Una americana en España



Una americana en España



Hello and welcome to Spanishpodcast. I´m Mercedes speaking to you from Barcelona. In our 82nd episode we are going to talk with Lyn, my English teacher. Lyn is from the States and she is Spanish to. She is philologist. She came to Spain and stayed in Barcelona where she has been teaching English for 37 years. She got married to a person from Madrid.

We are going to talk a while with Lyn to know her opinion about Spanish as a language, to know what process she has followed to learn this language, how she has learned to control it, what kind of Spanish structures still give her problems and what is her advice to you to improve your Spanish language.


Hola queridos amigos y bienvenidos a Español Podcast. Soy Mercedes y os hablo desde Barcelona. En nuestro episodio nº 82, vamos a charlar con Lyn, mi profesora de inglés. Lyn es norteamericana y española; filóloga de formación, vino a España y recaló en Barcelona, donde imparte clases de inglés desde hace 37 años. Está casada con un madrileño.

Vamos a hablar un ratito con Lyn para conocer su relación con el español como idioma, cuál ha sido el proceso que ha seguido en su relación con esta lengua, cómo llegó a dominarlo, qué tipo de estructuras aún se le resisten, …qué os aconseja para que progreséis mejor también vosotros con la lengua española, etc.




Mercedes : -Hola Lyn, ¿cómo estás? 

Lyn : - Muy bien, ¿y tú, Merche?

Mercedes : -Muy bien, gracias. Nosotros estamos encantados de que hayas aceptado nuestra invitación para mantener una charla en la que puedan escucharte todos los amigos de Spanishpodcast. 

Hemos querido invitarte para que nos hables de tu experiencia como persona norteamericana en tu contacto con la lengua española. Lo primero que nos gustaría saber es si tú sabías un poquito de español cuando viniste a España o, por el contrario, no tenías ni idea…

Lyn : -Pues…un poquito, pero muy, muy, muy poquito. Podía decir “¡Buenos días!” y cosas por el estilo, pero nada más. Y eso ha sido un gran error. Hubiera sido mucho mejor estudiar antes de venir para tener una base porque cuando no tienes nociones en absoluto, es muy difícil avanzar. Simplemente, estando en un sitio sin…sin seguir un curso, sin estudiarlo formalmente.

Mercedes : - De acuerdo. Y entonces, ¿cuáles fueron las primeras medidas, digamos, “de emergencia” que tomaste para introducirte en el habla del día a día, en la lengua real común hablada en la calle?

Lyn : -Bueno, yo tenía que introducirme no el habla real de la calle y en el día a día, sino en todo. Y, al principio, como yo trabajaba en un sitio donde se enseña el inglés, todos los profesores somos americanos, norteamericanos, todos hablamos el inglés; en aquella época, todo el mundo que trabajaba en la casa, los profesores y los de la secretaría y todo eso, todo el mundo sabía inglés, entonces yo estaba con el inglés todo el día y además como era el primer trimestre y todo era nuevo, los alumnos, los libros, los métodos…todo, todo, todo…, pues yo no tenía tiempo para nada, para estudiar, para nada. Yo, el primer trimestre, no aprendí nada de español…

Mercedes : -Porque estabas constantemente sumergida en un ambiente donde se hablaba inglés

Lyn : -Exacto. Y, lo poco que podía escuchar, pues con la tele o algo así, pues…no me servía de mucho. Y la gente no hablaba conmigo en castellano porque yo no hablaba, no sabía nada. Entonces, los que querían hablar conmigo, pues…hablaban en inglés. Y entonces empecé a estudiarlo y eso era muy bueno, fue muy buena idea. Empecé a estudiarlo aquí, en el Instituto, aquí, donde dábamos clases. Tenía un profesor muy bueno y seguí dos trimestres de español y luego tenía (tuve) que dejarlo porque cambiaron mi horario, pero eso me sirvió de base para luego…

Mercedes : -…empezar a lanzarte

Lyn :…-empezar a lanzarme. Y, al principio, tenía unos dolores de cabeza horrorosos porque cuando estaba con la gente y ella hablaba en…, la gente hablaba en inglés y yo intentaba escuchar y entender, la concentración era tan, tan fuerte, que acababa con dolor de cabeza, era horroroso.

