Diálogo navideño




Diálogo navideño



Hello and wellcome to Spanishpodcast. I´m Mercedes speaking to you from Barcelona. In our 200th episode (Diálogo Navideño) we attend to dialogue between our friends Alejandra, Montse, Luisa y Coral talking about Christmas.  Some of them really love Christmas but the other don´t like it. In this episode we can review the different ways to wish Christmas and how to express our good wishes for people.

Hola amigos y bienvenidos a Español podcast. Soy Mercedes y os hablo desde Barcelona. En nuestro episodio númeo 200 (Diálogo Navideño) asistimos al diálogo entre nuestras cuatro amigas Montse, Alejandra, Coral y Luisa, sobre la Navidad, quienes están charlando sobre ella. Algunas de ellas adoran este tiempo de fiestas navideñas, pero a otras no les gusta nada. En este episodio podemos repasar las diferentes fórmulas para desear una feliz Navidad y cómo expresar nuestros buenos deseos a la gente que queremos.










En el apartamento madrileño de muestras queridas amigas, se está hablando de la Navidad. Todas están acabando de hacer su maleta para irse a pasar las navidades con sus familias, a otros puntos de la geografía española. Pilar no está. En el piso están Montse, Alejandra, Coral y Luisa.


Coral :¡Ay, qué bien! Tengo muchas ganas de estar con mi familia en estos días tan entrañables.

Montse :Entrañables y agobiantes.

Luisa :Bueno, son un poco moviditos, pero se pasa bien en familia.

Alejandra:Yo soy más de la opinión de Montse. Reunirse un día toda la familia, está bien. Pero uno y otro y otro..., al final lo que quieres es que se acaben las fiestas.

Coral :Montse y tú, Alejandra, sois unas raras. ¿Qué os gustaría? ¿Pasar la Navidad solitas, aquí en el piso, lejos de vuestras familias?

Montse :A mí no me importaría. Estaría mucho más tranquila.

Alejandra:A mí no me gustaría. Pero con la cena de Nochebuena o con la comida de Navidad, ya sería suficiente.

Montse :El problema es la obligatoriedad de reunirse toda la familia. tienes que ver a los que te caen bien, pero también a los que te caen mal, e incluso a los que no soportas.

Luisa :Sí, eso es verdad. Pero yo paso de la parte de la familia que no me cae nada bien.

Alejandra:Hombre, la verdad es que sería estupendo poder pasar la Navidad a tu aire, por ejemplo viajando, y que tu familia no hiciera un drama por ello. Pero si yo le digo a mi madre que no voy a casa en Navidad, se coge un berrinche de aquí te espero.

Montse :Exacto. O que pudieras decir: “Vale, voy a una comida, pero a las otras no me apetece”. Aaaah, no, entonces eres una antipática, una rara y una descastada.

Coral :Bueno, chicas, me voy, que tengo el tiempo justo para llegar al tren. Luisa, Feliz Navidad, guapa, que lo pases en grande. Ven, un abrazo. Alejandra, Felices Pascuas, cariño, que pases unas buenas fiestas. Montse, ven aquí, dame un beso y déjame desearte unas felices navidades, y que te encuentres a gusto con la familia.

Montse:Lo dudo. Estaré a gusto con mis padres, mis hermanos y mis abuelos. Con el resto, ya se verá.

Coral :¡Cómo eres, mujer! ¡Dales una oportunidad!

Alejandra:Venga, Coral, Buenas Fiestas. Que lo pases en grande. Y no comas demasiado, que el año pasado engordaste dos kilos con los turrones.

Coral :Sí, ja ja ja, y luego a dieta el resto del invierno.

Luisa :Adiós, cielo, pásalo bien y descansa. Nos vemos después de las fiestas.

Coral :Claro. Adiós, chicas, Feliz Navidad.Ya nos llamaremos por Año Nuevo.

(Al cabo de un rato)

Luisa :Alejandra, Montse, me voy ya o perderé el vuelo. Que disfrutéis las fiestas, chicas.

Alejandra:Adiós, Luisa, Buenas Fiestas para ti también.

Montse :¡Que vaya bien, guapa! Hasta enero.

