Fantasía y terror en Sitges






Fantasía y Terror en Sitges



Mercedes: Hola, queridos amigos. Os estamos hablando, Ana y Mercedes, desde Spanishpodcast. Todo este murmullo que oís alrededor es porque estamos en un bar de Sitges sobre el mar, sobre la playa, un sitio maravilloso como hay tantos en este hermosísimo pueblo de la costa catalana, en el que, estos días, se acaba de celebrar la cuarenta y cinco edición del Festival de Cine Fantástico y de Terror de Sitges. Y nos ha parecido un tema muy interesante porque no es cine en general, es un cine específico, como dice el título del festival. Es cine fantástico, que es un género del que luego nos habla Ana, que engloba muchos subgéneros, muchas categorías de cine; y asimismo el cine de terror, que, a los que, de vosotros, no os guste, os sorprenderá saber que tiene muchísimos adeptos, muchísimos fans.


Y, bueno, sólo quería comentaros, a modo de pequeño…, a modo de pequeña introducción, que el Festival de Sitges, que se celebra desde 1967, entonces empezó como…, solamente como Festival de Cine de Terror. 

Entonces Sitges era un pueblo mucho más chiquito, con muchos menos habitantes, y sólo venían los fans de culto, ¿no?, los que hacían lo que fuera por llegar aquí y ver el Festival. 

Pero, bueno, tuvo tal éxito que este Festival ha ido evolucionando y se ha convertido en el Festival de referencia mundial, en el que se hacen estrenos que después van a ser exhibidos en las salas comerciales, otros que no, cine independiente,… 

Como cualquier festival cuenta con la presencia de las grandes estrellas del cine actual. Y es una gozada pasarse diez días, aquí en Sitges, asistiendo a este festival y al mismo tiempo, como hacemos ahora, disfrutando de una gastronomía buenísima, que es la gastronomía catalana. Y al mismo tiempo dando unos paseos espectaculares por el Paseo Marítimo y viendo este mar inmenso que tenemos ahora mismo delante de los ojos. 

Mercedes:Hola Ana

Ana: Hola Mercedes, buenos días,

Mercedes: Hola guapa, mira, nos gustaría que nos comentaras un poquito cómo ves tú la evolución de este festival, un poco a lo largo de estos 45 años, casi medio siglo de vida del Festival; y un poco, si ha habido un artífice directo de esta evolución tan exitosa en los últimos años.

Ana: Bueno, pues la verdad es que el Festival de Sitges es un Festival que es más veterano que yo misma y, como tú bien decías, tiene muchísimos años de historia, pero sí que destaca un poco que, en los últimos años, desde que entró en la dirección del Festival, Angel Sala, se ha logrado que se convirtiera, digamos, en un referente del Fantástico en todo su abanico de propuestas. ¿Qué quiere decir esto? Pues que ya no es solamente un Festival de Cine de Terror (que estaba muy bien, también, cuando era así), pero en los últimos años, desde que ha entrado Angel Sala, el directo actual, a coordinar el Festival, pues se ha optado por programar un cine que vas más allá exclusivamente del cine de Terror, y que supone un abanico de todo el cine fantástico. De manera que…, para que me entiendas, puedes ver desde películas de Serie B, hasta musicales de tipo fantástico, no ficción, es decir, documentales que también tienen ingredientes del Fantástico o de los elementos que lo componen, cine de autor -como lo que ha ganado este año, Holy Motors-, etc.

Tienes una visión ecléctica de lo que es, a día de hoy,  el cine fantástico que ha diluido mucho sus fronteras y eso permite que se estén hibridando géneros, se estén hibridando técnicas, y, bueno, que tengamos una programación en este festival de la costa catalana muy, muy interesante: muy internacional y también muy local.

