Cine al aire libre

 


Cine al aire libre


Hello and welcome to Spanishpodcast. I am Mercedes speaking to you from Barcelona. In our 95th (Open Air Cinema) Montse and Luis are spending their fifteen days of hollidays in the Montse´s familiar house in Barcelona. Her parents are traveling and they can enjoying comfortably the appartement. August is being terribly hot, like every year. On the morning they are going to the beach and in the evening they want to make open-air activities .


Hola queridos amigos y bienvenidos a Español Podcast. Soy Mercedes y os hablo desde Barcelona. En nuestro capítulo nº 95   (Cine al aire libre) Montse y Luis están pasando quince días de vacaciones en casa de la familia de Montse, en Barcelona. Sus padres están de viaje y tienen la casa para ellos solos. Agosto está siendo muy caluroso, como cada año. Por la mañana, se van a alguna de las playas de La Barceloneta y por la noche salen. Hoy hace un calor sofocante. Montse y Luis buscan alguna actividad de ocio al aire libre.



Montse : -No puedo más con este calor. Y el ventilador no hace más que remover el aire caliente.

Luis : -Pues pon el aire acondicionado, para eso está.

Montse : -Es que ayer me cogí anginas con el aire acondicionado. Además, estoy hasta el moño de estar entre cuatro paredes.

Luis : -¿Sabes lo que haremos? Buscar algo divertido al aire libre para esta noche.

Montse : -¿Como qué?

Luis : -Oye, en Barcelona tenéis un montón de sitios donde hay cine al aire libre.

Montse : -Toma el periódico y mira tú la cartelera.

Luis : -Sí, señora, a sus órdenes. A ver, hay varias alternativas. Por ejemplo, en el foso del Castillo de Montjuic ponen una superpantalla de 14 metros. Es un espacio enorme lleno de césped. A las 9 hay música y a las 10 ponen la peli. ¡Ay qué chulo! Esta noche dan El Hombre Mosca.

Montse : -¿Y dónde te sientas?

Luis : -En el césped. Ah, mira, también puedes alquilar una hamaca por 3 euros.

Montse : -¡Genial! Me gusta la idea, ¿hay más propuestas?

Luis : -Sí, también podemos ir al CCCB, en el patio ponen sillas y hamacas. Es cine experimental.

Montse : -Vale, ya van dos, Montjuic y el Centro de Cultura Contemporánea. Sigue, sigue, me encanta lo del cine a la fresca.

Luis : -Hostia, qué guay, también podemos ir al Puerto, coger una Golondrina y hacer un crucero nocturno mientras vemos una de cine mudo acompañada de música real de piano. Con derecho a una consumición son 28 euros, mmmm…Un poco caro, ¿no?

Montse : -Oye, no seas rácano, un día es un día. Te haces a la idea de que has ido a cenar fuera y listo.

Luis : -Mira, también dan pelis en los jardines de L´Illa, 2 euros la entrada y 2 la hamaca. Y además te puedes comprar la cena en uno de los restaurantes del recinto.

También hay pelis de terror en las Cocheras de Sants y la entrada es gratuita.

Montse : -¿Qué, nos decidimos?

Luis : -Espera, espera, hay más sitios, pero este también me gusta: música y cine en aquella plaza tan guapa del Pueblo Español, la del Baluarte; con hamaca, bebida y tapa gratis de sushi, cinco euros. Y si quieres cenar, pagas un poco más y bandejita de sushi bajo las estrellas.

Montse : -¡Qué difícil decidir!

Luis : -No para mí, me apetece un montón ir al Pueblo Español contigo, ver una buena peli, tomar una copa y cenar un poco de sushi.

Montse : -Pues yo, contigo, al fin del mundo….bueno, a Montjuic de momento. Esto del cine a la fresca me parece lo más.


* * *



Ya estamos en pleno verano. Algunos días hace un calor sofocante, mucho calor, y sólo apetece ir a la playa, bañarte en la piscina, tomar cosas frescas, estar en sitios con aire acondicionado y salir con el fresco de la noche a tomar algo, a pasear y a recuperarte del agobiante calor diurno.


Por eso Montse se queja y por eso dice:


- No puedo más con este calor


Una forma muy común de quejarnos de algo, diciendo:


- No puedo más con (esto o con aquello)


Lo usamos constantemente cuando estamos hartos de algo y no lo soportamos más. Como:


- No puedo más con esta tensión, o hablamos claro o la situación se hará insostenible


O:


- No puedo más con este dolor de cabeza, necesito algo que me lo pase


O:


- No puedo con mi alma, estoy agotada


Etc. 


