¿Vacaciones o no vacaciones?

 


¿Vacaciones o no vacaciones?



Hello and welcome to Spanishpodcast. I am Mercedes speaking to you from Barcelona. In our 96th episode (Hollidays or not hollidays?), in the our five friend´s appartement only Alejandra, Luisa and Coral stay there. Montse and Luis traveled for two weeks in Barcelona; and Pilar is going to travel with her brother Paco and with the Paco´s boyfriend, Jorge. They are going to Jorge´s village to spend 15 holliday days.

Alejandra, Luisa and Coral don´t have much money to travel but they are finding the way to go with a very small budget.

Hola queridos amigos y bienvenidos a Español Podcast. Soy Mercedes y os hablo desde Barcelona. En nuestro episodio nº 96 (¿Vacaciones o no vacaciones?), en el piso de nuestras cinco amigas, sólo quedan Alejandra, Luisa y Coral. Montse está con Luis, en Barcelona; y Pilar se va dos semanas con su hermano Paco y con el novio de éste, Jorge, al pueblo a pasar 15 días.

Alejandra, Luisa y Coral tienen poco dinero para vacaciones, pero están buscando la manera de ir a algún sitio con un presupuesto mínimo.



Coral : - ¿Hacemos o no hacemos vacaciones? Ya lo sé, ya lo sé, tenemos poca pasta, pero no me resigno a quedarme en Madrid todo el verano sin hacer una escapadita.

Luisa : -A mí me pasa lo mismo, pero podríamos montarnos algo baratito las tres juntas, ¿no?

Coral : -Claro, ¿por qué no miramos dos o tres agencias de viajes y vemos qué tipo de ofertas hay?

Alejandra : -Creo que tengo una solución mucho mejor.

Coral : -¿Ah, sí? Pues…¡ilumínanos!

Alejandra : -La forma más barata de viajar es buscando en sitios web dedicados a viajes de bajo presupuesto. Hay muchos totalmente fiables, como “muchoviaje”, “viajesbajo100”, “atrápalo”, “rumbo”, “edreams”, “comoviajar”, “viajarabajoprecio” o “ebookers”.

Luisa : -Y...¿cómo funciona?

Alejandra : -Pues fácil. Primero hay que registrarse en la web. Después, dar los datos de una tarjeta de crédito para cargar los gastos después de reservar, o sea, hacer un prepago. Y luego decir qué quieres: eliges un destino, dices cuántas personas viajarán, el número de días y el presupuesto máximo del que dispones. Y en una hora, vía email, te dicen qué viaje se adapta a tus condiciones.

Luisa : -¿Y cuál es la ventaja respecto a una agencia de viajes normal?

Alejandra : -¡El precio! Las reservas online pueden ahorrarte hasta un 70% de lo que te costaría ese mismo viaje si no lo reservas por Internet.

Coral : -¿Hasta un 70%?, ¡eso es mucha pasta!

Alejandra : -Claro, por eso mucha gente opera con Internet a la hora de viajar.

Coral : -Sigue, sigue, o sea, te envían un viaje a tu medida.

Alejandra : -Ni más ni menos.

Luisa : -¿Y cuáles serían nuestras condiciones?

Alejandra : -Hombre, lo mejor sería reducir nuestras vacaciones este año a una semana, buscar un hostal barato, y elegir un destino europeo para abaratar precios. Por ejemplo, Reino Unido; el valor actual de la libra favorece al euro.

Luisa : -Venga, entremos en uno de esos sitios web que tú conoces y miremos si hay algo que se ajuste a nuestro bolsillo.

Alenjandra : -Esperad, voy a buscar el portátil.


* * *


Pues sí, amigos, la crisis no es selectiva, la crisis afecta a todos los aspectos de la vida, incluidos los más placenteros, como las vacaciones.


Coral empieza el diálogo entre las tres amigas con la pregunta:



  • ¿Hacemos o no hacemos vacaciones?



Las vacaciones son el periodo de descanso que se hace en nuestra actividad habitual, sea ésta el trabajo o el estudio.


"Hacer vacaciones" es una forma muy corriente de hablar sobre las vacaciones en español; lo hacemos muchas veces con el verbo hacer: "hacer vacaciones":



- Yo este año hago las vacaciones en julio


O:


- ¿No haces vacaciones en verano? ¡Menuda lata!