Mercedes : - Sé de qué va, sé de qué va, ja ja ja…Oye Lyn, ¿tú consideras el español una lengua difícil?, ¿tú crees que…, no sé,  la gramática española es…pues más compleja que la del Inglés? Y, bueno, si es así, ¿cómo influye eso en el dominio del Español Segunda Lengua?

Lyn : -Bueno, no es más difícil que el inglés, es diferente. Todos los idiomas tienen sus pegas, sus problemas. El inglés tiene muchos y el castellano también, pero más difícil, no, no,…yo diría que no. Depende mucho del nivel que quieres adquirir. Para mí, lo más importante es comunicarme y entonces me da igual si…si tengo los verbos bien, si…si me acuerdo de si la palabra es masculina o femenina, si…, esas cosas, más o menos me da igual; si la gente me entiende, y si yo puedo…-lo más importante- si yo puedo entender a la gente, para mí es más importante. Entonces, mucho más importante que la gramática, para mí, es el vocabulario, y eso es lo que iba adquiriendo más rápido en el primer año.

Mercedes : -La adquisición de vocabulario te ayudaba de una manera mucho más importante… en la comunicación…

Lyn : -Es que, con palabras, puedes hablar con la gente, aunque lo haces mal…puedes comunicarte, y sin palabras, no puedes hacer nada.


Mercedes : -Mmm…¡qué bonito! Vale, en ese caso, ¿tú recuerdas más o menos cuáles fueron los aspectos gramaticales o comunicativos del español que más te costó automatizar?

Lyn :-¡Uf! Las conjugaciones, por supuesto, porque en inglés prácticamente no hay, eso es muy difícil. El subjuntivo, no lo domino… 

Mercedes : -Ja ja ja…”la pesadilla”

Lyn : -…no lo domino en absoluto porque dejé de estudiar antes de hacer el subjuntivo y  nunca lo he estudiado; y como nadie me corrige…, mi marido no me corrige, pues…Y cuando estás hablando con una persona, en plan de hablar, nadie te corrige, entonces, esas cosas se repiten, los errores se repiten siempre y no lo aprendes. 

Y la otra cosa, en todos los idiomas, es lo de las preposiciones.

Mercedes : -Yeees, ja ja ja…

Lyn : -Sí, eso es muy difícil.

Mercedes : -O.K. Bueno, supongo que, en cualquier caso, conocer al madrileño que luego sería tu marido, ¿supuso un salto de gigante en tu progresivo dominio del español?

Lyn : -Bueno, cuando nos conocimos, él ya sabía inglés. Había estudiado en la escuela y luego en la Universidad, entonces, hablábamos mucho en inglés porque mi español no era muy avanzado y además es la primera persona en no corregirme. Cuando estás hablando con tu marido no vas a…, él no me va a corregir, ni yo le corrijo cuando habla en inglés. Pero, el vocabulario sí. El vocabulario aprendí mucho y muy rápido porque cuando estás hablando, pues…salen esas cosas.

Y tengo que admitirlo que el vocabulario que aprendí en mi primer año y luego después cuando conocí a mi marido, la mayoría…bueno, la mayoría no, pero aprendí muchos tacos…

Mercedes : -Ja ja ja…¡ay, qué risa!

Lyn : -Es lo que la gente dice…, lo que la gente dice. Y yo, cada dos por tres, le preguntaba. “¿Qué quiere decir...bla bla bla?” “Bueno, eso es eso…pero no lo dices delante de…no lo digas delante de esas personas…”. 


Mercedes : - ¡Qué divertido!Está bien…Bueno, vamos a hablar un poquito -sólo un poquito-  de fonética, ¿te fue difícil aprender la fonética del español e incorporarla a tu habla?, ¿te llevó mucho tiempo, me imagino? Y concretamente ¿qué sonidos te dieron la lata durante más tiempo? ¿Hay incluso, Lyn, algún fonema que todavía se te resiste?

