No soy gorda, estoy gorda




No soy gorda, estoy gorda

(Ser y Estar 13)





Hello and welcome to Spanishpodcast. I am Mercedes speaking to you from Barcelona. In our 217th episode (No soy gorda, estoy gorda/ Ser y Estar 13), we are going to continue with verbs “ser and estar” alternance used with a single adjective. We are still within the last conversation between David and Lorena (started in the 214th episode, Estoy feliz y soy feliz), but today we don´t repeat it and we will dedicate this episode to make a real immersion in this alternance, with plenty of short examples that you can clearly grasp. End up working dialogue in 218th episode and probably end up the topic in the 219th, with the funnier part: how the same adjective acquires opposite mean, if used with ser o with estar.


Hola queridos amigos y bienvenidos a Español Podcast. Soy Mercedes y os hablo desde Barcelona. En nuestro episodio nº 217: No soy gorda, estoy gorda/ Ser y Estar 13, continuamos con la alternancia de los verbos ser y estar usados con un mismo adjetivo. Estamos aún dentro del último diálogo entre David y Lorena (que empezó en el episodio 214, Estoy feliz y soy feliz), pero hoy no lo repetimos, ya que vamos a dedicar este episodio a hacer una auténtica inmersión en esta alternancia, mediante un montón de ejemplos breves que podáis captar con toda claridad. Terminaremos de trabajar el diálogo en el episodio 218 y probablemente acabaremos el tema en el 219, con la parte más divertida: cómo un mismo adjetivo adquiere sentidos opuestos, contrarios, o que no tienen relación alguna, si se usan con ser o con estar.


Empezaremos este episodio matizando una cosa: evidentemente, la alternancia de los verbos ser y estar con un mismo adjetivo, no es posible con todos ellos, ni mucho menos. Ya sabéis que en episodios anteriores hemos trabajado con adjetivos que sólo podíamos usar con el verbo ser y con otros adjetivos que sólo podíamos usar con el verbo estar.

Pero las listas que os he ido poniendo en los anteriores episodios son las que contienen los adjetivos que podemos usar indistintamente con los verbos ser y estar, y tal como dijimos:


  • A veces, con el mismo significado.
  • A veces, con un significado muy similar.
  • A veces, con un ligero cambio en cómo percibimos ese sentido.
  • Y añadimos: a veces, con un cambio significativo del sentido del término.


Y lo que queremos es seguir ejemplificando. Poner ejemplos breves de todos ellos para que detectéis estos grados de significación al ver el propio ejemplo.

Conectando con el episodio anterior, decíamos por ejemplo de una persona que es cariñosa cuando lo es habitualmente, cuando se muestra así como una forma de ser que no depende de las circunstancias.

Decimos, sin embargo, que alguien está cariñoso cuando una persona común y corriente, -dependiendo de la situación- se muestra cariñoso puntualmente:


  • Mi novio y yo hemos visitado a mi abuela, para que ella conociera a Pedro, que es bastante serio. Pero ha estado muy cariñoso con mi abuela y se lo agradezco de corazón.


En algunos casos, la diferencia de sentido es más marcada, se acentúa.

Si yo digo que Paco es un borracho, estoy diciendo que es alcohólico, que bebe cada día, que su cuerpo necesita alcohol a diario, que está enfermo, en definitiva. Esto se dice siempre con “un” delante:


  • Paco es un borracho.


Sin embargo, cuando alguien no bebe habitualmente, pero un día se pasa de copas y se emborracha, el resultado final de haber bebido ese día es “estar borracho”:


  • Ramiro está borracho.


Está borracho accidentalmente por haber ingerido una gran cantidad de alcohol. Dormirá profundamente y mañana volverá a estar como siempre, sobrio.


Con “enamorado” solemos decir que alguien es un enamorado de algo cuando ese algo le apasiona o cuando es muy aficionado a algo:


  • Juan es un enamorado de la música barroca. Tiene cientos de discos.

O:

  • Sara es una enamorada del mar. Está ahorrando para comprarse un estudio frente al Mediterráneo.


