La fiesta de cumpleaños



La fiesta de cumpleaños


Hello dear friends and welcome to Spanish Podcast. I am Mercedes speaking to you from Barcelona. In our 174th episode: The Birthday Party, we are finally attending the Daniel´s birthday´s party, where Julia has been invited. In this episode we are going to find out several new uses of the verb “hacer”, and all of them are really common and frequently used in the spoken Spanish language. In the party it is going happen amazing and decisive events in the beginning of a special friendship between Daniel and Julia. I am sure you cant´t wait for to know what´s the matter in this party. So…let´s start!


Hola queridos amigos y bienvenidos a Español Podcast. Soy Mercedes y os hablo desde Barcelona. En nuestro episodio  nº 174: La Fiesta de Cumpleaños, asistimos por fin a la fiesta de cumpleaños de Daniel, a la que está invitada su vecina Julia. En este capítulo, además, vamos a descubrir varios nuevos usos del verbo hacer, todos ellos comunes y frecuentes en la lengua española hablada. En esta fiesta van a pasar cosas bastante sorprendentes, que van a ser decisivas en el inicio de algo más que una buena amistad entre Julia y Daniel. Estoy segura de que estáis deseando saber qué pasa en esa fiesta, así que…¡empezamos!



Episodio número 174: La Fiesta de Cumpleaños. Vamos amigos, veamos qué pasa.


(Ding-dong,…suena el timbre de la puerta.

Julia y sus amigas, Carmen y Ana, esperan ante la puerta. Abre Daniel)


Daniel :¡Hombre, mi vecinita! Hola, Julia, ¿cómo estás?

Julia :Hola, Daniel, ¡felicidades! Y que cumplas muchos más. Estas son Carmen y Ana.

Daniel :Hola, ¿qué tal? Pasad, pasad,…

Julia :Esto es para ti.

Daniel :Pero, bueno, ¿es un regalo? ¡No me lo esperaba! A ver…, a ver…  Un libro sobre el guión de Blade Runner…¡pero, bueno, qué pasada! ¿Cómo sabías que es una de mis pelis favoritas?

Julia :No lo sabía. Pero me encanta que te guste.

Daniel :Claro. Oye, gracias, es un regalo muy especial. Ven, ven,… (la coge de la mano para llevarla hacia adentro, con los demás). Eh, pero si estás helada.

Julia :Sí, hemos venido andando desde la FNAC y hace un frío que pela.

Daniel :Espera, te preparo una copa y seguro que entras en calor. Luis, presenta a Julia, Carmen y Ana al resto de gente.

(Luis va presentando a unos y otros. Al final, Carmen se queda hablando con Luis. Y, en un momento dado, le pregunta por su trabajo).

Carmen :Yo también soy Diseñadora Gráfica, pero en estos momentos no tengo trabajo en el campo del Diseño Gráfico. Hago de profe de inglés con pequeños. ¿Y tú?

Luis :Yo hago casas…cuando sale un proyecto. Pero también paso épocas sin curro.

(Daniel trae ya una bebida para Julia)

Daniel :Toma, con esto se te pasa el frío y entras en calor.

Julia :Gracias. Estos pisos antiguos son muy fríos.


(Han pasado tres horas. Son las 11 de la noche. Unos charlan, otros están viendo el corto de Álvaro, y otros bailan, en estos momentos bailan lento y juntos, y entre ellos, Julia y Daniel).


Daniel :¿Sales con alguien?

(Julia se queda desconcertada

Julia :Pues…no, no en estos momentos.

(Y se atreve también a preguntar)

Julia :¿Y tú?

Daniel :No, no en estos momentos.

Julia :¡Vaya!

Daniel :Sí, bueno…, perdona la pregunta tan directa, la segunda vez que nos vemos.

Julia :No, no,…es normal. Bueno, quería decir que…

Daniel :Es que…tú…me gustas mucho. Y desde hace tiempo. Tengo que confesarte un secreto. He soñado contigo un par de veces.

