Un día de playa



Un día de playa



 

Hello and welcome to Spanishpodcast, we are speaking to you from Barcelona. In our 178th episode (A day at the beach) Ana and Mercedes won’t talk about cinema, as usual, but about a few topics about the beach, in order you can review all that you need to get a perfect day in the “playa”, in Spanish of course .

Hola queridos amigos, y bienvenidos a Español Podcast. Soy Mercedes y os hablo desde Barcelona. En nuestro episodio nº 178 (Un día de playa) Ana y yo misma, Mercedes, no charlan hoy sobre cine, como solemos hacer, sino que charlamos sobre temas de playa, para que podáis repasar todo lo necesario para tener un perfecto día de playa, en español, desde luego.


Epidosido nº 178: Un día de playa. Vamos a entrar en materia.





Mercedes:

Pues bien, amigos, hoy Ana y yo estamos de vacaciones, no tenemos trabajo, estamos descansando. Y...nos habíamos puesto a pensar en un podcast sobre cine; pero claro, lo teníamos que preparar, teníamos que buscar material...Y francamente, no teníamos muchas ganas.

Entonces, como algunos amigos de Spanishpodcast nos habíais escrito pidiéndonos hacer algún podcast para repasar los temas relativos a la playa, pues hemos pensado que podíamos mantener una conversación así, un poquito informal y un poquito sin preparar, pero donde puedan salir los temas, el vocabulario, y en definitiva las cosas típicas de un día de playa en la costa..., en este caso en la costa catalana que es donde estamos nosotros, pero podría ser en cualquier parte de la costa española, que hay muchísimos miles de kilómetros de costa y todos son fantásticos para bañarse y para pasar un día de playa.

Bueno, aquí tenemos una diferencia de posiciones y es que a Ana le gusta mucho la playa, y a mí, por ejemplo, pues...no me gusta tanto. Y  entonces pues os vamos a ir explicando por qué y en cómo influye esto cuando vas a la playa; si te gusta, lo que te llevas, lo que haces, el tiempo que estás, etc. Y cuando no te gusta, pues...lo mismo, cómo te condiciona.

Bueno, la pequeña introducción que queríamos hacer es que...¿para qué vamos a la playa? Pues porque aquí, en el Mediterráneo, hace muchísimo calor en los meses, por ejemplo, de julio y agosto sobre todo. Hace mucho calor, tenemos unos mares preciosos y unas playas fantásticas, ¿y qué hacemos? Pues nos vamos a la playa a refrescarnos. Este es el verbo que usamos para decir que nos vamos a dar un baño: estamos acalorados, nos metemos en el agua y nos refrescamos.

Entonces...a ver, Ana, a ti que sí que te gusta muchísimo la playa, cuando tú te preparas para ir a la playa, ¿qué preparas en casa?, ¿qué te llevas?

Ana : Pues mira Mercedes, yo, cuando voy a la playa, me llevo el kit básico, es decir, la toalla, el bañador, la crema de sol...porque si vas a pasarte un buen rato en la playa, tienes que ponerte más de una vez y los primeros días con un factor más elevado; y después me suelo llevar unas palas para jugar en la orilla -lo que se llama “jugar a palas”, con una pelota- y también una colchoneta inflable para tomar el sol en el agua.

Luego, aparte, pues...lo típico: en la toalla, te llevas las llaves de casa, el móvil, y cuatro cosas más y le vas echando un vistazo pues...para que nadie te las birle, o te las robe...

Y eso es lo que yo me llevo a la playa. ¿Tú qué te llevas?

Mercedes: Pues...a ver, lo básico también..., bueno, me llevo lo mismo que tú: el traje de baño. Yo creo que a nuestros amigos les interesa saber que se dice “ya puesto” , el traje de baño lo llevas ya puesto. Y...

Ana : ¿El biquini, no?