Se puede decir:


- No puedo con esta situación, es insoportable

- No puedo más con esta situación, estoy al límite

- No puedo más, esta situación es insoportable para mí


Fijaos bien en las diversas formas que adopta en la frase.


Montse se queja de que el ventilador no refresca, no proporciona fresquito, ni un poco de frío; lo único que hace es remover el aire caliente. Remover es agitar, mover una y otra vez. Y el ventilador, ¿sabéis qué es? Seguro que sí: es ese típico aparato que remueve el aire de un sitio mediante unas aspas que giran y giran y giran...agitando el aire. A veces da un poco de fresquito, pero cuando hace mucho calor, no es muy efectivo.



Por eso Luis le sugiere que ponga el aire acondicionado, el aparato que genera frío artificial y que sí enfría el ambiente. Y añade:


- Para eso está


Decimos esta frase: “Para eso está” cuando señalamos la función específica de algo, en este caso, la de enfriar el aire, dar frío.


Por ejemplo, decimos:

- ¿Que te duele la cabeza? Pues tómate una aspirina, para eso está (se sobrentiende: la aspirina sirve justo para eso, para pasar el dolor de cabeza)

O:

- Si ese sitio está lejos y no hay autobús, toma un taxi, para eso están (los taxis están exactamente para transportarte a un lugar al que no puedes ir de otra forma)


Pero Montse le dice que el aire acondicionado le provoca anginas. Tener anginas es tener las amígdalas inflamadas, la garganta irritada y dolorida, el interior de la garganta. Ella dice:


- Es que ayer cogí anginas con el aire acondicionado


En español decimos que las anginas se cogen, se pillan:


- Me he cogido unas anginas de caballo

O:

- Menudas anginas me he pillado, me duele mucho la garganta


Pero, a ver, a ver, …¿por qué Montse empieza la frase diciendo “es que…”?


- Es que ayer cogí anginas con el aire acondicionado


Amigas y amigos, esto es importantísimo: que aprendáis a detectarlo en una conversación, porque cuando oigáis que alguien contesta a lo que se ha dicho antes, con una frase que empieza por “es que…”, es como decir “pero…”; exactamente, es como decir: “Lo haría, pero..”. En este caso sería:


- Me gustaría poner el aire acondicionado, pero no puedo porque ayer me provocó anginas


“Es que…” es una forma suave de decir que no a algo, o de oponerse a lo que el otro te acaba de decir. Por ejemplo:


- Oye, Ricardo, ¿podrías dejarme tu coche para el fin de semana?

- Es que María y yo nos vamos al campo

Sería: “Te lo dejaría con gusto, pero no podrá ser porque María y yo nos vamos de viaje”


O:


- Señorita, ¿podría darme unos folletos turísticos de Barcelona?

- Es que se nos han terminado…Si quiere, puedo informarle yo misma

Sería: Le daría esos folletos si los tuviera, pero se nos han terminado y no puedo dárselos (es que se nos han terminado)


No lo perdáis de vista porque lo usamos constantemente, pero es muy fácil que te pase desapercibido.


Montse sigue diciendo:


- Estoy hasta el moño de estar entre cuatro paredes


“Estar hasta el moño” de algo es esta harto de ello, no soportarlo más. Y para expresar que está harta de estar en casa o en locales cerrados con aire acondicionado, dice que está harta de estar entre cuatro paredes. Las paredes son los muros, los cuatro tabiques laterales que delimitan una habitación. Pues cuando estás cansado de estar en lugares cerrados, sueles decir:


- Estoy harto de estar entre cuatro paredes


Luis lo ve claro, tienen que buscar alguna actividad de ocio, de entretenimiento, al aire libre.


- Al aire libre


Quiere decir en espacios abiertos, a la intemperie;  estar en espacios grandes donde puedes mirar a lo lejos o ver el cielo.

Luis ha visto unos carteles en las calles de Barcelona en los que se anuncian sesiones de cine al aire libre, en espacios de la ciudad habilitados para que el público pueda ver películas sin ir necesariamente a una sala cerrada, a un cine convencional.

Montse le pasa el periódico para que mire la cartelera.