Lyn : -Bueno, se nota hablando yo que todavía me resisten (se me resisten) bastantes cosas. Normalmente, tenemos una cosa que se llama inferenc…interferencia que es que cuando tú estás aprendiendo un idioma extranjero, tiene que pasar por el filtro de tu propio idioma, y lo más difícil de todo esto es la fonética. Y yo tengo un acento bastante fuerte, americano, y es porque no domino las vocales puras. Sé, en teoría, pero tendría que practicar muchísimo, muchísimo, para s siempre, producir las vocales …

Mercedes : -Qué interesante porque no se me habría ocurrido que esto fuera un problema. Sí, al decirlo tú, sí, lo pienso y lo veo, …pero

Lyn : -Claro, mis vocales son americanas, básicamente, básicamente americanas, que no son vocales puras, son más largas. Y luego la ere y la erre…hombre, si pienso, lo hago, pero normalmente hablando, se me escapa.

Mercedes : -¿Las dos son problemáticas o solamente la erre doble?

Lyn : -Las dos, la erre doble más, pero…pero la ere también, a veces; sí, sí, es más difícil.

Mercedes : -Eso solamente te lo dice un nativo, ¿ves?, somos incapaces de verlo, de ponernos en vuestra piel y pensar que esto es difícil. Yo pensaba que serían otro tipo de problemas, fíjate.

Lyn : - Por ejemplo, ¿qué?

Mercedes : -Pues por ejemplo las fricativas, la zeta, la che,…bueno, la che es lo mismo en inglés, claro.

Lyn : - Y la zeta -z- la tenemos, pero escribimos “th”, pero es el mismo sonido, es el mismo sonido. 

La diferencia entre “b” y “v” que hacemos en inglés, que es “b” en castellano, es..no…no es difícil porque te relajas un poco más y sale ahí en medio, no hay problema.

Mercedes : -Bien, a ver Lyn, al estar tú en un país bilingüe, como es el caso de Cataluña, ¿cómo fue el contacto con ambos idiomas, con el catalán y con el castellano al mismo tiempo?

Lyn : -Bueno, yo…cuando yo llegué aquí, en el 71, Franco aún estaba vigente, bueno y…entonces, la gente no hablaba catalán, por lo menos en público, en casa supongo que sí, pero en público nadie hablaba catalán. Na había nada escrito en catalán, no había tele en catalán, no había radio en catalán. Yo no sabía que el catalán existía. Y, bueno, hay mucho americanos que, hoy en día, no saben que existe. Entonces, yo aprendí castellano; empecé con castellano con las clases y ya está. Y yo no hablo catalán ahora; lo entiendo, porque…la tele y todo eso, pero yo no hablo con monolingües catalanes, porque hay muy pocos, y están en el campo normalmente. Entonces, si una persona no habla bien un idioma, pero habla otro y la gente le entiende, la tendencia por ambas partes es evitar el problema cuando quieres comunicación. Si buscas perfección, es otra cosa, pero cuando el objetivo es la comunicación, pues evitas los problemas; entonces, mis amigos me hablan o en castellano o en inglés y si ellos hablan en catalán, les entiendo perfectamente, entonces no hay problema de comunicación, pero yo no contesto porque si contesto en catalán y lo hago más lento, más despacio, peor, es más difícil para que la gente me entienda…, entonces, se aburren…la gente se aburre y…

Mercedes : -Y la comunicación se cortocircuita

Lyn : -Exacto. Entonces, la gente cambia y empieza a decir. “Bueno, no, háblame en castellano, o háblame en inglés…”, lo que sea.

Mercedes : -Sí, es un país en el que constantemente funcionamos así, en Cataluña.

Lyn :- Pero, de entenderlo, sí.

Mercedes : -Oye, ¿qué es lo que más te gusta de Cataluña y qué es lo que más te gusta de España?

Lyn : -De Cataluña lo que más me gusta es el espíritu moderno y cosmopolito (cosmopolita) que, en muchos otros sitios en España, no encuentras tanto…, y eso me encanta. Y lo que más me gusta de España, en general, es…joie de vivre, es la idea de que a la gente le gusta vivir y sabe disfrutar de la vida.

Mercedes : -¡Qué definición más bonita, Lyn!

Lyn : -Es que es verdad, es verdad. Y la otra cosa es que la gente tiene muchas raíces, con la familia, con el lugar, y eso me gusta también, me atrae bastante.

Mercedes : -Este aspecto es como muy tradicional, se conserva.

