conservadores del Partido Popular. O sea, que los socialistas han sufrido una derrota en toda regla.

Eso, unido a la pérdida de confianza de los ciudadanos en el actual gobierno socialista de España, a los problemas económicos que nos acucian, a los casi cinco millones de parados, al acoso de los mercados, a la necesidad de cambios radicales en la política de este país, ha hecho que el presidente del gobierno haya considerado que había que adelantar las elecciones generales, no esperar a 2012 (final de la actual legislatura), sino adelantarlas a noviembre del año en curso, 2011.

Y eso ha hecho. Ha convocado elecciones generales anticipadas y acaba de anunciarlo:


- Zapatero acaba de convocar elecciones anticipadas para noviembre


Arantxa, como si ya lo supiera, dice:


- ¡Ah, eso!  

Como quitándole importancia.


- Se veía venir…


Cuando “ves venir” una cosa es que suponías que pasaría, preveías que iba a suceder.

Por ejemplo:


- ¿Sabes que Carlos y Sonia se han separado?

- Se veía venir. Ya no estaban enamorados


O:


- Van a volver a  rebajar el sueldo a los funcionarios

- Se veía venir. Los recorte económicos importantes siempre a costa de los trabajadores que controla el Estado




Inés dice:


- Pues yo estoy frita


Algo, un alimento normalmente, está frito cuando lo hemos puesto al fuego, en una sartén con aceite, y lo hemos cocinado ahí (verbo freír), o sea, lo hemos frito (o lo hemos freído, que ambos participios tiene el verbo freír: frito y freído, aunque habitualmente digamos “patatas fritas” o “huevos fritos”).

Pero “estar frito”, en relación a personas, es una forma coloquial de decir que estás fastidiado, molesto, nervioso o disgustado.


- Estoy frita. Tengo tres exámenes la próxima semana. Tendré que estudiar ocho horas diarias


O:


- El tema de la hipoteca me tiene frita. El precio del dinero sube y sube, y mi hipoteca también. Es desesperante.


Inés dice que está frita sólo de pensar una cosa: que va a ganar la derecha. La derecha, en España, esta representada por el Partido Popular, un partido de ideología conservadora. La izquierda (moderada, eso sí) está representada por el Partido Socialista. Hay otros partidos, pero minoritarios.

 La lucha política por el gobierno, en los últimos años, es sobre todo bipartidista, es decir, entre estos dos partidos:  el de los socialistas y el de los populares.


Inés dice:


- Pues yo estoy frita. Sólo de pensar que va a ganar la derecha, me pongo mala.


Sólo de pensar en el triunfo de los conservadores (eso es ganar—>obtener el triunfo), se pone mala.

Decimos eso, “me pongo mala” para decir familiarmente que me pongo enferma. Y me pongo enferma cuando algo me disgusta tanto, que me enferma.

Recordad, es: “ponerse malo o mala”.

Por ejemplo:


- Mira, no puedo con Alberto, siempre ahí, tirado en el sofá, sin buscar trabajo y sin hacer nada en casa. Me pone mala.

(Fijaos, aquí es: (Alberto) pone mala a mí → o sea → Alberto me pone mala. Aunque también podría ser: “Me pongo mala de verlo”).


O:

- Cada vez que veo a mi ex, me pongo mala. Me vienen todos los malos recuerdos de nuestra relación.



Arantxa, con ironía, le suelta:


- Pues ponte mala también por lo mal que lo ha hecho la izquierda durante los últimos siete años. Porque Zapatero nos ha llevado a la ruina.


Le dice que no se ponga mala sólo de pensar que gobernará la derecha, sino también de pensar en lo mal que lo ha hecho la izquierda en las dos últimas legislaturas.


Arantxa dice que Zapatero nos ha llevado a la ruina. Si alguien te lleva a la ruina, te lleva hacia la destrucción, a la miseria, al desastre.


Inés protesta enérgicamente, diciendo:


- Eso no es verdad


Mirad, en español, cuando queremos decirle al otro que miente, que dice mentiras, pero de una forma amable, no decimos:


- Tú mientes


O:


- Eso es mentira


O:


- Eres un mentiroso


Porque así suena muy fuerte, muy agresivo. Decimos:


- No, eso no es así


O:


- Eso no es verdad


O:


- Eso no es cierto


O, a veces:


- Eso es incierto


Que es una forma mucho más usual y amable de decir que algo no es verdad y evitar que el otro se sienta insultado al ser tachado de mentiroso. Por eso Inés lo dice así, dice que no es verdad que Zapatero nos haya llevado a la ruina:


- Eso no es verdad. Esta situación de crisis es global, es una crisis mundial y no depende solamente de cómo y quién gobierna.


