¡Quiero un iPhone!


¡Quiero un iPhone!



Montse y Luis, Alejandra y Ricardo (el vecino de abajo de nuestras amigas), están cenando unas tapas en la terraza del bar de abajo de su casa. 


Montse : -¿O sea, que, finalmente, te vas a comprar un iPhone?

Ricardo : -Pues sí. Llegan en mayo a España. Y el mío ya lo tengo reservado.

Alejandra: -Pero…¿vale una pasta, no? Como 600 euros.

Ricardo : -Sí, pero llevo ahorrando dinero desde Navidad. Incluso guardé la paga extra para podérmelo comprar.

Luis : -¿Y por qué no te esperas a que bajen un poco?

Ricardo : -Pues… porque…¡No puedo! Quiero tener uno en cuanto llegue.

Montse : -Un poco friki, ¿no? Algunos os pirráis por cada novedad tecnológica que sale al mercado.

Luis : -¿Y no puedes encargarlo a Estados Unidos? Parece que allí cuesta menos de la mitad.

Ricardo : -No, porque es un follón. Luego, para que funcione aquí, tienes que conseguir un software especial; e incluso así, te puede dar problemas con la compañía telefónica.

Montse : -Pero, a ver, no lo entiendo…, 600 euros…¡qué burrada! Pero…-¿Qué tiene de tan especial para valer esa cantidad?

Ricardo : Para mí, un montón de cosas. Es un móvil, eso, lo básico. Pero, como novedades, en primer lugar, tiene una pantalla táctil que va como la seda. Tocas suavemente cualquiera de los iconos y se te abre la aplicación sin más problema.

Montse : -Ya, ya, pero…

Ricardo : -Espera, espera, hay más. Puedes conectarte a Internet, puedes consultar tu correo electrónico, llevar en él miles de fotos, miles de archivos de sonido (canciones, audiolibros, podcasts,…), los videos que quieras,…

Montse : -Vale, vale. Ni que te pagara la Apple para que les hicieras publicidad.

Ricardo : -Vosotros me habéis preguntado.

Alejandra: -Con todas esas prestaciones, será un trasto, ¿no?,  y pesará un montón.

Ricardo : -Pues no, tiene las dimensiones de un iPod de los delgados.

Luis : -Ya veo que no habrá nada que te impida conseguirlo.

Ricardo : -No. Oye, cada cual persigue lo que le gusta. Vosotros también acabaréis comprándoos uno, de aquí a un tiempo, sí,  pero entonces os parecerá de lo más normal.

Montse : -Yo no pienso comprarme ese trasto. Mi viejo móvil funciona de coña.

Ricardo : -Joé, tía, parece que no entiendas nada.


*       *       *


Bueno, pues ya veis. Montse y su novio, Luis, Alejandra y Ricardo (el vecino de abajo), han ido a tomar unas tapas por la noche, a la terraza del bar que hay debajo de su casa, al aire libre.

En un determinado momento, la conversación se centra sobre un producto de tecnología de última generación; un producto que está revolucionando tanto el mercado de los teléfonos móviles (o celulares, como se les llama en muchos otros lugares de habla hispana)…, pues… decíamos que está revolucionando tanto el mercado de los teléfonos móviles, como el de dispositivos portátiles que soportan archivos sonoros y gráficos: el iPhone.

Como siempre que sale uno de estos productos al mercado, un porcentaje de gente se vuelve loca por conseguirlo ( por tenerlo) inmediatamente. Otro porcentaje, lo considera esnob, caprichoso, friki, o innecesario.

Ante la pregunta de Montse sobre si finalmente va a comprarse uno de estos inventos tecnológicos, Ricardo responde que sí, que ya lo tiene reservado.

Alejandra le dice que este nuevo móvil “vale una pasta”.

Vamos a ver qué es esto de “pasta”. Pues“pasta”, además de ser el exquisito protagonista de la cocina italiana, como la lasaña, los espaguetis o los canelones, es también una de las acepciones más coloquiales de la palabra “dinero”.

Y cuando decimos, con una cierta entonación, que algo:

- ¡Vale una pasta!

Queremos decir que vale bastante dinero. Ricardo asiente, dice que así es, pero que él está ahorrando dinero desde las navidades, imaginaos. Utiliza esta forma verbal para indicar que esta acción aún está en curso, aún dura, todavía sigue ahorrando dinero.

No dice:

- Ahorré en Navidad (pero ahí me detuve, ya no ahorré más).

Dice:

- Llevo ahorrando dinero desde Navidad

Es decir:

- Estoy guardando dinero desde las navidades.

O:

 - Estoy reservando dinero desde navidades

O:

- Llevo ahorrando dinero desde Navidad (la frase del diálogo)

Puntualmente, utiliza el pretérito indefinido para explicar (¿recordáis?)un hecho puntual del pasado:

- Guardé la paga extra para podérmelo comprar.

La guardé (pretérito indefinido) en navidades, que es cuando hay una paga extra. El resto de los meses, no hay paga extra (¡menudo chollo tendríamos!). El resto de los meses, he ahorrado un parte del sueldo, una parte de mi salario.

Cuando Luis le sugiere que espere “a que baje”, es decir, a que el precio disminuya, sea más bajo, Ricardo confiesa su pasión y su impaciencia por conseguir el objeto de su deseo:

- No puedo. Quiero tener uno en cuanto llegue.

Fijaos bien, no dice:

-Compraré uno cuando lleguen (cuando ya estén en España)

Dice:

- …En cuanto llegue

Quiere decir:

- En el mismo momento en que lleguen.

Hacer algo “en cuanto” pase tal otra cosa, es hacerlo en el mismo momento en que pasa esa otra cosa, simultáneamente.