Mercedes: Sí, justamente el otro día me comentabas que habías visto un documental bastante interesante, que, en principio, parecería que no tenía cabida en un Festival así, pero que justamente, por el tipo de elementos que intervenían en este documental, cabía perfectamente. Si quieres comentarnos un poquito el documental de Jerry Lewis…

Ana: Pues sí, a mí me sorprendió ver un documental que se llamaba Method to Madness of Jerry Lewis, que en español sería algo así como El Método hacia la locura de Jerry Lewis. Y que analizaba la figura de un director mítico de la comedia norteamericana, que ha influido en la comedia norteamericana contemporánea, que es Jerry Lewis. Y un poco, su método delirante, pues eso…, loco, surrealista, etc. que, bueno, esa parte del delirio, de la locura, son cosas que forman parte esencial del Cine Fantástico, y que nos permite un poco que podamos encontrar un documental como éste, aquí.

Además que, bueno, aquí también, los críticos intentan programar películas que tengan que ver no sólo con la historia del Fantástico, sino con la Historia del Cine.

Mercedes: Bueno, una de las cosas más graciosas que comentábamos, ¿verdad, Ana? es como todo el pueblo, el pueblo en pleno, vive el Festival.

Como ejemplo, sirva que todo el pueblo está  decorado con motivos de cine fantástico y de terror. Por ejemplo, en las calles cuelgan carteles con los motivos más famosos de películas históricas de terror. Los restaurantes, por ejemplo, ofrecen menús que se llaman “menús fantásticos” , en los que los nombres de los platos, algunos, pues…pueden hacer referencia a películas, a personajes, a…a motivos de este cine.

Una de las cosas más espectaculares es lo que se hace desde hace unos tres o cuatro años…, que es lo que se llama los Zombies Walks, que vendrían a ser las Caminatas de Zombies, ¿no? 

Pero Ana me comentaba una cosa muy, muy graciosa, en relación a que no sólo hay caminatas de Zombies adultos, sino también la de los niños… 

 Ana: Pues sí, la verdad es que llama la atención cómo algo que, a priori, no suele ser habitual, y es que se disfrace a los niños de zombies, con prótesis, con heridas abiertas, cuando se ha vuelto algo tan integrado en el pueblo -como es este Festival-, al final la gente se va apuntando a todo de una manera natural.

Y eso que destacabas del ambiente es quizás una de las cosas más características de este Festival. Y es que, a diferencia de otros festivales del país, como puede ser el Festival de San Sebastián, que es un Festival de Cine de primera línea, éste es un festival de fans, sobre todo, y eso hace que haya un ambiente muy especial en  las proyecciones: las gente aplaude al principio de cada película; si le ha gustado aplaude al final; si hay alguna escena con mucha sangre o con muchos tiros, y que lo merezca, aplauden a mitad de la película…Hay un ambiente muy distendido, de muchas diversión y de gente que es muy fan . Hay gente que viene hace muchísimos años al Festival y que, bueno, encuentra aquí un espacio para celebrar el tipo de cine que le gusta, que muchas veces, el cine de terror… Hay una gran parte del cine de terror que es comercial y que va mucha gente a verlo, pero también hay otra parte que tiene circuitos mucho más pequeños, y es visto como más raro, por decirlo de alguna manera. Y que aquí está completamente integrado pues, esto, dentro de la normalidad del Festival, igual que las Zombies Walks.

Mercedes: Bueno es que, realmente, me reía porque ésa es una de las cosas que más me ha fascinado cuando hemos ido a ver una película de terror…Bueno, Ana va mucho más porque las comenta, y publica sobre ello, pero yo he ido a ver alguna. Y recuerdo hace unos años, lo tremendamente divertido que fue descubrir en una película absolutamente gore, sangrienta, terrorífica, llena de taladros,… que era El Dentista 3, o El Dentista 2, no recuerdo, eeeeeh…, cuando la película empezó y se empezaron a taladrar bocas, y dientes, y a salpicar la sangre, pues creí que me tendría que salir. Pero justo en ese momento la gente empezó a reírse como loca, y entonces descubrí el enorme poder…, no sé cómo decirlo, catártico o semiterapeútico de la risa, en las situaciones en que el miedo o la tensión, podría ponerte en una situación desagradable a nivel corporal.