Alejandra:Bueno, Montse, tú y yo, las últimas. ¿Y si nos vamos a Islandia a pasar la Navidad?

Montse :No me tientes..., no me tientes...

Alejandra:Es una broma, ja ja ja. Vámonos con la familia, que nos están esperando.

Montse :¿Ves? Eso es lo que me fastidia. Que, en el fondo, sabemos que no hay otra opción.

Alejandra:Ya, bueno, pero no vamos a una sesión de tortura. Hay que ver las cosas en su justa medida. Vamos a celebrar una tradición que tampoco está tan mal. Feliz Navidad, Montse, déjame que te lo desee de todo corazón. 

Montse :Ya lo sé. Ven aquí, un besazo y Felices Fiestas, Alejandra, Y que todo vaya fenomenal. Nos vemos a la vuelta.

***                          ***


Queridas amigas y queridos amigos, aqui estamos, a vueltas con el espíritu navideño, sus maravillas y sus contradicciones.

Nuestras cuatro amigas están acabando de hacer sus maletas para irse a pasar la Navidad con sus respectivas familias.

Coral empieza diciendo:


  • ¡Ay, qué bien! Tengo muchas ganas de estar con mi familia en estos días tan entrañables.


Cuando queremos expresar algo que nos gusta mucho y que estamos encantados con ello, podemos decir:


  • ¡Ay, qué bien!


Y añade:


  • Tengo muchas ganas de...


Frase que decimos constantemente cuando expresamos un gran deseo de algo. Como en estos ejemplos:


  • Tengo muchas ganas de hacer ese viaje soñado (es como decir: lo deseo con todas mis fuerzas)
  • Tengo muchas ganas de que termines el tratamiento en el hospital para llevarte a casa (deseo fervientemente que lo termines).
  • Tengo muchas ganas de que llegue el verano. Necesito unas vacaciones. (Lo deseo por encima de todo).


Coral continúa:

- Tengo muchas ganas de estar con mi familia en estos días tan entrañables.

Coral tiene muchas ganas de estar con su familia, lo desea sinceramente. Le apetece enormemente pasar las Navidades en familia.

Esta es una de las frases que más oirás en conversaciones entre nativos españoles en estos días, hablando sobre la Navidad:


  • Pasar las Navidades en familia.


Por ejemplo, se encuentran dos amigos:

-Hola, Luis, ¿qué tal? ¿Cómo se presentan las Navidades?

-Hola Pedro, pues...como siempre, las pasaremos en familia. Vienen mis suegros y nos reunimos toda la familia el día de Navidad.


O:


  • Hola, Sara, ¿qué hacéis por Navidad?
  • Hola, Alba, pues las vamos a pasar aquí, en familia, y en enero nos iremos de viaje.


Coral lo podría decir de las dos maneras:


  • Tengo muchas ganas de estar con mi familia.


O


  • Tengo muchas ganas de pasar estos días con mi familia.


Y dice: “...en estos días entrañables”. El adjetivo “entrañable” significa íntimo, cálido, cariñoso. Algo o alguien entrañable es alguien cercano, íntimo, cordial, afectuoso y querido.

Días entrañables son, entonces, días en los que se vive la calidez de la cercanía familiar, días de mucho afecto, de intimidad y de cordialidad.

Montse responde:


  • Entrañables y agobiantes.


Con lo que nos señala su opinión sobre las fiestas navideñas. Para ella pueden ser entrañables, al menos una parte. Pero, en su conjunto, también le resultan agobiantes.

Cuando algo es agobiante (o es un agobio) es porque es abrumador, sofocante, fatigante, opresivo incluso. Algo o alguien agobiante puede ser agotador, desesperante a veces. Alguien agobiante puede resultarte, molesto, fatigante, estresante en definitiva.

Por ejemplo:

  • No puedo con este trabajo, doce horas sin parar, recibiendo ódenes constantes. Es agobiante.
  • O:
  • Hemos ido de compras, pero ha sido agobiante. Un montón de gente, colas para pagar. No podías dar ni un paso. ¡Muy agobiante!


Luisa oye a Montse e intenta relativizar su perspectiva. Por eso dice:


  • Bueno, son un poco moviditos, pero se pasa bien en familia.