  Sin embargo, “estar enamorado” significa estar loco por alguien, sentir amor por alguien, amarle:


  • Oye, estoy enamorado de Susana. Pero no sé si yo le gusto a ella.
  • ¿Y por qué no se lo dices y sales de dudas?
  • Porque no soportaría un no por respuesta.


Aaayy, qué rara se pone la gente cuando está enamorada.


Pues sí, amigos, todo esto nos viene a demostrar que incluso en un terreno gramaticalmente acotable, o limitado, como es el de los usos de estos dos verbos, hay montones de usos especiales, dudosos a veces, y montones de excepciones. Pero es así, y así lo estamos aprendiendo y trabajando.

Incluso cuando veíamos los adjetivos que sólo iban con uno o con otro verbo, siempre había excepciones, como en los que acababan en -ante o -ente y que iban con el verbo ser, pero que adjetivos como: ausente, convaleciente, distante, impaciente, pendiente, presente, vigente o vigilante, iban con el verbo estar


  • Pedro ha estado muy enfermo. Le operaron y la intervención fue un éxito. Ahora está convaleciente y reponiéndose poco a poco.
  • Hija mía, tú siempre estarás presente en mis oraciones.
  • No, ya no está vigente la Ley de Vagos y Maleantes. Fue derogada en los años 70.
  • Este asunto está pendiente de aprobación en la reunión de mañana.
  • El director de gestión estuvo ausente durante toda la reunión.
  • No sé qué le pasa a Jorge, está diferente, raro. Lleva unas semanas en las que está muy distante. Y no quiere hablar de ello.


Lo mismo sucedía con aquellos otros adjetivos que siempre acompañaban al verbo ser, acabados en -oso, ¿recordáis? También entre ellos teníamos algunos que sólo iban con el verbo estar, tales como: furioso o lustroso; o con ambos verbos, como: ansioso, delicioso, orgulloso o temeroso, y con los que pusimos ejemplos anteriormente.


También con los adjetivos terminados en -able e -ible, que se usaban con el verbo ser, y entre los que había unos pocos que aceptaban la compañía de ambos verbos, como: confortable, desagradable o visible. O que requerían exclusivamente el verbo estar, como en el caso de: disponible, inservible o irritable:


  • Esta vajilla está vieja y rota. Ya no nos sirve para comer en ella. Está inservible.
  • No, no le comentes nada al jefe sobre este informe desfavorable, hasta mañana. Desde que hay problemas, está super irritable. Es difícil hablar con él sin que te grite.
  • Lo sentimos, señora, pero este bolso ya no está disponible en la tienda. Han dejado de fabricarlo.



Vamos ahora a continuar pensando sobre esto, y para ello voy a introducir ya ejemplos más cortitos, más dinámicos y que se entienden de inmediato.


  • Paco es alegre (lo es normalmente, lo es por carácter).
  • Paco está alegre (lo está ahora, no siempre; lo está puntualmente, por una causa concreta).


  • Lidia es joven (es una persona joven).
  • La madre de Lidia está joven (ya no es joven, pero se mantiene muy bien para su edad, está joven).


  • La sopa es buena (normalmente es buena para el cuerpo, es buena por suave y nutritiva).
  • La sopa está buena (ésta que me estoy comiendo, esta sopa concreta está muy buena).


  • El agua es transparente (o debería serlo siempre, pura, limpia, transparente).
  • El agua de esta playa está sucia (por razones equis).


  • Juanito es un niño obediente (normalmente lo es).
  • Juanito está muy obediente estos días (porque faltan pocos días para que vengan los Reyes Magos y Papá Noel).


  • Este jugador de baloncesto es muy alto (lo es desde siempre y lo es también en relación a los demás).
  • Este niño está muy alto para tener 9 años (está alto para su edad y en relación a la altura media de los niños de 9 años).


  • Aquello fue un desmadre de fiesta. Todo el mundo estaba borracho (todos los asistentes a la fiesta bebieron bastante y al final de la misma todos estaban borrachos).
  • Mi tío Pedro era un borracho sin solución. Nunca quiso dejar el alcohol, ni recibir ningún tipo de ayuda.