Pero Arantxa cree que, obviamente, la gravedad de la crisis en cada país también depende, en parte (o sea, parcialmente) de quién gobierna y de cómo se gobierna:


- Oye, en parte sí depende de eso. Uno de los errores garrafales de Zapatero fue negar la crisis durante mucho tiempo.


Sí, es así, Zapatero negaba y negaba la crisis cuando ya toda la sociedad española sabía que tenía la crisis encima desde hacía meses. Recuerdo que en 2008, mantuvimos una conversación muy interesante entre Eleena (de Voices en Español) y yo misma, sobre éstas y otras muchas cuestiones. Y yo ya me quejaba de esta estupidez congénita de los gobernantes que consideran tontos a los ciudadanos y creen que con sus palabras engañosas cambiarán la realidad y engañarán a todo el mundo. Aquí os dejo el enlace de estas 2 entrevistas. Os gustará escucharlas:



http://spanish-podcast.com/2008/11/17/vee-035-la-fiebre-de-la-propiedad/



http://spanish-podcast.com/2008/11/28/mercedes-leon-spanish-podcast/



Justamente por eso, por el hecho de negar la crisis durante tiempo y no darle la importancia que tenía, no fue capaz de ver la envergadura del problema, ni fue capaz de prever las consecuencias catastróficas que han venido detrás. 

Podemos decirlo así:


- Zapatero no fue capaz de esto o de lo otro


O:


- Todo eso le hizo no ver la importancia de la crisis y no intentar mitigar sus consecuencias


Recordad que “envergadura” quiere decir importancia, de una importancia extraordinaria, de mucho peso, de gran trascendencia.


¡Ah!, una cosita más. ¿Qué es un error garrafal? Pues un error enorme, una equivocación muy grave. “Garrafal” es el adjetivo familiar, coloquial para decir eso. Cuando alguien comete un error garrafal es que ha hecho algo fatal, ha metido la pata hasta el fondo.


Inés dice:


- Cuando te pones así, me sacas de quicio, Arantxa.


“Sacar de quicio” a alguien es ponerlo muy nervioso, irritarle, ponerle fuera de sí.

Inés se pone así porque cree que el presidente del gobierno español, José Luis Rodriguez Zapatero -a quien todos los españoles llamamos, familiarmente, Zapatero-…, Inés cree, digo, que ha promovido leyes que han supuesto grandes avances de derechos civiles y conquistas sociales.

Arantxa se burla un poco de Inés, diciéndole:


- ¡Huy, qué pomposo suena eso! Derechos Civiles…, ¡nena, que no estamos en la Edad Media, ni en la época de los esclavos!


Y es que Arantxa cree que esas leyes promovidas por Zapatero son importantes, pero no respondían a una falta de libertades que mantuvieran a la sociedad española en situación de esclavitud. Por eso dice que eso de los derechos civiles suena muy pomposo. “Pomposo” quiere decir presuntuoso, grandilocuente.


Pero Inés cree todo lo contrario, cree que algunas leyes promovidas por el gobierno del presidente Zapatero eran totalmente necesarias y clamorosamente pedidas por la mayoría de la sociedad, y entre estas leyes, dos emblemáticas:


- Permitir el matrimonio entre personas del mismo sexo (Ley de Parejas Homosexuales, o Ley del Matrimonio Gay)


Y:


  • La ley contra la violencia machista que ha intentado proteger más y mejor a las mujeres maltratadas, y controlar más y con más eficacia a los agresores.


Arantxa está de acuerdo con la importancia de esas leyes, pero vuelve a su argumento de que el peso de un buen gobierno está en una buena gestión económica. Por eso dice:


-Bueno, pero con esas leyes no se come. Lo que hacía falta eran medidas económicas que incentivasen la economía.


Siempre que se habla de estimular la economía, usamos este término: incentivar, que quiere decir llevar a cabo acciones que la dinamizan, la hacen más productiva, la mejoran, la estimulan en definitiva (que la incentivasen, en subjuntivo, ¿verdad?.


Inés cree que Arantxa habla con fórmulas que todos repetimos, pero que nadie sabe muy bien qué significan.

Por eso, Inés le pide a Arantxa que especifique:


- Pero, ¿qué medidas?


Medidas, en este contexto, se refiere a las decisiones adecuadas para estimular la economía, el empleo, el consumo, el ahorro,…todo lo que hace funcionar económicamente una sociedad.


Arantxa dice, mosqueada:


-¡Y yo qué sé! Si lo supiera, me presentaría a las elecciones para ser presidenta.