Son (esos días) un poco “moviditos”, diminutivo de “movidos”. Lo usamos para decir que  algo es agitado, de ir y venir a muchos sitios; días en los que la gente está inquieta, va de allá para acá: también días animados, de reunión familiar, de comidas festivas, e incluso, de prisas.

El diminutivo que usa Luisa pretende quitarle fuerza al concepto. “Moviditos” sería “un poco movidos”, días diferentes de otros del año, con más actividad. Y “un poco moviditos”  sería casi cariñoso, no sería una crítica.

Dice:

  • Pero se pasa bien en familia


Este impersonal “se pasa” bien en familia, quiere decir que todo el mundo lo pasa bien, que son días de alegría, de fiesta y de celebrar una tradición.

Alejandra se posiciona:

- Yo soy más de la opinión de Montse. Reunirse un día toda la familia, está bien. Pero uno y otro y otro..., al final lo que quieres es que se acaben las fiestas.


Yo soy más de la opinión de...(alguien)”  quiere decir que estás más de acuerdo con Montse que con las otras dos amigas.

Porque:

- Reunirse un día toda la familia, está bien. Pero uno y otro y otro..., al final lo que quieres es que se acaben las fiestas.

Porque en España, las cenas familiares empiezan la noche del 24 de diciembre, con la cena de Nochebuena. Siguen el 25 de diciembre, día de Navidad, con un auténtico banquete al mediodía, que suele reunir a toda la familia. La noche de Fin de Año también hay reunión familiar, que conocemos como la Nochevieja, aunque la reunión no es tan estricta como en Navidad. El día 1  de enero, día de Año Nuevo, otra vez la familia puede reunirse para celebrar la llegada del nuevo año. Y el Día de Reyes, de nuevo reunión y ágape familiar para celebrar los Reyes que han colmado de regalos a los más pequeños.

Por eso Alejandra dice:

- Reunirse un día toda la familia, está bien. Pero uno y otro y otro..., al final lo que quieres es que se acaben las fiestas.

Coral no comparte este punto de vista y por ello les dice a Montse y a Alejandra, con un cierto tono de crítica:


- Montse y tú, Alejandra, sois unas raras. ¿Qué os gustaría? ¿Pasar la Navidad solitas, aquí en el piso, lejos de vuestras familias?


Ese es un dardo envenenado, ja ja ja. Coral les pone el ejemplo inverso a lo que suele ser la Navidad, es decir, que la pasen solas y lejos de sus familias. Y por eso las llama “raras”, “sois unas raras”.

Una persona rara es una persona singular, poco común, a veces extravagante. Una persona rara puede ser alguien extraño, peculiar, insólito o excepcional.

En ese sentido, Montse y Alejandra pueden considerarse un tanto raras, puesto que no van a favor de la opinión mayoritaria sobre la Navidad. Lo que Coral no se espera es la respuesta de Montse. Recordad que Coral les ha preguntado si preferirían pasar la navidad solas y lejos de la familia. Y Montse responde:

  • Pues sí, no me importaría (pasar las navidades solita, lejos de mi familia). Estaría más tranquila.
  • Alejandra dice:
  • A mí no me gustaría...
  • Ambos verbos, antes en la frase de Montse y ahora en la de Alejandra, con el formato que acabamos de estudiar:
  • No me importaría pasar la navidad sola aquí
  • Y:
  • A mí no me gustaría este plan.


Y como tanto la pregunta de Coral como las respuestas de Montse y Alejandra son hipótesis, son una expresión de deseos improbables, usamos todo el tiempo el condicional simple para ello. Por eso Alejandra concluye:


- A mí no me gustaría. Pero con la cena de Nochebuena o con la comida de Navidad, ya sería suficiente.



Montse quiere explicarse. Dice:


- El problema es la obligatoriedad de reunirse toda la familia. Tienes que ver a los te caen bien, pero también a los que te caen mal, e incluso a los que no soportas.


Montse es muy sincera y no oculta que hay algún miembro de su familia que no le cae bien, o sea, que le cae mal (recordad todo lo que hemos trabajado sobre esta expresión hace poco). Y dice que además te ves obligada a ver también a gente que no soportas.