Mercedes: El biquini, sí. Y después pues llevo un cesto, bastante grandote, pues donde llevo...pues también por supuesto la crema protectora, eso es importante para cualquier piel porque el sol de aquí quema mucho y sobre todo los primeros días.

Pero luego, también me llevo una botellita de agua porque si no, yo concretamente, paso mucha sed en la playa, y mucho calor. Me llevo un peine para cuando salgo del agua pues peinarme un poquito el pelo. Y también me llevo por ejemplo pues una sombrilla, una sombrilla muy ligera que tengo que pesa poco y me va muy bien porque, entonces, claro, al cabo de...yo qué sé,...de...tres cuartos de hora o una hora, pues estoy cansada de sol y entonces me pongo..., me tumbo debajo de la sombrilla y ya no me agobio tanto con el calor, ¿no?

Eeeeh, yo también me suelo llevar un sobrero de paja porque, claro,  el sol en la cabeza a veces molesta mucho. Y por vestimenta, pues mira, muchas mujeres y muchas chicas, en la costa, nos ponemos un pareo, que es una especie de... -¿cómo diría...?- de tela grande muy fina, tipo algodón o gasa o hilo, algo así, y te lo anudas en la cintura y bueno, pues ya es como...como una falda así, larguita, pero que no te da nada de calor.

¿Y qué más, qué más? 

Ana :¿Y no te llevas la clásica nevera con la tortilla de patatas?

Mercedes:¡Claro que no, ja ja! No..., esto sí que se ve en la playa, a veces, pues porque van familias que llevan niños y claro les resulta bastante caro probablemente comer toda la familia en el restaurante, e incluso en el chiringuito, porque los niños comen mucho y beben mucho...Y entonces pues ves familias que se llevan una nevera portátil a la playa, y sí, pues bueno, a la hora de comer pues sacan su tortilla de patatas, sus croquetas, una ensaladita, y a lo mejor se compran las bebidas fresquitas allí cerca, en el chiringuito, o similar. Pero a mí, la verdad es que no me ha gustado nunca comer en la playa. Prefiero volver a casa y ducharme, y comer tranquila y fresquita.

Ana :Yo también lo prefiero, pero es verdad que cuando llegan las dos-dos y media del mediodía, y alguien abre la típica nevera, y empieza a llegar el olorcito de...pues eso, de tortilla de patatas, o de...

Mercedes:De croquetitas...

Ana :Eso, de croquetitas, de gazpacho..., de cosas así, muy ricas, pues...pues en seguida te empieza como a entrar la prisa, y el calor, e intentas irte rápido para casa.

Mercedes:E incluso, aunque no seas partidaria, dirías...,en algún momento piensas: “¿Por qué no me habré traido mi neverita...- ja ja ja- con mis cositas? Y me lo comería debajo de mi sombrilla”.

Pero bueno, esto es lo fundamental, aunque...bueno, por ejemplo hay una cosa importante que es, en mi caso, llevarme las gafas de sol -que, bueno, mucha gente se las lleva, claro- porque incluso cuando estás tumbado, cuando ya estás mucho rato, te notas...o sea, ves como una luz rojo, porque el sol, claro, atraviesa en cierto modo los párpados y por ello las gafas de sol son una buena protección.

Yyyy..., y bueno no mucho más, porque lo que pretendo es estar cómoda y...y no depende tanto de lo que llevo sino de lo que luego te encuentras en la playa, que es de lo que vamos a hablar ahora, ¿no? Porque tú normalmente estás a gusto en la playa, ¿verdad Ana?, no te suele molestar casi nada. 

Ana :Pues sí, normalmente estoy a gusto. La verdad es que a mí lo que más me gusta, desde siempre, es estar en el agua. Normalmente yo llego, planto la toalla, tú debes plantar la sombrilla, yo pongo la toalla, me pongo un poco de crema de sol, tomo el sol unos pocos minutos, pocos porque sí que es verdad que en seguida me agobio con el sol, y en seguida me meto en el agua y entonces pues lo que me gusta es nadar, jugar en la orilla, pasear, pero por la orilla, que me esté tocando el agua porque el fresc... el frescor del mar..., el aire que viene del mar, te alivia un poco del sol penetrante de las doce, la una, las dos del mediodía, que son las horas que..., normalmente si te despiertas tarde, llegas tarde a la playa, pero son las horas con un calor más intenso.