Aunque contamos también con otros verbos usuales relacionados con el periodo de descanso, con las vacaciones, tales como:



- Tomarse unas vacaciones

("Este año me tomo un mes entero de vacaciones")


O:


- Tener vacaciones

("No, yo no tengo vacaciones en Navidad")


O:

- Irse de vacaciones

("Sí, sí, nos vamos todos juntos de vacaciones")


O:

- Pasar las vacaciones

("Mi familia y yo pasaremos las vacaciones en la Costa")




Luisa, Coral y Alejandra están charlando sobre el poco dinero que pueden dedicar a las vacaciones y sobre si van a poder hacerlas, o no: "¿Hacemos o no hacemos vacaciones?"



Luisa, adelantándose a lo que dirán sus amigas, anticipa ella misma:



- Ya lo sé, ya lo sé, tenemos poca pasta, pero no me resigno a quedarme en Madrid todo el verano sin hacer una escapadita.



Que es:


- Ya sé lo que vais a decirme, que tenemos poco dinero, lo sé, lo sé


- Pero...


Hay un "pero",  una objeción, un desacuerdo con lo que acaba de decirse:



- Pero no me resigno a....



Frase que usamos para decir que no nos conformamos con algo, que no nos sometemos a la adversidad.

En esta frase, la consecuencia lógica de que hay poco dinero, sería: bueno, pues este año no hay vacaciones. Pero no, nuestra amiga Coral ya lo sabe que están a dos velas, pero aún y así, no se resigna a no hacer vacaciones, no se conforma con quedarse todo el verano en Madrid, no se resigna a quedarse sin vacaciones.



Otros ejemplos:



- No encuentro trabajo de mi especialidad, pero no me resigno a quedarme en el paro, buscaré lo que sea.


O:


- Marta y yo llevamos un tiempo de desencuentros, pero no me resigno a perderla, seguiré luchando para que todo funcione




Coral le llama "hacer una escapadita". Una escapada es una salida generalmente corta que hacemos para descansar del trabajo habitual. Su diminutivo, "escapadita", se dice mucho para expresar que hacemos un viaje muy cortito, o una salida muy breve, pero que puede estar muy bien para descansar, para cambiar de aires y para divertirnos un poco, aunque sea brevemente. Se dice:



- Hacer una escapadita



- Este fin de semana hacemos una escapadita a la Sierra. Tenemos que descansar un poco de tanto estrés.



O:


- Llevamos seis meses trabajando sin interrupción. Necesitamos una escapadita de tres o cuatro días para recuperar energía.




Luisa, para decir que está en la misma situación que Coral, dice:


- A mí me pasa lo mismo

- A mí me pasa lo mismo -que a Coral-

- Estamos en las mismas



Y sugiere, con nuestro condicional de "poder":



- Podríamos montarnos algo baratito las tres juntas, ¿no?



En este caso, "montar" algo es organizar algo, una escapadita en este caso. Aquí, montar, es planificar, organizar.

Se refiere a organizar algo, un viaje, una escapada, lo más barata posible, "baratita" (con el diminutivo) y hacer una pequeña salida o un viaje breve las tres amigas juntas. 


La cosa se va animando, las tres quieren encontrar algo, aunque sea breve, unas mini-vacaciones, baratitas desde luego, pero algo, no quedarse en la ciudad todo el verano. Por eso Coral propone mirar (consultar, preguntar) unas cuantas agencias de viaje y ver qué ofertas tienen.


Una agencia de viajes es una empresa privada que hace de intermediario entre un cliente y todos los servicios relacionados con los viajes: billetes de avión, de tren, cruceros, estancia en hoteles, viajes nacionales o extranjeros, paquetes vacacionales (viajes de vacaciones con desplazamiento, hoteles y salidas), etc. etc.


Las agencias de viajes tienen ofertas en sus productos, es decir, precios reducidos dependiendo de muchas cosas: la crisis económica, los destinos donde hay más casos de gripe A, las fechas de contratación del viaje, etc.



Pero Alejandra dice que tiene una solución mucho mejor. Y Coral usa una expresión que ahora se dice mucho:



- ¡Ilumínanos!



Que quiere decir: muéstranos tu sabiduría, comparte con nosotras tu información, pon luz en mitad de las sombre, ilumínanos. 