Cuando no soportas algo o a alguien es porque te resulta intolerable e insufrible. No lo tragas (esto se dice mucho: uf, es insoportable, no lo trago), lo tienes atravesado. Si no soportas algo o a alguien es que no lo aguantas, que no puedes con él/ella, no lo toleras. 

Y, claro, siempre hay algún miembro de la familia que, por las razones que sean, no le cae bien a nadie, e incluso muchos no lo soportan.

Y de eso se queja Montse, de que en fiestas como las Navidades, parece “obligatorio” que todos te caigan bien, fingir que todos nos queremos mucho y que no hay ni un sólo problema en las relaciones familiares. 

Luisa le da la razón en ese sentido, pero ella dice que “pasa” de esa parte de la familia que no le cae nada bien.

¿Y qué  es “pasar” de alguien, tal y como lo dice Luisa? Pues “pasar de” alguien es no tenerlo en cuenta, no mostrar interés por esa persona, o por esa cosa. Pasar de alguien es ignorarle, no hacerle caso, actuar como si no existiera. Pasar de alguien es tratarle con indiferencia y desinterés, demostrarle que no te importa lo más mínimo.

Por ejemplo:

  • La hemos llamado tres veces. No contesta y llega una hora tarde. Pasemos de ella y vamos a cenar.
  • Es una antipática. En la oficina es desconsiderada y prepotente con todos. Yo paso de ella.


También oiréis alguna vez que alguien “pasa de todo” y eso significará que alguien no comparte los valores sociales comunes a todo el mundo, que alguien va por libre, va a la suya, que no se responsabiliza de asuntos comunes al grupo o a la sociedad. Como en estos ejemplos:


  • Yo prefiero no contar con Pedro para el grupo de trabajo. No te puedes fiar de él, pasa de todo.
  • No voy a ir, no son mis amigos y no los trago. Yo paso de la cena de empresa.


A veces este tipo de conductas se atribuyen a alguien considerado como un “pasota”. Ese es el sustantivo: pasota. Ser un pasota es hablar de alguien generalmente joven, rebelde, que no le importan las normas sociales establecidas  y que “pasa de todo”. Ser un pasota y pasar de todo es no preocuparse ni interesarse por nada, e ir un poco a contracorriente.

Y eso es lo que dice Luisa, que ella pasa de la parte de la familia que le cae mal (o que no le cae nada bien).

Alejandra reflexiona sobre que:


  • Sería estupendo poder pasar la Navidad a tu aire...


“A tu aire” quiere decir como te apetezca a ti, eligiendo libremente qué hacer, sin compromisos ni obligaciones.

Añade:

- Hombre, la verdad es que sería esstupendo poder pasar la Navidad a tu aire, por ejemplo viajando, y que tu familia no hiciera un drama por ello. Pero si yo le digo a mi madre que no voy a casa en Navidad, se coge un berrinche de aquí te espero.


Un berrinche es un gran disgusto. Es un término coloquial muy usado para expresar un gran enfado, un enfado violento que puede conllevar gritos, lágrimas e irritación, todo ello muy visible.

Coger un berrinche” es, entonces, sufrir un enfado de este tipo, un enfado terrible, un disgusto tremendo. 

Para reforzar la magnitud del disgusto que se llevaría su madre, Alejandra añade:

  • Si yo no voy, mi madre se coge un berrinche de aquí te espero.
  • Cuando añadimos este “de aquí te espero” al final de una intensa emoción, expresamos que sería inmensa, tremenda. Acompaña a sustantivos. Ejemplos:
  • Cuando se enteró de que su padre lo había desheredado, se llevó un disgusto de aquí te espero.
  • Los padres reunieron a los dos hijos y les echaron una bronca de aquí te espero por su mal comportamiento.


Montse está de acuerdo con Alejandra, por eso dice:


- Exacto. O que pudieras decir: “Vale, voy a una comida, pero a las otras no me apetece”. Aaaah, no, entonces eres una antipática, una rara y una descastada.

La palabra que no conocéis es “descastada”, o persona que muestra poco afecto por su familia y amigos. Se dice de alguien que es ingrato con los suyos, alguien un tanto desagradecido que no corresponde al afecto que recibe.