Entonces, bueno, es lo que me suele gustar a mí hacer en la playa: estar en el agua. Y después, cuando salgo, tomo un poco el sol, intento a veces leer un libro, o una revista, aunque siempre es un poco incómodo porque no sabes en qué posición ponerte porque y entonces intento..., cuando ya me he secado, vuelvo otra vez al agua; intento no pasar demasiado rato seca, ni simplemente al sol.

¿Y qué es lo que haces tú cuando vas a la playa?

Mercedes:A ver, un poco lo mismo que tú, pero yo no suelo estar tan cómoda. Reconozco que...que, bueno, la playa es un destino de turismo de masas desde hace muchísimas décadas, lógicamente. A todo el mundo le gusta y todo el mundo va. Pero a veces, cuando llegas a la playa te la encuentras llenísima, llenísima de gente. Entonces buscar un hueco para plantar tu toalla, a veces es tarea difícil y a veces es misión imposible porque, bueno, por supuesto que toda la zona que está más cerca de la orilla, ya está cogida porque es donde estás más fresco, donde te llega más el frescor del agua. Entonces probablemente te tengas que poner bastante lejos, donde la arena quema, hay mucha gente,...en fin, yo reconozco que cuando llego y veo este gentío allí en la playa, pues... bueno, me agobio un poco.

Siempre estás en el eterno dilema...bueno, a mí me pasa ¿no?, de decir en vacaciones: “Bueno, mañana me levanto a las ocho, tomo un vaso de leche, y me voy a la playa para estar a las nueve”, Pero ¿qué es lo que pasa?, ¡pues que no!, que en vacaciones te acuestas más tarde y al día siguiente -a las ocho- dices “¿Quéeee? ¿Ir a la playa? Pero vamos, ¡ni hablar!”. Y entonces te quedas durmiendo hasta las nueve y media o hasta las diez, desayunas, charlas, das un paseo y acabas como dices tú, Ana, llegando a la playa a las doce, en hora de máximo..., de máxima afluencia de público y de máximo calor. Bueno, hace mucho calor, entre las doce y las tres, hace mucho calor.

Y después, por ejemplo, también hay otras cosas que me molestan un poco. A lo mejor soy un poco delicadita en la playa, pero por ejemplo esta gente que pasa a tu lado, ¿no?, y que no tiene ningún cuidado al andar...o el niño que pasa corriendo y te tira la arena encima del cuerpo, o bueno..., en situaciones peores, a la cara. Y a mí esto, la verdad es que me enfada un poco. 

O, yo qué sé..., que estás poniendo la toalla y te encuentras allí dos colillas de cigarrillos en la arena. Y dices “¡Hombre! No costaba nada apagarlas bien y, bueno, pues llevarlas a la papelera, o a un...no sé, ...

Quizá no estoy hecha para ir a la playa llena de gente y donde todo el mundo disfruta a su aire sin ser tan tiquismiquis como quizás yo me planteo, pero la realidad es así, son cosas que a veces me molestan y no me hacen estar del todo a gusto. A mí me encantaría pues, eso, ir a las ocho de la mañana con media docena de personas en la playa y meterme en el mar y toooodo para mí...¡Un agoísmo!


Ana :Pues va a ser cuestión de madrugar un día...

Mercedes:¡Y probarlo! 

