Está pez




Está pez

(Ser y Estar 17)



Hello and welcome to Spanishpodcast. I am Mercedes speaking to you from Barcelona. In our 221st episode (Está pez/ Ser y Estar 17),  let´s review some idioms, some idiomatic expressions and some colloquialisms with the verb estar.


Hola queridos amigos y bienvenidos a español podcast. Soy Mercedes y os hablo desde Barcelona. En nuestro episodio nº 221: Está pez / Ser y Estar 17, vamos a repasar, o a conocer, algunas frases hechas, algunos modismos, algunas locuciones y otras tantas expresiones coloquiales exhaustivamente usadas en el español coloquial diario y que siempre se articulan en torno al verbo estar.

Venga, chicos, vamos a por esos modismos, hasta que los dominemos. ¡A por ellos!  Episodio 221: Está pez. Venga: queremos seguir pasándolo bien con estos episodios. Váaaaamonos...


Queremos hacer un breve repaso por una serie de expresiones con el verbo estar que son curiosas, divertidas e interesantes, pero sobre todo que son normales y corrientes en el habla diaria de los españoles y que a buen seguro oiréis si participáis en conversaciones con nativos españoles.

1) La primera es la que da título a nuestro episodio:

  • Estar pez.

¡Madre mía, qué extraña mezcla! ¿No? El verbo estar y el sustantivo “pez”.

Vamos a ver, ¿qué quiere decir que alguien “está pez”? Mirad, amigos, cuando decimos que alguien está pez es porque no sabe nada de nada sobre un asunto, sobre algo concreto; que es totalmente ignorante en un asunto; que no tiene ni la menor idea sobre un tema.

Empecemos a verlo más claramente con ejemplos:

  • Voy a ayudar a mi hermana a preparar el examen porque está pez en Mates.
  • No puedo aconsejarte sobre los pasos a dar en un divorcio. Estoy pez en eso. Es mejor que consultes con una abogada.
  • Francés, sé bastante; inglés, sólo un poquito. Pero estoy pez en alemán. Y me gustaría conocer esa lengua.
  • ¿Puedes darme alguna idea para una cena para amigos? En cocinar, estoy pez.

Aparte de esta expresión, hay otras dos también muy habituales en las conversaciones entre nativos españoles, relacionadas también con peces y pescados. Recordad que, en español, el pez es el animal vivo y el pescado el muerto, listo para ser cocinado y comido.

2) Con peces, tenemos:

  • Estar como pez en el agua.

Esta frase la adivináis, ¿verdad, amigos? El significado de este modismo, “estar como pez en el agua”, es de que alguien se siente a gusto, alguien se siente en su ambiente, se siente cómodo, está genial allí. Unos ejemplos:

  • Estaba muy nerviosa al principio, pero luego empecé a sentirme bien, segura, y al final estaba como pez en el agua. Y la conferencia fue un éxito.
  • No te preocupes. Estoy acostumbrado a las reuniones de empresa con mucha gente y no tengo problema con eso. Estoy como pez en el agua, cómodo y seguro.
  • Realmente Paco ha nacido para este trabajo. Está como pez en el agua. Parece que lo haya hecho toda la vida, y sin embargo es la primera vez.

3) La otra expresión que vamos a conocer es con la palabra “pescado”. Y no os podéis imaginar cuántas y cuántas veces se dice, y también cuántas veces la leemos en los periódicos. Es:

  • Estar todo el pescado vendido.

Suele decirse: “Está todo el pescao vendido”. ¿Y qué significa esto? Pues que ya no esperamos nada de una situación, o que ya se sabe cómo acabará un asunto. En definitiva, que conocemos el desenlace y que la suerte está echada.

Los españoles usamos mucho esta expresión (con “pescao”) para decir que ya se conocen los resultados de un asunto, que no hay duda de cómo acabará. Ejemplos:

  • En la final entre el Barça y el Equis-Equis, ya está todo el pescao vendido. El Barça va a meter cinco goles.
  • No, no, aún no está todo el pescao vendido en la venta de la empresa. Estamos esperando una oferta mejor y definitiva.
  • En las elecciones españolas de junio, estaba todo el pescado vendido. Ganaría el Partido Popular con diferencia. Y los Socialistas retrocederían. La incógnita era Unidos Podemos.