 Eso no quiere decir que no haya terror en serio, que te asusta y que te da miedo, pero hay este componente que comentaba Ana, esta desdramatización,  de algunas  líneas de humor, dentro del terror, que realmente adoras ir a una sala con los fan de este género y reírte con todo el mundo de las películas más sangrientas o más exageradas. Es muy divertido.

Bueno, hay también…, tendríamos que decir, que en esta línea que comentábamos de…, bueno, de que el pueblo entero vive del Festival de Cine, y es que en el paseo del mar, en el Paseo Marítimo se ponen unas paradas, se pone un mercadillo, con puestos en los que puedes encontrar y comprar, todo tipo de motivos de terror, desde una camiseta, hasta un dedo cortado con un tornillo -ja jaa…-, hasta una cabeza ensangrentada cortada…Bueno, lo divertido es ver el lado ficticio de…de estas paradas y el efecto que puede producir, de diversión, en la gente comprar este tipo de artículos.

Ana: Pues sí, como en, digamos, en muchas otras cosas, los objetos y las…, los objetos específicos como serían las prótesis, los miembros cortados y otra serie de elementos que forman parte del imaginario del cine de terror, aquí se venden como merchandising, como objetos fetiche, un poco, de toda esta imaginería, que, como tú muy bien apuntabas, muchas veces se mueve en una frontera muy fina entre el terror y el humor. Posiblemente, porque a veces, cuando el terror se vuelve tan salvaje, es capaz de reírse de sí mismo.

Entonces, toda la parte de merchandising, de objetos, etc. tiene un poco este punto morboso, cómico, humorístico, extraño, en relación al cine de terror.

Mercedes: Efectivamente, Ana.

A mí…, siempre ha habido, de todas maneras, una cuestión que me ha planteado muchos interrogantes y es, por ejemplo, en este público fan, en este público del cine terror, ¿cuáles serían los…, los…los parámetros que podríamos definir, o de los que podríamos hablar para explicar la fascinación de determinado público por el cine de terror?

¿Tú tienes alguna idea sobre esto?

Ana: Bueno, no es una pregunta fácil, pero… el cine de terror un poco responde a los miedos más primitivos, muchas veces. O a los miedos más ancestrales en relación a muchas cosas: en relación a la familia, en relación al sexo, en relación a la sociedad, …

Es decir, el miedo de que las estructuras que conocemos y que dibujan la sociedad en la que vivimos, se vean atacadas. 

Como, por ejemplo, no sé si recuerdas una película de Michael Hanecke, que se llama Funny Games, en la cual dos chicos llegan a una familia…, a la casa de una familia burguesa e instauran, digamos, el asesinato y el terror dentro de ella. 

Una película con la cual, por cierto, Hanecke quería hacer un comentario sobre cierta tendencia que hay en el cine de terror actual a glamourizar -que se llama-…, a volver glamourosa la violencia. Un problema que tiene gran parte del cine americano  y que lo vivimos como completamente normal. 

Mientras que la violencia real, es muchísimo más angustiante, y muchísimo menos efectista, y vende mucho menos. Y es un poco como la intenta dibujar Hanecke.

Entonces , bueno, ahí vemos un poco el ataque, digamos, a eso,  a la sociedad burguesa, etc. Y a la pérdida de todo ese bienestar, de alguna manera.

Por otro lado, desde los orígenes del cine está el género de terror. No sé si recuerdas películas como M, el Vampiro de Dusseldorf…

Mercedes: ¡Y tanto!

Ana: O El Gabinete del Dr. Caligari, película del expresionismo alemán, y que…pues, bueno, en M, El Vampiro de Dusseldorf pues es un vampiro que secuestra niños, en la ciudad, etc. Y que, bueno, responde tampoco…, responde -perdona- también un poco a este miedo a que los niños de nuestra sociedad sean atacados…

El cine de terror también puede tener muchas lecturas metafóricas. En el ámbito político, hay una serie de cine de terror y fantástico, que se ha exhibido en el  Festival de Sitges y que, a través del Fantástico, aborda lecturas políticas de la sociedad contemporánea, como por ejemplo, me acuerdo de una película marroquí, que se exhibió el año pasado, que hacía una lectura de los problemas políticos de Marruecos, en clave fantástica, muy interesante.

