Estoy de buen humor





Estoy de buen humor

(Ser y Estar 5)



Hello dear friends and welcome to Spanishpodcast. I am Mercedes speaking to you from Barcelona. In our 209th episode: I am in a good mood, (Ser y Estar 5) we are going to follow knowing the estar verb uses in Spanish. Today we are going to review  the mood you can to feel or the feelings that can define the state of your mind. In Spanish, with "estar" verb.

Hola queridos amigos y bienvenidos a Español Podcast. Soy Mercedes y os hablo desde Barcelona. En nuestro episodio número 209: Estoy de buen humor, (Ser y Estar 5) continuaremos conociendo los diversos usos del verbo estar. Hoy vamos a repasar los estados de ánimo que puedes sentir o los sentimientos que pueden configurar esos estados de ánimo. Para hacerlo, en español, vamos a necesitar el verbo "estar".

Episodio 209: Estoy de buen humor. Venga, chicos, que vamos a triunfar con este uso de "estar"; lo vamos a aprender a usar con total facilidad y vamos a estar encantados de que así sea. Prometido. Vaaaaamos allá.




Lorena:Hola, David, ¿cómo estás?

David:Pues estoy muy bien. La verdad es que estoy de muy buen humor.

Lorena:¿Ah, sí? ¿Y a qué se debe ese buen humor?

David:Mira, es que estoy muy animado porque esta semana he podido estudiar todo lo que necesitaba.

Lorena:Aaaah, por eso...Yo creía que estabas de buen humor porque habías conocido a una chica fantástica y habías ligado.

David:Uf, Lorena, estás lanzada. Bueno, con eso también estaría de buen humor, pero no ha sucedido, así que...

Lorena:Tranquilo, hombre, sólo estoy bromeando. Pero me alegra saber que has hecho un gran esfuerzo y has sacado el trabajo adelante. La semana pasada estabas muy preocupado por la cantidad de horas que necesitabas para estudiar.

David:Es cierto. La semana pasada estuve preocupado. Además de que estaba acatarrado, coincidió que estaba inquieto, cansado, estresado,...Estaba mal, la verdad. Estaba todo el día tumbado y cada vez más cansado.

Lorena:Bueno, menos mal que estás mejor. ¿Cuándo son los exámenes?

David:Empiezan el lunes de la próxima semana y durarán tres días.

Lorena:Vale, pues...estoy contenta de que estés tan animado, tan positivo y tan optimista.

David:Bueno, no sé si tan optimista, eso habrá que verlo después de los exámenes. Pero al menos ya no estoy acatarrado, estoy menos estresado, y estoy animado.

Lorena:David, te cuento, estoy preparando mi fiesta de aniversario. Será el domingo por la tarde y vendrán todos mis amigos y amigas. Si quieres, podemos conectar por la noche y te presento a algunos de ellos.

David:¡Vaya, felicidades por anticipado! No sé si podré porque este fin de semana vienen mis padres a verme y no sé si estarán sólo el sábado, o sábado y domingo. Te digo algo por email.

Lorena:De acuerdo, quedamos así. Nos decimos algo. Hasta pronto. Y sigue así, con ese excelente estado de ánimo.

David:Eso espero. Gracias. Y los mismos buenos deseos para tu fiesta de aniversario. Que sea todo un éxito. Chao. Hasta pronto.


.................................

Bueno, bueno, bueno,...¡Qué emoción, chicos! Entramos en materia. Y eso me encanta. Porque después de días y días de pensar este diálogo y su explotación didáctica, he logrado poner todo lo que quería incluir en este episodio dedicado a "estar". Sí, sí, ya llevamos cinco episodios dedicados a este tema tan importante para vuestro español y que es, además, un reto para mí, ya que estructurar el diálogo idóneo y encontrar la manera más fácil, pero también rigurosa, claro, de explicarlo, es complejo muchas veces.

Pero aquí estamos, dispuestos a analizar este diálogo para aprender muchíiiisimo sobre el verbo estar.

Por ello, la primera pregunta de Lorena va directamente al corazón del tema:

  • Hola, David, ¿cómo estás?


