Reunión de amigas
















Reunión de amigas


Hello and welcome to Spanishpodcast. I am Mercedes speaking to you from Barcelona. In our 193rd episode (Friends Meeting) we review a particularly difficult Spanish grammar topic: the probability future tense, by means of our dear friend´s meeting where they are going to use this special future tense in their dialogue.

Hola, queridos amigos, y bienvenidos a Español Podcast. Soy Mercedes y os hablo desde Barcelona. En nuestro episodio nº 193: Reunión de amigas, nuestras queridas protagonistas de muchos episodios, Pilar, Alejandra, Coral y Luisa están esperando a Montse, que viene en tren desde Barcelona para estar juntas de nuevo un fin de semana. Quieren estar las cinco solitas, sin las respectivas parejas, para charlar, ponerse al día y rememorar viejos tiempo.

A petición de un buen amigo de Spanishpodcast, en este episodio vamos a trabajar un aspecto de la Lengua Española que no siempre es fácil de comprender: el futuro de probabilidad, para lo cual hemos confeccionado la explicación más clara y accesible,  y hemos seleccionado los ejemplos más didácticos para que podáis comprenderlo y usarlo sin dificultad, en adelante.

Episodio nº 193: Reunión de Amigas. ¿Preparados para entender este desplazamiento del futuro cronológico hacia la probabilidad? Yo también estoy preparada. Vaaaamos allá, entonces. Empezamos.

Alejandra:¿Pedimos otro café? Me parece que el retraso del tren va para largo.

Pilar :¿Qué hora será?

Luisa :No lo sé, no llevo reloj.

Coral :Serán las seis o seis y cuarto.

Alejandra:Lo peor es que no sabíamos qué tren cogía Montse finalmente. Dijo que el de las 3, pero suponte que ha cogido el siguiente.

Pilar :Habrá cogido el de las 4.

Luisa :No, habría llamado.

Coral :No tendrá batería, siempre se le acaba cuando más lo necesita.

Alejandra:¿No habrá olvidado el móvil en casa? La última vez le pasó.

Pilar :Bueno, ya está bien de criticarla. Montse habrá cogido el tren de las 3 y habrá cogido el móvil. Y lo único que pasa es que hay retraso. Pero seguro que el tren ya estará cerca de Madrid.

Coral :O se habrá averiado.

Luisa :No, hombre, no. El AVE no tiene averías. Es un tren del futuro: rápido y seguro.

Coral :¡Ah, sí? ¿Y por qué se retrasa?

Alejandra:¡Huy, qué pasará ahí! Hay mucha gente mirando las pantallas.

Pilar :Será el anuncio de que el tren está entrando en la estación.

Alejandra:Efectivamente, lo están avisando también por megafonía.

Luisa :Venga, chicas, Montse estará a punto de llegar.

Alejandra:Tranquilas, tranquilas, hay tiempo.

Coral :¡Qué ganas tengo de darle un abrazo a Montse!

Luisa :Y de disfrutar este fin de semana, sólo para nosotras.


Ya veis la situación: cuatro de nuestras cinco amigas están esperando a Montse, que viaja en tren de Barcelona a Madrid, para reunirse con sus queridas amigas y disfrutar de un fin de semana para ellas solitas.

Están en la estación. Han avisado que el tren sufre un ligero retraso, pero no están seguras de si Montse viene en este tren o en el siguiente.

Están en el bar de la estación, y como llevan un rato esperando, han perdido la noción del tiempo. Por eso Pilar pregunta:


- ¿Qué hora será?


Chicos, foto fija a esta pregunta, porque esta pregunta es el ejemplo más claro del futuro de probabilidad en forma de pregunta. En esta pregunta no nos interrogamos por la hora de un suceso futuro. No. Nada de eso. En esta pregunta el futuro no funciona como un futuro cronológico, no habla de algo que está por llegar, no expresa algo que pasará después de que yo hable. No. Este futuro habitual, en este caso, se desplaza hacia la probabilidad y la pregunta está referida a una duda sobre el presente.

Hay que quedarse con esto: plantea una duda en el presente.


- ¿Qué hora será?


Equivale a:


- No sé qué hora es. ¿Lo sabéis?