(Julia se queda sin habla)

Julia :¿Que…que has soñado conmigo? Pero…pero…

Daniel :Sí, ya sé que es estrambótico,…en fin, nada usual sin conocernos, pero es la verdad. Esto…, mañana quiero ir a ver precisamente la última de Ridley Scott, El Consejero. ¿Te animas a acompañarme?

Julia :Sí.

(Daniel la atrae suavemente hacia sí y Julia cree que está soñando de nuevo)

Daniel :Vale, mañana es mañana, pero ahora…sigamos bailando. La noche es larga…


************************



Sí, queridas amigas y queridos amigos, ha llegado el día de la fiesta de cumpleaños de Daniel. Es por la tarde. Y Julia, y dos de sus amigas (Carmen y Ana) han llegado ya al piso de Daniel y están llamando al timbre.

Daniel les abre la puerta, dirigiéndose directamente a Julia:


- ¡Hombre, mi vecinita! Hola, Julia, ¿cómo estás?


Usamos este “hombre” como una muletilla con muchos sentidos y en diversas ocasiones, pero uno de ellos es éste que expresa una sorpresa moderada, e incluso con un toque agradable.


Lo primero que hace Julia es felicitarle:


- Hola, Daniel, ¡felicidades!


Y añade una fórmula que se dice en muchos sitios de España, para desearle muchos más cumpleaños a aquél que está celebrando su aniversario. La fórmula es:


- ¡Y que cumplas muchos más!


Julia le da un pequeño paquete que lleva en la mano:


- Esto es para ti


Y Daniel se queda sorprendido porque no esperaba ningún regalo de Julia, ya que fue ayer mismo cuando la invitó a su fiesta, y aún se conocen muy poco. Por eso dice:


- Pero, bueno, ¿es un regalo? ¡No me lo esperaba!


Fijaos en esta forma de decir que estás gratamente sorprendido porque no esperabas recibir este regalo:


- ¡No me lo esperaba!


Frase ésta que hay que usar con todos sus elementos y que tenéis que practicar y repetir para decirla así, y no de otra manera:


- No me lo esperaba


Daniel abre el regalo:


-A ver…, a ver… Un libro sobre el guión de Blade Runner…¡Pero bueno, qué pasada! ¿Cómo sabías que es una de mis pelis favoritas?


Claro, Julia ha pensado que a Daniel -que es guionista- le gustaría un libro con un guión famoso y mítico. Y el guión de la película Blade Runner lo es. ¿La habéis visto? ¿Habéis visto esta película? Probablemente sí, porque es una de esas pelis de culto que todos los amantes del buen cine han visto. Una peli de ciencia ficción, dirigida por Ridley Scott en 1982, con música de Vangelis, y basada en lo novela del 68 de Philip K.Dick, titulada Do Androids Dream Of Electric Sheep?, en español ¿Sueñan los androides con ovejas eléctricas?

Es una película, como os decía, estrenada en el 82 -del siglo pasado:-) o sea, que tiene la friolera de 32 añitos de nada. En este thriller futurista, en el que vemos a un joven y aún atractivo Harrison Ford, los llamados “blade runner” son los detectives de policía especializados en el uso de una máquina  (la Voight-Kampff) cuyo único objetivo es detectar, perseguir y eliminar a cualquier replicante que intente infiltrarse entre los humanos. Un replicante es un androide, un humanoide hecho con materias orgánicas -como una persona-, al servicio de las grandes compañías industriales y del ejército, pero a los que se prohibe vivir con los humanos, aunque sean prácticamente idénticos a ellos, prácticamente iguales.

Todo ocurre en Los Angeles, en 1919. Claro, en el 82, hace 32 años, 2019 sonaba a un lejano e incierto futuro, en el que nuestra sociedad estaría llena de androides. A lo mejor lo está, y no nos hemos dado cuenta…

Pero…, pero no os cuento más, porque si aún no la habéis visto, os gustará descubrirla por vosotros mismos. Aunque lo que sí que os diré es que la base filosófica de la película es que el futuro no será nuestro, de las personas, y no será de los pueblos, sino que será propiedad de las multinacionales. ¡Radical planteamiento, verdad?!