4) Vamos con otra frase que se dice a todas horas, esta vez con pájaros, con pajaritos, pío pío pío...La frase describe a alguien que está enfadado y enfurecido. Es:

  • Está que trina.

Porque los pájaros trinan. También se dice así cuando alguien está muy, muy impaciente y enfadado, y lo manifiesta con gestos y gritos. Como en estos ejemplos:

  • Huy, Jorge debe estar que trina. Ha pescado a tres alumnos copiando  en el examen. Y se enfurece con la gente que copia en el examen.
  • Pepe está en la autopista con el coche averiado y esperando la grúa. Acabo de hablar con él y está que trina.

5) En esta misma onda tenemos, también con el verbo estar, la frase: está frito. Sí, chicos, frito o frita, como un alimento frito en aceite y al fuego. 

Cuando alguien está frito es porque está cansado, harto o muy molesto con algo. Por ejemplo:

  • Hace tres días que no me llama Miguel. Y tampoco contesta mis llamadas. Estoy frita con el tema. No sé qué pensar.
  • Llevo días esperando una respuesta a la entrevista de trabajo que hice. Pero no me dicen nada. Estoy frita. Necesito saber si ese puesto de trabajo es para mí, o no.
  • Jorge me tiene frita con sus bromitas machistas. No le hacen gracia a nadie; y a mí, menos.

6) Venga, continuemos. Una expresión que oiréis en algún momento cuando vengáis a España. Esta expresión es:

  • Estar (algo) patas arriba.

Puede estar así, patas arriba, un sitio. Y está así, está patas arriba cuando está desordenado, hecho un desastre, desorganizado, caótico. Probablemente tenga relación con los muebles con patas (mesas o sillas) que quedan al revés al caer, con las patas de madera hacia arriba, pero no lo sé con seguridad. Miremos unos ejemplitos:

  • Esta  tarde vienen tus amigas. A ver, hija, ordena tu hbitación, que está todo patas arriba.
  • Os invitaré a mi nuevo piso dentro de unos días. Ahora acabo de mudarme y está todo patas arriba. No se puede ni entrar...
  • Los ladrones no encontraron la caja fuerte, pero dejaron la casa patas arriba y lo destrozaron todo.

7) Vengaaaa, vamoooos, ya estamos con otra expresión que se dice en multitud de ocasiones:

  • Más vale estar solo que mal acompañado.
  • Más vale solo que mal acompañado.

Esta frase la decimos para expresar nuestra creencia de que es preferible la soledad a una mala compañía. Es una frase completamente actual, que sigue vigente y en uso hoy en día. Y además que se dice mucho, muy frecuentemente. Se usa mucho para justificar una ruptura amorosa o amistosa. Mirad este par de ejemplos:

  • Bueno, hija mía, no llores más. Ese chico no era para ti. Solo te ha dado disgustos. Mira, de momento, más vale estar sola que mal acompañada. Y el mundo está lleno de chicos estupendos...¡esperándote!
  • Pues sí, Leonor y yo ya no somos amigas. Me ha hecho un par de putadas y me ha demostrado que es traidora y desleal. La he echado del piso y no quiero verla más. Ahora estoy sola, pero prefiero estar sola que mal acompañada.

8) Vamos con una nueva expresión con “estar”. Esta expresión me gusta mucho. Mirad, es la siguiente:

  • Estar de vuelta de todo.

Estar de vuelta de todo significa que alguien ha tenido todo tipo de vivencias y experiencias en la vida y ya no hay nada que le sorprenda. Fijaos bien, amigos, porque la frase es como es y no tiene relación alguna con “estar de vuelta” (sin de “de todo”); y así, en corto, quiere decirvolver, regresa (Miguel ha estado de viaje, pero ya está de vuelta. María ha ido a pasear pero ya está de vuelta). Cuidado, no es lo mismo.

Estar de vuelta de todo es una frase hecha para decir que alguien ha visto mucho mundo y no se sorprende ante nada. Por ejemplo:

  • No me interesa la gente que está de vuelta de todo. Se creen superiores y no tienen curiosidad por nada.
  • Mi abuelo ha vivido dos guerras, ha conocido lo mejor y lo peor de la vida. Y realmente está de vuelta de todo. Sin embargo, mantiene su cabeza y su espíritu jóvenes, y es un ser maravilloso.
  • Yo creo que esa pareja va a fracasar. Ella, viuda, con más de 50 años y de vuelta de todo. Él, con 20 años y mucha inocencia. No sé...No lo veo...

