Navidades españolas





Navidades españolas


Hello dear friends and welcome to Spanishpodcast. I am Mercedes speaking to you from Barcelona. In our 224th episode (Spanish Christmas), we are going to review the most characteristics aspects of the Spanish Christmas .


Hola queridos amigos y bienvenidos a Español Podcast. Soy Mercedes y os hablo desde Barcelona. En nuestro episodio nº 224: Navidades españolas, repasaremos los aspectos más característicos de la Navidad en España, las comidas típicas, las tradiciones navideñas más celebradas, los villancios que se cantan en todas las casas y las expresiones más comunes que usamos para desear una feliz Navidad a nuestros familiares, amigos o conocidos.


Es un episodio confeccionado con lo más importante de otros episodios dedicados a la navidad en mi país, España. Hemos estado dos meses sin poder trabajar en los podcasts por razones serias de salud. Ahora nos estamos recuperando y volvemos a lo que más nos gusta. Que lo disfrutéis.





Sé que muchos de vosotros conocéis la tradición española de la lotería de navidad, pero es probable que otros muchos no sepáis de lo que hablamos. 

Mirad, la lotería es un juego público en el que hay una serie de premios en metálico (diversas cantidades de dinero) para un a serie de números que se sacan al azar de un bombo en el que están todos los números dentro. Se van sacando y les van correspondiendo una sería de premios.   

La lotería de Navidad es, en España, una auténtica institución, una tradición muy, muy arraigada entre los españoles. Es un sorteo en el que hay muchísimos premios. Por ello, y previamente, millones de españolas y españoles compran lo que se llaman décimos”, o lo que es lo mismo, la décima parte de un billete (que serían 10 décimos), por un precio de 20 euros el décimo.

Con este décimo puedes ganar un premio importante si te toca el famoso “gordo”, el premio que da más dinero. Pero hay infinidad de premios, segundos, terceros, cuartos premios. Después, cientos de premios en los que te tocan 100 euros al décimo, y cuyo conjunto se llama la pedrea”. Terminaciones, reintegros (te devuelven lo jugado, los veinte euros),… en fin, en torno a los dos mil quinientos millones de euros en premios, repartidos entre muchísimos billetes.

Es una tradición super popular, un sorteo en el que todo el mundo pone ilusiones, ya que por un décimo de veinte euros, si sale premiado con el primer premio, “el gordo”, te tocan 400.000 euros. Pero pueden tocarte muchos otros premios que, aunque de menor cuantía, pueden suponer una buena aportación económica.

Se dice así:

- Me ha tocado la lotería

- No me ha tocado ni un euro en el sorteo de Navidad

Es un juego de azar público que depende, en última instancia, del Ministerio de Economía, por lo que la seguridad y los controles del mismo están garantizados. 

El sorteo navideño empieza a las 8 de la mañana del 22 de diciembre, y esto viene sucediendo desde 1892, desde hace más de un siglo, imaginaos. Y durante toda la mañana, los niños del Colegio de San Ildefonso, van cantando los números y los premios con una cantinela especialísima y peculiar, propia de la lotería de Navidad, y que está grabada en la mente de los españoles porque suena en los televisores de las casas, en las tiendas, en los bares, en todos sitios y durante toda la mañana.

Hay un bombo con los números y otro bombo con los premios. Primero, un niño canta el número y a continuación otro niño canta el premio correspondiente a ese número.

Se acaba el sorteo cuando las bolas del bombo de los premios también se han terminado, es decir, cuando ya no queda ninguna.

Ya sabéis que, si queréis jugar a nuestra lotería, podéis hacer la compra online correspondiente. Parece ser, para mi sorpresa, que lo hace bastante gente que no reside en España. O sea que imaginaos si es famosa este lotería de Navidad.

Otra cosa muy típica son las campañas televisivas que se hacen para promocionar y   anunciar este gran sorteo navideño. Este año se ha hecho una que hace llorar a mucha gente. Aquí os dejo la dirección de Youtube en la que podéis ver este anuncio. Es bonito y podéis aprender más español viéndolo. Animaos, aquí está, y con subtítulos en español. Míratelo entero…:

https://www.youtube.com/watch?v=_lCvf3urdmc


La Nochebuena se celebra mucho en España, pero eso sí, siempre en familia. La Nochebuena es la noche del día 24 de diciembre, el día previo al día de Navidad.