  • El caviar es caro (es un alimento caro habitualmente).
  • El pescado escasea en el Mediterráneo, por eso está tan caro (hay pescados más caros o más baratos, pero si hay menos, el precio medio sube y entonces decimos que el pescado está caro).


A partir de aquí, pondré los ejemplos sin los comentarios entre paréntesis, porque creo que ya habéis captado lo que determina la alternancia de ser o estar con un mismo adjetivo. Ahora tenéis que pensarlo un poquito más, hasta que lo hagáis ya automáticamente.


  • Es cojo. Tuvo un grave problema reumático en su infancia y es cojo desde entonces.
  • Se cayó de la moto y está cojo del golpe.


  • Siempre te olvidas de las cosas que te encargo. Eres muy distraído.
  • Ay, perdona, no te he saludado, estaba totalmente distraída con el ordenador.


  • Pilotar un avión es difícil, a no ser que seas piloto aeronáutico.
  • Hoy en día está muy difícil conseguir un empleo estable.


  • Es un enfermo de los videojuegos.
  • He estado quince días enfermo, con un gastritis muy molesta.


  • La madre de Pepe es muy gorda. Se ahoga al subir las escaleras.
  • Mi amiga Soledad está gorda a causa de la terapia hormonal que le están administrando.
  • Oye, no me digas que soy gorda. Sólo estoy gorda ahora, después de tener a mi bebé. Pero esto va a cambiar.



  • Lola es delgada. Siempre ha tenido el mismo peso. 
  • Lucía está delgada después de seis meses de dieta.


  • Puedes casarte o irte a vivir con él sin casaros. Eres libre de tomar una u otra decisión.
  • No, no puedo acompañaros a la cena de mañana. Mañana por la noche no estoy libre.


  • Es un loco de las carreras de coches.
  • Está loco por Sandra, no puede vivir sin ella.
  • Gana 1500 euros al mes y quiere pedir una hipoteca con la que pagará 1100 mensuales...¡Está loco!


  • El coche es nuevo. El otro estaba para el cementerio de coches.
  • Este coche tiene ya 15 años, pero lo cuido mucho y está nuevo. Me encanta.


  • Este hombre es pobre. Tiene una pensión miserable. Le ayudamos entre todos los vecinos. 
  • Yo vivo normal hasta el 25 de cada mes. Pero los últimos días estoy más pobre que las ratas.


  • Este restaurante es tranquilo y además se come bien por un precio razonable.
  • Barcelona está muy tranquila en agosto, cuando todo el mundo se va de vacaciones.
  • Juan es un tipo tranquilo. Da gusto charlar con él.
  • Vamos a intentar hablar hoy con el jefe sobre las horas extra. Parece que hoy está más tranquilo.


  • Mi abuelo es muy viejo, tiene 96 años.
  • El padre de mi novio está muy viejo. Ha llevado una vida llena de enfermedades y problemas y ha envejecido mucho.


  • Marta es feliz con su vida. Todo le parece maravilloso.
  • Y además Miguel acaba de pedirle a Marta que salgan juntos. Marta está feliz, totalmente feliz.
  • Soy muy feliz de poderles comunicar que seguimos adelante, que no cerramos la empresa.
  • Estoy muy feliz por casarme contigo.


  • No tengo buena relación con Gustavo. Es distante, seco y antipático.
  • ¿Pero por qué me gritas, qué te pasa? Sólo te he hecho una pregunta. Estás muy antipático.


  • El café es amargo.
  • Pásame más azúcar, este café está amargo todavía (no me gusta el café amargo, me gusta dulcecito).
  • Huy, me voy a poner otro café, éste está dulce, demasiado (le he puesto demasiada azúcar).


  • La conferencia fue interesante.
  • La conferencia estuvo interesante.


  • Chalize Theron es guapa.
  • Mi abuela está guapa a sus 92 años. Quien tuvo, retuvo.