Es muy claro que si nos preguntan: ¿Cómo estás?, no vamos a responder con "Soy así o asá...", sino "Estoy así o asá...". Y al contestar así, decimos cómo estamos.  Al contestar así, describiremos en qué estado FÍSICO O PSICOLÓGICO nos encontramos, en qué estado estamos, cómo estamos.

Y David le contesta que está de muy buen humor.

En este caso, "humor", "buen humor", viene a significar "estado de ánimo". Si estás de buen humor, tu estado de ánimo es bueno (you are in a good mood), es positivo, es decir, estás bien, te encuentras a gusto contigo mismo y con el mundo, estás en buena disposición para hacer las cosas y tu actitud es abierta, colaboradora, positiva. Eso es estar de buen humor, sentirte bien, mirar la vida con optimismo y confianza.

Y así es como se siente David y es por eso que dice esta frase con el verbo estar:

  • Estoy muy bien. La verdad es que estoy de muy buen humor.

Y eso porque el verbo "estar", además de los usos básicos que ya vimos en el episodio anterior, sirve también para describir cómo nos encontramos física o emocionalmente, cuando ese estado es temporal, pasajero y de duración limitada en el tiempo.

El verbo estar, al contrario que el verbo ser, es el verbo de la temporalidad, el que habla de las características de una persona en un momento dado, en una etapa determinada en la que se dan esas características en tanto que provisionales, coyunturales o transitorias, sea cual sea su duración.

El verbo estar responde a las preguntas:

  • ¿quién está?
  • ¿qué está?
  • ¿dónde está?
  • ¿cómo está?

Pero lo importante es recordar esto: que es el verbo de la temporalidad, el verbo que acompaña y significa a cualidades efímeras, transitorias o accidentales.

Y esto vale para personas y objetos.

Si yo digo que David está de buen humor, lo digo porque lo está ahora, en este momento, o en este rato, u hoy, o estos días, pero no está de buen humor siempre y de por vida, lo está ahora, coyunturalmente, durante un tiempo, sea el que sea.

Si digo que el restaurante cercano a mi casa está cerrado, puedo añadir que está cerrado porque es lunes y los lunes este restaurante está cerrado por descanso del personal; o puede estar cerrado coyunturalmente porque es tarde ya; o puede estar cerrado porque está en obras; o porque el personal está de vacaciones; o porque ha fallecido el padre del dueño; o porque ha habido un escape de gas...Por alguna razón circunstancial que ha provocado el cierre accidental del restaurante.

Lorena ve a David así, de muy buen humor, y le pregunta la causa de ese estado de ánimo:


  • ¿Ah, sí? ¿Y a qué se debe ese buen humor?


Cuando preguntamos "a qué se debe algo", preguntamos cuál es la causa. No confundir con la pregunta "¿Qué se debe?", en la que preguntamos cuánto tenemos que pagar, cuál es el precio. En nuestro caso, con "a" delante:

  • ¿A qué se debe...tal o tal cosa?

Como en estos ejemplos:


  • Mañana me voy de viaje a Segovia.
  • Ah, y ¿a qué se debe ese viaje tan repentino?


  • Quiero visitarme con un médico homeópata.
  • ¿Qué me dices? ¿Y a qué se debe esa decisión?


Bueno, pues ante la pregunta de Lorena, David responde:


  • Mira, es que estoy muy animado porque esta semana he podido estudiar todo lo que necesitaba.


La causa del buen humor de David es haber podido estudiar horas y horas la semana pasada, para preparar los exámenes.

Por eso dice:


  • Estoy muy animado


Cuando decimos esto en español, que alguien está "muy animado", queremos decir que alguien está con muy buen ánimo, tiene energía para hacer cosas, manifiesta confianza en sí mismo y en lo que hace, tiene empuje e iniciativa. Alguien está animado cuando está de buen humor, alegre, confiado y decidido en relación a sus responsabilidades, a sus tareas.

Así que, como David ha podido trabajar duro y ha podido invertir muchas horas en estudiar:

  • Está de buen humor

Y:

  • Está animado


Eso es lo que suele hacer el verbo "estar": elige la compañía de este tipo de adjetivos, así como de participios verbales que funcionan como adjetivos, que denotan un estado que es el resultado de un proceso (adjetivos perfectivos se llaman, por si sentís curiosidad...).