Y los menús de Nochebuena y del día de Navidad son muy variados, dependiendo sobre todo de la zona de España en la que nos situemos.

Hay un menú de nochebuena muy típico consistente en una verdura tipo la borraja, o el cardo, de primero, hecho con bechamel y nueces; y como segundo plato, besugo al horno, u otros pescados que se cocinan al horno y quedan muy buenos. También es muy típico comer “gulas” en Nochebuena, que son el sustituto de las angulas y con el que se ha logrado un producto rico y que todo el mundo acaba consumiento, con ajitos y guindilla, y están deliciosas.  

En muchas casas también se come marisco en Nochebuena, pero en casi todas las casas hay marisco variado el día de Navidad, el 25 de Diciembre, marisco en todas sus variedades, fresco o congelado, hervido o a la plancha, marisco típico como las gambas, los langostinos, los bogavantes, las cigalas, las nécoras, las vieiras, las almejas, las bocas, ostras, etc. etc.

También suele haber suculentos platos de jamón recién cortadito, de jamón serrano bueno, o de jamón de jabugo, depende del bolsillo, que hacen las delicias de todos los comensales. 

Después, el segundo plato suele ser cordero al horno, cochinillo al horno, pavo relleno, solomillo de cerdo al horno con orejones secos de fruta, una olla de carne, verduras y hortalizas, o canelones caseros.




La escena del pesebre es lo más típico y genuino de los hogares españoles en la Navidad. Es verdad que ahora se pone mucho menos que antes, pero aún se conserva la tradición en muchas casas. Se suele poner una mesa con un mantel, sobre el que se va a reproducir la escena del nacimiento del Niño Jesús, en el pesebre de Belén, según cuenta la tradición cristiana.


El pesebre recibe todos estos nombres:


  • el Pesebre
  • el Belén
  • el Portal o el Portalico de Belén
  • el Nacimiento
  • la Natividad


Los más conocidos y usados son “el belén” y “el pesebre”. Se hace con pequeñas figuritas de barro, de plástico, de madera,… entre las que está la escena del nacimiento, en un pesebre, con el niño Jesús en un jergón de paja, entre San José y la Virgen María. A un lado, una mula, y al otro, el buey. El ángel de la Anunciación, sobre el niño. Suelen ponerse los tres Reyes Magos (Melchor, Gaspar y Baltasar), montados en sus camellos, llegando al Portal de Belén para ofrecer al Niño Jesús sus ofrendas: oro, incienso y mirra, y adorarle. En el belén hay también figuritas de pastorcillos que llevan sus humildes regalos al recién nacido, regalos como queso, leche o dulces hechos por ellos. Hay también un molino con su molinero, un campesino arando el campo, una lavandera que lava su ropa en el río,…bueno, las figuritas pueden ser incontables, depende de cuántas tiene cada familia, o de cuántas has podido conseguir.

Cuando yo era pequeña, poníamos un pesebre en mi casa y hacíamos las montañas nevadas con carbón usado, sobre el que echábamos polvos de talco para crear la nieve. El río, con papel de plata recortado en forma de río. Y salíamos al campo a buscar musgo fresco, verde, precioso, para tapizar toda la mesa, como si fuera un escenario natural. ¡Qué recuerdo tan maravilloso!

Otra de las preciosas tradiciones de las navidades en España. En la Nochebuena, el día de Navidad, o en Nochevieja incluso, se cantan muchos villancicos en las familias, acompañándose de las sonoras panderetas y de las peculiares zambombas.


La Nochevieja es la última noche del año, la noche del 31 de diciembre.

Eso es lo que pasa en todas las ciudades españolas. Una serie de gente se reúne en la plaza Mayor de la ciudad, o en una plaza emblemática elegida por los ciudadanos,  pero donde haya un reloj y se oigan las campanadas, y allí la gente despide el viejo año que termina y da la bienvenida al nuevo año que empieza con el ritual de las uvas.

Y eso es lo que pasa también en la práctica totalidad de las familias españolas, que despiden el año que se va y saludan al que viene con el ritual de las doce uvas de la suerte.

¿Y en qué consiste el ritual de las 12 uvas? Pues consiste en que tomamos, o nos comemos, doce uvas según van sonando las doce últimas campanadas en los relojes de las plazas de todas las ciudades, y desde la tele, en los hogares de las familias españolas.