Bueno, lo que os decía, que Julia ha pensado que el guión de la película negra y futurista más venerada, podría ser un regalo adecuado para Daniel.

Por eso Julia confiesa:


-No, no lo sabía, pero me encanta que te guste. 


Daniel le da las gracias, diciéndole que es realmente un regalo muy especial. Luego, la coge de la mano para ir hacia adentro y presentarle a sus amigas y amigos, y en ese momento nota que Julia tiene las manos muy frías, heladas.

Por eso le dice:


— ¡Eh, pero si estás helada!


Y Julia le contesta:


- Es que hemos venido andando desde la FNAC y hace un frío que pela.


Nuestro protagonista, el verbo “hacer”, conecta aquí con uno de los usos más comunes y frecuentes en español: el uso en meteorología, o sea, en frases relacionadas con el tiempo, para describir qué tiempo hace, frases para hablar del tiempo meteorológico.

Por eso, la pregunta por antonomasia sobre el tiempo, la hacemos con nuestro querido verbo invitado desde hace varios episodios, “hacer”:


-¿Qué tiempo hace?

-Oye, no sé qué ponerme. ¿Qué tiempo hace hoy?

-Mañana voy a Madrid. ¿Sabes qué tiempo hace por allí?

-¿Sabes qué tiempo hará la semana que viene? Tengo una boda y no sé cómo vestirme.

-Sí, hemos tenido una semana de vacaciones, pero casi todos los días metidos en el hotel porque ha hecho un tiempo de perros.


El verbo hacer define el tiempo en español, excepto en cuestiones de lluvia y nieve, en las que decimos:


- Llueve

O:

- Nieva 


Nunca “hace lluvia” o “hace nieve”.

Pero para hablar del tiempo en general, oiremos frases del tipo:


(Oh, este sillón no para de hacer ruido. Espero que no lo oigáis porque es un mareo...)


- Hace muy buen tiempo (cuando hace sol, calorcito, ni mucho frío ni mucho calor, etc.)

- Hace muy mal tiempo (cuando hace mucho frío, llueve, hace viento, está gris, el tiempo está desapacible)

- Hace frío

- Hace calor

- Hace mucho frío

- Hace mucho calor

- Hoy hace un buen día, hace un sol espléndido

- Hay hace muy mal día. Hace frío y llueve

- Hoy me pongo abrigo, gorro, guantes y me llevo el paraguas. Hace un tiempo de perros

- Hace sol

- Hace un día soleado (también “el día está soleado”)

- Hace viento

- Hace fresco (lo decimos cuando no hace mucho frío, pero sí un poquito)


También lo usamos cuando estamos en una determinada estación del año, pero hace el tiempo propio de otra estación. Por ejemplo, si estamos en otoño, pero tenemos unos días soleados, cálidos, o directamente calurosos, diremos:


- ¡Qué temperatura tan deliciosa! Hace un tiempo veraniego


O si estamos en otoño, pero ya a finales de noviembre o en diciembre. El tiempo empeora, está frío, desagradable, hay que abrigarse, etc. Entonces diremos:


- Uf, cómo está bajando la temperatura. Hoy hace un día invernal.


O si estamos en verano, ya a finales de verano, y empieza a refrescar, oiremos:


- Oye, cógete la chaqueta que está haciendo un tiempo otoñal.


O supongamos que estamos saliendo del duro invierno, y empezamos a notar algunos días más cálidos, un poquito más agradables, entonces podemos decir.


- ¡Qué gusto! Ya podemos pasear un buen rato por Barcelona, hace un tiempo primaveral.


Recordad, el tiempo propio de la primavera, es:


- Un tiempo primaveral


El del verano:


- Un tiempo veraniego


El del otoño:


- Un tiempo otoñal


Y el del invierno:


- Un tiempo invernal.


Invernal, primaveral, otoñal y veraniego.

Invernal, primaveral, otoñal y veraniego.

¿Sí?


Bueno, como veis tomamos el verbo hacer en su uso impersonal “hace”. Ya sé que lo recordáis, pero, bueno, no está de más volver a decirlo.

Ahora vamos a aprender y a repasar las frases que describen un tiempo extremado, de mucho calor, de mucho frío, de mucha lluvia, etc.


