Quería, imperfecto de cortesía

 





Quería, imperfecto de cortesía


Hello, my friends, and welcome to Spanish Podcast. I am Mercedes speaking to you from Barcelona. Our 161st episode  “Quería, querría, quisiera: verbal courtesy in the Spanish Language”, contains four subepisodes. We publish today first and second chapters:


*  161 A: Contexto y cortesía verbal en español

*  161 B:  Quería, imperfecto de cortesía


 And in few days you will have the next two:


*  161 C:  Querría, condicional de cortesía

*  161 D:  Quisiera, imperfecto de subjuntivo


 So completing this work. 

The first is devoted to the relationship between the Context and the use of the Verbal Times and Modes of Courtesy, among other atenuatting elements of speech in communicative situations. 

The second is about the Imperfect of Courtesy (I wanted and others). 

The third subepisode is about the use of the Conditional of Courtesy of some verbs (including to want: I would like to). 

And the fourth is devoted to the Imperfect of Subjunctive (quisiera and other verbs).

This work has appeared in the Spanishpodcast Blog over eight consecutive weeks. In the Blog, each Chapter contains the text and the corresponding audio, in Spanish, of course. Now, the friends of Spanish Podcast that we only follow by iTunes, may also get this work in full audio, divided into four parts.

Everyone who want the four guides, in PDF format, can visit the website www.spanishpodcast.org and can download to easily read them. 

We hope that this new material will help you understand the use of these times and verbal modes, as well as you get to know this use with the multitude of examples that you will have access-


Hola, amigos, y bienvenidos a Español Podcast. Soy Mercedes y os hablo desde Barcelona. Nuestro episodio nº 161 “Quería, querría, quisiera:cortesía verbal en el español” , contiene cuatro subepisodios. Publicamos hoy los dos primeros:

*  161 A: Contexto y cortesía verbal en español

*  161 B:  Quería, imperfecto de cortesía

Y dentro de unos días podréis tener los dos siguientes:

*  161 C:  Querría, condicional de cortesía

*  161 D:  Quisiera, imperfecto de subjuntivo


Completando así este trabajo. 

El primero está dedicado a la relación entre el contexto y el uso de los tiempos y modos de cortesía, entre otros elementos atenuadores del habla en situaciones de comunicación. 

El segundo es sobre el imperfecto de cortesía (quería y otros). 

El tercer subepisodio es sobre el uso del condicional de cortesía de los verbos propios de este uso (entre ellos querer: querría). 

Y el cuarto lo dedicamos, finalmente, al imperfecto de subjuntivo.

Este trabajo ha salido en el Blog de Spanishpodcast a lo largo de ocho semanas consecutivas. En el Blog, cada capítulo contiene el texto y el audio correspondiente, en español, claro está. Ahora, los amigos de Español Podcast que solo nos siguen por iTunes, podrán tener también el trabajo en audio completo, dividido en cuatro partes. 

Aquellos que quieran tener las cuatro guías correspondientes, en PDF, puede visitar la web www.spanishpodcast.org y pueden descargárselas para poderlas leer tranquilamente. Esperamos que este nuevo material os ayude a entender el uso de estos tiempos y modos verbales, así como que os familiaricéis con este mismo uso mediante la multitud de ejemplos a los que tendréis acceso.


Hoy nos vamos a meter ya en materia y vamos a empezar, ahora ya directamente, con el llamado IMPERFECTO DE CORTESÍA, es decir, con el pretérito imperfecto de indicativo de los verbos…¿de cualquier verbo? No, no de cualquier verbo. Este uso cortés del imperfecto queda circunscrito a cuatro verbos:


- QUERER


- DESEAR


- VENIR


- LLAMAR



Este imperfecto lo vais a oír en todas las personas del tiempo, del copretérito, en todas las personas, recordadlo. Y además, tanto en formas afirmativas (o negativas), como en formas interrogativas.


El imperfecto de indicativo de querer, desear, venir y llamar es uno de los tiempos más usados cuando pedimos algo, solicitamos algo, sugerimos algo, informamos de algo, etc. Es decir, cuando llevamos a cabo, en el presente, alguna de las acciones expresadas en los verbos que detallamos en la primera parte de este trabajo, en la introducción.


Lo usamos habitualmente para atenuar, suavizar, ese tipo de acciones que entrañan:


* Permiso

* Aviso

*Deseo

*Necesidad

*Sugerencia

*Petición

*Solicitud

*Información

*petición de favores

*petición de servicios

*Aconsejar

*Opinar

*expresar opiniones personales definidas


…en fin, todas aquellas expresiones que necesitan tacto, cordialidad o maneras suaves al ser formuladas, que pertenecen a nuestro presente, pero a las que quitamos imposición y urgencia con el uso de este tiempo verbal.


El tiempo del verbo, el pasado, marca ya una cierta distancia entre los interlocutores, suaviza la petición, el deseo, el consejo, o la sugerencia y pone a los hablantes en un lugar más protegido, podríamos decir, en el acto comunicativo. 


El pasado suaviza la expresión de la petición presente, atenúa la contundencia del enunciado, marca un pequeño territorio de cordialidad entre los hablantes. El uso de este pasado suaviza la urgencia de un deseo, de una petición o de un aviso, hace que el otro los escuche con confianza, con la confianza que se desprende de observar una actitud cordial, ligeramente respetuosa o suave y tranquila en el otro, en el que nos habla.