¿Cómo se hace? Pues se hace así:una campanada, una uva, una campanada, una uva,…y así, hasta doce campanadas y doce uvas. Doce campanadas que son las últimas de ese día, del 31 de diciembre de ese año que acaba, la Nochevieja.

No hay que hacerlo a la ligera, hay que tomar cada uva con la campanada que le corresponde y no atragantarse. Atragantarse notar que no puedes tragar porque se te ha quedado algo en la gargante que te impide tragar. Si te las comes muy deprisa, o muy despacio, y estás riendo o hablando, o lo que sea, es posible que unas cuantas uvas no quieran pasar para adentro y te atragantes. Pues la tradición dice que hay que evitar atragantarse y que hay que intentar comer cada uva con su campanada. Es así como se convierten en las doce uvas de la suerte. De hecho, se dice que por cada uva bien comida, tienes asegurado un mes de buena suerte; y que por cada uva a destiempo (fuera de su campanada) o que se te ha atragantado, una racha de mala suerte se te va a venir encima. Yo, por si acaso, las pelo y les quito las pepitas. Además, las escojo pequeñitas y suaves, y cada año procuro no hablar mientras escucho las doce campanadas y me como las doce uvas. Así consigo comerme bien la mayoría y no darle tregua a la mala suerte...


La noche de Reyes, la noche del 5 al 6 de enero, conocida así, como la noche de Reyes. En muchas familias españolas funcionan esas dos fechas para hacer regalos: en Nochebuena y Navidad, regalos para todos, para los más pequeños, los que ha traído Papá Noel en su trineo y ha repartido entre todos los árboles que estaban puestos en las casas. Y la noche de Reyes, para los más pequeños, que creen que también los Reyes Magos les traen algún regalo más y se lo dejan en el balcón, donde previamente el peque ha puesto sus zapatitos y ha dejado agua para los camellos de los reyes.

El día 5 de enero, por la tarde, los Reyes Magos y sus pajes desfilan ante los atónitos ojos de los niños, en todas las ciudades y pueblos de España, en lo que se llama la Cabalgata de Reyes. Los Reyes, con sus carrozas llenas de regalos para los niños, hacen un brillante y luminoso recorrido por las principales vías de las ciudades y anuncian a los niños que esa noche les llevarán regalos a casa.

Durante los días previos, los niños han podido entregar su carta con sus peticiones de regalos, a los pajes o a los Reyes que han estado diversos días en diversos puntos de cada ciudad.

La tradición dice que a los niños que se han portado bien y han sido buenos, los Reyes les traerán regalos. A los que se han portado mal, pocos regalos y carbón, el regalo-castigo para los más traviesos. Las cosas de las leyendas…



Otra tradición de las fiestas navideñas, la del día de Los Santos Inocentes, que se celebra el 28 de diciembre y que suele servir más de diversión que de otra cosa.

Es el día en el que la gente gasta inocentadas

¿Y qué es una inocentada? Pues una broma, o un chasco, que se le da a alguien justo en ese día, el 28 de diciembre, llamado el día de los inocentes.

La inocentada más típica es la de colgarle a alguien en la espalda un muñeco de papel, sin que se dé cuenta, claro, hasta que alguien le avisa de que lo lleva colgado y todos se ríen. 

Hay otras inocentadas como son cambiar por la noche la sal por el azúcar, para que todos por la mañana se pongan sal en el café o en el chocolate, y se lleven el gran chasco. 

Los niños son especialmente aficionados a tocar el timbre de los pisos por los que van pasando y salir corriendo después a todo meter.  Hay quien se levanta y cambia la hora en todos los relojes de la casa, incluído el de los móviles, provocando el caos y la sorpresa total de los inocentes que han caído en la trampa. 

Hay artículos de broma para la ocasión, como los polvos pica-pica que, echados en una reunión, provocarán cientos de estornudos en los asistentes. O la mano falsa de silicona, que al darla a alguien, se le queda colgando en la suya, con el correspondiente susto. O asustar a alguien saliéndole de pronto de detrás de una puerta, o similar, con el grito correspondiente que hace que al otro se le hiele la sangre en las venas. O los chicles picantes. O la flor que echa agua a la cara de quien la huele. O las bombas fétidas que se tiran en un lugar cerrado y propagan un insoportable olor a huevos podridos. En fin, son incontables y hay infinidad de posibilidades de gastar o de hacer una inocentada.