Ana :Y probarlo. Yo creo que lo bueno, también, es que en España hay muchos tipos de playa. Es decir, posiblemente puedes encontrar la playa que mejor se ajusta a lo que tú quieres hacer. Por ejemplo, si te vas hacia la zona de la Costa Brava, al norte de Cataluña, es muy frecuente ver a gente bucear con las gafas y el tubo. Lo que se llama snorkel -como la palabra inglesa, supongo- para ver el fondo marino de la zona, donde se pueden ver pececillos, almejas, algas marinas especiales...

Mercedes:Eso es muy chulo.

Ana :Es muy bonito, exactamente. También hay  gente que hace submarinismo, ya a más profundidad, etc. Eeee, pues lo que te decía, también puedes encontrar playas de piedra, o de piedrecitas pequeñas donde puedes encontrar muchos fósiles. Los fósiles son la unión, a través del tiempo, de dos piezas marinas, o la huella que deja una en otra, etc.

Yyyy, y bueno, y eso ¿no?, tenemos el Mar Mediterráneo, pero también tenemos, en la zona de Cádiz y de Huelva, el Oceano Atlántico...

Mercedes:Y la zona Oeste del Norte de España, la zona Oeste de Galicia.

Ana :Exactamente. Luego ya la zona de Galicia, etc. que también cogen el Atlántico, que ya son playas más frías, son de otro tipo porque hace otro clima, pero que...que, bueno, que en definitiva hay muchas actividades que se pueden hacer en la playa más allá de las habituales. Hay mucha gente que simplemente va a pasear, a mirar los cangrejos que hay en las rocas, a darse una vuelta por allí, que es muy habitual. Yo estoy segura que a ti lo que te gusta es, cuando se acaba la hora del baño, ¿dónde se va?

Mercedes:Ah, sí, eso sí, me gusta mucho...Bueno, cuando ya te has bañado un buen rato, has tomado el sol, cuando ya terminamos el rato de playa y ya nos hemos bañado, hemos tomado el sol y hemos estado un buen rato en la playa, al salir nos damos una ducha (todas las playas tienen duchas de agua dulce) para quitarte la sal y la arena de la piel. Y mucha gente, lo que suele hacer para tener un día de playa completo, pues es buscar un chiringuito, o un restaurante de playa donde comer. Es muy típico...bueno, por ejemplo nosotras que hemos estado hace unas semanas en la Costa Brava, pues en la Costa Brava es muy típico encontrar chiringuitos o restaurantes de playa donde pedir pues...la típica paella de marisco, que es...todos vosotros sabéis que es un plato muy famoso, muy rico (cuando se hace bien, cuando se hace como Dios manda), con...es un plato de arroz en el que el marisco son, por ejemplo, las cigalas, las almejas, pues las gambas o los langostinos, un buen pescado, tipo el rape, y te pides una paella, y alguna cosita como entrantes para picar, por ejemplo super típico pedir mejillones a la marinera que son mejillones guisaditos con un sofrito de cebolla y tomate, etc. O también super típico pedirte una gazpacho o una ensalada bien fresquita, de entrada, ¿no? Y luego pues esto, de segundos pedirte una paella, o pedirte una fideuá que es una cosa muy típica de toda la costa mediterránea, muy típica de Valencia y también muy típica de Cataluña, un poco también elaborada como la paella, con un buen fumet de pescas..., un buen caldo queremos decir, un caldo hecho con pescados de roca, con cáscaras...con cabezas de gambas, ...bueno, con todo lo que no es aprovechable para comerlo directamente, haces un caldo muy reducido con unas verduritas, y eso ya les da un sabor extra a unos fideos muy finitos..., también con unas gambas, unas almejas, y bueno..., con esto te puedes pedir una sangría, una sangría bien fresca, de vino bueno, con frutas, o una sangría de cava...lo mismo, bien fresquita, o si no, pues un buen vino, cerveza, por supuesto una sin para la gente que no toma alcohol, y entonces hacer una comida muy, muy típica de la playa,  que redondea muchísimo todo ese rato del baño.