Y, bueno, pues en definitiva, lo que es el Terror y el Fantástico, puede abordar todos los problemas posibles de la sociedad contemporánea, o de la Historia, igual que lo hacen otros géneros. Lo importante es la calidad y la manera en la que se haga.

Sí que, como decíamos, el terror tiende a levantar nuestras emociones más primarias. El miedo es una emoción antigua y primaria, y por eso  funciona tan bien muchas veces.  Lo que pasa, que, como te comentaba, muchas veces se abusa del potencial de esa emoción, del potencial del miedo, pues…, como todos conocemos, en las películas de terror: los sustos, los golpes de efecto…, un poco para manejar al espectador. Y en otros casos se utiliza el terror, el terror y el fantástico, de una manera o bien más conceptual, o bien más sensorial, o bien, digamos, más compleja, para intentar decir más cosas a través del género. 

Mercedes: Claro, quizás es por eso que hay tantas películas de terror en la historia del cine, que han quedado como clásicos, como referentes de los que todo el mundo recuerda. 

Además de las que tú comentabas, una película que ha quedado como un puro icono en la cultura cinematográfica y general, es Psicosis, por ejemplo. Cuantas veces no…, en fin, no se ha bromeado, o simplemente recurrido al personaje de Norman Bates, o a la silueta tras la cortina de la ducha, que la persona que está duchándose tranquilamente y a la que espera un enorme cuchillo de cocina al otro lado de la cortina, etc. O las películas de Frankenstein, o las de Jack el Destripador, o toda la legión que hay, desde hace muchísimo años, de películas de vampiros, etc.etc.

Pero pasando a un terreno más actual, no queríamos, bueno…, no queríamos concluir este podcast sobre el Festival de Cine Fantástico y de Terror de Sitges, sin comentar -muy brevemente, ya- alguna de las películas de este año.

Y, por ejemplo, hablando con Ana, -ella os dirá ahora-, ha habido muchas y muy buenas, pero quizás una de las que, creo, -ahora nos lo dices tú, Ana- más impresión te ha causado es Holy Motors, que paradójicamente ha sido la película que ha ganado el festival: primer premio al director y primer premio a la película.

¿Qué nos cuentas de esta película, Ana?


Ana: Pues efectivamente, Holy Motors ha sido la ganadora de este año del Festival de Sitges. Viene del Festival de Cannes, donde finalmente se quedó sin ningún premio, y está dirigida por el director francés Leos Carax, director que hace años filmó la película Los amantes del Pont Neuf, con Juliette Binoche, que era una película desgarradora, y muy bonita, y que ha tardado pues entre ocho y diez años en hacer esta última película, que es una película muy sorprendente. 

Una película extraña, en cierta manera, pero tremendamente bella, tremendamente bizarra, tremendamente visceral… 

Digamos que es un compendio de escenas diversas que van desde lo más sublime hasta lo más siniestro. 

La película cuenta la historia de un hombre, un actor que pasa su día en limusina, bajándose en diversos lugares donde interpreta diversos papeles, por decirlo de alguna manera. Por ejemplo, se hace pasar por un vagabundo que entra en un cementerio de París, rapta a una supermodelo, que es Eva Mendes, y se la lleva a una especie de gruta llena de basura, después de haber mordido dos dedos del ayudante del fotógrafo. Allí la viste, la reviste con las ropas que lleva, se queda desnudo delante de ella y se tumba en su regazo. Esa es una de las cosas que hace. Luego, pues, en otra de las paradas, es un alto ejecutivo con familia. En otras de las paradas se mete en un espacio con unos trajes de ciencia ficción, y un entorno de ciencia ficción, a practicar un sexo de ciencia ficción también , con una mujer. Y, digamos que, bueno, él se queja de que ya no hay cámaras , está…,  todo esto, entendemos que en algún momento lo ha hecho para las cámaras, pero ahora no sabemos muy bien quién mira,  

Bueno, en definitiva es la vida de un personaje que va cambiando constantemente de identidad y de género cinematográfico, porque cada parada supone un género distinto. Es decir, como os decíamos, vamos desde la ciencia ficción al musical, al drama intimista,…un gran abanico de emociones y de situaciones, ¿no?