En este caso, el proceso ha sido la semana de trabajo duro de David que ha culminado en poder sacar a flote el trabajo. Y eso ha provocado -como resultado- ese estado de ánimo en David: el estar de buen humor y el estar animado.

Esto puede parecer difícil al principio, pero ya veréis cómo, una vez entendido, os será mucho más fácil elegir entre "ser" o "estar" en una frase, cuando tengáis una duda.

Tenemos que acostumbrarnos a pensar que el verbo "ser" lo usamos con un tipo de adjetivos que clasifican a las personas o a los objetos, los identifican, los definen o los describen haciendo referencia a sus características básicas, permanentes, duraderas y definitivas.

Sin embargo, usamos "estar" con adjetivos que describen estados pasajeros, temporales, transitorios o accidentales, y que sí dependen de alguna circunstancia y son susceptibles de cambio, son mutables, perecederos.

También es verdad que hay adjetivos que se usarán con ambos verbos, pero entonces adquieren significados diferentes. Y además eso será el objetivo exclusivo de un solo episodio. Faltaría más...

Así que, como decíamos, siempre hay que recordar esta dicotomía en caso de duda:


SER:

  • cualidades permanentes
  • características esenciales
  • características definitivas
  • intemporalidad

ESTAR:

  • estados temporales
  • características provisionales o coyunturales
  • estado de un momento o una etapa determinados


Bueno, al oír lo que David le responde, Lorena quiere ponerle un puntito de humor al diálogo. Y por eso le dice a David:


  • Aaaah, por eso...Yo creía que estabas de buen humor porque habías conocido a una chica fantástica y habías ligado.


Recordad que "ligar", en este contexto, es entablar una relación entre dos personas, más sexual que amorosa, normalmente pasajera.


David se sobresalta al principio:


  • Uf, Lorena, estás lanzada.


Es como decir: vas directa al tema, estás atrevida.


Y añade:


  • Bueno, con eso también estaría de buen humor, pero no ha sucedido, así que...


Lorena le tranquiliza:


  • Tranquilo, hombre. Sólo estoy bromeando. Pero me alegra saber que has hecho un gran esfuerzo y has sacado el trabajo adelante. La semana pasada estabas muy preocupado con la cantidad de horas que necesitabas para estudiar.


Bueno, queridas amigas y queridos amigos, en esta frase de Lorena tenemos dos claves muy, muy importantes para usar siempre bien el verbo estar.

Una, su uso con adjetivos, como ya hemos dicho, que muestran un estado pasajero en el objeto o en la persona, muchas veces resultado de un proceso.


Con objetos:

  • La ventana está abierta (ahora, esta mañana, porque hace calor, para ventilar el cuarto, etc.).
  • La casa está abandonada (antes estaba habitada, ahora no vive nadie desde hace mucho tiempo y ha acabado en muy mal estado).
  • El coche está averiado (estos días está averiado, antes funcionaba bien, por eso lo hemos llevado al garaje, para arreglarlo porque está averiado).
  • El pantalón está sucio (antes estaba limpio, pero se ha usado mucho y hoy le ha caído café. El resultado es que ahora está sucio y habrá que lavarlo).
  • El ordenador está conectado (ahora, acabo de conectarlo para trabajar).
  • La lámpara está encendida (acabo de encenderla para buscar mi jersey en el armario del dormitorio; estaba apagada y ahora está un rato encendida, mientras busco mi prenda de vestir).
  • La cama está hecha (estaba sin hacer).





Con personas:


  • David está muy animado (no lo estaba, estaba preocupado por el exceso de trabajo, pero ha podido sacarlo adelante y ahora está muy animado).
  • El partido de fútbol está un poco aburrido, los jugadores parecen zombies.
  • Pepito, ¿donde estás? (Seguro que está escondido en el lugar más impensable de la casa).
  • La película era de terror y los niños estuvieron asustados a lo largo de todo el film.


¿Veis, verdad, a lo que nos referíamos al hablar de estados pasajeros sujetos a circunstancias?