Ana, tú has estado en la parte del sur, en la costa gaditana, ¿verdad? Concretamente creo que has estado unos días en la parte de El Palmar, que es un pueblecito precioso de laprovincia de Cádiz. Y allí se toman otras cosas ¿verdad?

 Ana :Pues sí, Mercedes, efectivamente, dependiendo de la zona costera de España a la que vayas, la gastronomía, lo que se come, cambia ¿no? Entonces, por ejemplo en el sur, como comentabas, en la zona de Cádiz, las playas que hay ahí..., has mencionado El Palmar, también está la de los Caños de Meca, las propias playas que hay en Cádiz y luego, pues toda la costa andaluza tiene diversas playas que son muy interesantes. 

Allí es también muy típico el chiringuito que está muy cerca de la playa, hecho con unos cañizos donde se hacen las comidas a la brasa, comidas frescas que se hacen al momento, y por ejemplo es muy habitual pedir lo que se llaman las tortillitas de camarones...

Mercedes:¡Qué buenas!

Ana :Están buenísimas. Son unas tortillas, pero que no se parecen a la tortilla de patatas porque son muy finitas. Están hechas con una masa de harina, cebolla y camarones.

Mercedes:¿Qué son camarones?

Ana :Los camarones son como una especie de gambas diminutas que se utilizan para dar sabor muchas veces. Entonces, cuando te la llevas, la comes entera y bueno eso le da un poco el sabor de pescado. Pero sobre todo son muy ricas porque son muy finas y muy crujientes. Entonces, pues...de primero te pides tortillas de camarones, papas aliñás, que se llaman, o huevas aliñás...Aliñás quiere decir aliñadas, lo que pasa que en andaluz se dice aliñá, o aliñás. Y las papas y las huevas aliñás son simplemente el producto de patatas o de huevas (que son, pues...eso, los huevos del pescado) aliñadas con un poquito de cebolla, perejil, aceite, sal, algo de ajo y vinagre, exactamente...

Lo que es interesante es que en la zona del sur de España, los productos primarios, es decir, los alimentos en sí, son de muy buena calidad normalmente. Entonces, el sabor viene de la patata, del tomate, de la hueva...Porque muchas veces, hoy en día, nos encontramos con que los alimentos apenas tienen sabor o tienen muy poco sabor. Entonces, por ejemplo, las patatas de Rota o las patatas de San Lúcar, tienen un sabor buenísimo, o como antiguamente sabían las cosas.

Entonces, bueno, también es típico pedir por allí algo de fritura, fríen muy bien el pescado y las cosas tipo sepia, chopitos, puntillitas -que se llaman allí-, las acedías que son otro tipo de pescado, las ortiguillas -que son unas algas que se comen.

Y luego, el plato fuerte suele ser el pescado asado, asado a la brasa, hecho al momento, y puedes pedir pues desde un jurel -que está riquísimo-, caballa que también es muy buena, y por supuesto los atunes que en la época del verano es la época de la almadraba del atún, que se llama, que es la pesca tradicional con arpón que se hace en la zona, y realmente comer atún fresco pescado en la almadraba es una experiencia increíble porque es un atún de una densidad enorme y de un sabor buenísimo y que no es fácil de encontrar. Entonces, es muy caro, pero es...

Mercedes:Pero vale la pena.

Ana :Vale la pena, efectivamente. Entonces, en cuanto a bebidas, lo que tú comentabas...También se puede aderezar con una sangría o con una cerveza, pero también es bastante típico por estas zonas ir a algún tipo de club o de chiringuito de tarde-noche, por decirlo así...de chill out se les llama a veces, donde lo que se toman son las copas. Puedes tomar pues por ejemplo un mojito.

Mercedes:Pero esto ya por la tarde  ¿no?

Ana :Exacto, ya cuando cae el calor...Antes te puedes echar una siesta, o no echártela, y entonces ya cuando cae el calor, es decir, cuando ya se va el sol, hace un poco más de buen tiempo para estar en la calle,...porque a las cinco, o seis de la tarde, es la peor hora del calor. Pues a esta hora te vas a un club de estos, te tomas un mojito, una caipirinha,...te puedes tomas...