Y Alejandra les dice que la forma más barata de viajar hoy día, en la actualidad, es buscar (opciones) en sitios web, sitios web que están dedicados a viajes de bajo presupuesto.


Recordaréis que "presupuesto" significa la cantidad de dinero que tú calculas que necesitarás para algo. Tú piensas: tengo X dinero ahorrado para vacaciones, por lo tanto, mi presupuesto para las vacaciones es X. Sabes por anticipado lo que tienes y sabes que no puedes gastar más. 



Por eso Alejandra habla de sitios web dedicados a viajes de bajo presupuesto, es decir, que los cálculos que te hacen para un viaje siempre miran posibilidades económicas, baratas.



Alejandra dice que hay muchos sitios web fiables, en los que puedes tener confianza, porque son serios y controlan la seguridad de los datos de sus clientes.



Luisa pregunta que cómo funciona, cómo se hace esto de entrar a un sitio web para contratar un viaje. Alejandra dice que es fácil:




- Primero, hay que registrarse




A ver, ¿con qué asociáis "registrarse"?, ¿qué significa? Pues en este caso es dar algunos datos sobre ti mismo que te identifiquen, que permitan contactar contigo (email, por ejemplo) y que permitan cobrarte los gastos de una reserva de viajes y hoteles, por ejemplo.


Te registras también cuando vas a un hotel, das tus datos personales y usas una de tus tarjetas bancarias, una VISA.


Por eso Alejandra dice que, en algunas webs, cuando realmente vas a pedirles un servicio, tienes que identificarte porque ellos se van a poner de inmediato a trabajar para ti.


Después:


  • Darás los datos de tu tarjeta de crédito, para que puedas pagar los gastos de la reserva de tus desplazamientos y hotel desde esa cuenta bancaria.



Este pago por adelantado es lo que se conoce como prepago, o pago previo por reservar una serie de servicios. Tú anticipas el importe de lo que consumirás después (sean viajes, hoteles, billetes de avión, cenas o excursiones). Tu VISA normal se convierte en una tarjeta de prepago en el momento en que pagas una reserva de algo que usarás después. 



Después, dices para cuántas personas es el viaje, cuántos días durará, qué destino (qué lugar) has elegido y cuál es el presupuesto máximo del que dispones.



El presupuesto máximo no quiere decir que sea grande, sino que tiene un límite: lo máximo que me puedo gastar son 300 euros en mis vacaciones. Pues trescientos euros es el máximo presupuesto del que dispongo, es el límite de lo que puedo gastarme.




Alejandra explica que das esos datos y que en una hora, al cabo de una hora, te envían una propuesta con el viaje que se adapta a tus condiciones.





Tus condiciones eran:


  • el destino
  • el número de días
  • el número de personas 
  • el presupuesto máximo. 


La respuesta del sitio web se adapta a tus condiciones, es decir, te ofrece un viaje que respeta todas tus condiciones.



Luisa pregunta cuál es la ventaja de hacerlo así, respecto a hacerlo con una agencia de viajes convencional, cuál es la mayor utilidad o conveniencia de hacerlo por Internet. Y Alejandra no duda en contestar rotundamente:

  



- ¡El precio!




El precio es el valor monetario de algo, lo que cuesta un servicio en dinero, el coste.



Alejandra les dice que cuando reservas estos servicios online, por internet, puedes ahorrarte hasta un 70% de lo que te costaría por otras vías. 


Ahorrarte, en este caso, es economizar dinero, evitar un gasto mayor y pagar menos: te ahorras un porcentaje importante (hasta un 70%) que pagarías con otro tipo de servicios.



Las reservas online abaratan mucho determinados servicios. 




Reservar es dejar algo guardado y comprometido para usarlo después: reservas una habitación de hotel, o resevas las entradas de un espectáculo, o reservas un paquete de vacaciones por internet, o reservas unos billetes de avión, etc. Se dice igualmente "reservar" o "hacer una reserva", por eso cuando llegas al hotel pueden decirte:



- ¿Ha reservado habitación?


O:


- ¿Tiene reserva de habitación, por favor?


O:


- ¿Ha hecho una reserva previamente?