Mirad, os voy a proporcionar una lista de adjetivos que sólo pueden combinarse con el verbo "estar", nunca con "ser", y seguro que eso os facilita resolver alguna duda consultando esta lista. Estos adjetivos son del tipo perfectivo, expresan estados sometidos a un proceso, a una acción y a un estado final. O sea, significan un estado resultante de una acción o un proceso. Estos son los adjetivos. Los pongo sólo en masculino, pero todos tienen masculino y femenino, y acaban por tanto en -o  o en -a.


  • agobiado
  • amargado
  • animado
  • apenado
  • asustado
  • asqueado
  • arrepentido
  • avergonzado
  • contento
  • cansado
  • enfadado
  • de buen humor o de mal humor
  • de acuerdo o no estar de acuerdo, o estar en desacuerdo
  • desanimado
  • deprimido
  • desesperado
  • disgustado
  • embarazado (ja ja ja, aquí se impone el femenino:embarazada)
  • encantado 
  • enfadado
  • enfermo
  • enojado
  • harto
  • indignado
  • interesado
  • lleno
  • vacío
  • preocupado
  • roto
  • desnudo
  • vestido
  • descalzo
  • preso
  • maltrecho
  • suspenso
  • satisfecho
  • decepcionado
  • desfallecido
  • demudado
  • desazonado
  • decaído
  • desmayado
  • desvanecido
  • desganado
  • desfasado
  • embelesado
  • emancipado
  • emocionado
  • encaprichado
  • empecinado 
  • enquistado
  • enfadado
  • enfurruñado
  • encanecido
  • encallado 
  • ensangrentado
  • enmohecido
  • enraizado
  • enronquecido
  • enrojecido
  • entusiasmado
  • fugado
  • herniado
  • vivo
  • muerto
  • ilusionado
  • absorto
  • ausente
  • borracho
  • deseoso
  • enfermo
  • limpio
  • perplejo
  • quieto
  • solo

etc.

Como veis, amigos, hasta la mitad están por orden alfabético, pero luego ya me estresé y están puestos lo mejor posible. 

No podemos poner ejemplos de toda la lista, es obvio, pero os daremos algunos con los adjetivos más usados, según nuestro criterio, o algunos muy interesantes para expresar estados pasajeros, a excepción de "vivo" y "muerto" que van en otro episodio, con la explicación pertinente.

Ejemplos:

*AGOBIADO:

  • No puedo con tantas malas noticias juntas, estoy muy agobiado.


*AVERGONZADO:

  • Jorge se comportó como un imbécil en la fiesta. Se emborrachó y se dedicó a decir impertinencias a todo el mundo. Al día siguiente estaba avergonzado por su comportamiento.


  • *AMARGADA:
  • Estoy amargada con mi situación familiar. Paco, con mi mejor amiga; los niños, con los abuelos; y yo, hecha polvo. Es para estar amargada.


  • *ANIMADO:
  • Sí, he pasado una época laboral muy mala. Pero ahora las cosas se han arreglado en la empresa, tengo puesto fijo y me han subido el sueldo. Estoy muy animado, la verdad.


  • *APENADA:
  • Carmen estaba muy apenada en el entierro de su padre. Ella le quería muchísimo y por eso mostraba tanta pena.


  • *ASUSTADO:
  • El médico le dijo que tenía que operarse de urgencia en el plazo de una semana. Y lógicamente cuando llegó a casa, estaba muy asustado.


  • *CONTENTA:
  • Rosa está muy contenta de empezar sus vacaciones mañana.


  • *CANSADO:
  • Uf, estoy cansado, no he parado de trabajar en todo el día.


  • *ENFADADA:
  • ¡Pues claro que estoy enfadada! Llevo esperándote una hora bajo la lluvia. Y llegas y ni siquiera pides disculpas.


  • *DE BUEN HUMOR / DE MAL HUMOR:
  • Estoy de muy buen humor. Estos días de primavera me ponen alegre.
  • Estoy de mal humor. Llevo esperando al técnico de la lavadora desde las 9. Y son las 12. Se piensan que sólo trabajan ellos.