Y con la peculiaridad de que, digamos, de que en toda la película y en todas las escenas hay una gran libertad en la manera de afrontar la imagen, en la manera de afrontar la actuación, la filmación, las emociones… Se respira una libertad enorme y se respira también un enorme poder que late debajo de las imágenes, trasladando la angustia, trasladando lo salvaje del ser humano, trasladando lo más delicado, hablando del amor, hablando del deseo, hablando de muchísimas cosas de una manera muy poco común, y muy poco ordinaria, con mucha valentía, y muchísimo entusiasmo y sabiéndose alejar de…, pues, bueno, de lo que tenemos aprendido sobre el cine y sobre las imágenes, ¿no? Es un trabajo muy delicado, muy fuerte y muy complejo que no te deja indiferente.

Mercedes: Habrá que verla, Ana, habrá que ver Holy Motors. Nos la recomiendas, evidentemente.

Después, ha habido otra película que era muy esperada. Está hecha por un director español, un director español que se llama J.A. Bayona. Y que es una película sobre una experiencia real, que pudo…, bueno, que tuvo la desgracia de vivir una ciudadana española que estaba con su familia pasando unas vacaciones en Thailandia, cuando sucedió el terrible tsunami del año 2004. 

Era una película muy esperada, pero que, como en todas las películas, parece que ha habido luces y sombras. Parece que ha habido cosas muy logradas, y otras quizás excesivas, por lo que nos comentó Ana.

¿Qué tal Lo Imposible, sobre el tsunami de Thailandia, de 2004?


Ana: Pues, mira, Mercedes, hacer una película sobre el tsunami posee una gran responsabilidad, evidentemente y más, como en este caso, cuando está basada en un testimonio real, que es una familia española que sobrevivió al completo. 

También es hacer una película que es necesaria, porque el tsunami, en su mayor parte, lo hemos visto a través de los grandes medios de comunicación, bien televisión, bien periódicos, y hemos visto siempre las mismas imágenes, las mismas pequeñas historias, pero aunque es una tragedia que conmovió al mundo, la experiencia de verlo a través de los medios de comunicación siempre es un poco distante,  un poco con la sensación de un deja vu, de algo que ya hemos visto en ese tipo de tragedias.

Entonces, hacer una película sobre el tsunami, permite al espectador encontrarse allí en medio del tsunami, entender realmente qué es lo que pasó y vivirlo a un nivel emocional, no sólo lógico o con la visión de un telediario.

¿Qué ocurre? Pues bueno la película -como ya sabemos-  tiene una factura espectacular. Los protagonistas son Naomi Watts y Ewan McGregor. Naomi Watts está impresionante. Tiene una gran fotografía. La secuencia del tsunami está hecha a conciencia y con muchísima habilidad. Tiene todo un universo sensorial muy poderoso para que te encuentres allí en medio. 

El problema es que, a medida que la película se desarrolla, pues…nos vamos dando cuenta de los efectismos que se han utilizado para  realzar las emociones que ya eran suficientemente duras, y que ya eran suficientemente fuerte.

 Se ha utilizado la música para hacer un subrayado constante. Luego, por otro lado, las acciones que en su día fueron así,  por parte de la familia real, acciones de una gran humanidad, de una gran superación, de una gran  valentía, están presentadas de una manera heroica y… ¡cansina!, o sea,….