O:

- ¿Qué hora puede ser en este momento?

O:

- He perdido la noción del tiempo. Me pregunto qué hora es. 


Etc.


Es decir, con este:


- ¿Qué hora será?


Nos preguntamos qué hora es en este momento. Pero la pregunta no tiene la imperatividad de la pregunta directa (¿Qué hora es?), sino que la expresamos así porque dudamos, porque vacilamos, porque no estamos seguros.


“¿Qué hora será?” expresa una duda, una vacilación, un interrogante.

Fijaos en estos conceptos:

- Duda

- Vacilación

- Interrogante


Esos conceptos están contenidos en ese tipo de pregunta.


Coral responde:


- Serán las 6 o seis y cuarto.


No lleva reloj, ni tiene el móvil a mano, pero se aventura a dar una hora aproximada. Coral supone que puede ser esa hora.

Aquí, la respuesta, también construida con el futuro de probabilidad, muestra toda su esencia de funcionar como :


- Una conjetura

- Una suposición

O:

- Una incerteza


Referidas al momento presente.


Repito:

- Una suposición

- Una conjetura

- Una incerteza


Porque cuando Coral está diciendo:


- Serán las seis


Es como si estuviera diciendo:


- No sé exactamente qué hora es, pero probablemente (por el tiempo que llevamos aquí) deben de ser las seis.

O:

- Creo que pueden ser alrededor de las seis, o un poco más.

O:

- No sé qué hora es, pero supongo que en torno a las seis.

O:

- No estoy segura, pero calculo que las seis o seis y cuarto.


Pues todas estas dudas, vacilaciones, incertezas, conjeturas y suposiciones que entrañan estas respuestas, se resumen en el habla nativa española en la frase del diálogo:


- Serán las seis o seis y cuarto.


Y con ello damos una respuesta aproximada o probable a la pregunta que se hacía inmediatamente antes.

Claro, cuando hacemos esta aproximación, intentamos acercarnos lo más posible al dato real. En esta situación, no vamos a decir “Serán las cinco”, si hemos llegado a la estación a esa hora; ni “serán las ocho”, porque sabemos que no llevamos tres horas esperando. Por ello, hacemos nuestros cálculos mentales de que llevamos una hora -u hora y pico- esperando y de que, por tanto, si hemos llegado a las cinco, es posible que sean las seis o un poco más; es de suponer que son las seis aproximadamente; podrían ser las seis o seis y cuarto. Pero no decimos todo eso, decimos:


- Serán las seis o seis y cuarto.


Nuestras amigas no saben exactamente qué tren ha cogido Montse, aunque les dijo que sería el de las 3 probablemente. Por lo que, si el trayecto dura 2 ´45 o 3 horas, el tren debería estar a punto de llegar.

Pilar cree que Montse ha tenido muchos asuntos por resolver antes del viaje y es probable que haya cogido el tren de las 4 de la tarde. 

Por eso está haciendo una suposición sobre la hora del viaje, o, lo que es lo mismo, haciendo una conjetura sobre la misma. Dice:


- Habrá cogido el de las 4.

(Es decir: “Montse habrá cogido el tren de las 4”).


A ver, a ver, a ver…¿Qué está pasando aquí? ¿Por qué ahora Pilar ha cambiado el futuro simple por el compuesto? ¡Acaso no está hablando del mismo tema?

Sí, pero Pilar ahora no se está refiriendo a algo que pasa en este mismo instante en el que se habla, sino que se está refiriendo al momento en el que Montse ha tomado el tren, un momento del pasado reciente. Se refiere a algo pasado, pero muy cercano en el tiempo.

ALGO PASADO, PERO MUY CERCANO EN EL TIEMPO. Algo muy reciente, pero no del ahora mismo, no del presente stricto sensu.

Bien, pues cuando pasa esto, cuando establecemos una probabilidad, una suposición o una conjetura para hablar del pasado reciente, usamos el futuro compuesto de probabilidad:


- Habrá cogido el tren de las 4.


Es decir:


- Es probable que haya cogido el tren de las 4

- Puede haber cogido el de las 4

- Podría haber cogido el de las 4

- Quizás haya cogido el de las 4


Así, pues, muy importante:  nuestras conjeturas sobre el pasado cercano se expresan con el futuro compuesto, desplazado ahora a un cálculo de probabilidades sobre sucesos recientes.