Montse está convencida de que si no fuera a todas las comidas navideñas, la tildarían de antipática (lo contrario de simpática), rara (lo opuesto a normal) y descastada (antónimo de familiar y cariñosa).

Coral tiene que marcharse ya y le desea una Feliz Navidad a cada una de sus amigas, con una fórmula diferente:

A Luisa:

  • Feliz Navidad 
  • Y que lo pases en grande


A Alejandra:

  • Felices Pascuas
  • Y que pases unas Buenas Fiestas


A Montse:

  • Déjame desearte unas Felices Navidades
  • Y que te encuentres a gusto con la familia


Este tipo de fórmula es muy usada en las felicitaciones navideñas. Una expresión directa como:


  • Feliz Navidad
  • Felices Pascuas
  • Felices Navidades
  • Felices Fiestas 
  • Buenas fiestas


Y la expresión de un deseo que acompaña a la fórmula invariable, y que puede adoptar diversas formas, este deseo, como en:


  • Que lo pases en grande
  • Que pases unas buenas Fiestas
  • Que te encuentres a gusto con la familia


Usando estas frases de expresión de deseos, empezadas con “que” y seguidas de subjuntivo, tal y como hemos trabajado en varios podcasts anteriores.

Venga, repasemos las fórmulas de felicitación de la Navidad:


  • Feliz Navidad
  • Felices Pascuas
  • Felices Navidades
  • Felices Fiestas 
  • Buenas fiestas (sobre todo en Cataluña, ésta última)


Muchas veces, se añade la felicitación para el Año Nuevo:


  • Feliz Navidad y Próspero Año Nuevo
  • Felices Navidades y Buen Año
  • Felices Fiestas y buena entrada de Año
  • Feliz Año Nuevo (pasada ya la Navidad, a partir del 28 ó 29 de diciembre)


Y en la expresión de nuestros deseos, caben todo tipo de fórmulas lingüísticas o expresiones propias de estas fiestas:


  • Que paséis unas Buenas Fiestas (muy usado).
  • Que paséis una Feliz navidad.


Por escrito solemos decir más cosas, como por ejemplo:


  • Que la Paz y la Alegría reinen en tu hogar.
  • Que la Navidad haga tus sueños realidad.
  • Que el Año Nuevo esté lleno de ilusión y proyectos para ti.
  • Que pases una Feliz Navidad en compañía de los tuyos (los tuyos son tus seres queridos, tu familia y amigos).
  • Que en el próximo año puedas realizar todas tus metas (cumplir todos tus objetivos).
  • Te deseo mucha felicidad a ti y a toda tu familia.
  • Os deseamos una muy Feliz Navidad de todo corazón.
  • Paz y Amor a toda la gente de buena voluntad.
  • Te deseo Paz, Amor y Felicidad en estas fiestas navideñas. A ti y a los tuyos. Son los sinceros deseos de un amigo de verdad.
  • Mis mejores deseos para ti y tu familia en esta Navidad. Y que el Año Nuevo os traiga salud, bienestar, alegría y prosperidad.
  • Que disfrutes de una Feliz Navidad y que todos los probelas de este año queden atrás y no vuelvan. Feliz Navidad y Próspero Año Nuevo.


También hay gente que envía mensajes divertidos, como:


  • Que este año encuentres la salud, el amor, el dinero y la felicidad. Y si no los encuentras, búscalos en Google.
  • El Departamento de Atención al Cliente de la Navidad te comunica que has pedido regalos por encima de tus posibilidades. Inténtalo de nuevo el próximo año, cuando termine la crisis.
  • Este año, de amor y paz, nada de nada. En la comida de Navidad voy a insultar a mis suegros y a mis cuñados tanto como pueda.
  • Con la crisis sólo puedo felicitar a uno de mis amigos Te he elegido a ti porque eres el más feo y antipático de todos y nadie se va a acordar de ti. Feliz Año, tío.


La gente es muy imaginativa y los españoles son expertos en aplicar el humor a las situaciones más serias.

Coral ya se ha despedido. Montse y Alejandra también le desean que lo pase en grande.