Mercedes: Un relato épico demasiado invasivo

Ana: Exactamente. La película es como una paliza para el espectador.  La película está diseñada para que llores, para que sufras,…más allá de quizá el necesario sufrimiento que pueda haber en una película sobre el tsunami. Lo cual genera un cierto rechazo…Por lo menos a mí, como espectadora, me genera cierto rechazo por este hambre de manipulación que hay en la concepción de la película. Y me parece una lástima porque tiene muchos elementos que podrían haber hecho que hubiera sido una película interesante, o que hubiera estado a la altura de las circunstancias, pero, desafortunadamente, es una gran decepción.

Mercedes: Bueno, yo, de todas maneras, creo que sí que la veré, pero que ya, con esta opinión, voy un poco preparada para no dejarme arrastrar, porque sí que es cierto que… Bueno, hicieron una pequeña entrevista a gente que salía de la sala de cine cuando la estrenaron, y, claro, hay gente que se pasa las dos horas llorando. Quizá en ese sentido es un poco estresante, más allá de que consideremos que aquella tragedia fue extremadamente dolorosa y terrible para quienes la vivieron y no todos con la misma suerte que los protagonistas en los que se basa la película, que, como ha dicho Ana, pudieron superar -toda la familia, el padre, la madre, los dos hijos- este terrible trance que pasó en su vida, en mitad de unas vacaciones paradisiacas.

Bueno, otra de las películas que Ana nos ha comentado que es muy, muy interesante, es una película considerada de ciencia ficción, en este caso, cuyo título es Aurora. Esta película no se estrenará en las salas comerciales, o no lo sabemos seguro…Igual que Holy Motors, seguro que sí; o Lo Imposible, que seguro que también (ya se ha estrenado, de hecho). Pero esta otra parece ser que no, pero es tan interesante, que Ana nos hace un breve comentario sobre ella.


Ana :Pues, mira, Aurora es una película lituana, dirigida por una directora que se llama Kristina Buozité, o algo así,…no lo sé pronunciar muy bien…, y que se ha llevado el Mèlies de Oro a la Mejor Producción Fantástica europea, de este año. 

Es una película que trata de un experimento neurocientífico, por el cual se va a conectar el cerebro de un paciente sano, que es parte del equipo científico, llamado Lucas, con el cerebro de una mujer en coma. El objetivo del experimento es estudiar el cerebro humano y la conciencia humana. 

Por supuesto, el experimento no sale como se esperaba y lo que ocurre es que el protagonista, este científico, conecta con la chica que está en coma, y vive una especie de relación en estas conexiones con ella, que  va desde el deseo, al sexo, a la necesidad de posesión, a los celos, a la vida… Pasa por un compendio de estados emocionales en, digamos, mundos diversos. Y que la recreación visual de cada uno de esos mundos, de todas esas escenografías mentales, de esos territorios de la mente y del cine, son absolutamente exuberantes, desatados, atrevidos visualmente, se manejan referencias con películas como Olvídate de mí, si la recuerdas,…

Mercedes: Perfectamente. Es muy buena.

Ana:… la película de Michel Gondry, o las referencias  visuales son también de Kubrick; a nivel de historia, de Solaris, de Tarkovsky. Es decir, maneja referentes muy potentes, pero con una personalidad fílmica muy acusada. Entonces, la verdad es una historia muy bonita sobre lo que es la libertad, sobre lo que es la muerte y la relación entre ambas cosas. 

Le han llamado como un thriller de ciencia ficción erótico, por la carga sexual que tiene la película. Y sobre todo, es una experiencia nueva. Es decir, Aurora es una película que no se había hecho hasta ahora, que es muy distinta de lo que se ha hecho en cine fantástico y que es una…, es un placer visual, estético, sensorial y…, y, bueno, y dramático al fin y al cabo, estético…, muy poderoso.

Bueno. si te parece, Mercedes, te comento brevemente un par de películas más muy interesantes que hemos visto en el Festival , y que sólo te las voy a comentar por encima, ¿de acuerdo?