Por ejemplo, cuando hace mucho frío, no nos limitamos a decir:


- ¡Qué frío!

O:

- Hace frío

O:

- Hace mucho frío


También usamos frases para enfatizar ese frío extremado. Decimos muchas veces:


- ¡Qué frío hace!

O:

- ¡Hace mucho frío!

O:

- ¡Hace un frío que pela! (Esta es de las frases más usadas y que más veces oirás cuando hables en español y esté haciendo mucho frío. Oirás a mucha gente que dice:)

O:

- Hace un frío siberiano (propio de Siberia)

O:

- Hace un frío glacial

O:

- Hace un frío gélido (gélido quiere decir helado, extremadamente frío)

O:

- Hace un frío que pela (que “pela” la cara, las manos, … que te levanta la piel..., fíjate, de ahí viene...)

O:

- Hace un frío que te congelas

O:

  • Hace un frío de espanto




A veces, con mucho frío, o con lluvia y con viento, decimos mucho:


- Hace un tiempo de perros

O:

- Hace un tiempo de mil demonios

O:

- Hace una noche de perros (sabéis, la típica noche gélida, ventosa, lluviosa; nada confortable, sino todo lo contrario; desapacible, desagradable,…)




Bueno, vamos allá con unos cuantos ejemplos:


- Luisito, coge el gorro, la bufanda y los guantes, que hace un frío que pela.


- ¿Vamos a tomar algo caliente? Es que hace un frío glacial y tengo las manos heladas.


- ¿Un paseo con este tiempo? Pero si hace un frío siberiano. Mejor nos vamos al cine.


- ¿Cogemos un taxi para volver a casa? Hace un frío que pela. No me apetece andar hasta la parada del autobús.


- Yo, esta noche, no salgo de casa. Hace una noche de perros. Podemos ir al concierto el sábado, si te parece.




Bueno, ¿y qué pasa con el calor? ¿Qué frases usaríamos para describir una calor extremo? Pues frases como éstas:


- ¡Uf, qué calor!


- ¡Qué calor hace! ¡Es insoportable!


- Hace mucho calor


- Hace un calor asfixiante


- Hace un calor que te derrites (como los helados, o el hielo, que se derriten -pasan al estado líquido- por efecto del calor)


- Hace un calor que te fundes (como el oro al fuego, que se funde…)


- Hace un calor espantoso


- Hace un calor que se derrite el asfalto (el calor calienta el piso de la calle, el asfalto, y lo ablanda…)


Fijaos bien porque normalmente no se dice:


- Hace un calor que nos morimos

O:

- Hace un calor que me fundo


Sino que usamos la segunda persona genérica, que implica al propio hablante y a los otros, o sea a cualquier persona en esa situación. Por eso la estructura es:


HACE + UN + CALOR + ADJETIVO

HACE + UN  + CALOR + SOFOCANTE


O bien:


HACE + UN + CALOR + QUE + TE + VERBO EN SEGUNDA PERSONAFRÍO

VIENTO

HACE + UN + CALOR + QUE + TE + DERRITES

(hace un frío que te hielas, hace un viento que te lleva...¿de acuerdo?)



¿Lo veis?


- Hace un calor que te derrites

- Hace un calor que te mueres

- Hace un calor que te deshidratas

- Hace un calor que te fundes

- Hace un calor que te ahogas

- Hace un calor que te deja sin fuerzas

- Hace un calor que te deja sin energía



Venga. Vamos a por unos cuantos ejemplos  más:


- ¡Uf, qué calor! Sólo apetece tomar helados y bañarse en la piscina.

O:

- ¿Quedar a las 5? ¡Huy, no! Mejor a las 7. A las cinco de la tarde todavía hace un calor asfixiante.

O:

- ¿Pero dónde vas con chaqueta? Hoy hace mucho calor. Puedes salir a la calle en camisa, sin nada más.

O:

- No me apetece nada pasear ahora, al mediodía. Hace un calor que te derrites. Busquemos una terraza a la sombra y tomamos algo fresco.