Mercedes:Un margarita...

Ana :Exactamente.

Mercedes:A mí por ejemplo, a veces, me gusta mucho pedir el tinto de verano, si está hecho con un buen vino, es muy fresco. Y si no, pues...Ah, bueno, espera, el Margarita...no sé si nuestros amigos saben lo que es. Yo creo que sí porque sale en todas las películas.

Ana :A ver, explícalo...

Mercedes:...pero por si acaso... A ver., el Margarita te lo ponen..., te ponen un poquito de sal para que te la pongas en la lengua, ¿vale?, una rodajita de lima o de limón y un chupito de tequila. Entonces, lo que haces es acercarte la mano a la boca y chupar la sal con la lengua, beberte el tequila y después morder la rodaja de lima o limón. Hay gente que lo hace al revés: se pone la sal en la boca, muerde el limón y se toma el tequila. Y bueno, es un traguito de esos que te deja el cuerpo brrrrummmm, ja ja ja...O sea, interesante, ¿no? Y bueno, después hay  muchas más cosas. Por ejemplo hay mucha gente que pide copas de vino en España porque tenemos unos vinos de Rioja magníficos, tanto los tintos como los blancos, unos vinos de la Ribera del Duero, bueno es que...me sabría mal ahora, pero es que no puedo empezar a enumerar todas las zonas que son muchísimas, pero hay vinos excelentes. 

O si no, pues...otra copa que supongo que es muy típica...No sé si vo...no sé si vosotros conocéis el nombre en español: es un cubata.

Ana :Pedirse un cubata es pedirse una copa que lleva hielo, una bebida espirituosa, es decir, algo tipo güisqui, ron, vodca, etc. con, normalmente, algún refresco del estilo Coca-Cola, Fanta, Tónica, Gaseosa, es decir, se mezcla un licor fuerte con una bebida dulce para rebajar un poco la potencia del licor. Entonces, la palabra original es el cubalibre, pero aquí todo el mundo le dice “pedirse un cubata”.

Mercedes:Sí, un cubata.

Ana :Y entonces ya la tarde-noche es la hora de los cócteles, las copas, cubatas, etc. 

Mercedes:Bueno, y así..., con una copichuela, y estando cerca de la playa y en estos sitios tan bonitos y tan...tan relajantes que solemos encontrar en verano, vamos a encontrar otra cosa muy típica de muchos, muchos, muchos pueblos y pequeñas ciudades de España, que son las fiestas, las fiestas patronales, las fiestas de verano. Son las fiestas que normalmente llevan entre tres y cinco días aproximadamente y en las que se programan actos pues un poco especiales: por ejemplo conciertos en la playa por las noches, bailes en diferentes sitios del pueblo, espectáculos que no suele haber durante el resto del año...En muchos, muchos, suele haber una fiesta..., un espectáculo -perdón- de fuegos artificiales para clausurar las fiestas.

Entonces, si tienes la suerte de...de...de ir a un pueblo de costa español donde además vas a encontrar las fiestas, pues tienes la posibilidad de pasarlo muy bien, ¿no?, ¿haciendo qué, por ejemplo, Ana?

Ana :Bueno, pues...normalmente, en las fiestas de verano de los pueblos, se suelen hacer pues...espectáculos tradicionales de baile, de pe...también se suelen tirar muchos petardos y hacer pasacalles -que se llama- con el fuego, los gigantes, el teatro, etc.  Y bueno, a mí personalmente lo que más me gusta es mirar los fuegos artificiales desde la playa porque la playa de noche...Hoy hemos estado viendo la playa normal, la playa de día, pero la verdad es que la playa de noche tiene su encanto..., bañarse en la playa de noche también puede tener su encanto, y estar allí mirando los fuegos artificiales sobre el mar, pues, la verdad es que tiene su punto -que decimos aquí-, tiene su punto.