Usamos el imperfecto de indicativo de los verbos indicados más arriba para todas estas cosas, incluso cuando se trata de cosas urgentes, o de necesidades, y que matizamos con el uso de este tiempo cortés.


Evidentemente, el uso continuado de este imperfecto de cortesía se ha ido automatizando, y lógicamente su uso no está condicionado a que analicemos la situación para ver si lo decimos o no. El estudiante de español acaba por saber qué situaciones requieren este uso, de forma normal y automática, y cuáles no. Pero era importante conocer el origen de este uso, para que, comprendiéndolo, podáis usarlo con más conocimiento de causa. 



Podríamos resumir un poquito con todos estos matices que pueden ayudaros a entenderlo mucho mejor. El uso del imperfecto de cortesía podría ayudar a:



- Expresar un deseo educadamente

- Expresar una petición suavizada

- Expresar una solicitud con tacto

- Expresar una sugerencia con cordialidad

- Expresar una petición de forma atenuada

- Pedir un favor sin urgencia

- Pedir permiso con amabilidad

- Pedir algo sin contundencia

- Informar de algo sin asustar, sin amenazar

- Pedir un servicio amablemente

- Solicitar algo de la forma adecuada

- Aconsejar sin un énfasis molesto

- Avisar sin ansiedad

- Plantear una necesidad de forma tranquila



Expresión de deseos, peticiones, solicitudes, sugerencias, favores, avisos, consejos, etc. presentes, necesidades que tenemos ahora, en este momento, pero que no siempre expresamos en presente con el fin de suavizar esa expresión, con el fin de atenuarla. Y de eso se encarga nuestro imperfecto de cortesía. 



Vamos a los ejemplos:




- Oye, quería pedirte un favor

- Tú dirás

- ¿Podrías dejarme tu coche esta noche? Tengo una cita importante y el mío está en el taller de reparaciones

- OK, te lo dejo, pero lo necesito mañana a las 8

- Eso está hecho, allí lo tendrás



- Hola, ¿qué quería?

- Pues…quería un pantalón corto

- ¿Para llevar por la calle o de playa?

- No, no, para ir por la calle


A partir de aquí, pasados los primeros momentos de la interacción, es posible y usual continuar con presente normal.


- ¿Los quiere de algodón o de poliéster?

- Prefiero algodón



O:



- Díganme, señores, ¿qué deseaban?

- Veníamos para entrevistarnos con el director

- ¿Tienen cita previa?

- No, pero es urgente. Dígale que estamos aquí, por favor



O:



- Agencia de Empleo “Trabajo Seguro”. Dígame

- Hola, buenos días, llamaba para saber si hay alguna nueva oferta de trabajo

- Perdón, no le he oído bien, ¿para qué llamaba?

- Para ver si hay nuevas ofertas de trabajo

- Dígame su nombre, por favor

  


O:



- Buenas tardes, señor, ¿qué quería?

- Pues…quería una caña y unos tacos de queso



O:


- ¿Qué deseaba?

- Quería unas botas impermeables de montaña

- ¿Qué número, por favor?

- El 42. Ah, las quiero con velcro, sin cordones



O:



- Hola. Venía por el anuncio del periódico

- ¿El de camarero?

- Sí

- ¿Ha traído informes de trabajos anteriores?

- Sí, aquí están



O:



- Buenas, llamaba para pedir hora con el doctor López

- Mire, puedo darle hora para el jueves de la semana que viene

- Muy bien, ¿a qué hora concretamente?



O:



- ¿Diga?

- Hola, buenos días. Llamaba para saber la hora de la entrevista

- ¿Que llamaba para saber el resultado de la entrevista?

- No, no, señorita, no llamaba para saber el resultado, sino para saber la hora de mi primera entrevista

- Su nombre, por favor

- Feliu, Susana Feliu



O:



- ¿Qué deseaba?

- Un café, por favor

- ¿Desea algo de comer?

- Sí, tráigame un cruasán, por favor

- ¿La leche, caliente?

- No, del tiempo está bien



O:



- Quería comentarte la reunión de ayer

- Ah, es verdad, ¿qué tal fue?

- Pues, la verdad es que hay problemas graves en la empresa. Hay pérdidas económicas importantes

- Vale, cuéntame, cuéntame



O:



- Hola, venía a recoger el paquete

- ¿Ha traído el comprobante?

- Sí, sí, aquí tiene



O:



- Dígame, ¿para qué llamaba?

- Hola, mira, llamaba para ver si ya me han traído el libro que encargué

- Dígame el título, si es tan amable



O:



- Hola, quería preguntar si necesitan un camarero

- Ah, usted venía por el anuncio, ¿verdad?

- Pues, sí

- Pues, mire, lo sentimos, pero esta mañana ya se ha cubierto el empleo. Lo lamento



Como veis por los ejemplos, las personas más usadas son la 1ª y 2ª del singular, en oraciones afirmativas; y las tres primeras personas del singular, en preguntas. Se pueden usar todas, pero las más comunes son las que acabamos de mencionar.



****************



 © Spanishpodcast, 2007-2017