Mercedes: Por supuesto

Ana: De acuerdo, hemos podido ver  Vous n´avez encore rien vu…(tú lo sabes decir mejor, me parece…). La última película del director Alain Resnais…Ah, sí, significa: No habéis visto nada todavía. 

Un director procedente de la  Nouvelle Vague, que es, bueno, una apuesta, digamos, sobre el cine como territorio de la fantasía, donde las reglas del espacio y del tiempo se diluyen en la imagen y donde el mundo real convive…, (no en el cine, sino en la vida) donde el mundo real convive con el mundo fantástico, sin fronteras.

Creo que es un poco de lo que habla la película de Resnais, que es una película compleja, muy conceptual, que habla también de las relaciones entre teatro y cine, y lo hace de una manera muy personal y muy fantasiosa.

Mercedes: Pero…¿Me estás hablando de Alain Resnais, Alain Resnais? Que yo le recuerdo de hace un montón de años en películas como Hiroshima mon amour, o El año pasado en  Marienbad,  películas siempre excelentes, referentes de un cine de culto de la Nouvelle Vague francesa,… Pero, claro, que intuyo que con esta película de la que tú nos estás hablando, este hombre está en plena actividad intelectual y cinematográfica, pero tiene un montón de años, con perdón… 

Ana: Alain Resnais, si no me equivoco, tiene como 92 años…

Mercedes: ¡Increíble!

Ana: Pero sigue en activo, y además, con mucho que decir, porque Vous n´avez encore rien vu es una película tremendamente inquietante y estimulante, pero con una carga de desazón sobre la vida y sobre las relaciones de pareja, etc. muy poderosa y muy bien planteada, con unos diálogos excelentes, sobre todo.  

Mercedes: Y ya para ir acabando, si quieres nos cuentas un poquito  sobre otra de las películas, entre otras muchas, por supuesto, que te ha parecido muy original y muy interesante, que se llama Looper, y que en este momento no sé muy bien cómo se puede traducir en español, pero ya lo miro en Wordreference.



Ana: Looper es una película dirigida por Rian Johnson, que es el director de Brick,  una…, un…digamos, un thriller, que se desarrolla en un Instituto y que se presentó hace unos cuatro o cinco años -me parece que es del 2008-  y que se convirtió automáticamente en una película de culto, una película alucinante también,  en la que mezclaba el género teen, con el género del thriller, el noir, etc. Es decir, una película muy fresca, muy interesante. 

Y ahora, este mismo director, también con uno de los actores, que es Joseph Gordon-Levitt, que está muy bien caracterizado, abordan un thriller de ciencia ficción, en este caso, con viajes en el tiempo, de ahí lo de looper, que un loop, es un bucle. Entonces, los loopers son…(se puede decir, porque la película empieza explicando esto) son asesinos a sueldo que están metidos en el tema de los viajes en el tiempo, para el tema de los asesinatos.

Bueno, se mezclan en la película elementos de Matrix, se mezclan elementos de la saga de X Men, incluso podríamos decir del western. Hay diversos elementos genéricos, pero está dirigida con muy buen pulso, con mucha serenidad, muy buen pulso…

Posiblemente lo que es el guión, parte de esta trama de ciencia ficción, no se entiende del todo bien, como pasa en muchas películas de este género,¿no?, que uno no se entera del todo de lo que está pasando… Pero, sin embargo, dentro del espectro del cine comercial, donde cabe enmarcar este film, tiene una realización muy contundente, muy compacta, y muy capaz de explicar historias y emociones con mucha resolución y, bueno, con mucha potencia. Es una película que está muy bien, la verdad. 

Mercedes: Pues te voy a decir una cosa, Ana,  fíjate si tiene importancia hablar de una determinada manera del cine, que yo estoy segura que después de escuchar tus opiniones sobre las películas Fantásticas y de Terror, mucha gente que podría considerarlas de una manera tópica -como “eso” que asusta y que es desagradable- puede ver el otro lado de este tipo de películas, lo que realmente pueden aportar, que es verdaderamente interesante.  