  • *ESTAR DE ACUERDO / NO ESTAR DE ACUERDO / ESTAR EN DESACUERDO:
  • ¿Estamos de acuerdo, entonces, en firmar el contrato la semana que viene? / Sí, estamos de acuerdo. / O: No, no estamos de acuerdo. Falta por resolver el asunto de quién paga los arreglos del piso. / O: No, estamos en desacuerdo. Creo que no firmaremos.


  • *ASQUEADO:
  • Hay un panorama político de corrupción que alguien debería parar. Estoy asqueado de todo esto.


  • *ARREPENTIDO:
  • Te mentí y no debí hacerlo. Estoy arrepentido.


  • *DESESPERADO
  • No sé qué hacer con mi hija adolescente. No va con buenas compañías; no nos hace caso ni a su madre ni a mí; nos miente...Estoy desesperado.


  • *DISGUSTADA:
  • No entiendo que Miguel y Clara no nos hayan invitado a su fiesta y al resto del grupo, sí. Estoy muy disgustada con este desaire.


  • *DEPRIMIDO:
  • Sí, son muchas cosas las que me han salido mal este pasado año; además, mi salud tampoco es buena. Estoy un poco deprimido.


  • *EMBARAZADA:
  • Amigas, amigos, escuchadme todos con atención. Tengo que daros una gran noticia: estoy embarazada. Paco y yo estamos esperando un hijo.


  • *ENFERMO:
  • No, Juan no vendrá hoy al trabajo. Está enfermo y se quedará en casa.


  • *ENAMORADO:
  • Estoy enamorado de Marta y voy a pedirle que salga conmigo.


  • *ENCANTADO:
  • ¡Qué ilusión! Ya hemos terminado de decorar nuestra casa y todo está a punto para la boda. Estoy encantado con que todo vaya sobre ruedas.


  • *HARTO:
  • No puedo más con este ambiente de tensión en el trabajo. Estoy harto.


  • *INDIGNADA:
  • Esta mañana he visto a un padre pegando a su hijo pequeño en la calle de una manera brutal. Todavía estoy indignada.


  • *INTERESADO:
  • No, gracias, no estoy interesado en comprar esos 30 tomos de una enciclopedia de Arte. No hay suficiente espacio en mi casa para 30 tomos en papel.


  • *PREOCUPADA:
  • Sí, es verdad, estoy preocupada por mi aumento de peso. Después de nacer mi bebé, he ganado nueve kilos más.


  • *DESNUDO:
  • No, ahora mismo no puedo bajar a la calle a tomar ese café contigo. Estoy desnudo. Pero me visto y bajo en cinco minutos.


  • *PRESO:
  • Ese ladrón del Banco Central está preso en la cárcel de la provincia.


  • *SATISFECHA:
  • No, no voy a denunciarle. Estoy satisfecha con las sinceras disculpas que me ha pedido.
  • O:
  • No, no quiero comer nada más, estoy satisfecha con lo que he comido.


  • *DECEPCIONADO:
  • La actuación de la soprano en la ópera de esta noche ha sido lamentable. Estoy decepcionado. Esperaba otra cosa.


  • *DESMAYADA:
  • ¿Podemos comer ya? No puedo esperar más, estoy desmayada.


  • *EMOCIONADO:
  • Gracias por vuestros regalos y por vuestras palabras. Estoy emocionado.


  • *BORRACHO:
  • No le hagas caso, no sabe lo que dice, ha bebido como una esponja, está completamente borracho.


Y recordad que junto con estos adjetivos y participios, hay dos palabras que siempre, siempre acompañan a "estar" y nunca, nunca a "ser". Y son:

  • bien

y


  • mal


No podemos decir que algo es bien o que alguien es mal. Nunca. No se puede.

Pero decimos constantemente que algo o alguien está bien y que algo o alguien está mal, y lo usamos constantemente, repito.

Recordadlo: está bien o está mal. Siempre así.

Ejemplos:

  • No, el coche está bien. El golpe por detrás no lo ha averiado.
  • Hoy no estoy bien, creo que estoy un poco acatarrada.
  • Está bien que vayas a ver a tu madre más a menudo. Ella te echa de menos.
  • ¿Vestido nuevo? Humm, no está mal, no está nada mal...Estás muy guapa con él.