Nos referimos a una acción del pasado perfecto (hace muy poco, o hace un tiempo ligado aún al presente) y la expresamos con dudas, suposiciones o conjeturas.

Abrid los cinco sentidos y fijaos en lo que estamos diciendo: el futuro cronológico compuesto (habré, habrás, habrá, habremos, habréis, habrán + participio del otro verbo)…, el futuro cronológico compuesto se desplaza, él también, hacia la probabilidad, la conjetura o la suposición de algo inmediatamente anterior en el tiempo y que aún dura.


Vamos con unos cuantos ejemplos de este segundo caso del futuro:


(Tu marido y tú volvéis a casa de madrugada. Vuestro hijo también ha salido y os ha dicho que volvería bastante tarde. Habéis dejado todo apagado y cerrado. Pero, al llegar, hay luces en la casa).

Tu marido:¡Vaya! ¡Sorpresa! Hay un montón de luces encendidas en casa.

:Tranquilo, nuestro hijo habrá vuelto antes de lo previsto. Y ya sabes que se deja todo encendido.


La hipótesis de la madre es la más probable. No es segura al 100% porque aún no han entrado en la casa, pero ella supone que su hijo ha regresado a casa antes que ellos. No es, por tanto, una conjetura absurda, no es una suposición improbable, es una conjetura lógica y una suposición más que probable.


O:


(Vuestra hija se ha ido con sus compañeras de cole a pasar una semana a Londres. Tu marido y tú habláis de ello).

Madre:Nuestra hija ya estará en Londres, viendo la ciudad.

Padre:No, aún no, el avión habrá llegado sobre las 8 y son y cuarto ahora. Estarán recogiendo las maletas y pasando los controles.


En este ejemplo tenéis los dos futuros de probabilidad: por un lado, el futuro simple usado como suposición en las frases referidas al ahora mismo, que son:

- Nuestra hija ya estará en Londres

- Estarán recogiendo las maletas

Y

- Estarán pasando los controles


Y el futuro compuesto como suposición referida al pasado inmediato, en frases como:

- El avión habrá llegado a las 8


Es decir, el avión ya ha aterrizado. El padre supone que el aterrizaje habrá sido más o menos a las 8

- el avión habrá llegado sobre las 8

Este “sobre” es “en torno a”,  “aproximadamente”.


Y pasa a describir lo que probablemente está pasando en estos momentos, sin tener -obviamente- una certeza absoluta, pero sí suponiendo con lógica lo que está pasando.


- Ahora mismo son las 8 y cuarto. Estarán recogiendo las maletas y pasando los controles.


¿Qué ha pasado? Que el padre ha hecho un cálculo más aproximado que el de la madre. Ella decía:


- Nuestra hija ya estará en Londres, viendo la ciudad.


El padre hace una estimación diferente y calcula que el grupo está aún en el aeropuerto recogiendo el equipaje y pasando los controles. Lo cual es bastante más probable que esté sucediendo en estos momentos, si hacemos un cálculo aproximado de lo que suele pasar cuando llegas al aeropuerto.


Otro ejemplo:


(Supongamos que Miguel ha suspendido su examen de Matemáticas. Se lo ha dicho por teléfono a su padre. Y éste se lo comenta a la madre).

Padre:Miguel acaba de llamar. Está hecho polvo. Ha suspendido el examen de Mates. ¿Cómo es posible?

Madre:No habrá estudiado lo suficiente. Era un examen duro.


O:


(Toda la familia está esperando al abuelo que viene en tren para pasar las Navidades con vosotros. Llega el tren y el abuelo no baja. Y, claro, saltan todas las alarmas:

Padre:¿Qué le habrá pasado?

Madre:Se habrá encontrado mal y no habrá cogido el tren.

Padre:Habría llamado.

Niña:¿No se habrá caído del tren?

Madre:Niña, no digas tonterías, por favor.

Niño:Se habrá dormido y no habrá visto el nombre de la estación.

Padre:¿Queréis los dos dejar de decir tonterías?


Etc.