  • Jorge es un tío gracioso. Es muy ocurrente y le encuentra el punto ingenioso a todo lo que decimos.
  • Héctor está muy gracioso cuando imita a los políticos. Parece un profesional de lo bien que hace las imitaciones.


  • Rocío es insoportable. Cree que es superior a todo el mundo.
  • Desde que le han dicho que no es la más guapa de la clase, Raquel está insoportable.


  • Mi prima no es guapa, pero en esta foto lo está.


  • El tiempo en las zonas mediterráneas es cálido, pero este año está más frío que de costumbre.


  • Álvaro es muy simpático, pero hoy no lo está, está muy borde.


  • Mi abuela es muy alegre, pero últimamente no lo está tanto, está más apagada.


  • María no era gorda. Pero lo está desde que se ha casado.


  • Pepita siempre ha sido gorda. Pero desde que sale con Antonio, está menos gordita. Y lleva camino de llegar a estar delgada. Aaah, el amor...


  • Durante toda mi infancia fui gordita. De joven, también. Sigo siendo gordita y siempre lo seré. Quien me quiera, tendrá que aceptarme como soy.


  • Mi padre es un hombre tranquilo, pero ahora está nervioso porque hay problemas graves en su empresa. Está nervioso y preocupado.


  • Ariadna siempre ha sido muy normal, pero desde que se ha enamorado, está guapísima. El amor hace milagros...


  • Es fatal no tener trabajo ni dinero. En esa situación, cualquiera está fatal.


  • Eric Bana es un actor fenomenal. Concretamente en Troya, está fenomenal, me encanta.


  • No le contestes así a tu padre. Está feo faltarle así al respeto.


  • Es muy feo contestarle así a tu abuelo. Ten un poco de respeto a sus canas.


  • Jorge siempre es muy hábil con el público de la tienda, pero hoy está doblando las ventas porque está aún más hábil que de costumbre.


  • Desde que nos hemos separado, no puedo ni telefonear a mi ex. Está tan agresivo conmigo que siempre acabo llorando. Y antes no lo era.


  • La langosta es un marisco caro. Pero hoy voy a comprar una en el mercado porque no está tan cara y hace años que no como.


  • Las patatas son baratas, pero hoy lo están aún más. Voy a comprar una bolsa de 5 kilos.


  • Mireia es lista y rápida. Pero no sé qué le pasa hoy que está torpe y lenta. ¡Paciencia!


  • Serafín no es especialmente atractivo, pero anoche lo estaba. Se puso traje y corbata, fue a la peluquería y cuando llegó al teatro, le vimos diferente, no sé...eso, estaba atractivo.


  • Ricardo es el hombre más aburrido que conozco. Si vas con él, al cabo de una hora también tú estás aburrida. Te contagia.


  • Puedes poner todos tus libros en esa estantería, es muy fuerte y aguanta mucho peso. Aunque...espera, espera, ahora no está tan fuerte, hace días se le cayeron dos tornillos y hay que ponérselos otra vez.


  • Ayúdame a mover el armario para pintar detrás. ¡Uf! Es grande y pesado. Y está lleno de ropa (nunca es lleno, porque “lleno” es uno de esos adjetivos que sólo van con el verbo estar).


  • ¡Qué frío hace en la calle! Estoy congelada. Voy a tomarme un café bien caliente (tampoco diremos en ningún caso: soy congelada).


  • Aunque es un producto congelado, este plato es muy bueno.


  • La obra de Cervantes en el teatro ha sido fenomenal. Y los actores han estado también fenomenales. ¡Qué buenas interpretaciones!


  • La ceremonia académica estuvo muy bien, aunque fue excesivamente formal.


  • Las fiestas que organiza Carmen son siempre muy divertidas. Pero la última estuvo más divertida aún porque hubo música en directo hasta la madrugada (También podíamos haber dicho: “Pero la última lo fue más aún...”).


  • Planchar la ropa es un rollo; cocinar, sin embargo, está bien, me entretiene.


  • Hacer deporte es bueno para la salud y está bien hacerlo para mantenerse en forma.