Etc.


Bueno, esta era la primera clave para usar bien el verbo estar, y era la combinación con una serie de adjetivos que lo acompañan sólo a él, y no al verbo ser.

La segunda clave se refiere a la frase de Lorena de:


  • Tranquilo, hombre, solo estoy bromeando.


Esa es la otra clave: el verbo estar, y sólo el verbo estar (no así el verbo ser) puede ir acompañado de un gerundio para hablar de una acción o de una actividad en desarrollo.



Como por ejemplo:


  • Mamá, no me molestes ahora, estoy estudiando.
  • No puedo hablar por teléfono ahora, estoy bañando al bebé. Luego te llamo.
  • Me estoy tomando un café, fumando un cigarrillo y leyendo el periódico, y estoy en la gloria.
  • Mami, ¿qué estás haciendo? ¿Qué hay en el horno? Huele a bizcocho.
  • No, no te grito, estoy intentando mantener la calma.
  • María, tenemos que reducir los gastos. Estamos gastando más de lo que podemos, cada mes.
  • Estoy escribiendo mi tesis doctoral. Llevo ya dos años con ella. Y aún me falta otro para terminarla.
  • Los peques están jugando en el jardín. Llámales, que vamos a comer.
  • Los chicos están jugando con la Play Station. No te oyen.
  • Estamos agotados. Hemos estado pintando el piso y llevamos horas sin parar. Uf, necesitamos una pausa.
  • Anoche me lo pasé muy bien. Me estuve riendo toda la noche con los chistes de Carlos. Es un crack.
  • ¿No me estás escuchando? No quiero que vuelvas a casa después de las diez. Sólo tienes 15 años.
  • María está estudiando Formación Profesional. Quiere ser peluquera.
  • Mmmm, qué bien huele. Seguro que mamá está haciendo espaguetis a la carbonara.

- Manuel está escribiendo una novela titulada Crímenes en el Barrio Gótico. He leído una parte y me ha encantado.

- Félix y Alba están saliendo juntos, pero aún no se lo han dicho a nadie.

- Cáritas está haciendo una gran labor con personas sin techo.

- Los gobiernos europeos se están poniendo de acuerdo para dar una respuesta a la crisis de los refugiados.

  • Me duele el brazo. He estado varias horas al ordenador y estoy un poco entumecida.
  • No, Marcela no puede ponerse ahora mismo al teléfono, está descansando.
  • Parece que están diseñando un teléfono móvil del futuro que parecerá ciencia ficción.
  • Pedro está un poco deprimido. Está buscando trabajo desde hace un mes, pero no le sale nada.
  • ¿Que Juan está paseando? Pero si está lloviendo y hace un frío de perros. Es único.
  • La manifestación de protesta contra los recortes está atravesando la ciudad. Ha sido un éxito de convocatoria: decenas de miles de personas.


¿Veis, amigos? El verbo "estar" para indicar una actividad en desarrollo, se sirve del gerundio. Super importante para usarlo bien.

Al comentarle Lorena a David que se alegra de que haya podido llevar a cabo el trabajo previsto, y que la semana pasada lo había visto preocupado por este tema, David responde:

  • Es cierto. La semana pasada estuve preocupado. Además de que estaba acatarrado, coincidió que estaba inquieto, cansado, estresado. Estaba mal, la verdad. Estaba todo el día tumbado y cada vez más cansado.


De nuevo, nuestro verbo "estar" para describir estados físicos (estaba acatarrado, estaba cansado) o psicológicos (estaba inquieto, estaba estresado, estaba mal). Y luego David dice: "Estaba todo el día tumbado y cada vez más cansado".

Y nos aparece aquí una nueva función del verbo "estar": la de indicar nuestra postura en el espacio, la posición de alguien, como en:


  • Luis está tumbado en el sofá y no quiere salir a pasear.
  • Marta está sentada delante del ordenador durante horas.
  • ¿Pero por qué estás de pie? Siéntate, que te recibo enseguida.
  • Los dos ladrones estaban agachados y escondidos detrás del contáiner.