Montse lo llama friki, es decir, fanático, adicto a la tecnología. Y añade:

- Algunos os pirráis por cada novedad tecnológica que sale al mercado.

“Pirrarse” por algo es volverse loco por algo, colgarse de algo, quererlo a toda costa.

Luis le sugiere encargarlo a USA, a Estados Unidos, porque cuesta (vale) menos de la mitad.

“Encargarlo”, en este caso, sería comprarlo allí a través de tiendas virtuales, por Internet, o similar.

Pero Ricardo dice que es “un follón”, que es un lío, porque también tendrás que conseguir un software especial para que funcione aquí y, aún y así, podría dar problemas con la compañía telefónica.

Montse dice que los 600 euros que cuesta son “una burrada”, son mucho dinero, una barbaridad de dinero, un precio excesivo. Y le pregunta a Ricardo por qué ese aparatito es tan especial.

Ricardo está encantado de poder explicarse y dice que, para él, tiene un montón de cosas. Un montón de cosas son muchas cosas, múltiples cosas

Y que, aparte de ser un móvil de última generación, tiene también una pantalla táctil que va como la seda. Cuando algo “va como la seda” es porque va suave, va rápido, no da ni un problema.

Una pantalla táctil es una pantalla que funciona mediante el tacto, es decir, funciona al tocarla con el dedo. La tocas suavemente y se abre la aplicación que está representada por el icono que tú has tocado.

Además, puedes consultar (chequear) tu correo electrónico, tu email. Puedes llevar miles de fotos, miles de canciones, montones de podcasts, multitud de audiolibros (libros con voz), muchos videos,…etc.

Montse le dice que es como si la empresa Apple le pagara para hacerle publicidad. Usa la frase de:

- Ni que te pagara la Apple…

Este “ni que…”, quiere decir:

- Parecería que te pagan por hacer estos elogios

O:

- Podría pensarse que te pagan para que hables así de este móvil

Alejandra dice que debe ser un “trasto”, grande y pesado (un cacharro). A lo que Ricardo responde que no, que tiene “las dimensiones” (las medidas, o el tamaño), y el peso, de un iPod de los delgados, de los finitos.

Ante lo que sus amigos, resignados, comprenden que:

- No habrá nada que te impida conseguirlo.

Es decir:

- Lo conseguirás cueste lo que cueste

O:

- Harás lo que sea por conseguir uno

Ricardo se defiende diciéndoles que uno (cada cual) persigue, o va detrás de lo que le gusta. Y les pronostica que ellos también acabarán por comprarse uno, sí, más adelante, y que, entonces, les parecerá de lo más normal.

Montse se niega, aduciendo que le sobra y le basta con su viejo móvil. Ante lo que, Ricardo, un poco harto ya, y un poco enfadado también, le contesta:

- Joé, tía, parece que no entiendas nada.

Como quejándose de que Montse sea tan reacia a las novedades y acusándola de no haber entendido ninguna de las “maravillas” que él les ha explicado sobre el nuevo fetiche.


*         *        *



Vamos a tomar ahora unas tapas con nuestros amigos y así podremos escuchar su conversación con mucho más detalle, y oirla, además, tal y como se ha producido realmente:


Montse : -¿O sea, que, finalmente, te vas a comprar un iPhone?

Ricardo : -Pues sí. Llegan en mayo a España. Y el mío ya lo tengo reservado.

Alejandra: -Pero…¿vale una pasta, no? Como 600 euros.

Ricardo : -Sí, pero llevo ahorrando dinero desde Navidad. Incluso guardé la paga extra para podérmelo comprar.

Luis : -¿Y por qué no te esperas a que bajen un poco?

Ricardo : -Pues… porque…¡No puedo! Quiero tener uno en cuanto llegue.

Montse : -Un poco friki, ¿no? Algunos os pirráis por cada novedad tecnológica que sale al mercado.

Luis : -¿Y no puedes encargarlo a Estados Unidos? Parece que allí cuesta menos de la mitad.

Ricardo : -No, porque es un follón. Luego, para que funcione aquí, tienes que conseguir un software especial; e incluso así, te puede dar problemas con la compañía telefónica.

Montse : -Pero, a ver, no lo entiendo…, 600 euros…¡qué burrada! ¿Qué tiene de tan especial para valer esa cantidad?

Ricardo : Para mí, un montón de cosas. Es un móvil, eso, lo básico. Pero, como novedades, en primer lugar, tiene una pantalla táctil que va como la seda. Tocas suavemente cualquiera de los iconos y se te abre la aplicación sin más problema.

Montse : -Ya, pero…

Ricardo : -Espera, espera, hay más. Puedes conectarte a Internet, puedes consultar tu correo electrónico, llevar en él miles de fotos, miles de archivos de sonido (canciones, audiolibros, podcasts,…), los videos que quieras,…

Montse : -Vale, vale. Ni que te pagara la Apple para que les hicieras publicidad.

Ricardo : -Vosotros me habéis preguntado.

Alejandra: -Con todas esas prestaciones, será un trasto y pesará un montón.

Ricardo : -Pues no, tiene las dimensiones de un iPod de los delgados.

Luis : -Ya veo que no habrá nada que te impida conseguirlo.

Ricardo : -No. Oye, cada cual persigue lo que le gusta. Vosotros también acabaréis comprándoos uno, de aquí a un tiempo, vale, pero entonces os parecerá de lo más normal.

Montse : -Yo no pienso comprarme ese trasto. Mi viejo móvil funciona de coña.

Ricardo : -Joé, tía, parece que no entiendas nada.



http://www.spanishpodcast.org

info@spanishpodcast.org


 © Spanishpodcast, 2007-2017