Lyn : -Sí, sí, sí, sí…Aunque el país va…, está cambiando…rápidamente.

Mercedes : -Oye Lyn, ¿te gusta la cocina catalana y la cocina española? 

¿Hay platos concretamente que te chiflen? O si no es que te chiflen, ¿qué platos te gustan más? 

Lyn : -Pues me gusta la comida en general y me encanta la comida catalana y…bueno…española, ¿qué es la comida española?, de muchas otras regiones de España porque es muy diferente, muy diferente de un sitio a otro.

Platos que me gustan mucho…pues me encanta el “ànec amb naps” que es un plato catalán de pato con nabos, pero son unos nabos especiales que se encuentran en La Cerdaña, la parte de El Pirineo;  eso me encanta. Y el cochinillo me gusta muchísimo. Cuando vamos a Madrid para pasar las navidades con la familia de mi marido, mi cuñado normalmente hace un cochinillo que…¡me encanta! El cordero me gusta mucho, pero el cordero es una cosa que yo, como mi padre era libanés, pues teníamos cordero, comíamos cordero muchísimo; entonces, sigue gustándome. Pero lo que más me gusta de aquí, que no comía normalmente en los Estados Unidos, es el pescado. Tienen una variedad de pescado, de maneras de prepararlo, de gustos, de todo. Y claro, yo, en el Mid West, en los Estados Unidos, pues me crié con fish sticks que son esos…, esas… 

Mercedes : -Ah, las barritas…

Lyn : -que son esos trocitos de varitas empanadas que no tiene nada que ver con el pescado. Y  aquí el pescado es muy, muy bueno.

Mercedes : - Estoy muy de acuerdo contigo.

Lyn : -Y aquí todos los guisos de pescado, el pescado a la plancha, las paellas y zarzuelas…y cosas así…¡todo me gusta!

Mercedes : -…las bullabesas, las zarzuelas, los suquets,…

Lyn : -Todo me gusta, todo me encanta, me encanta.

Mercedes : -Hacemos muy buenas migas en esto, a mí también.

Lyn : -Ah, y todas las cosas tradicionales me encantan, como aquí en Cataluña la calçotada con los calçots, que son unas cebollas especiales, cebollas verdes pero especiales, no tienen un bulbo abajo, sino se alarga toda la parte blanca y se hace a la brasa con una salsa muy buena, y todo eso; esas cosas…, la escalivada y todas esas cosas, las verduras me gustan mucho, mucho.

Mercedes : -Oye, ¿ y que platos típicamente españoles has aprendido a hacer tú?

Lyn : -Uf, muchísimos, yo hago todos esos. Yo hago una salsa para calçots que es de fábula; yo hago paellas muy buenas; yo hago…, todo, todo. Como me gusta, me gusta, y yo no tengo pelos en la lengua para preguntar a la gente cómo se hace esto o lo otro, y no hay problema.

Mercedes : -Y además, en tu clase, nos haces decir recetas.

Lyn : -Exacto,  exacto, y las pruebo en casa, las pruebo en casa, sí.

Mercedes : Una cosa, Lyn, ¿cuál es tu experiencia de Madrid? O si quieres concretamos un poco más y te pregunto: ¿qué recomendarías, por ejemplo, no perderte en una visita de fin de semana?

Lyn : -Pues como vamos  mucho a Madrid, como mi marido es madrileño, yo diría dos cosas que, sin falta, hay que ver y hacer. Uno, son los museos, que hay un sinfín de buen..de museos muy buenos, pero muy buenos, con colecciones magníficas…

Mercedes : -Magníficas.

Lyn : Magníficas. Y puedes pasar no un fin de semana, puedes pasar un mes visitando museos ahí. Y la otra cosa es ir de tapas que es una cosa típicamente madrileño (madrileña), una cosa que aquí, en Cataluña, al principio cuando llegué, no existía.

Mercedes : -Un poquito

Lyn : -Ahora, gracias a los vascos, ya existe bastante más, pero me encanta. Y hay la tradición de ir de bar en bar y tomar la especialidad de aquí y la especialidad de allí, probar esto y lo otro, y es muy divertido.

Mercedes : -Y es muy rico

Lyn : -Es muy rico. Claro, mucho colesterol y muchas calorías, pero mira, mira…¡un fin de semana es un fin de semana!