9) Venga, vamos a seguir conociendo las frases hechas, con el verbo estar, más genuinas del español. ¿A que son chulas! ¿Verdad? Pues...vamos con la siguiente:

  • No estar para nadie.

Esto se dice un montón, mucho, con mucha frecuencia. Cuando uno no está para nadie es porque quiere estar solo, no quiere estar con gente, quiere aislarse, necesita soledad.

Cuando uno está así puede ser a causa de un disgusto, o porque ha tenido una gran decepción, o porque está triste o un poco deprimido, o porque necesita estar solo para elaborar algún conflicto. A ver si lo pillamos del todo con estas frases:

  • Hola. Sí, es cierto. No contesto emails ni el móvil. Hoy no estoy para nadie. Necesito estar solo. Te llamo cuando pueda. Chao.
  • He llamado tres veces a Lola, y no contesta. Pero ya la conozco y sé que tiene días en los que no está para nadie. Hay que respetar su silencio y esperar.

También cuando alguien está muy ocupado y no quiere que se le moleste, le dice a su secretaria:

  • No me pases llamadas. No estoy para nadie.

Y cuando se quiere enfatizar que uno quiere total soledad, se suele decir:

  • No estoy para nadie ni para nada.

10) Otra expresión con nuestro querido verbo estar, de uso común y muy frecuente entre nativos, es:

  • Estar como chico con zapatos nuevos.

O:

  • Estar más contento que un niño con zapatos nuevos.

La verdad es que es una expresión que se entiende a la primera, sólo con imaginarnos lo contento que se pone un niño cuando tiene un par de zapatitos nuevos.

¿Qué significa? Pues significa estar contento, satisfecho y feliz. Vamos con unos ejemplos claritos, claritos, para que la empecéis a usar en seguida:

  • Sí, sí, Pablo ha recogido su título de monitor de gimnasia y ya podrá trabajar en ello. Está como chico con zapatos nuevos.
  • Le hemos regalado un móvil a nuestro hijo. Y está encantado. Está más contento que un niño con zapatos nuevos.

10 a/10 b) Para expresar estados de contento y felicidad, se usan también estas expresiones:

  • Estar más contento que unas castañuelas.
  • Estar más contento que unas Pascuas.

Como en:

  • Ya nos han dado las llaves del piso nuevo. ¡Al fin! Estamos más contentos que unas castañuelas.
  • Por fin puede irse toda la familia de vacaciones. Están más contentos que unas Pascuas.

10 c) Y se dice también “estar loco de contento” o “estar loca de contento”:

  • Ramón está dando saltos: le han tocado cien mil euros a la lotería y está loco de contento. Le hacían mucha falta.

10 d) Decimos también: “estar que no cabes en ti”, frase usada para indicar un estado de satisfacción, placer y bienestar muy acusado.

  • Cuando se han dado el sí en la ceremonia de su boda, los dos estaban que no cabían en sí de emoción: plenamente felices.
  • He llamado a Cecilia y está que no cabe en sí: le han dado el trabajo. Esta noche vamos a celebrarlo.

11) Mirad qué frase tan curiosa viene a continuación:

  • No estar muy allá 

O:

  • No andar muy allá

O:

  • No estar pa´llá (pa´llá --> para allá)
  • No estar muy pa´llá

Y..¿qué es esto? ¿Qué querrá decir? ¿Que estás más allá o más acá, que no estas lejos? Pues no, no es eso.

“No estar muy allá” puede significar tres cosas:

  • No funcionar bien (hablando de cosas)
  • No disfrutar de buena salud (hablando de personas)
  • No ser experto ni sobresalir (en determinados asuntos)

Resumiendo, no ir muy bien algo es valer poco. Si algo no funciona bien o tiene poco valor, se dice”no está muy allá”. Como en estos ejemplos:

  • Mi lavadora no está muy pa´llá, ya no centrifuga. Voy a tener que comprarme una nueva.
  • Tengo que renovar mi vestuario. La ropa que tengo es vieja y no está muy allá (no está al día, no está actualizada).
  • Mis ingresos económicos no están muy allá. No puedo permitirme ni un extra.