Es cierto que siempre se reivindican inocentadas que no sean pesadas, que no sean bromas de mal gusto o que acaben en disgusto directamente. Las inocentadas tienen que ser simpáticas, divertidas, sorprendentes, pero no bromas pesadas, o crueles, o de mal gusto; en esos casos, pierden su esencia peculiar de algo divertido.

También suelen darse inocentadas en los medios de comunicación. Las radios, periódicos y televisiones suelen dar noticias falsas sorprendentes, surrealistas o increíbles para gastar su propia inocentada. Al día siguiente, dicen cuál ha sido la inocentada. Por ejemplo, el año pasado, Spilber anunciaba que rodaría un remake de Tiburon; al día siguiente, declaró que era una inocentada. 

En 1986, un periódico parisino anunciaba que la torre Eiffel sería derribada para poner en su lugar un parque de atracciones Eurodisney…Imaginaos las reacciones de nuestros amigos franceses ante tal información; al cabo de unas horas, todo el mundo sabía que era una inocentada. Seguro que internet está lleno de inocentadas famosas…



El día 1 de enero, el día de Año Nuevo, en el que van a comer las familias juntas, y también podrán degustar una típica comida del periodo navideño: platos de jamón, croquetas y canapés. Después, cordero asado al horno

En todas las comidas de Navidad se pueden tomar buenos vinos españoles, y también brindar con cava o con champán, sobre todo con los postres, con los turrones y los mazapanes, haciendo entonces brindis por la buena salud, el amor y la buena suerte.

Este tipo de fórmula es muy usada en las felicitaciones navideñas. Una expresión directa como:

  

•Feliz Navidad

•Felices Pascuas

•Felices Navidades

•Felices Fiestas 

•Buenas fiestas


Y la expresión de un deseo que acompaña a la fórmula invariable, y que puede adoptar diversas formas, este deseo, como en:


•Que lo pases en grande

•Que pases unas buenas Fiestas

•Que te encuentres a gusto con la familia


Usando estas frases de expresión de deseos, empezadas con “que” y seguidas de subjuntivo, tal y como hemos trabajado en varios podcasts anteriores.

Venga, repasemos las fórmulas de felicitación de la Navidad:


•Feliz Navidad

•Felices Pascuas

•Felices Navidades

•Felices Fiestas 

Buenas fiestas (sobre todo en Cataluña, ésta última)


Muchas veces, se añade la felicitación para el Año Nuevo:


•Feliz Navidad y Próspero Año Nuevo

•Felices Navidades y Buen Año

•Felices Fiestas y buena entrada de Año

Feliz Año Nuevo (pasada ya la Navidad, a partir del 28 ó 29 de diciembre)


Y en la expresión de nuestros deseos, caben todo tipo de fórmulas lingüísticas o expresiones propias de estas fiestas:


•Que paséis unas Buenas Fiestas (muy usado).

•Que paséis una Feliz navidad.


Por escrito solemos decir más cosas, como por ejemplo:


•Que la Paz y la Alegría reinen en tu hogar.

•Que la Navidad haga tus sueños realidad.

•Que el Año Nuevo esté lleno de ilusión y proyectos para ti.

•Que pases una Feliz Navidad en compañía de los tuyos (los tuyos son tus seres queridos, tu familia y amigos).

•Que en el próximo año puedas realizar todas tus metas (cumplir todos tus objetivos).

•Te deseo mucha felicidad a ti y a toda tu familia.

•Os deseamos una muy Feliz Navidad de todo corazón.

•Paz y Amor a toda la gente de buena voluntad.

•Te deseo Paz, Amor y Felicidad en estas fiestas navideñas. A ti y a los tuyos. Son los sinceros deseos de un amigo de verdad.

•Mis mejores deseos para ti y tu familia en esta Navidad. Y que el Año Nuevo os traiga salud, bienestar, alegría y prosperidad.

•Que disfrutes de una Feliz Navidad y que todos los probemas de este año queden atrás y no vuelvan. Feliz Navidad y Próspero Año Nuevo.