La cartelera es la sección del periódico donde se anuncian los cines, las películas, los teatros y otros espectáculos de ocio, cultura y entretenimiento.

Luis dice que hay varias alternativas de cine al aire libre, varias propuestas entre las que elegir. La primera es el cine al aire libre que se hace en el Foso del Castillo de Montjuic. Montjuic es una de las montañas que rodean Barcelona. Ofrece muchas cosas para hacer en verano, con el buen tiempo, y una de ellas es la proyección de películas por la noche, en el llamado Foso del Castillo. El Castillo de Montjuic fue propiedad militar hasta poco, pero Barcelona lo recuperó para uso y disfrute ciudadano. Ahora, El Foso (la parte más honda de la fortaleza) es un fantástico espacio lleno de césped, de hierba, donde se hacen muchas actividades para que la gente disfrute.

Se ha colocado una enorme pantalla en la que proyectar las películas y si vas a las nueve de la noche, puedes disfrutar de un concierto de música al aire libre; si vas a las 10, podrás ver una peli.


Montse, pragmática, pregunta:


- ¿Y dónde te sientas?


Y Luis, realista, dice.


- En el césped


Te sientas en la hierba. Pero rectifica porque acaba de ver que también se pueden alquilar hamacas por tres euros.

Alquilar es pagar por un tiempo limitado de uso. Se alquila un piso, se puede alquilar un traje de etiqueta, o puedes alquilar una hamaca en la playa o en un cine al aire libre. Lo que alquilas no lo adquieres, no es de tu propiedad. Alquilas algo, pagas por ello, lo usas por un tiempo y luego lo devuelves.

Y una hamaca…, ¿qué es una hamaca? Pues un tipo de silla hecha con una lona sujeta a una armadura de madera. La estructura de madera es como una tijera plegable. Cuando te sientas, estás semitumbado. Hay hamacas en las playas, en las terrazas de las casas, o en los cines al aire libre de Barcelona. En español, también se llaman “tumbonas” porque te tumbas sobre ellas. Hamaca y tumbona se usan indistintamente.


Luis sigue informando a Montse de las propuestas que va viendo en el periódico: también hay cine al aire libre en el patio del Centro de Cultura Contemporánea, donde hay sillas y hamacas para ver cine experimental.


Y Montse dice:


- Ya van dos (propuestas). Sigue, sigue, me encanta lo del cine a la fresca.

En este caso:


- Cine a la fresca


Es lo mismo que:


- Cine al aire libre (durante la noche, con una temperatura fresca)

O:

- Cine a la intemperie

O:

- Cine al fresco


Son la misma idea, cine en espacios abiertos, por la noche, con una temperatura más suave que durante el día, un ambiente menos caluroso, más fresco. “Fresco” puede ser un adjetivo (aire fresco, agua fresca), o formar parte de locuciones como éstas:


- Estar al fresco

- Ponerse a la fresca

- Me voy a la terraza a tomar el fresco

- Salgo al jardín, necesito ponerme a la fresca


Que es estar en un sitio con una temperatura muy agradable, poco calurosa, con un poquito de frío, sólo un poquito, el justo para estar a gusto, para no pasar calor.


Luis ve otra de las opciones que te ofrece el cine al aire libre en Barcelona: Las Golondrinas, nombre de los barquitos turísticos que te ofrecen un viaje de un par de horas por aguas del Puerto de Barcelona.

La Golondrinas proponen un pequeño crucero nocturno para disfrutar de una película al fresco, deslizándose suavemente sobre el agua. Ponen pelis de cine mudo, con música en vivo de un piano real que viaja en el barco, y con derecho a una consumición, es decir, que en el precio entra una bebida, un refresco o similar. 

A Luis le parece un poco caro el precio de Las Golondrinas, pero Montse no está de acuerdo, por eso le dice:


- No seas rácano


Rácano” quiere decir tacaño, agarrado, que te cuesta gastar dinero aunque merezca la pena.


Montse añade:


- Un día es un día


Es decir, no te vas todos los días a ver cine en Las Golondrinas; lo haces una noche como algo exótico, especial y diferente.


Le dice:


- Te haces a la idea de que has ido a cenar fuera


O sea: piensa que es como salir a cenar, el mismo precio, pero hacemos algo completamente diferente, algo especial e insólito.