  • Salir con los amigos está bien. De hecho, es muy agradable.


  • Voy a cambiar de canal para buscar una peli. El partido de tenis está francamente aburrido.


  • Oye, tu fiesta de cumpleaños ha sido muy original, con todas esas sorpresas. Ha estado muy bien, la verdad.


  • Jorge es un parado de larga duración. Está parado desde hace cuatro años. Y busca empleo a diario.


  • Rosa es lingüista. Pero ahora está de traductora en una editoral, hasta que encuentre un trabajo de profesora.


  • Voy a estar de Guía Turístico todo el verano, porque al tener cuatro idiomas puedo hacer bien este trabajo.


  • La enfermedad del abuelo es irreversible. Por más terapias que le aplican, no evoluciona favorablemente. Está en un estado irreversible y terminal. (Su estado de salud ha devenido en un deterioro progresivo, ha sufrido un proceso desfavorable, ha evolucionado a peor. Ahora ya no puede hacerse nada).


  • Los tomates están hoy a 2 euros el kilo. Ayer estaban a 2.50. Hoy están más baratos. Compraré dos kilos.


  • José María es un bromista. Siempre está bromeando.


  • La ropa de El Corte Inglés no es barata. Pero ahora sí, ahora está todo barato porque es época de rebajas.


  • Ayer estuvimos de excursión. Estuvimos andando más de 4 horas. ¡Claro! Luego, estábamos exhaustos.


  • ¿Por qué está Irene debajo del sofá?
  • Porque está buscando su pendiente que se le ha caído ahí. (Estar acompaña siempre a las posturas y posiciones corporales. Y estar + gerundio denota una acción en proceso -está buscando-. En ninguna de estas frases es posible “ser”).


  • Lucía está más guapa ahora que está más delgada.


  • Nacho está más atractivo desde que está yendo al gimnasio todos los días.


  • Teresa está más guapa pelirroja que con su pelo negro.


  • Miguel, estás un poco gordo. Tienes que comer menos dulces.


  • Estás mucho mejor desde que estás más llenita. Te hacían falta unos kilitos más. Estás mucho más saludable.


  • Julio está preocupado porque ha perdido el reloj esta mañana.


  • Marta está decepcionada porque no la han elegido como actriz para la nueva serie de televisión (en ningún caso es decepcionada).


  • Mi hermano es muy nervioso. Mi hermana es muy tranquila. Pero ambos están nerviosos antes de un examen. (Ambos se ponen nerviosos en esa situación).


  • Mi madre es simpática. Conecta fácilmente con todo el mundo. Mi hermano sólo está simpático con ella cuando tiene que pedirle algo.


  • Elisa no es tranquila. Cualquier cosa la asusta, la altera y la pone nerviosa. Sin embargo, Pedro, su marido, es muy tranquilo y se lo toma todo con filosofía.


  • Mi abuela es alegre, siempre sonríe, es agradecida con la vida. Mi abuelo sólo está alegre cuando come. El resto del día está serio y pone cara de póquer.


  • Ramón es cariñoso con todo el mundo, sobre todo con sus padres. Su hermano Juan sólo está cariñoso con sus padres cuando tiene que pedirles dinero.


  • Diana no es tonta, obtiene muy buenas notas en la Universidad. Aunque hoy está un poco tonta. Ya le he explicado tres veces este tema y no hay manera.



  • Gustavo es generoso. Pero hoy ha estado especialmente generoso y nos ha invitado a todos sus amigos a comer en una marisquería.


  • Guillermo estaba muy agresivo esta mañana. Estaba transformado, porque habitualmente no es nada agresivo, es más bien conciliador.


  • Papi, hoy que estás tan generoso, ¿puedes darme cien euros más para comprarme el último videojuego?


  • ¡Pero qué trabajador estás, hijo mío! ¿No podrías ser así el resto del curso? Sacarías excelente en todo.


  • ¡Estás tonto o qué! ¿Cómo puedes chivarle al jefe las críticas que le hemos hecho en la reunión? ¡Tú no estás bien de la cabeza!