También hay gente que envía mensajes divertidos, como:


  • Que este año encuentres la salud, el amor, el dinero y la felicidad. Y si no los encuentras, búscalos en Google.
  • El Departamento de Atención al Cliente de la Navidad te comunica que has pedido regalos por encima de tus posibilidades. Inténtalo de nuevo el próximo año, cuando termine la crisis.
  • Este año, de amor y paz, nada de nada. En la comida de Navidad voy a insultar a mis suegros y a mis cuñados tanto como pueda.
  • Con la crisis sólo puedo felicitar a uno de mis amigos Te he elegido a ti porque eres el más feo y antipático de todos y nadie se va a acordar de ti. Feliz Año, tío.
  • Es la nota de humor de la navidad. La gente es muy imaginativa y los españoles son expertos en aplicar el humor a las situaciones más serias.



Bueno, en primer lugar, unas breves palabras sobre el villancico. “Villancico” se deletrea así: v  i  l  l  a  n  c  i  c  o. Un villancico es una canción tradicional popular propia de la Navidad, en la actualidad, y propia  también de las lenguas española y portuguesa, cantada en toda la Península Ibérica y toda Latinoamérica, y cuya máxima época de creación y esplendor se sitúa entre los siglos XV y XVIII.

Parece ser que al principio eran canciones paganas, sin motivos religiosos, pero que posteriormente los fueron incluyendo y empezaron a cantarse en las iglesias y con mucha mayor frecuencia en el periodo navideño. En la actualidad, como os decía, solo se cantan durante la Navidad.

Antiguamente había un cantante solista que cantaba las estrofas (las llamadas “coplas”), acompañado por un coro de voces que iba cantando el estribillo, la  parte que se repite.

Los villancicos están basados en formas poéticas muy básicas y con estructuras rítmicas muy fáciles de reproducir y muy arraigadas en las canciones populares de celebración. 

Un dato curioso que hay que saber es que, en un principio, antíguamente, el villancico cantaba -fijaos- temas satíricos, temas de humor que ridiculizaban algo o a alguien, temas críticos con el poder, etc. De hecho, la palabra “villancico” se deriva del nombre que se le dio a las canciones populares cantadas por los “villanos” (villannnncico-villannnnos) o habitantes de una villa (un pueblo). Canciones que solían cantar los campesinos y los habitantes de las antiguas villas en las celebraciones y que, como ya hemos dicho, no trataban sobre temas religiosos.

Los primeros villancicos trataban fundamentealmente sobre temas locales, de la villa, así como podían ser canciones amorosas, críticas, sátiras y burlas. En este tiempo eran polífonicos, es decir, se cantaban a varias voces.

Entrado el siglo XVI se empiezan a componer villancicos para una sola voz y se empieza a introducir la temática religiosa. Y ya en la segunda mitad de este siglo, el clero, dándose cuenta del arraigo popular de estas canciones tradicionales, las incorpora a sus cánticos de celebración en las iglesias, eligiendo los de motivos religiosos.

Por ello, incluso hoy día, hay muchos villancicos de tema religioso; per otambién hay otros en los que se combina el tema religioso con algunas coplas llenas de humor; y algunos otros -los menos- en los que podemos encontrar letras totalmente al margen de los temas religiosos.

En el siglo XVII el villancico se ha hecho enormemente popular. Es la época de esplendor en la que se componen muchísimos villancicos y se establece cada vez más contraste entre las coplas (una voz) y el estribillo (varias voces) en su composición. Se cantaban en varias celebraciones religiosas. En el siglo XVIII quedó relegado a la Navidad y parece ser que en este periodo empezó su declive.

En los países de habla inglesa, el mismo fenómeno musical y poético recibe el nombre de Christmas Carol ; “carol” era el baile popular no litúrgico cantado y bailado en celebraciones como el final de la cosecha o también la Navidad. Se cantaban de puerta en puerta y se pedía una pequeña aportación económica a quienes escuchaban el villancico. También aquí en España se celebraba esta tradición, y se pedía el famoso “aguinaldo” (la pequeña aportación económica se llamaba “el aguinaldo”) de puerta en puerta, cantando villancicos.

El villancico ha llegado hasta nuestros días como una canción tradicional popular de contenido eminentemente religioso, asociado  a la celebración de la Navidad en la Península Ibérica (España y Portugal) y en la práctica totalidad de los Países Latinoamericanos, en los que hay una cultura amplia y rica de este tipo de canción de celebración.

Vamos a conocer uno de los más populares:


- Ande, ande, ande, la Marimorena


Y la letra dice:


Ande, ande, ande, la marimorena 

Ande, ande, ande, que es la Nochebuena 

Ande, ande, ande, la marimorena 

Ande, ande, ande, que es la Nochebuena. 