Mercedes : -Pasamos olímpicamente ja ja ja…å Oye, ¿puedes recomendarnos algún restaurante en concreto? 

Lyn : -Pues un sitio donde vamos…bueno, cuando nosotros vamos a Madrid, normalmente nos alojamos con mi cuñada que vive fuera de Madrid, en Majadahonda, y entonces comemos en casa. Pero bajamos a Madrid muchísimo y cuando vamos a Madrid y vamos a tomar algo ahí, hay un bar andaluz que nos encanta, que se llama La Giralda, que está en la calle Herzegovino y siempre tomamos las especialidades andaluzas ahí, con un fino, y…es muy rico, muy rico. 

Mercedes : -Iremos a probarlo. ¿Tu marido hace algún plato típicamente madrileño?

Lyn : -Mi marido cocina bastantes cosas y bastante variedad, y su plato preferido cuando yo no estoy en casa y cocina para él, son huevos fritos con patatas fritas, que es lo que mejor hace…, pero hace, por ejemplo…

Mercedes : -¡Que son riquísimos!

Lyn : -Pero él no debe tomar eso, pero él lo sabe. Pero hace unos caracoles muy buenos, que no es realmente típico de Madrid, es más típico de aquí.

Mercedes : -De aquí, de Cataluña, sí.

Lyn : -Exacto, pero como le gusta…No, pero no…típicamente Madrid, no, no.

Mercedes : -Cocina en general y cocina de las regiones. Oye Lyn, tú has viajado por muchas zonas y ciudades españolas, explícanos cosas de tus viajes por España.


Lyn : -Pues la cosa que más me gusta de viajar en (por) España es que España no es un país, es una colección de regiones y hay una variedad increíble en todo: en la cultura, … bueno, en el idioma también, en la gente, en la comida y la bebida, en el tiempo, en…en…la topografía…en todo, en todo, en todo, y eso me encanta; y los paisajes, tan diferentes. Somos muy de campo mi marido y yo, y nos gusta ir a los parques naturales y pasear fuera de la ciudad, y todo eso. Y  hay montañas, hay mar, hay planicies, hay de todo, hay de todo, y es muy interesante y la gente es muy buena gente y te recibe muy bien.

Mercedes : -Son muy cálidos

Lyn : -Muy cálidos. Todo el mundo nos ha recibido muy calurosamente y en todas partes. No hemos tenido problemas nunca.

Mercedes : -Que gusto oírte decir eso, claro. Y una cosa, ¿qué aspectos, pues no sé, de tipo social y cultural destacarías, por ejemplo, como radicalmente diferentes entre la cultura española y la cultura norteamericana?

Lyn : -Pues una cosa es la movilidad o falta de movilidad, que la gente aquí suele quedarse en el lugar donde nació, quedarse con la familia, que es muy importante, y tiene raíces en un sitio. En América, eso es muy, muy distinto, como sabes, que la gente no se queda con los padres, ni con la familia, ni con los amigos, y va a otro lado a trabajar, hay mucha más movilidad en ese sentido. 
Los Estados Unidos es mucho más conservador, cosa que a mí me ha sorprendido cuando vine aquí porque yo esperaba ver una cosa muy conservadora aquí y…no, nada, nada. Básicamente yo creo que los americanos son mucho más conservadores, socialmente, políticamente, éticamente, en muchas cosas, exacto. Bueno, es la influencia del protestanismo (protestantismo) y todo eso. Pero, sí, yo creo que eso son las diferencias más grandes, más notables, sí.



        *  *  *



Hasta aquí la primera parte de la charla que hemos mantenido con Lyn, mi profesora de inglés en Barcelona, a quien profeso una cariño muy especial porque es una excelente profesora y una magnífica persona.


Bueno, ahora vamos a comentar algunas cositas de esta charla.


Como habéis oído, le hemos preguntado en primer lugar si, cuando vino a España, sabía un poco de español o no tenía ni idea:


- Nos gustaría saber si tú sabías un poquito de español cuando viniste a España o no tenías ni idea.


Esta es una forma típica de preguntar cortésmente, de una forma indirecta.


Directamente, sería:


- ¿Sabías español cuando viniste?