O:

- ¡Huy, pero si estás sudando! Pasa, pasa

- Es que hace un calor espantoso. Andas un poco y te pones a sudar

- Pues pasa, que en casa hay aire acondicionado y te refrescarás.


O:

- ¿Que vais a Vietnam en agosto? Pues…¡cuidado! Que allí hace un calor que te mueres.

O:

- ¿Tomamos un par de cervezas bien frías? Necesito beber algo porque es que hace un calor que te deshidratas.


O:

- ¡Buf, hace un calor que te ahogas!

- Es verdad, hace tanto calor que cuesta respirar.


O:

- ¿De compras el sábado al mediodía? Creo que no iré. Estoy muy floja con este calor que te deja sin fuerzas. Nos veremos por la noche.


¿De acuerdo? Fijaos en toda la gama de expresiones:



¡QUÉ + CALOR!

¡QUÉ  + CALOR + TAN + ADJETIVO

HACE  + UN + CALOR + ADJETIVO

HACE  + UN + CALOR + QUE + TE + VERBO EN SEGUNDA PERSONA DEL PRES. DE INDICATIVO


- ¡Qué calor!

- ¡Qué calor hace!

- ¡Qué calor tan espantoso!

- ¡Qué calor tan asfixiante!

- Hace mucho calor

- Hace un calor asfixiante

- Hace un calor espantoso

- Hace un calor que te derrites

- Hace un calor que te fundes

- Hace un calor que te mueres

- Hace un calor que te ahogas


Y recordemos que también decimos frases con hacer y con el sol:

  • Qué sol tan fantástico hace hoy
  • Hoy hace sol, hará buena temperatura
  • No, no hace sol, está nublado




Asimismo decimos estas frases en relación al viento:



- ¡Huy, qué viento!

- ¡Qué viento tan fuerte!

- Hoy hace viento

- Hoy hace mucho viento

- Hoy hace un viento de mil demonios

- Hace un viento huracanado (de “huracán”)

- Hace un viento que se te lleva (te empuja y te lleva)

- Hace un viento que te tumba (te hace caer)

- Hace un día muy ventoso

- Hace un auténtico vendaval




En relación a la lluvia, aunque no hagamos frases con el verbo hacer, pero para que las repaséis aprovechando el episodio,  las frases más usuales serían:



  • Mira, está chispeando (caen “chispas” de agua, pequeñas gotas, poquitas: “mira, chispea”)
  • O también, cuando es poquita lluvia, decimos:

- ¿Que si llueve? No mucho, están cayendo cuatro gotas


  • No, apenas llueve, es un sirimiri (es una palabra muy divertida y muy original, con cuatro íes, y aunque -a vosotros- os suene rara, esta palabra se usa muchísimo en español para describir una lluvia menuda, débil, fina. A esta llovizna, también se le llama con otra palabra, también muy divertida, que es: “calabobos”, aunque es menos frecuente).


  • sirimiri
  • llovizna
  • calabobos




- Apenas llueve, cae poco, ni para regar los árboles

- Llueve mucho

- ¡Qué manera de llover! ¡Llueve mucho!

- Está lloviendo a cántaros

- Está lloviendo a mares

- Está diluviando 

- Está cayendo un diluvio

- Está cayendo una tromba de agua

- ¡Huy, está jarreando! (a jarras)

- ¡Cómo llueve! ¡Caen chuzos de punta!(*)

- Está lloviendo tanto que habrá inundaciones

- Ha llovido tanto que se ha inundado el barrio viejo

- Debido a las fuertes lluvias, ha habido inundaciones en toda la zona


*”Caen chuzos de punta” es una expresión bastante salada. Yo recuerdo que cuando era pequeña y oía esta expresión, siempre me quedaba mirando la lluvia a ver si veía los famosos “chuzos”, porque no sabía qué eran. Y en realidad son aquellos trozos de hielo afilados que cuelgan de sitios donde hay agua congelada, ¿no?, en cuevas, o sitios así. Y parece ser que también era -el chuzo- un arma antigua, un palo con una especie de cuchillo de hierro en la punta. Entonces, cuando caen gotas muy gruesas que golpean,...gotas de lluvia..., pues se dice: “Mira, caen chuzos de punta”.