Montse quiere tomar una decisión ya, pero Luis aún le dice que hay dos últimas propuestas, una de las cuales se hace también en Montjuic, en el llamado Pueblo Español, un recinto con reproducciones arquitectónicas -a escala- de muchas ciudades españolas. Hay una inmensa plaza central llamada El Baluarte y en ella, todos los veranos, hay muchos espectáculos al aire libre: conciertos musicales, funciones teatrales y también cine. Por cinco euros, tienes hamaca, una bebida, una tapa de sushi y la película. Después, mucha gente se pide algo más para cenar, e incluso un plato más grande de sushi para degustarlo durante la proyección.

A Luis le ha encantado esta opción y Montse dice que se va con él al fin del mundo, bueno, esta noche, al Pueblo Español de Montjuic, a cenar sushi, a tomarse un par de copas y a ver una buena película, porque:


- Esto del cine a la fresca me parece lo más


“Lo más” lo usa la gente joven para decir que algo es el tope, lo mejor. ¡Mmm! Es un plan realmente sugerente, ¿verdad?


Bueno, escuchemos de nuevo el diálogo entre Luis y Montse, ahora lo entenderéis todo, todo:



Montse : -No puedo más con este calor. Y el ventilador no hace más que remover el aire caliente.

Luis : -Pues pon el aire acondicionado, para eso está.

Montse : -Es que ayer me cogí anginas con el aire acondicionado. Además, estoy hasta el moño de estar entre cuatro paredes.

Luis : -¿Sabes lo que haremos? Buscar algo divertido al aire libre para esta noche.

Montse : -¿Como qué?

Luis : -Oye, en Barcelona tenéis un montón de sitios donde hay cine al aire libre.

Montse : -Toma el periódico y mira tú la cartelera.

Luis : -Sí, señora, a sus órdenes. A ver, hay varias alternativas. Por ejemplo, en el foso del Castillo de Montjuic ponen una superpantalla de 14 metros. Es un espacio enorme lleno de césped. A las 9 hay música y a las 10 ponen la peli. ¡Ay qué chulo! Esta noche dan El Hombre Mosca.

Montse : -¿Y dónde te sientas?

Luis : -En el césped. Ah, mira, también puedes alquilar una hamaca por 3 euros.

Montse : -¡Genial! Me gusta la idea, ¿hay más propuestas?

Luis : -Sí, también podemos ir al CCCB, en el patio ponen sillas y hamacas. Es cine experimental.

Montse : -Vale, ya van dos, Montjuic y el Centro de Cultura Contemporánea. Sigue, sigue, me encanta lo del cine a la fresca.

Luis : -Hostia, qué guay, también podemos ir al Puerto, coger una Golondrina y hacer un crucero nocturno mientras vemos una de cine mudo acompañada de música real de piano. Con derecho a una consumición son 28 euros, mmmm…Un poco caro, ¿no?

Montse : -Oye, no seas rácano, un día es un día. Te haces a la idea de que has ido a cenar fuera y listo.

Luis : -Mira, también dan pelis en los jardine de L´Illa, 2 euros la entrada y 2 la hamaca. Y además te puedes comprar la cena en uno de los restaurantes del recinto.

También hay pelis de terror en las Cocheras de Sants y la entrada es gratuita.

Montse : -¿Qué, nos decidimos?

Luis : -Espera, espera, hay más sitios, pero este también me gusta: música y cine en aquella plaza tan guapa del Pueblo Español, la del Baluarte; con hamaca, bebida y tapa gratis de sushi, cinco euros. Y si quieres cenar, pagas un poco más y bandejita de sushi bajo las estrellas.

Montse : -¡Qué difícil decidir!

Luis : -No para mí, me apetece un montón ir al Pueblo Español contigo, ver una buena peli, tomar una copa y cenar un poco de sushi.

Montse : -Pues yo, contigo, al fin del mundo….bueno, a Montjuic de momento. Esto del cine a la fresca me parece lo más.

* * *


 Bien amigos, si estáis dando una vueltecita por Barcelona, ya sabéis dónde ver películas al aire libre, al fresco, o a la fresca, dónde cenar si os apetece -mientras veis la peli- y cómo pedir las entradas o alquilar una hamaca.

Hasta pronto, saludos de lo más afectuoso. Nos vemos.



* * *



http://www.spanishpodcast.org

info@spanishpodcast.org


 


 © Spanishpodcast, 2007-2017