De una forma indirecta, sería:



- Me gustaría saber si sabías español





Es decir:


- Condicional de los verbos gustar, o querer, o desear, o encantar, etc.

- + Infinitivo de saber (o conocer, etc.)

- + Si

- + La pregunta



Por ejemplo:


- Me gustaría saber si hablabas español

O:

- Me encantaría saber si te gusta la cocina española

O:

- Desearía saber si estás dispuesto a asociarte conmigo 

O:

- Querría saber si puedo contar contigo 


Etc.



Y, por otra parte, “no tener ni idea” ( “o no tenías ni idea”) es no saber nada sobre un asunto, no saber nada de nada sobre ello. Se dice:



- No tener ni idea 

O:

- No tener la menor idea 



Lyn nos dice que:


- Hubiera sido mucho mejor estudiar antes de venir para tener una base


“Hubiera sido”…usando el pretérito pluscuamperfecto de subjuntivo del verbo ser: hubiera sido (mejor) para expresar un deseo en el pasado, previo a otra acción, la de venir a España, pero un deseo imposible, que no pudo realizarse.



En la siguiente pregunta, usamos un elemento interrogativo:



-¿Cuáles fueron las primeras medidas de emergencia que tomaste?



Este pronombre interrogativo -cuáles- implica una selección porque queremos saber concretamente las medidas (las soluciones) que adoptó Lyn para empezar a comunicarse en español.


Fijaos, aquí “cuáles” se refiere a las medidas de emergencia, por eso va en plural. Tenemos:



- Cuál 

Y:

- Cuáles




Singular y plural. La frase en singular, sería:



- ¿Cuál fue la primera medida de emergencia que tomaste?



Singular y plural, pero ambas formas tanto para masculino como para femenino. No se os ocurra decir “cuála” o “cuálo”, o “cuálas” o “cuálos”, porque no existe, es incorrecto y suena horrible. Sólo cuál y cuáles, y:


  • Siempre acentuado cuando es interrogativo, sea en preguntas directas:


- ¿Cuáles te gustan? (Con los signos de interrogación escritos)


O indirectas:


- Dime cuáles te gustan (sin signos de interrogación)




Bien, la respuesta de Lyn a esta pregunta se entiende muy bien; sólo quiero que os fijéis en el buen uso que hace Lyn del pretérito imperfecto de indicativo para hacer descripciones en el pasado:


- Tenía que introducirme en…

O:

- Trabajaba en un sitio que…

O:

- En aquella época todo el mundo que trabajaba en la casa…

- …Sabía inglés

O:

- Yo estaba con el inglés todo el día…

O:

- Como era el primer trimestre…

- …Y todo era nuevo

- Yo no tenía tiempo para nada

O:

- Y lo poco que podía escuchar…

- …No me servía de mucho

O:

- La gente no hablaba conmigo en castellano

- Yo no lo hablaba, no sabía nada

- Los que querían hablar conmigo…

- …Hablaban inglés

O:

- Al principio tenía unos dolores de cabeza horrorosos


Etc. 



Y ahora cambia:



- El primer trimestre no aprendí nada



Ahora puntualiza un momento concreto del pasado: 


- El primer trimestre (los tres primeros meses) no aprendí nada


Y por ello  puntualiza con el pretérito indefinido (aprendí, de aprender), porque:



- En ese periodo de tiempo concreto, no aprendí nada




También vamos a fijarnos en la doble negación con “nada”, en español, que aparece muchísimo a lo largo de la charla; fijaos bien; por ejemplo:


- No aprendí nada

O:

- Esta película no me ha gustado nada

O:

- No me gusta nada esta comida

O:

- Este colegio es un desastre, los niños no aprenden nada




Después hacemos otras formas de pregunta más directa, pero sin pronombre interrogativo, como por ejemplo:



- Oye, Lyn, ¿tú consideras el español una lengua difícil?

O:

- ¿Tú crees que la gramática española es más difícil?



Y de nuevo, un elemento que interroga, que pregunta:


- ¿Cómo…?


Fijaos, con función de adverbio, porque “¿cómo?” pregunta por la manera en que se hace algo.


Es decir:


- (El hecho de que la gramática del español pueda ser más difícil), … ¿cómo influye eso en…?