Coral está de acuerdo en que un ahorro de hasta un setenta por ciento es mucha pasta, es mucho dinero. Y a Coral le parece genial que te hagan un viaje a tu medida, que te organicen un viaje con arreglo a tus condiciones, teniendo en cuenta tus datos y peticiones.



Las tres están de acuerdo en que las vacaciones de este año no pueden durar tanto como otro años, ni un mes ni veinte días; este año será una semanita, ...¡y gracias! Buscarán un hostal en lugar de un hotel, porque un hostal suele ser más barato. Finalmente elegirán un destino en Europa, no pueden permitirse viajes de más envergadura. Por ello piensan en Reino Unido, país en el que el valor de la libra e estos momentos favorece al euro, es decir, con menos euros, compramos más allí. Siempre había sido al revés, así que, ahora que las cosas están como están, hay que aprovechar para visitar el país y mejorar el inglés.



Nuestras tres amigas están entusiasmadas. Con la información que les ha dado Alejandra, se ven capaces de buscar un viaje a su medida, ajustado a su precario presupuesto, ajustado a su bolsillo...¡Pero viaje al fin y al cabo! Una semanita de vacaciones en algún lugar de Europa, no está nada mal, está genial,...¡Venga, a por el portátil y a por ello! La crisis no va a poder con nosotros...no tanto, al menos,...




Escuchemos ahora el diálogo entre nuestras amigas e intentemos comprender y fijar el máximo posible de palabras y expresiones, ahora que ya podemos entenderlo prácticamente todo:





Coral : - ¿Hacemos o no hacemos vacaciones? Ya lo sé, ya lo sé, tenemos poca pasta, pero no me resigno a quedarme en Madrid todo el verano sin hacer una escapadita.

Luisa : -A mí me pasa lo mismo, pero podríamos montarnos algo baratito las tres juntas, ¿no?

Coral : -Claro, ¿por qué no miramos dos o tres agencias de viaje y vemos qué tipo de ofertas hay?

Alejandra :-Creo que tengo una solución mucho mejor.

Coral : -¿Ah, sí? Pues…¡ilumínanos!

Alejandra :-La forma más barata de viajar es buscando en sitios web dedicados a viajes de bajo presupuesto. Hay muchos totalmente fiables, como “muchoviaje”, “viajesbajo100”, “atrápalo”, “rumbo”, “edreams”, “comoviajar”, “viajarabajoprecio” o “ebookers”.

Luisa : -¿Cómo funciona?

Alejandra :-Pues fácil. Primero hay que registrarse en la web. Después, dar los datos de una tarjeta de crédito para cargar los gastos después de reservar, o sea, hacer un prepago. Y luego decir qué quieres: eliges un destino, dices cuántas personas viajarán, el número de días y el presupuesto máximo del que dispones. Y en una hora, vía email, te dicen qué viaje se adapta a tus condiciones.

Luisa : -¿Y cuál es la ventaja respecto a una agencia de viajes normal?

Alejandra :-¡El precio! Las reservas online pueden ahorrarte hasta un 70% de lo que te costaría ese mismo viaje si no lo reservas por Internet.

Coral : -¿Hasta un 70%?, ¡eso es mucha pasta!

Alejandra :-Claro, por eso mucha gente opera con Internet a la hora de viajar.

Coral : -Sigue, sigue, o sea que te envían un viaje a tu medida.

Alejandra : - Ni más ni menos.

Luisa : -¿Y cuáles serían nuestras condiciones?

Alejandra : -Hombre, lo mejor sería reducir nuestras vacaciones este año a una semana, buscar un hostal barato, y elegir un destino europeo para abaratar precios. Por ejemplo, Reino Unido; el valor actual de la libra favorece al euro.

Luisa : -Venga, entremos en uno de esos sitios web que tú conoces y miremos si hay algo que se ajuste a nuestro bolsillo.

Alenjandra : —Esperad, voy a buscar el portátil.



Bien amigos, esperamos que también vosotros podáis montaros vuestras vacaciones, ya sea con un presupuesto holgado, ya con uno más justito, como el de nuestras amigas. Pero, en cualquier caso, que podáis descansar un poquito de los rigores de tantos meses de trabajo y que podáis disfrutar allá donde vayáis. 

Un abrazo. Hasta prontito. Cuidaos.






* * *



http://www.spanishpodcast.org

info@spanishpodcast.org

 


 © Spanishpodcast, 2007-2017