En personas:

  • Pues la verdad es que Miguel no está muy pa´llá. Lleva meses y meses con médicos y no levanta cabeza.
  • El cantante no estaba muy allá de voz y hubo que suspender el concierto.
  • Huy, no estoy muy allá. Mejor no salgo esta noche. No estoy para salir de marcha.

Seguro que este “no estar muy allá” es algo un tanto nuevo y un tanto extraño para vosotros, pero dado que lo vais a oír si venís a España o si os relacionáis con españoles, tenéis que saber cómo se usa y qué significa.

12) Una nueva expresión, vamos con ella. Es una expresión corta, sencilla y precisa:

  • Estar de más.

¿Intuís por dónde va el sentido? Pues si alguien “está de más” en un sitio, en una reunión, en una celebración, es porque sobra, estorba o molesta. Es alguien a quien los otros no quieren alli. Ejemplos:

  • No sé cómo se atreve a venir a la boda de su ex sin ser invitado. ¿No se da cuenta de que está de más?
  • Lo siento, Sr. García, pero usted está de más en esta reunión de empresa. No hemos invitado a la competencia. Tiene usted que marcharse.
  • Mira, con todo lo que dijiste, era suficiente. Pero ese insulto final, estaba de más. No era necesario.

13) Otra frase hecha muy usada y muy divertida, es la siguiente:

  • Estar encantado de conocerse.

Fijaos bien, amigos, estar encantado de conocerse a sí mismo. No es “encantado de conocerles” (a ellos o a ellas), ni “encantado de conocerle/lo o de conocerla” (a el o a ella); o de “conoceros” (a vosotros), sino:

  • Encantado de conocerse

Y:

  • Encantado de haberse conocido...

... A SÍ MISMO, por supuesto, ja ja ja...Ya veis por dónde van los tiros, ¿verdad?

Alguien que está encantado de concerse es alguien narcisista, engreído, creído; una persona ególatra, presuntuosa, petulante. Alguien encantado de haberse conocido suele ser una persona vanidosa y pedante, alguien pretencioso y lleno de vanidad. En fin, un horror de persona, uf...ja ja ja... Mirad estos ejemplos:

  • Míralo, con su traje de marca, sus zapatos de 200 euros, esa sonrisa dentífrico en su boca e intentando ligar con la rubia. No puede disimular que está encantado de haberse conocido.
  • Pues sí, a los habitantes de este pueblo no les gustan los forasteros. Se creen únicos y superiores. Es que los miras y lo ves: están encantados de conocerse...ja ja ja...Se bastan a sí mismos, no necesitan al resto del mundo.
  • Laura necesita mirarse a un espejo cada cinco minutos. Está encantada de conocerse. Pero ya cansa...

A mí, esta frase, me parece muy divertida y muy descriptiva, ¿verdad? Todos conocemos gente así...ja ja ja...

14) Hay otro modismo en español que oirías multitud de veces si estuvieras en España. Lo oirías en las conversaciones, en las tertulias en la radio o en la tele,...¡en todos sitios! Y la frase es:

  • Estar al loro.

Un loro es un pájaro grande, coloreado, que aprende a articular frases. Pero este loro del modismo se refiere a lo que los jóvenes llaman “loro” y que puede ser: o bien un radiocasette (o un lector de CD portátil), o bien una persona muy habladora.

Antes, “estar al loro” era estar atento a la radio o estar a la escucha de la música, de la información, etc. Parece ser que también hace tiempo, a la radio, en las prisiones, se la denominaba “el loro”.

Pero en nuestros días, en la actualidad, estar al loro quiere decir:

  • estar informado de lo que pasa
  • estar al corriente de noticias y novedades
  • prestar atención a algo
  • llamar la atención a alguien sobre algo

Vamos con unos ejemplos:

  • ¡Al loro con lo que voy a decir! Se están negociando veinte despidos en la fábrica. ¡Todos a la huelgaaa!
  • ¡Cómo que no sabes que se han convocado nuevas elecciones en España! Pero, hija mía, que hay que estar al loro, que es la noticia del día.
  • Pero ¿cómo puedes saber tantas cosas de la vida privada de ese actor? / - Pues porque es mi ídolo, y yo estoy al loro de todo lo que se publica sobre mi ídolo.
  • No, no sabía nada de esto. Se nota que no estoy al loro de los líos de parejas de nuestro grupo de amigos.