Claro, si yo tuviera la clave para solucionar los graves problemas de mi país, y del mundo, me presentaría a las elecciones para ser presidenta y acabar con los problemas de una vez.


Pero Arantxa añade cosas que ha pensado, y es que esas medidas podrían ser:


- Medidas de creación de empleo, medidas para dar confianza a los consumidores, medidas para controlar la especulación del suelo, para controlar el caos financiero, medidas para evitar que la gente viva llena de deudas,…no sé, lo que dice todo el mundo. Pero medidas tomadas a tiempo, no cuando ya no hay solución.


Es cierto. Todos, desde nuestra posición de simples ciudadanos, normales y corrientes, ignorantes en materia de macroeconomía, mercados, Moody´s, sistema financiero, inversores, etc., pensamos que los políticos están para eso: para saber qué hacer, para tomar las medidas y acciones necesarias para solucionar problemas. Pero no sabemos específicamente cuáles, aunque sí sabemos que hacen falta medidas que generen empleos, puestos de trabajo; que hacen falta medidas que controlen a los especuladores que han construido millones de pisos y que se han enriquecido triplicando o cuadruplicando su valor, medidas que controlen (ahora es tarde, en su momento) a los Bancos que han obtenido ganancias billonarias con las hipotecas basura. Medidas valientes, transparentes, justas.

Pero la clave no es pensar las medidas necesarias, sino tomarlas a tiempo, en el momento en que aún pueden impedir la catástrofe. Luego, qué más da…El mal ya está hecho y el sistema salta por los aires. Ahora todo son lamentaciones…

Por eso Arantxa dice:


- Pero medidas tomadas a tiempo, no cuando ya no hay solución. Porque lo que hizo Zapatero en mayo del año pasado fueron recortes y más recortes, pactados con los empresarios  y los bancos. ¿Y eso te parece de izquierdas?


Sí, queridas amigas y queridos amigos, así es. En los primeros meses del pasado 2010, España empezó a ser acosada por los mercados. Los intereses que España tenía que pagar por su deuda, subían y subían sin control, siempre comparándolos con los de la deuda alemana. La subida fue tal que España estuvo a punto de ponerse en situación de rescate, al modo de Portugal, Irlanda o de Grecia.

En mayo del año pasado, la desesperación del presidente Zapatero, la ineficacia de sus medidas económicas, la cifra de parados superando los 4 500 000, y la presión social, le hizo pactar medidas poco progresistas, la verdad, con banqueros y empresarios, medidas que poco favorecían a los trabajadores y que fueron, sin embargo, aplaudidas por aquellos, así como por los socios prestamistas europeos que más dinero ponen, con Alemania a la cabeza.


Por eso Arantxa, enfadada, dice:


- ¿Y eso te parece de izquierdas?


Arantxa se refiere a la política de recortes de Zapatero que han afectado al llamado estado del bienestar.

Recortar es cortar una parte de un todo: un texto que te interesa de una hoja del periódico, una imagen de una foto, los bordes de un dibujo, etc. El sustantivo es: un recorte. Pues…, los recortes, en el ámbito sociopolítico, son las reducciones económicas de lo que el gobierno aporta. Por ejemplo, se ha recortado el sueldo de los funcionarios (profesores, enfermeras, empleados de la administración, de justicia, de los Ayuntamientos,etc.) y eso quiere decir que les han rebajado el sueldo, que se lo han bajado. O se han congelado las pensiones, es decir, el dinero mensual que reciben las personas mayores jubiladas, retiradas, que ya no trabajan. Se han congelado las pensiones significa que permancerán igual durante años, que no subirán. O que ahora hay menos dinero para la Sanidad, o la Educación. O que ya no da un cheque de ayuda a los papás de los bebés recién nacidos (cheque bebé). Y, en otro orden de cosas, se promueven ayudas al sector financiero, rebajas fiscales a las empresas, privatización de aeropuertos, subida del tabaco, retrasar la edad de jubilación a los 67 años, …en fin, medidas para rebajar el déficit que podría haber tomado tanto un gobierno de derechas como de izquierdas. Por eso Arantxa pregunta con una cierta agresividad:


- ¡Y eso te parece de izquierdas?


Inés cree que el presidente Zapatero actuó bien. Los mercados estaban ejerciendo una presión insostenible, nuestra deuda subía y subía hasta límites imposibles de sostener, había que hacer algo urgentemente, y él hizo lo que era razonable, piensa Inés, quien añade, convencida:


- Seguro que esas medidas le dolieron en el alma a Zapatero


Cuando algo te duele en el alma es porque te duele muchísimo, te hace un gran daño emocional.