Pasado inmediato: el abuelo ha cogido el tren (o no).

Hipótesis y suposiciones:


En pregunta:

- ¿Qué le habrá pasado?

- ¿No se habrá caído del tren?


En respuestas-suposiciones sin certeza:

- Se habrá encontrado mal

- No habrá cogido el tren

- Se habrá dormido

- No habrá visto el nombre de la estación

- Se habrá caído


O:


(Vais a salir a cenar fuera. Ya estáis listos, pero las llaves del coche no aparecen).

Marido:¿Dónde demonios habré puesto las llaves del coche?

Mujer:No sé, las habrás puesto en el recibidor, como siempre.

Marido:No, ya he mirado.

Mujer:Te las habrás dejado en el bolsillo de la chaqueta.

Marido:Espera, que miro. Gracias, cielo, ahí estaban.


¿Veis? Ambos están haciendo conjeturas sobre los posibles lugares habituales en los que el marido suele poner las llaves del coche. Es un momento del pasado reciente, y nos preguntamos y establecemos conjeturas  con el futuro compuesto, que desplaza todo su sentido al ámbito de la probabilidad, de la suposición y de la conjetura, abandonando totalmente su función de futuro cronológico.


Luisa también hace una suposición sobre la hora en que Montse ha cogido el tren.  Por eso dice:


- Habrá cogido el de las 4.


Luisa dice que no, que si hubiera tomado el tren una hora después, habría llamado por teléfono.

Y Coral cree tener una posible respuesta al hecho de que Montse no haya llamado. Por eso dice:


- No tendrá batería, siempre se le acaba cuando más lo necesita.


Ahora, en este momento presente, durante el viaje, puede no tener batería. Eso sería probable, por ello:


- No tendrá batería.


Probabilidad simultánea a nuestro presente, expresada con el futuro simple desplazado a la probabilidad.


Vamos con unos ejemplos de ello:


- Azucena:Qué raro. Hemos quedado a las siete. Son las 8 y Esperanza no aparece ni llama.

Mar :Estará cansada.

Azucena:¿Y por qué no llama? Sabe que la esperamos.

Mar :Estará a punto de llegar. No será la primera vez que se retrasa un montón.


Hipótesis:

- Estará cansada

- Estará a punto de llegar

- No será la primera vez que se retrasa


O:


Magda:Estoy preocupada. Lucía está delgadísima y no quiere hablar del tema.

Ruth:Es cierto, está esquelética. ¿Cuánto pesará?

Magda:Pesará unos cuarenta kilos.

Ruth:Pues eso es una barbaridad. Estará al límite de la anorexia.

Magda:Por eso estoy tan preocupada.


Conjeturas basadas en suposiciones probables:

- ¿Cuánto pesará?

- Pesará unos cuarenta kilos

- Estará al límite de la anorexia



Otros ejemplos cortitos:


- ¿Qué ruido es ése?

- Será la lluvia


- ¿Qué suena?

- Será el viento


- ¿Quién llamará?

- Será el vecino


- ¿Quién llamará a estas horas?

- Será Juan, que es especialista en llamar a deshora


- ¿Quién vendrá a estas horas?

- Será algún inoportuno, porque son las 11 de la  noche


- ¿Qué pasará ahí?

- Será un accidente porque hay ambulancias


- ¿Dónde estará esta niña?

- Ya lo sabes, estará con las amigas. No tardará.


- ¿Dónde está Pedrito?

- Estará en su habitación, con la tablet


- ¿Cuántos años tendrá esa actriz?

- Tendrá unos cuarenta

- Pues está estupenda


- ¿Qué hora debe ser?

- Serán las 11, no más tarde


- Estarás cansado, ¿verdad?, para ir al cine

- Lo estoy, pero me veo capaz de salir esta noche


- ¿Dónde estarán mis gafas?

- Estarán en el baño. Siempre las dejas allí.


¿Veis, amigos?

- ¿Dónde estarán mis gafas?

Equivale a:

- Me pregunto dónde pueden estar mis gafas.


- Estarán en el baño

Equivale a:

- Creo que están en el baño

- Supongo que las he dejado en el baño

- Me imagino que están en el baño, como de costumbre

- Es probable que estén en el baño, ¿no?


