El lugar del amor

 



El lugar del amor



A pesar de que Toni y Alice no podían verse hoy porque Alice tenía clases hasta las 10 de la noche, Toni la llamó anoche y le pidió que se vieran un rato. Tenía que hablar con ella. Se encuentran en su Café favorito, el Hierbabuena. Son las 22.30.


Alice : -Hola guapo, ¿qué tal?

Toni : -Hola, ven, siéntate.

Alice : -Toni, ¿por qué no me dijiste anoche el motivo de encontrarnos hoy? No me lo dijiste y he estado preocupada todo el día.

Toni : -No podía decírtelo por teléfono.

Alice : -¿No me lo podías decir por teléfono? Ay, ay, ay,…

Toni :Alice, he puesto fin al análisis. Bueno, el psicoanalista y yo. 

Alice : - ¡Vaaya…! ¿Ya estás curado? ¿Ya lo ves todo claro?

Toni : -No te pongas sarcástica. Ni estaba enfermo, ni lo veía todo negro.

Alice : -No seas tonto, sólo quería desdramatizar un poco la situación. Venga, cuéntamelo todo.

Toni : -Si te soy sincero, no sé mucho más que antes de empezar…aunque ahora sé que hay que avanzar a través de la inseguridad.

Alice : -Aah, ¿y…todo este tiempo y esfuerzo te han hecho llegar a esa conclusión?

Toni : -Sí.

Alice : -Bueno, y…¿cuál es esa inseguridad?

Toni : -La vida y todo lo que conlleva.

Alice : -Y…¿Cómo afecta todo esto a nuestra relación?

Toni : -Aún no lo sé, pero creo que puedo manejarme mejor con lo que significa.

Alice : -¿Y…qué significa?

Toni : -Renuncias, compromisos,…

Alice : -¿Y cuál es mi lugar en todo esto?

Toni : -El lugar del amor.

Alice : -¿Qué has dicho?

Toni : -El lugar del amor. Por eso te llamé. Eso era lo que quería decirte.

Alice : -No sé si llamarte cursi o darte un beso de tornillo.

Toni : -Lo segundo. Necesito mimitos.



Nada más verse, Alice le pregunta inmediatamente a Toni por qué anoche  (ayer por la noche) no le dijo (a ella) el motivo de citarse, de encontrarse.

 Alice dice:

- Toni, ¿por qué no me dijiste anoche el motivo de encontrarnos?

- ¿Por qué no dijiste…?

2ª persona del singular del pretérito indefinido de indicativo de “decir”, verbo transitivo, verbo para el que vamos a necesitar un complemento directo, porque todos sabéis que cuando alguien “dice”, inmediatamente preguntamos: ¿qué?, ¿qué dice? Siempre que alguien “dice”, “dice algo”.


Por eso Alice pregunta:

- ¿Por qué no dijiste el motivo?

El motivo” es el complemento directo que estábamos buscando para completar y saber qué es lo que no dijo Toni.

Pero hay más. ¿A quién tenía que decir Toni el motivo?,  ¿al vecino del piso de arriba?, ¿al psicoanalista?, ¿a su madre? No, claro que no, tenía que decírselo a Alice, puesto que eran ellos dos -y nadie más- los que hablaban por teléfono.

Así que:

- ¿Por qué no dijiste el motivo a mí?

Vamos, ánimo, piensa un momento dónde colocas el pronombre personal que hable de mí: claro que sí, lo estás pensando bien. Si es indicativo, antes del verbo, por lo tanto:

- ¿Por qué no me dijiste el motivo?


Por qué no + pronombre personal de 1ª persona OI + Verbo (dijiste) + OD el motivo


En esta frase que acaba de decir Alice, es la frase en la que nombramos por primera vez el objeto directo  que dice: el motivo de encontrarse. Ahora que ya lo hemos dicho y ya lo sabemos, ya podemos sustituirlo. Por eso Alice dice a continuación:


- No me lo dijiste…

- A mí……………………..me

- El motivo……………….lo

Ambos, antes del verbo en indicativo y escritos por separado.

- No me lo dijiste y he estado preocupada todo el día.


Toni le dice:

- No podía decírtelo por teléfono.