15) Otra frase con el verbo estar, que me encanta:

  • Estar mosca. 

Hay cientos de frases con “estar”, todas comunes, en uso hoy en día, totalmente vigentes, muy usadas, y eso...totalmente actuales. Pero como no las podemos poner todas, porque es una montaña de expresiones la que tendríamos que traer aquí, pues estamos poniendo sólo unas poquitas, pero estoy intentando que sean las más sorprendentes y divertidas, y las que más me gustan a mí, también.

Bien. Estar mosca. Recordad que una mosca es ese insecto negro con alas que todos conocemos porque nos molesta cuando hace calor o cuando estamos comiendo al aire libre.

Pero “estar mosca” no es ni estar negro, ni volar, ...es estar inquieto por algo, estar prevenido ante algo que puede suceder. Significa también desconfiar de algo, intuír que algo podría no funcionar, o podría funcionar mal. Como por ejemplo:

  • No me llama, no contesta mis llamadas y hace dos días que no viene con el grupo. Estoy muy mosca. Según y cómo, esta tarde me paso por su casa.
  • La verdad es que después de esta reunión con el jefe, estoy mosca. No ha dicho ni palabra de quién ocupará los dos puestos vacantes libres. Seguro que pone a dedo a sus dos pelotas favoritos.

Recordad: estar mosca es estar preocupado por algo futuro que no sabes cómo acabará; estar receloso de que un asunto pueda no ir bien; tener sospechas de que puede pasar algo...no demasiado bueno. También tiene un matiz de estar alerta a ver qué pasa. Unos ejemplos más:

  • Estoy mosca porque Arturo me ha llamado y me ha dicho que quiere hablar conmigo. Y como llevamos un tiempo que no estamos bien...pues por eso estoy mosca...
  • La semana próxima viene mi suegra a pasar quince días con nosotros. Y, francamente, estoy mosca. La última vez también dijo quince días y se quedó tres meses.
  • El médico me ha recetado unos análisis de sangre muy completos. Pero yo estoy muy mosca porque en la última visita habló de posible operación. Ay, Dios, estoy muy mosca.

16) Bien, amigos, vamos con una nueva frase super usual, muy usada y que tenéis que conocer y aprender a usar:

  • Estar curado de espantos.

Un espanto es un horror. También “espanto” es un susto ((¡Huy, qué espanto!); y también puede referirse a una persona o a una cosa terriblemente feas o desagradables (¡Qué espanto de Museo! Es horrible.). Espanto significa terror, real o figurado, pánico.

Estar curado de espantos es haber tenido muchas experiencias negativas, fuertes, horrorosas algunas, y -en consecuencia- estar inmunizado ante los horrores y espantos de la vida, estar curado. Ya nada te sorprende y nada te impresiona; nada te escandaliza. Ejemplos:

  • Bah, no te preocupes por las groserías que dice Jorge. He oído cosas peores. Por mí, no te preocupes, yo estoy curado de espantos.
  • No me sorprende la situación política de España. Es un caos. Y es vergonzosa. Pero yo ya tengo muchos años y estoy curado de espantos. Como no voy a estar curado si he vivido una guerra...
  • Mi hermano ha vuelto a la carga. Ha faltado tanto a clase que va a suspender un montón. Mis padres van mañana al instituto a hablar de ello. Están preocupados, pero tranquilos. Con mi hermano, ya están curados de espantos. 

17) Otra estupenda y divertida frase hecha que oiréis nada más aterrizar en España y nada más empezar a charlar con vuestros amigos, es:

  • No está el horno para bollos.

“No estar el horno para bollos” es una expresión de tipo gastronómico, pero cuyo significado no tiene que ver directamente ni con el horno ni con los bollos. Porque cuando alguien dice que no está el horno para bollos, quiere decir que estamos en una situación compleja, difícil, comprometida o negativa, y que no conviene añadir elementos que puedan complicarla más, que puedan empeorarla. Es como añadir leña al fuego; el fuego (la tensión) crecería, en lugar de disminuír o apagarse. El bollo es un panecillo dulce. Un par de ejemplos:

  • Mira, hija, no creo que sea el momento de hablar de ese viaje tuyo en verano, con tres suspensos sobre la mesa. Ahora no está el horno para bollos.
  • Oye, que no puedo más. Mi hijo, que se va de casa. La lavadora y el aire acondicionado, averiados. Y mi marido, sin trabajo, de momento. No me hables de cenas de amigas, por favor, que no está el horno para bollos.