Pasarlo en grande” es pasarlo muy bien, estar a gusto, disfrutar y divertirse. Alejandra le aconseja no comer demasiado par no engordar. Coral contesta divertida:

- Sí, ja ja ja, luego, a dieta el resto del nvierno.

Luisa se despide cariñosamente:


  • Adiós, cielo, pásalo bien y descansa. Nos vemos después de las fiestas.



Al cabo de un rato, también Luisa se despide:

  • Alejandra, Montse, me voy ya o perderé el vuelo. Que disfrutéis las fiestas, chicas.


Les dice:

  • Que disfrutéis de las fiestas.


Quedan a solas Alejandra y Montse. Y Alejandra no puede evitar hacer una broma:

- Bueno, Montse, tú y yo, las últimas. ¿Y si nos vamos a Islandia a pasar la Navidad?


Montse contesta con el mismo humor:

  • No me tientes..., no me tientes...


Una forma divertida que solemos usar para decir que no a algo, pero haciendo saber al otro que nos gustaría, que es una tentación deseable, que nos tienta con la proposición, y que no lo repita porque nos está provocando. Es el verbo “tentar” en imperativo negativo, con el que usamos subjuntivo: no me tientes...

Y Alejandra:

- Es una broma, ja ja ja. Vámonos con la familia, que nos están esperando.

Montse protesta otra vez diciendo:

  • ¿Ves? No hay otra opción.


Alejandra le propone una buena reflexión:


- Ya, bueno, pero no vamos a una sesión de tortura. Hay que ver las cosas en su justa medida. Vamos a celebrar una tradición que tampoco está tan mal. Feliz Navidad, Montse, déjame que te lo desee de todo corazón. 

Ja ja ja, pueden llegar a ser agobiantes, pero estas fiestas no son una tortura (casi nunca, ja ja ja), son una hermosa tradición que podemos celebrar con los que más queremos.

Finalmente nuestras dos amigas se desean recíprocamente una Feliz Navidad y lo hacen con un sincero cariño.

*****************

Bien, queridas amigas y queridos amigos, os recuerdo que tenéis varios episodios de Spanishpodcast dedicados a la Navidad española,sólo tenéis que ir a “buscar...” en el menú de inicio, escribir la palabra Navidad y os saldrán todos los episodios dedicados a ella, y así repasáis el que más os interese.

Hoy es un día de doble celebración para Spanishpodcast. En primer lugar, porque es Navidad y la celebramos también con todos vosotros. Y en segundo lugar porque hemos llegado al episodio nº 200 (+ 15 de prácticas), lo cual era un sueño imposible cuando empezamos.

Publicamos nuestro primer episodio en la primavera de 2007 y la próxima primavera (la de 2016) cumpliremos nueve años editando podcasts para aprender y mejorar la lengua española (¡Dios mío! Nueve años...), además de otros materiales como el Blog, el espacio para Vocabulario, las fotografías comentadas o los videos en Youtube.

Hemos podido hacerlo gracias a la ilusión que hemos mantenido a lo largo del tiempo por ayudar con nuestros podcasts a personas que estudian español, o que quieren hablarlo porque lo necesitan o porque les gusta. Hemos superado muchos obstáculos. Y la verdad es que estamos felices de haber editado más de 150 horas de audio, unas 5000 páginas de transcripción de los audios, y también de haber trabajado infinidad de temas gramaticales y de expresión coloquial que necesitáis para mejorar y perfeccionar vuestra comunicación en español.

Queridas amigas y queridos amigos, levantamos aquí con vosotros nuestra copa de champán para celebrar haber podido hacer todo esto con profesionalidad y rigor, pero también con ilusión y entusiasmo. Y además pasándolo bien. Por eso queremos hacer un brindis con todos vosotros. El brindis es:

  • Para que podamos editar otros cien episodios en los próximos años y podamos seguir ayudándoos a conocer mejor y a disfrutar esta hermosa lengua, el español.


Amigas y amigos, Feliz Navidad para todos, que lo paséis muy bien, que seáis felices y que el Nuevo Año venga cargado de salud, buena suerte y bueno proyectos para todos vosotros. 

Os lo desean de corazón:

Mercedes y Spanishpodcast.


Spanishpodcast.org

diciembre 2015 




 © Spanishpodcast, 2007-2017