Y, aunque no terminamos, porque ahora, mientras vayamos paseando hacia el cine, nos despedimos, pero aunque no terminemos aquí, te lo agradezco muy sinceramente, porque, como siempre, ha sido muy interesante y muy clarificador sobre el género.

Ana: Muchas gracias, Mercedes, por tus palabras. Pero piensa que las películas que hemos abordado en esta edición son más de cine fantástico, que de cine de terror, pero es un poco extensible lo que dices, al cine de terror y a los subgéneros dentro del terror. 

Hay que abrir un poco, yo creo, las miras, que decimos, la perspectiva y dejarse llevar un poco, disfrutar, y bueno, y permitir que todos esos influjos turbulentos que muchas veces nos llegan desde el Cine Fantástico y de Terror, que pueden ser desestabilizadores o inquietantes, permitir que nos traspasen y que nos hagan reflexionar sobre ciertas cosas.

Mercedes :Eso está bien, me gusta.

Y ahora, mientras Ana hace una foto del sitio donde hemos estado conversando sobre este Festival de Cine, yo os quiero decir, que si un día pasáis por Sitges, vais a encontrar esto que nosotras estamos viendo. Es uno de los lugares de Cataluña que se precia de tener más días de sol al año. Y en este momento hace un sol espléndido, en pleno 14 de octubre, y el mar parece que hierve como una balsa auténticamente de plata.


Desde este marco “fantástico”, os deseamos, como de costumbre, lo mejor.

Ana: Ahora que, bueno, estamos caminando por el paseo marítimo de Sitges, da que pensar que quizás uno de los elementos que han permitido convertir este Festival en lo que es, es el enclave privilegiado, vamos a decir así, que tiene. Igual que el Festival de San Sebastián, de Donosti, en el País Vasco, tiene también una situación  también con mar, y playa…  

Mercedes:…gastronomía del País Vasco…

Ana:…gastronomía…, que realmente es como un encanto venir aquí, a este pueblo, a ver películas de este tipo y pasear por aquí.

Aunque, bueno, muchos de los fans de cine de terror, esto les da un poco igual…

Mercedes: Pero, mira, una cosa divertida son los carteles que se sacan cada año para que se promocione el Festival. Y este año…, nosotras estamos ahora mismo paseando por el Paseo Marítimo. Y tenemos al fondo del Paseo, la imagen de la Iglesia de Sitges, que es una preciosidad, y que seguro que la habéis visto alguna vez en alguno de lo vídeos que hay en Youtube. Y curiosamente, el terror hace,…ha hecho convertir esta iglesia, en un cartel, en el que se supone que ha habido una catástrofe total…,  es un cartel en grises y negros, muy terrorífico, donde la iglesia está totalmente derruida, en mitad de una nada desoladora, de destrucción, ¿no? ¡Claro!…Ese es uno de los puntos.


Ahora, la estamos viendo desde aquí y estamos encantadas de que siga en pie y… tan bonita y tan llena de sol como de costumbre.

Ana: Y, al lado del cartel que comentas, hay otro, que ha hecho un periódico de la zona, en el cual salen el Señor Spock, E.T.,  R2D2 y King Kong, por lo pronto…  

Bueno, un poco, personajes míticos del Cine Fantástico.

Mercedes: El cartel genérico que desde el inicio ha servido de logo a este festival es el de King Kong, en blanco y negro, que es el que siempre protagoniza el Festival de Sitges. Después, cada año, se hace uno nuevo para promocionar el de ese año, pero el de King Kong es “fantástico”.

Ahora estamos haciendo una foto al de este año, a ver si podemos incluirla en la Guía, en la transcripción de esta conversación con Ana, para que podáis verlo. 

Bueno, amigos, desde Sitges, un abrazo para todos. “Desde Sitges  con amor”, o “desde Sitges con terror”, ¡tanto da!... ¡Viva el festival!

Ana :Hasta luego, hasta otra.




******************************




 © Spanishpodcast, 2007-2017