Lorena y David intercambian algunas frases más en las que podréis detectar con facilidad los usos que ya hemos explicado con el verbo estar, con estas frases:

Lorena:Bueno, menos mal que estás mejor. ¿Cuándo son los exámenes?

David:Empiezan el lunes de la próxima semana y durarán tres días.

Lorena:Vale, pues...estoy contenta de que estés tan animado, tan positivo y tan optimista.

David:Bueno, no sé si tan optimista, eso habrá que verlo después de los exámenes. Pero al menos ya no estoy acatarrado, estoy menos estresado, y estoy animado.

Lorena:David, te cuento, estoy preparando mi fiesta de aniversario. Será el domingo por la tarde y vendrán todos mis amigos y amigas. Si quieres, podemos conectar por la noche y te presento a algunos de ellos.

David:¡Vaya, felicidades por anticipado! No sé si podré porque este fin de semana vienen mis padres a verme y no sé si estarán sólo el sábado, o sábado y domingo. Te digo algo por email.

Lorena:De acuerdo, quedamos así. Nos decimos algo. Hasta pronto. Y sigue así, con ese excelente estado de ánimo.

David:Eso espero. Gracias. Y los mismos buenos deseos para tu fiesta de aniversario. Que sea todo un éxito. Chao. Hasta pronto.





Bueno, ¿lo decimos todo más normal, un poquito más rápido? Venga.


Lorena:Hola, David, ¿cómo estás?

David:Pues estoy muy bien. La verdad es que estoy de muy buen humor.

Lorena:¿Ah, sí? ¿Y a qué se debe ese buen humor?

David:Mira, es que estoy muy animado porque esta semana he podido estudiar todo lo que necesitaba.

Lorena:Aaaah, por eso...Yo creía que estabas de buen humor porque habías conocido a una chica fantástica y habías ligado.

David:Uf, Lorena, estás lanzada. Bueno, con eso también estaría de buen humor, pero no ha sucedido, así que...

Lorena:Tranquilo, hombre, sólo estoy bromeando. Pero me alegra saber que has hecho un gran esfuerzo y has sacado el trabajo adelante. La semana pasada estabas muy preocupado por la cantidad de horas que necesitabas para estudiar.

David:Es cierto. La semana pasada estuve preocupado. Además de que estaba acatarrado, coincidió que estaba inquieto, cansado, estresado,...Estaba mal, la verdad. Estaba todo el día tumbado y cada vez más cansado.

Lorena:Bueno, menos mal que estás mejor. ¿Cuándo son los exámenes?

David:Empiezan el lunes de la próxima semana y durarán tres días.

Lorena:Vale, pues...estoy contenta de que estés tan animado, tan positivo y tan optimista.

David:Bueno, no sé si tan optimista, eso habrá que verlo después de los exámenes. Pero al menos ya no estoy acatarrado, estoy menos estresado, y estoy animado.

Lorena:David, te cuento, estoy preparando mi fiesta de aniversario. Será el domingo por la tarde y vendrán todos mis amigos y amigas. Si quieres, podemos conectar por la noche y te presento a algunos de ellos.

David:¡Vaya, felicidades por anticipado! No sé si podré porque este fin de semana vienen mis padres a verme y no sé si estarán sólo el sábado, o sábado y domingo. Te digo algo por email.

Lorena:De acuerdo, quedamos así. Nos decimos algo. Hasta pronto. Y sigue así, con ese excelente estado de ánimo.

David:Eso espero. Gracias. Y los mismos buenos deseos para tu fiesta de aniversario. Que sea todo un éxito. Chao. Hasta pronto.


Si este podcast te ha resultado útil y te ayuda a progresar con tu español, puedes tú también ayudarnos a continuar con futuros podcasts haciendo una donación (donate) en la página de inicio del sitio web de Spanishpodcast (www.spanishpodcast.org), donde pone “Ayuda a mantener esta web. Donar”. 

Please help support my ongoing podcasts by making a donation. The sole support for my work comes from listeners like you. It is easy to donate.  You can donate by going to Spanishpodcast (www.spanishpodcast.org), and choose the option Donar.

Hasta la próxima, un abrazo. Chao, amigos.

Abril de 2016.


**************************




 © Spanishpodcast, 2007-2017