Arantxa, irónica y despectiva, dice:


- ¡Huy, sí, pobrecito, cómo sufrió! Pero si lleva una año haciendo y diciendo incongruencias. Inés, admítelo, Zapatero ha perdido el norte y no ha gobernado bien.

Incongruencias son cosas poco lógicas, con poco sentido, un tanto absurdas, estúpidas a veces.

Arantxa dice que Zapatero “ha perdido el norte”, frase que quiere decir que estás confuso y aturdido, que no sabes muy bien lo que tienes que hacer o hacia dónde ir, que te has alejado del camino correcto.

Inés sin embargo cree que una gran parte de culpa de esta situación, la tiene la crisis:


- Lo que yo creo es que la crisis le ha pasado una factura nefasta, que ha borrado todo lo bueno que ha hecho.


Cuando algo “te pasa factura” es porque sufres las consecuencias de algo mal hecho anteriormente.


Pero Arantxa no se deja convencer. Ella cree que no se puede gobernar bien en cuestiones sociales y mal en economía, porque todo es un único paquete, un paquete compacto. Si gobiernas mal, eres un mal gobernante, un mandatario incompetente, ineficaz y torpe.

Inés sigue defendiendo a Zapatero. Acude ahora a la burbuja inmobiliaria, la especulación en la construcción de casas y pisos, que ya venía del anterior gobierno conservador presidido por el señor Aznar.

Pero, claro, en 8 años de gobierno, algo podrían haber hecho los socialistas. Pero no, no han hecho nada, pero nada de nada. Por eso en estos momentos hay un millón y medio de pisos nuevos y usados sin vender en España, a pesar del bajón de un 22% del precio de los pisos desde hace cuatro años.

Por otro lado, la cifra que hay en España de personas sin empleo, o sea, de parados, es una cifra monstruosa, insostenible: cuatro millones largos de parados, casi cinco. Y es evidente que poner más barato el despido del trabajador o promover trabajos temporales, solamente, no solventa el problema.

Arantxa cree que hay que cambiar el chip de los ciudadanos españoles y volver a ganarse la vida con el trabajo bien hecho, hay que ganar un sueldo digno, pero los gobernantes tienen que castigar el fraude, la especulación o el enriquecimiento exprés, y castigarlo duramente.

El fraude es el engaño y la estafa. La especulación es el abuso constante en los negocios, la compra a bajo precio para revender después mucho más caro, el beneficio no limpio. Y el enriquecimiento exprés, como su propio nombre indica, es ganar mucho dinero, en poco tiempo, hacerse rico rápidamente, obtener grandes beneficios de manera exprés, en un plis-plas, visto no visto, ya. Y ahi entra también el control de los Bancos, de su especulación y de su continuo enriquecimiento a costa de prestar a todo el mundo e hipotecarles la vida con intereses desorbitados.


Arantxa cree  que este estado de cosas no tiene vuelta atrás, que esta situación no es un crisis cualquiera. Que durará décadas y que nunca más volverá la deuda como motor de nuestras vidas. El estado, las instituciones, los ciudadanos, todos se habían acostumbrado a pedir dinero para obtener bienes, y a ir devolviéndolo poco a poco. Pero todos han pedido tanto, que la deuda, finalmente, se ha apoderado de la economía estatal, urbana, militar, familiar, personal, ….de todas las economías, hasta hacerlas inviables.

Por eso dice:


- Nunca más volverán las gallinas de los huevos de oro


La gallina de los huevos de oro” se refiere a una situación de bonanza económica, a una situación de riqueza boyante. Eso es lo que creíamos, que la deuda era nuestra gallina de los huevos de oro y eso nos ha hecho a todos vivir de un espejismo, vivir de los huevos de oro de una gallina mágica (el préstamo). Lo que no sabíamos es esa gallina desaparecería y no volvería nunca más.


Inés y Arantxa siguen defendiendo y argumentando sus respectivas posiciones, la una, a favor de un gobierno socialista; la otra, en contra.

Finalmente, Inés dice que seguirá votando a los socialistas y hace una última declaración de admiración incondicional hacia Zapatero:


- Y en cuanto a Zapatero, lo adoro. Para mí, siempre será Zapatero, mon amour.


Arantxa sentencia finalmente:


- Pues, hija mía, tal como están las cosas, yo de ti, pediría hora con el psicólogo…



Y la manda a terapia a ver si puede gestionar sus afectos con más acierto…


**********




Amigos, volved a escuchar el diálogo después de haber escuchado nuestra explicación. Vais a captar todo mucho mejor.


Abrazos para todos. Volvemos en unos días y seguimos avanzando con vuestro español. ¡Que no decaiga! Hasta pronto.



***********

 


 © Spanishpodcast, 2007-2017