  • Me encanta Pedro: es amable, cordial, divertido y sincero. Aunque esta mañana he estado con él y estaba un poco serio porque su empresa le ha comunicado que lo cambia de destino y lo mandan a otra ciudad.


  • Vengo con dolor de cabeza. He estado toda la mañana con Patricia. Y es tan habladora que acabas saturada de ella.


  • Hola, hijo, ¿qué tal ha ido la fiesta? Mmm...¡qué poco hablador estás con tu madre! Nunca me cuentas nada de tus cosas.


  • ¡Venga, no estés triste! En la próxima convocatoria del examen, aprobarás. Ya lo verás.


  • Estoy más contento que unas castañuelas. Me han concedido la ayuda para hacer un corto sobre el poder de manipulación de la publicidad. Estoy feliz, estoy eufórico. ¡Yupiiii!


  • Miguel y Sonia estuvieron mareados durante todo el viaje en barco. Y además estuvieron unas cuantas horas vomitando. Fue un show.


  • Huy, tienes la frente caliente y estás estornudando. Yo creo que estás resfriado. (En ningún caso, eres estornudando o eres resfriado).


  • No puedo hablar porque estoy afónico (nunca eres afónico; lo estás).


  • Es que eres muy tragón. Comes demasiado y luego estás empachado. Tienes que ser más moderado con la comida y estarás mejor.


  • Huy, estás quemado. Pero ¿cuántas horas has tomado el sol sin protección?


  • A ver, por orden, ¿quién es el primero de la fila? Repito, ¿quién está el primero?


  • Dicen que Dalí, el genial pintor surrealista, estaba loco. Yo creo que era un loco único, genial e irrepetible.


  • ¿Pero qué haces? Has cruzado con el semáforo en rojo y sin mirar. Pero ¡tú estás loco, tío!


  • ¿Qué te pasa, Antonio? Tú siempre has sido positivo y optimista. ¿Por qué estás ahora tan apagado y tan pesimista?


  • El jefe es un amargado. Y nos trata mal por culpa de su carácter. Y lo que realmente pasa es que está amargado porque su vida personal es un caos.


  • Mis padres están casados 25 años y están tan enamorados como el primer día. Son los enamorados más románticos que conozco (fijaos, amigos, en el tipo de perfecta alternancia que se da en estas frases).


  • Soy un enfermo hipocondríaco. Todas las desgracias que veo en la tele o en las películas, creo que me van a pasar a mí. Estoy enfermo del coco. Necesito un psicólogooo...


  • Habitualmente, el jefe es bastante antipático. Pero lleva unos días, en que está más antipático que de costumbre. Está insoportable.


  • De acuerdo, de acuerdo..., he bebido mucho, pero no estoy borracho y voy a conducir el coche hasta mi casa. Yo controlo, ¿vale? No soy un borracho, ¿vale?


  • Soy la primera embarazada de mi grupo de amigas. Estoy embarazada de tres meses. Y todas me envidian.


  • Estoy feliz porque estoy enamorado.
  • Yo también soy feliz por estar enamorados.


  • ¿Otra vez bebiendo? ¿Otra vez borracho? Si sigues así, serás un alcohólico.


  • Estás muy serio y eso es raro en ti. Cuéntame, anda, ¿qué pasa?


  • Eres muy guapa, pero con este vestido y este peinado estás aún mucho más guapa, estás radiante.


  • Rosa engordó 16 kilos con el embarazo.  Después de tener al bebé, todavía estuvo muy gorda durante un año. Pero con dieta y ejercicio se ha quedado como antes, como estaba antes del embarazo, normal como era ella.


  • Guillermo, estás hecho un cachas. Se nota que haces deporte todos los días porque estás más atlético. Vamos, que estás buenorro...


  • ¡Pero qué pálido estás! Siempre trabajando con el ordenador en casa. A ver si tomas el sol y te pones moreno y saludable.


  • Me acaban de sacar sangre para un análisis y estoy débil. Voy a tomarme un café y un bocata a ver si me repongo.