Y respecto a la nieve, ¿cómo decimos?


  • Nieva, mira, mira, está nevando
  • ¡Oh, qué bonito! Están cayendo los primeros copos de nieve
  • Está empezando a nevar
  • ¡Qué preciosidad! Está todo blanco. Ha caído mucha nieve
  • Hay medio metro de nieve. Ha caído una nevada espectacular



Vamos con ejemplos muy prácticos para que recordéis cómo usar todo este material:


- Mira, ha empezado a llover

O:

- ¡Vaya! Están cayendo las primeras gotas. Creo que va a llover

O:

- No, no ha llovido mucho, sólo han caído cuatro gotas

O:

- Uf, ahora no podemos salir, llueve mucho, está diluviando

O:

- Mira, mira qué cortina de agua. Está diluviando

O: 

- Vamos a refugiarnos a una cafetería. Uf, qué cantidad de agua. Está cayendo un diluvio

O:

- ¡Qué manera de llover! Está cayendo una tromba de agua

O:

- Huy, imposible salir ahora. Está cayendo a mares (o está lloviendo a mares)

O:

- No llueve, no, jarrea. Cae a mares

O:

- ¡Madre mía, qué diluvio! Caen chuzos de punta

O:

- No podemos salir con esta lluvia y este viento. El viento se lleva los paraguas y vamos a empaparnos

O:

- Anda, pero si vienes empapado. Pasa, pasa, que te doy una toalla y un café caliente

O:

- De momento sólo está chispeando, pero el cielo amenaza lluvia

O:

- En la tele han dicho que el tiempo será lluvioso mañana. Habrá que coger el paraguas

O:

- Mañana hará mal tiempo. Ve con cuidado, que estás muy acatarrada

O:

- ¿Que llueve mucho? Pues nada de paseo. Nos quedamos en casa

O:

Necesito unas botas de lluvia. Cada vez que llueve, se me empapan los pies con estos zapatos

O:

- Voy a coger la chaqueta impermeable. Hoy va a caer un buen chaparrón

O:

- ¡Mmm! ¡Qué bien huele a tierra mojada y a hierba! ¡Suerte que aún quedan buenos parques en la ciudad!

O:

- Oye, cariño, te llamo para avisarte de que llego tarde. Ya sabes lo que pasa en Barcelona los días de lluvia: caen cuatro gotas y se colapsa el tráfico durante horas

O:

  • Pues a mí me encanta que llueva. Se limpia la atmósfera , se riegan los árboles y la ciudad está más limpia. ¡Ojalá lloviera todos los días!



Bueno, chicos, ya veis que el hecho de que Julia tenga las manos heladas porque hace un frío que pela, nos ha venido de maravilla para repasar en profundidad las frases más habituales y usadas en español para hablar del tiempo meteorológico.

Pero ahí sigue nuestra pareja de protagonistas, conociéndose mejor a cada momento. Daniel le dice a Julia:


- Te preparo una copa y seguro que entras en calor


Así decimos cuando tienes mucho frío y pasas a un estado corporal más cálido: entras en calor.

Si repasáis el diálogo, veréis que Carmen y Luis hablan también de sus respectivos trabajos, tal y como explicamos en el episodio anterior:


- Soy diseñadora

Pero

- Hago de profe de inglés


Y Luis dice:


- Yo hago casas…, cuando sale un proyecto. Pero también paso épocas sin curro


¿Por qué dice Luis que hace casas? Pues porque usamos también EL VERBO HACER para hablar de:


- Construcciones

- Obras

- Obras que se construyen 

- Obras que se hacen con las manos

- Fabricación de elementos

- Se hacen puentes, carreteras, caminos, túneles, edificios, autopistas, carreteras, caminos, casas, parques, monumentos, zanjas, aeropuertos, canales, …construcciones de todo tipo.


Y esto lo oiréis mucho también. Se puede usar con un sujeto explícito, pero la mayoría de veces está en frases con el verbo en su forma impersonal. Creo que lo veréis más claro con unos cuantos ejemplos:


- Sí, Luis es ingeniero. Se pasa el tiempo haciendo puentes, autopistas, y cosas así.