Al decir Coral que Montse no tendrá barería, Alejandra piensa que también podría haber olvidado el móvil. Expresa esa suposición, de nuevo, con el futuro compuesto puesto que el móvil ha sido olvidado en casa antes de coger el tren, siguiendo el hilo de la suposición. Por eso dice, en forma de pregunta:


- ¿No habrá olvidado el móvil en casa? La última vez le pasó.


Y Pilar resume:


- Bueno, ya está bien. Habrá cogido el tren de las 3 y habrá cogido el móvil. Y lo único que pasa es que hay un retraso. Pero el tren ya estará cerca de Madrid.


O lo que es lo mismo:

- Pero lo más probable es que el tren esté llegando a Madrid.

- Pero supongo que el tren está a punto de llegar.

- Yo creo que no falta mucho para que llegue.


O sea:


- El tren ya estará cerca de Madrid.


Coral, en plan pesimista, dice:


- O se habrá averiado.


Conjetura, suposición, hipótesis sobre lo que puede haberle pasado al tren. Es una posibilidad que el tren haya tenido una avería, un fallo, por eso lo expresa así:


- Se habrá averiado.


Y Luisa le dice que eso no es probable porque estos modernos trenes de alta velocidad son rápidos, seguros y no suelen averiarse.

De pronto ven un grupo de gente que se acerca a una de las pantallas de información. 

Alejandra pregunta:


- Huy, ¿qué pasará ahí? Hay mucha gente mirando las pantallas.


Pilar deduce que es probable que estén dando información sobre el tren procedente de Barcelona. Por eso, aventura una suposición:


- Será el anuncio de que el tren está entrando en la estación.


Y, efectivamente, así es. Alejandra confirma esa información porque la está escuchando por megafonía.

Y Luisa se levanta para ir a recibir a Montse, diciendo:


- Venga, chicas, Montse estará a punto de llegar.


Y se van todas hacia la salida del AVE para abrazar a su amiga y empezar un fin de semana memorable.



Repasemos de nuevo el diálogo, ahora con la velocidad de elocución propia de una conversación normal:


Alejandra:¿Pedimos otro café? Me parece que el retraso del tren va para largo.

Pilar :¿Qué hora será?

Luisa :No lo sé, no llevo reloj.

Coral :Serán las seis o seis y cuarto.

Alejandra:Lo peor es que no sabíamos qué tren cogía Montse finalmente. Dijo que el de las 3, pero suponte que ha cogido el siguiente.

Pilar :Habrá cogido el de las 4.

Luisa :No, habría llamado.

Coral :No tendrá batería, siempre se le acaba cuando más lo necesita.

Alejandra:¿No habrá olvidado el móvil en casa? La última vez le pasó.

Pilar :Bueno, ya está bien de criticarla. Montse habrá cogido el tren de las 3 y habrá cogido el móvil. Y lo único que pasa es que hay retraso. Pero seguro que el tren ya estará cerca de Madrid.

Coral :O se habrá averiado.

Luisa :No, hombre, no. El AVE no tiene averías. Es un tren del futuro: rápido y seguro.

Coral :¡Ah, sí? ¿Y por qué se retrasa?

Alejandra:¡Huy, qué pasará ahí! Hay mucha gente mirando las pantallas.

Pilar :Será el anuncio de que el tren está entrando en la estación.

Alejandra:Efectivamente, lo están avisando también por megafonía.

Luisa :Venga, chicas, Montse estará a punto de llegar.

Alejandra:Tranquilas, tranquilas, hay tiempo.

Coral :¡Qué ganas tengo de darle un abrazo a Montse!

Luisa :Y de disfrutar este fin de semana, sólo para nosotras.



******************

Queridas amigas y queridos amigos, esperamos que nuestro podcast sobre el futuro de probabilidad os haya sido útil, así como que os haya quedado claro cómo funciona en la lengua y en el habla cotidiana. Repasad tanto las explicaciones como los ejemplos y así podréis usarlos cada vez mejor cuando os expreséis en español, dado que es una forma de establecer suposiciones muy, muy usada en español.

Abrazos para todos y hasta la próxima.

Junio de 2015.

*********

 © Spanishpodcast, 2007-2017