Esosustituye a toda esa frase tan larga de que “la gramática española pueda se más difícil”, ¿lo recordáis?, un demostrativo neutro como “eso” puede sustituir a una frase entera, como en este caso:



- ¿Cómo influye eso en…?




Lyn usa ahora una primera expresión familiar, coloquial, cuando dice:


- Todos los idiomas tienen sus pegas


Decimos que algo tiene “pegas” cuando tiene dificultades, es como decir:


- Todos los idiomas tienen problemas




En otro momento de la charla, Lyn nos dice que su marido “no la corrige”.

Corregir quiere decir rectificar los errores, modificar algo que no está bien, hacer ver al otro una equivocación y darle la solución correcta.

Cuando alguien aprende un idioma nuevo, una nueva lengua, lo normal es que haga muchos errores y también que el profesor, por ejemplo, se los corrija.

Pero entre marido y mujer también es normal que uno no corrija al otro todo el tiempo, porque en una pareja no es eso lo que importa, está claro.



Bueno, y más adelante, Lyn nos explica una cosa muy divertida y es que durante el primer año aprendió muchos “tacos”. 

Los tacos son palabrotas, palabrotas malsonantes. Además de ser una rica comida mexicana, o los trozos de jamón o de queso de una tapa de bar, en este contexto un taco es una expresión coloquial -pura jerga, en ocasiones-, a veces ruda, vulgar, a veces grosera, algunas veces es incluso una blasfemia, pero desde luego es una parte fundamental del español común, del español real que se habla en la calle. Por eso hay que conocerlos porque, si no, te vas a perder una buena parte de la conversación.

Aunque muchas veces, el taco no es más que un énfasis de la situación y de la expresividad. Cuando alguien dice:



- ¡Coño, Paco! ¡Cuánto tiempo sin verte!



No está diciendo ninguna grosería, ni nada grave ni insultante. Sólo está diciendo, de forma coloquial y con un taco:


- ¡Qué barbaridad, Paco! ¡Cuánto tiempo sin verte!


Pero la confianza entre los interlocutores, o lo informal de la situación, etc. hacen que este : “¡Coño, Paco”!” sea de lo más normal, sea una expresión, mira…, simpática e incluso un tanto afectiva.

Pero hay que irlos aprendiendo poco a poco, situarlos siempre en el contexto en el que se producen, e ir conociendo poco a poco su uso, funciones y efectos.



El taco se usa con los verbos decir y soltar:


- Decir un taco

O:

- Soltar un taco




Posteriormente preguntamos a Lyn:



- ¿Qué sonidos del español te dieron la lata durante más tiempo?



Este “qué” interrogativo está aquí en funciones de adjetivo porque acompaña al nombre “sonidos”, ¿lo veis?


Si lo usáramos como pronombre, diríamos:


- ¿Qué te costó más?


Si como adjetivo:


- ¿Qué sonido te costó más?



“Dar la lata” es una forma coloquial para decir que algo te causa problemas una y otra vez, que algo molesta repetidamente.



*************



Bien, amigos, ¡qué interesante, no? Pues la próxima semana seguimos charlando con Lyn quien, en la segunda parte, nos hablará :

- De los puntos en común, buenos y malos, de la cultura española y de la norteamericana, así como de las diferencias radicales entre ambas

- De lo que adora de Barcelona y de cómo se vive en esta ciudad mediterránea

- De los errores endémicos de los estudiantes españoles adultos que aprenden inglés de mayores (yo, por ejemplo)

- Del papel que actualmente juega el español en Estados Unidos y de las perspectivas  futuras

- Del triunfo de Barak Obama y de cómo podrían cambiar las cosas en Norteamérica en los próximos cuatro años

- Y os enviará un fantástico mensaje de ánimo en inglés americano 


Volveremos a disfrutar y a repensar algunas cosas de otra forma a través de sus opiniones.

Hasta entonces…ah, y por nuestra parte seguiremos preparando cosas atractivas para que vosotros sigáis progresando con vuestro español

Saludos cariñosos desde Barcelona. Adióooooos.






 




http://www.spanishpodcast.org

info@spanishpodcast.org



 


 © Spanishpodcast, 2007-2017