18) Bien. Ahora una frase curiosa y exótica. 

  • Estar a partir un piñón (con alguien).

Un piñón es el fruto de las piñas piñoneras. Un piñón es esa pequeña almendra blanca con cáscara externa dura, comestible, rico, y que van muy caros.

Pues...supongamos que somos dos personas y tenemos que partir un pequeño piñón, juntas: el grado de coordinación y entendimiento que haría falta sería enorme.

Si, como otra gente piensa, fuera “compartir” en lugar de “partir” (abrirlo para comer la simiente), pues...lo mismo: compartir un pequeño piñón entre dos, no debe ser fácil. Y si se hace bien, es porque esos dos se llevan muy bien entre ellos, hacen muy buenas migas (empatizan al cien por cien) y tienen una gran e íntima amistad.

Hay otros estudiosos del lenguaje que creen que antiguamente era “partir un quiñón”, con “q”; y un quiñón era una pequeña extensión de tierra. “Quiñón” podría haber derivado en “piñón”. Son hipótesis.

Efectivamente, cuando se dice que dos personas están a partir un piñón es porque están muy unidas, se avienen, tienen una gran sintonía entre ellas. Son dos personas que se llevan muy bien, que se ponen de acuerdo en todo, que tienen una magnífica relación entre ellas. Ejemplos:

  • Hace un año no se conocían, pero Miguel y Eduardo se han hecho muy amigos. No saben estar el uno sin el otro. Están a partir un piñón. Se han vuelto inseparables.
  • Mi madre y yo siempre estamos de acuerdo en todo. A pesar de la diferencia de edad, estamos a partir un piñón las dos.
  • Marta y Yola son como uña y carne. No hacen nada por separado. Se pasan el día juntas. Están a partir un piñón. Son inseparables.

A veces se usa con algo de ironía:

  • PSOE y Podemos parecen estar a partir un piñón, de momento. A ver cuánto dura la buena sintonía.

Ya sabéis, amigos, si estáis estrechamente unidos a otra persona y os lleváis fenomenal, estáis a partir un piñón con esa persona. ¡Qué expresión tan chula! ¡Me encanta!

19) Bueno, vamos con otra. Creo que, al principio, os sonará algo rara quizás, pero luego os va a encantar. La frase es:

  • Estar (alguien) a sus anchas.

Si tú estás a tus anchas (en plural: tus anchas) es porque estás cómodo, porque estás a gusto en un sitio o en una situación. Como en estos ejemplos:

  • Cuando vuelvo a casa del trabajo, me pongo ropa cómoda, me hago un batido de frutas y me siento en mi sillón favorito a leer mi novela. Entonces estoy a mis anchas, en la gloria.
  • Mírale, con su papi, con los juguetes y recién comido. Ahora sí que está a sus anchas, el chiquitín.
  • Bueno, hija, no te quejes, que acabas de estar a tus anchas en una fiesta y hasta la medianoche, ¿Es que nunca tienes suficiente?/ No, mamá.
  • Yo estaba a mis anchas, en casa, disfrutando del sábado, y me llega familia sin avisar, cuatro para ser exactos. A cenar y a dormir. ¡Ayyy! Se acabó lo bueno.

Divertida esta frase, ¿verdad? Ya sabes: si te encuentras bien, si estás haciendo lo que te apetece y estás relajado y a gusto, estás a tus anchas. No lo olvides.

20) Otra frase que ahora, en la actualidad se dice mucho y es interesante, además de tener gracia, es:

  • Estar muy puesto en un tema.

¿Y qué quiere decir esto? Pues que alguien tiene muchos conocimientos sobre una materia o sobre un tema determinado.  Por ejemplo:

  • Pregúntale lo de tu ordenador a Ignacio. Él está muy puesto en temas de informática.
  • No sé la receta del gazpacho. Pregúntale a María, que está muy puesta en sopas frías.
  • Da gusto preguntarle cosas históricas a Antonia. Lo sabe todo sobre la Guerra Civil Española y sobre la Posguerra. Está muy puesta en estos temas.
  • Mercedes hace las introducciones a los episodios, en inglés. Lo hace con buena voluntad, pero no está muy puesta en inglés. (Ja ja ja ja...)
  • Lo siento, no puedo ayudarte con el comentario de texto, hijo. No estoy muy puesto en Literatura.
  • Sigue, sigue, qué interesante. Estás muy puesto en La Guerra de las Galaxias. Me encanta la cantidad de detalles que conoces.