  • ¡Oh, Dios mío, pero qué viejo está mi actor preferido! Bueno, no es que esté viejo, es que es viejo, ya es mayor. Debe tener casi 80 años. El tiempo pasa para todos.


  • Mi madre está tan joven que cuando vamos juntas, la gente se piensa que somos hermanas.


  • Mis abuelos están ahora más bajos que antes. La artrosis y la espalda curvada los ha vuelto más bajitos.


  • Señora, ¿qué le pasa? ¡Está usted muy pálida! ¿Se encuentra bien? ¿Necesita ayuda?


  • Desde que hago la Paleo Dieta, estoy más fuerte y más delgado.


  • Yo siempre he sido gordo, pero ahora estoy mejor porque hago bicicleta, natación y ando una hora al día. Aún no estoy delgado, pero tampoco estoy tan gordo como antes.


  • La nueva peli de la Guerra de las Galaxias es genial. Esta entrega está fenomenal. Ya la he visto 3 veces.


  • Berta es muy callada, pero cuando está apasionada por un tema, no para de hablar en horas.


  • ¡Qué bueno está este helado de nueces de macadamia! Es el helado que más me gusta.


  • Este ascensor es muy lento porque es muy antiguo. Mira, además ahora está averiado. Tendremos que subir a pie.


  • Oye, la ventana está abierta. Puede entrar un ladrón. Bueno, no creo, es demasiado estrecha y no cabe una persona.


  • El sofá está lleno de pelos del gato. Vamos a sentarnos en las sillas, que están limpias.


  • El sofá es pequeño y duro, pero estaremos mejor en él para ver la película de la tele.


  • Ese cuadro es precioso, pero...¡está torcido! ¿Quién lo ha colgado así de mal?


  • La sopa de miso es sabrosa, pero ésta está salada. No está sabrosa, está muy salada.


  • La naranja es una fruta dulce y ácida, pero estas naranjas están muy ácidas, no se pueden comer.


  • Ay, me he olvidado de ponerle sal al guiso de carne. Estará muy soso.


  • Las verduras son muy buenas para la salud, pero además estas verduras están riquísimas, ¿cómo las has preparado?


  • Mi hija está nerviosa. Mañana cantará por primera vez ante el público, en la función de fin de curso de su colegio.


  • Este bolígrafo está vacío, no tiene tinta. ¿Tienes otro?


  • Has estado genial. La charla que has dado ha sido muy instructiva.


  • Es horrible lo que le ha pasado a María: entraron ladrones en su casa y se lo llevaron todo.
  • Ha sido un día horrible. Todo me ha salido mal. Estoy de los nervios.
  • Pedro se ha afeitado la cabeza y no se ha dejado ni un pelo. Está horrible.




Bien, queridas amigas y queridos amigos, tras esta inmersión en un universo de ejemplos sobre esta alternancia en el uso de los verbos ser y estar con el mismo adjetivo, creemos que este tema -ahora sí- está muy trabajado y que podréis manejaros con bastante soltura cuando tengáis que optar por el uno o por el otro.

No me cansaré de deciros que todos estos episodios están llenos de material y hay que trabajarlos despacio y por etapas. No os importe repasarlos y volver a ellos cada vez que necesitéis afianzar un concepto o despejar una duda. Así podréis asimilar todos estos usos y hacer grandes progresos en este tema con vuestro español. Sin duda.


Hasta pronto, amigos. Un abrazo.

Julio de 2016.


Si este podcast te ha resultado útil y te ayuda a progresar con tu español, puedes tú también ayudarnos a continuar con futuros podcasts haciendo una donación (donate) en la página de inicio del sitio web de Spanishpodcast (www.spanishpodcast.org), donde pone “Ayuda a mantener esta web. Donar”. 

Please help support my ongoing podcasts by making a donation. The sole support for my work comes from listeners like you. It is easy to donate.  You can donate by going to Spanishpodcast (www.spanishpodcast.org), and choose the option Donar.






 © Spanishpodcast, 2007-2017