O:

- Hay que movilizarse, salir a la calle y protestar. Quieren quitar el parque y hacer un edificio de oficinas en su lugar. Y no lo vamos a permitir.

O:

- Ahora, llegar al Pirineo es mucho más rápido. Desde que hicieron el túnel de Vielha, tardas mucho menos tiempo.

O:

- Raquel hace casas. Sí, es arquitecta y se gana bien la vida.

O:

- Los bosques españoles arden cada verano. Deberían hacer miles de caminos cortafuegos que impidieran al fuego extenderse.

O:

- Ahora hay que cambiar la perspectiva. Hay que hacer casas más sostenibles, más baratas, con materiales de más calidad. Hay que hacer una nueva arquitectura.

O:

- Voy a hacer un hoyo en mi jardín para enterrar a mi perrito. Quiero tenerlo cerca y recordarlo.

O:

- Están haciendo obras en la calle  para poner fibra óptica en todo el barrio.

O:

- En este espacio van a hacer una avenida con tiendas y un parking. La verdad, yo hubiera preferido una zona verde.

O:

- Estamos desesperados. Están haciendo una autopista a cincuenta metros de nuestra casa. No lo soportaremos. El ruido será horrible.

O:

- Queremos hacer un pozo en nuestra casa de campo. Los ingenieros han dicho que hay agua potable en el subsuelo.

O:

- Es un paisaje horrible. Han hecho multitud de urbanizaciones alrededor de muchos pueblos de costa. Y yo odio las urbanizaciones.

O:

- ¿Has visto el nuevo edificio que están haciendo en el Paseo de Gracia? Me han dicho que será otro hotel de lujo, por si había pocos en Barcelona…

O:

- Van a hacer una carretera para unir los dos pueblos. Hasta ahora, íbamos por un camino de tierra.

O:

- Aquí harán un puente y un paso subterráneo para cruzar la autopista.

O:

- ¿Cuándo van a hacer la autopista? Esta carretera está llena de curvas y se tarda mucho en llegar.



Etc. Etc.


¿Veis, verdad amigos? Obviamente, este uso de “hacer” es hermano gemelo de construir:


- Se hacen puentes o se construyen puentes

- Se hacen carreteras o se construyen carreteras

- Se hacen edificios o se construyen edificios

- Se hace una avenida o se construye una avenida

- Se hace un parque o se construye un parque

- Se hacen autopistas, túneles, casas, viaductos, urbanizaciones, paseos, edificios, o se construyen autopistas, túneles, casas, viaductos, urbanizaciones, paseos, o edificios.




Pero lo oiréis más veces con “hacer”. Es más usado, más fácil de usar, más rápido y más coloquial.


Bien. En el diálogo habéis visto que la fiesta de cumpleaños de Daniel transcurre bien: todos se lo pasan bien. Hay grupos que están conversando; hay gente bailando; un grupito mira los cortos y los trabajos audiovisuales de otro amigo. ¿Y nuestros amigos, Daniel y Julia? ¿Dónde están? ¿Qué hacen?

Pues, en este mismo instante, al filo de la medianoche, Daniel y Julia están bailando. La verdad es que ha habido un buen feeling entre ambos. Hay buena química, buen rollito. Parece que tienen muchas cosas que contarse el uno al otro y parece también que les encanta estar juntos. ¡Curioso, mmm!

Están charlando sobre la fiesta, los amigos -gente maja-, etc. Y de pronto, Daniel pregunta:


- ¿Sales con alguien?


Esta pregunta se hace a la otra persona para saber si tiene, por ejemplo, novio o novia, o si mantiene una relación estable con otra persona, un compromiso, diríamos; saber, en definitiva, si tiene pareja, si hay un partenaire por ahí, en algún sitio.