En el portal de Belén hay estrellas, sol y luna,

la Virgen y San José, y el Niño que está en la cuna.

Todos le llevan al Niño, yo no tengo que llevarle, 

le llevo mi corazón que le sirva de pañales. 


Ande, ande, ande, la marimorena 

Ande, ande, ande, que es la Nochebuena 

Ande, ande, ande, la marimorena 

Ande, ande, ande, que es la Nochebuena.


Esta noche es Nochebuena y mañana es Navidad. 

Dame la Bota María que me voy a emborrachar.

Y si quieres comprar pan más blanco que la azucena, 

en el portal de Belén la Virgen es panadera. 


Ande, ande, ande, la marimorena 

Ande, ande, ande, que es la Nochebuena 

Ande, ande, ande, la marimorena 

Ande, ande, ande, que es la Nochebuena. 


Ande, ande, ande, la marimorena 

Ande, ande, ande, que es la Nochebuena 

Ande, ande, ande, la marimorena 

Ande, ande, ande, que es la Nochebuena. 


En el portal de Belén hay una piedra redonda 

Donde cristo puso el pie para subir a la gloria. 

Pastores venid venid para ver lo nunca visto,

en el portal de Belén, el nacimiento de Cristo. 


Ande, ande, ande, la marimorena 

Ande, ande, ande, que es la Nochebuena 

Ande, ande, ande, la marimorena 

Ande, ande, ande, que es la Nochebuena.


Ande, ande, ande, la marimorena 

Ande, ande, ande, que es la Nochebuena 

Ande, ande, andees una forma de deseo, en subjuntivo. En lugar de “anda, anda,...”, pues “ande, ande, ande”: que funcione, que vaya, que siga, del verbo andar.

La palabramarimorenaparece tener su origen, según se cuenta, en el nombre de una tabernera del siglo XVI, llamada María Morena (Marimorena) que poseía una taberna en la que se servía un vino bastante malo y peleón a los clientes habituales; sin embargo, el buen vino se reservaba para servirlo a los clientes nobles o adinerados que visitaban la taberna. Un día, un cliente se enfadó muchísimo al probar aquel vino tan malo que se servía y reclamó que le sirvieran un buen vino, el mismo que a los nobles. Parece ser que Marimorena se negó en redondo y allí se armó una trifulca que acabó en una sonada pelea. Y desde entonces, armarse la marimorenaes sinónimo de desatarse una gran pelea, armarse una enorme trifulca, organizarse un jaleo imponente, enzarzarse en una violenta riña entre unos y otros, o liarla parda, que también se dice así -y me encanta.

Parece ser que en ese estribillo se jalea, se anima a organizar un gran alboroto porque es Nochebuena, a cantar y a montar jaleo porque es una gran fiesta. Mirad, yo no sé si es el verdadero origen de la expresión, pero no hay muchos más para contrastar.

Bueno, ahora la cantamos, evidentemente juntos, contigo. Anímate, que este villancico no es tan difícil. Y además, si te lo sabes, quedarás muy bien con esa familia española con la que quieres cantar villancicos esta navidad, o sorprenderás a tus compañeros de clase de español cantándola bien, o simplemente disfrutarás de uno de los villancicos más conocidos en los países de lengua hispana para celebrar la Navidad.

Cantemos todos juntos y escuchemos también una versión de Youtube.


**************************




Queridas amigas y queridos amigos, os deseo a todos una muy feliz Navidad en compañía de vuestra gente, vuestros familiares, y vuestros amigos. Que estéis bien de salud y que podáis disfrutar de estas fiestas con bienestar y alegría. Como siempre, os lo deseo de corazón. Un fuerte abrazo con mi cariño y mis mejores deseos. 

En enero continuaremos con nuevos podcasts que ya estamos diseñando, con mucha gramática, con mucho nuevo vocabulario, con diálogos reales como los que escuchamos en la calle, y con temas que sean verdaderamente interesantes para que sigáis motivados y podáis seguir progresando con vuestro español, y disfrutando con ello.

Nos vemos prontito y con muchas ganas de seguir ampliando y enriqueciendo nuestro español.


Español Podcast diciembre 2016

*******************************


 © Spanishpodcast, 2007-2017