21) Amigos, se parece un poco a “estar sembrado” (o “estar sembrao”), pero no es exactamente lo mismo. Alguien está sembrado cuando tiene buenas ocurrencias sobre un tema, cuando está acertado al decir o hacer algo. Estar sembrado es ser oportuno y ocurrente respecto a un tema. Como en estos ejemplos:

  • Ja ja ja ja ja...que me parto...Ay, qué risa. Tío, estás “sembrao”, cuentas unos chistes muy graciosos.
  • Julián le ha dicho a Luisa que le gusta, pero se lo ha dicho con mucha gracia, con bromas,...Estaba sembrao el tío, ocurrente y divertido, con frases muy oportunas. Yo creo que Luisa estaba encantada.

Estar sembrado es estar inspirado en un momento dado y acertar con las palabras oportunas; es estar ocurrente, ingenioso, tener gracia y encanto. Veis que no es lo mismo que estar puesto en algo.

  • He contestado todas las preguntas del test, ¡todas! Estaba sembrao.
  • Ricardo animó la cena como nunca: con buena conversación, con chistes muy graciosos...Estaba sembrao con ese pico de oro que tiene. Y además, como está muy puesto en temas políticos, pues sacaba temas actuales todos el tiempo y todos participábamos. Muy bien, la verdad.

22) Queridas amigas y queridos amigos, no sé si habréis oído la siguiente frase hecha, pero a mí me parece francamente divertida y muy visualizable, además:

  • Estar montado en el dólar.

Ja ja ja ...Como quien monta a caballo, o se monta en su bici, o se monta en la escoba de la bruja. O como quien se monta en la noria. Pero en este caso, en el dólar.

Pues cuando oigáis que una persona está montada en el dólar, imaginadla rodeada de una gran fortuna y haciendo negocios millonarios. Ejemplos:

  • Roberto ha hecho inversiones millonarias en los últimos tiempos. Y ha ganado muchísimo dinero. Ahora está montado en el dólar y se dedica al dolce far niente. Y a viajar.

Eso es estar montado en el dólar: tener muchísimo dinero y poder gastarlo en lujos y caprichos.

  • Marta está montada en el dólar: se ha comprado un yate, una mansión y no para de viajar. Su abuelo le dejó un pastizal en herencia y ella la está disfrutando (En inglés, quizás: to be rolling in it, to be loaded with money. En francés: rouler sur l´or, être blindé. En italiano: fare un sacco di soldi, avere la mani bucate).

Suele decirse también de personas que se han enriquecido, pero ho han sido ricos siempre:

  • Sí, cariño, el negocio nos salió bien y desde entonces estamos montados en el dólar. Esperemos que siga igual en el futuro.

22 a, b, c, d, e, f) Expresiones coloquiales similares, en el sentido de tener mucho dinero y gastarlo a gusto, son:

  • Estar forrado.
  • Gastar (el dinero) a manos llenas.
  • Pegarse la gran vida.
  • Nadar en la abundancia.
  • Tener pasta por un tubo.
  • Salirle a uno el dinero por las orejas.

Chicos, hasta aquí nuestro primer episodio (de los dos que estamos preparando sobre ello) con modismos que se construyen con el verbo estar. Merece la pena que os familiaricéis con ellos, puesto que son muy frencuentes y usados en el habla de los españoles y enriquecen extraordinariamente el lenguaje informal.

Un abrazo, amigos, y hasta el próximo episodio.


Si este podcast te ha resultado útil y te ayuda a progresar con tu español, puedes tú también ayudarnos a continuar con futuros podcasts haciendo una donación (donate) en la página de inicio del sitio web de Spanishpodcast (www.spanishpodcast.org), donde pone “Ayuda a mantener esta web. Donar”. 

Please help support my ongoing podcasts by making a donation. The sole support for my work comes from listeners like you. It is easy to donate.  You can donate by going to Spanishpodcast (www.spanishpodcast.org), and choose the option Donar.

Hasta pronto, chicos.

Septiembre de 2016.


 © Spanishpodcast, 2007-2017