Como podéis comprender, y a pesar del buen rollo entre ambos y de la creciente atracción que va surgiendo entre ellos según se conocen más y más…, a pesar de todo eso -decíamos- Julia lo flipa, se queda a cuadros. Está desconcertada. Es una pregunta muy directa, muy personal…y hace dos días que se conocen. Ayer le prestó azúcar, hoy ha venido a su fiesta, están bailando juntos, agarraditos, agarraditos, y ahora, Daniel le pregunta si sale con alguien…¡Uf!

A pesar del desconcierto, Julia responde:


- Pues…no, no en estos momentos.


Y, como impulsada por un resorte, se atreve a preguntar, también ella:


- ¿Y tú?


Y Daniel, parafraseando lo que ha dicho Julia, contesta:


- No, no en estos momentos.


Julia dice:


- ¡Vaya!


Más que nada, porque no sabe qué más decir.

Daniel rebaja la tensión del momento, diciendo:


- Sí, bueno,…perdona la pregunta tan directa, a la segunda vez que nos vemos.


Y Julia:


- No, no, es normal…Bueno, quiero decir que…


Y Daniel:


- Es que…bueno…tú…me gustas…y desde hace tiempo. Tengo que contarte un secreto: he soñado contigo un par de veces.


Comprenderéis, queridas amigas y queridos amigos, que Julia se quede sin habla. Se queda realmente pasmada.

¿Cómo es posible que Daniel le diga que ha soñado con ella? Sin embargo, ella no le dirá ni mu, nada de sus sueños con él, ¡qué va!, ¡menudos sueños!, ¿qué pensaría de ella? Pero él…¡Dios!, ¿pero qué está diciendo? Que ella le gusta y que ha soñado con ella. 

Julia acierta a articular:


- ¿Que has soñado conmigo? Pero…


Daniel, en un tono de lo más natural, dice:


- Sí, ya sé que es estrambótico, en fin, nada usual sin conocernos, pero es la verdad.


Siguen bailando como si estuvieran solos en un universo hecho a medida para ellos dos.

Daniel dice:


- Esto…, mañana quiero ir a ver precisamente la última peli de Ridley Scott, El Consejero. ¿Te animas a acompañarme?


Y como si el resto de palabras sobrase, Julia se limita a decir:


-


Entonces, ambos guardan silencio. Daniel la atrae suavemente hacia sí y Julia cree que está soñando de nuevo.

Él dice:


- Vale, mañana es mañana, pero ahora…sigamos bailando. La noche es larga.


Y ahí se quedan los dos, bailando. Suponemos que por mucho rato aún.



*****************



Bien, amigos, entre Daniel y Julia, la cosa está que arde. Ya veremos qué pasa. Y si pasan cosas importantes, os lo cuento.

Y ahora un consejo a todos los amigos que nos escriben para pedirnos información sobre un verbo, una expresión, …lo que sea. Os pido que comprobéis primero si ya ha sido trabajado en algún episodio. Para ello, vais a nuestro sitio web www.spanishpodcast.org y allí en el menú “buscar…”, clicas, y allí escribes lo que estás buscando -la palabra, el verbo, la expresión- y entonces te saldrá la lista de episodios en los que se ha trabajado ese verbo, o esta palabra o esta expresión. Veréis que es una herramienta muy útil para chequear si está o no lo que buscáis. ¿Que no está? Entonces, escribidme y yo, gustosamente, os envío información sobre ello.

Otra cosa. Este episodio es larguíiiiisimo -demasiado-, equivale a unas cuatro clases de español, así que mejor que lo dividáis en partes y lo escuchéis en días sucesivos para asimilar mejor los diferentes grupos de contenidos, sin estrés y haciéndolo menos denso, más liviano. 

Bueno, chicos, a ver si el próximo episodio puedo editarlo sin que pase tanto tiempo, pero todos sabéis cuántas horas supone tener un episodio listo para publicar y cuán complejas son nuestra vidas.

Os deseo lo mejor, y sobre todo que sigáis disfrutando del español y que continuéis profundizando y mejorando vuestro aprendizaje y el uso de este maravilloso idioma.

Un abrazo y hasta prontito…, espero…

Chao.



http://www.spanishpodcast.org

info@spanishpodcast.org

















* * 


 © Spanishpodcast, 2007-2017