Y...y bueno, me parece que lo que hemos repasado, puede ser un buen día de playa, ¿qué te parece?

Mercedes:Hombre, seguro...Yo creo que es interesante que nuestros amigos y amigas recuerden un poco las cosas para llevar a la playa, recuerden también que el sol de España en verano es muy fuerte y hay que protegerse de él porque sí que a veces hemos visto gente, turistas, ¿no?, que han venido y no sabían, por ejemplo, vamos a suponer, que estar dos o tres horas al sol en la playa, el primer día, te puede quemar, pero te puede quemar mucho. Y entonces, claro, son gente que luego los ves con los brazos, la espalda y las pantorrillas...rojos como un cangrejo y ,bueno, esto tiene que enseñar a la gente a protegerse del sol, a hacerlo de una manera pues...paulatina; el primer día pues...a lo mejor estás media horita, el segundo estás una hora y así, poquito a poquito, y siempre con protección, con una crema protectora.

Ana :Nosotros, aquí, llamamos a “quemarse” como tú has dicho: “ponerse rojo como un cangrejo” o “ponerse como una gamba” también. Utilizamos todo el lenguaje del marisco para las quemaduras solares.

Mercedes:Ja ja ja ja...¡es verdad! Yyy...y bueno, esto, que también sepáis que según en qué..., que según qué destino escojáis, pues podríais pasarlo muy bien porque no sólo son los ratos de playa, sino que...es verdad que nosotras somos unas enamoradas de nuestra gastronomía, pero es que yo creo que se lo vale porque...porque es buenísima. Entonces, ...Dime, dime...

Ana :No, que..., también depende de qué destino escojáis, podéis pasarlo muy mal...ja ja ja...porque hay lugares de la costa que están totalmente masificados, diseñados para sacar el dinero a los turistas, donde la gastronomía...pues eso, ha caído en picado, las playas están sucias, llenas de gente..., o sea, es un turismo un poco salvaje y la verdad es que...bueno, es algo que se ha permitido hacer aquí durante muchos años, igual que construir en la primera línea de costa, y es algo que rompe un poco el encanto de las playas, ¿no? que, bueno, que necesitan un equilibrio, tanto de...pues, bueno..., necesitan un equilibrio de sostenibilidad.

Mercedes:Es una cosa que sabe mal decirla, que duele, porque nos gustaría que todo fuera como lo que os hemos estado explicando, pero Ana tiene razón, hay un montón de sitios...bueno, pues que no deberían haber llegado a los niveles de masificación, de suciedad y de desatención al público y al consumidor, como a veces ha pasado.

Pero, bueno,  si...si entre Internet, las Guías Turísticas, y también algunas informaciones que os damos por aquí -por Spanishpodcast y por otros podcasts que tratan sobre esto- podéis elegir un buen destino, no os vais a arrepentir.

Y...y nada, nos reíamos un poco comentando esto porque decíamos que después del espectáculo de fuegos artificiales, pues lo que se puede hacer es irse a tomar el último refresco o la última copa y...

Ana :¡Ligar!

Mercedes:Ja ja ja...¿os acordáis, no, de lo que es ligar? Bueno, pues, encontrar alguna amistad interesante...Vamos a llamarle así...

Ana :Ja ja ja ja...

Mercedes:Ja ja ja ja....Bueno chicos, lo que os decíamos, que estamos de vacaciones, que podríamos hablar muchísimo más -claro, ya lo sé- pero...pero que no, que nos vamos al chiringuito a tomar una paella...ja ja ja...

Y esperamos que este...este episodio al menos os sirva para refrescaros temas y vocabulario de un fantástico día de playa.

Ana :Pues, nada, ¡a vuestra salud!

Mercedes:Adiós, hasta pronto.



  






* * 

http://www.spanishpodcast.org

info@spanishpodcast.org



* * 


 © Spanishpodcast, 2007-2017