Que, diseccionado, sabemos que es:

- Yo no podía decir a ti el motivo (de nuestra cita, por teléfono)

Es decir:

- No podía decírtelo (por teléfono)


Recordad que en este tipo de frases con una combinación de dos formas verbales (aquí, perífrasis de infinitivo) tenemos dos opciones:

O:

- No podía decírtelo por teléfono.

Con ambos pronombres escritos juntos y pegados al verbo, detrás de la segunda forma verbal, la de infinitivo (primero me y luego lo).

O:

- No te lo podía decir por teléfono.

Con ambos pronombre personales entre la negación y el verbo en indicativo, escritos por separado y en el mismo orden.


Por eso, Alice lo repite de esta segunda manera.


- ¿No me lo podías decir por teléfono? Ay, ay, ay…


Toni le dice:

- He puesto fin a mi análisis.

“Poner fin” es terminar algo intencionadamente, dar algo por acabado. 


Alice percibe mucha emoción en las palabras de Toni, le ve los ojos brillantes, sabe de su esfuerzo y de su enorme trabajo subjetivo en el diván. Pero Alice le da la vuelta a la situación e introduce un poco de humor, algo que quite tensión al momento, y dice:


- Vaaya…¿Ya estás curado?, ¿ya lo ves todo claro?


Este “ya” en ambas frases quiere decir aquí:

- Finalmente, ¿estás curado?

O:

- Ahora, por fin, ¿lo ves todo claro?


Por eso usamos aquí esta marca temporal, “ya”, con la que usamos este Pret. Perfecto de Indicativo que indica que todo esto ha pasado recientemente.

Toni no tiene la misma capacidad de Alice para vencer las emociones y recibe la observación como un poco hiriente. Por eso le dice:

- No te pongas sarcástica.

Fijaos un momentito en esta frase con imperativo negativo y reparad en la posición del pronombre personal, entre la negación (“no”) y el verbo (“pongas”, presente de subjuntivo de “poner”).

El otro día decíamos que cuando usamos formas de imperativo afirmativas, tenemos que colocar los pronombres personales detrás del imperativo y escritos junto a él:


- Ponte sarcástica 

- Dame un cigarrillo (dámelo)

- Cómete la verdura (cómetela)

- Mírame a los ojos

- Vete de aquí


Pero cuando usamos formas de imperativo negativo (usando subjuntivo), tenemos que colocar los pronombres pesonales (o los usados en los verbos reflexivos) entre la negación y la forma verbal y escribirlo separadito.


- No te pongas sarcástica, (no estoy de humor)

- No me des el cigarrillo, (no me lo des, lo estoy dejando…)

- No te comas la verdura, (no te la comas, está horrible)

- No me mires a los ojos, (me voy a poner roja)

- No te vayas, (quédate un poco más)


Y Toni describe, en imperfecto de indicativo, que ni estaba enfermo ni lo veía todo negro.

Alice se da cuenta de que quizás se ha pasado un poco con el sarcasmo, de que quizás no es momento para tanto humor. Por eso le dice:

- No seas tonto, sólo quería desdramatizar un poco la situación.


“No seas tonto” se usa muchísimo en español para que el otro le quite importancia o dramatismo a algo, para que lo relativice, para que no se preocupe tanto.

Y añade:

-Venga

Que aquí es como:

- Ánimo

O:

- Vamos allá


-Cuéntamelo…………………………cuenta tú a mí eso

- Cuéntamelo todo.


Una forma muy habitual que tenemos en español para decir:


- Cuéntame toda la historia

- Explícame todo lo que ha pasado

- Háblame de todo este asunto

- Cuéntame todo lo referente a este tema


“Lo” y “todo” es como una reduplicación para hacer énfasis en que queremos saberlo todo sobre el tema, la historia, los detalles, lo más importante para Toni. Podríamos decir sólo: “Cuéntamelo” o “Cuentame todo”, pero en estos casos en los que queremos expresar que nos interesa todo ello, podemos usar ambos.


Toni se sincera. Por eso dice que no va a hacer ninguna declaración desconocida o fundamental, que realmente no sabe mucho más que antes de empezar el análisis, aunque…


Este “aunque” es como un “pero”, una objeción que significa:

- Si bien

O:

- No obstante

O:

- Sin embargo

O:

- Excepto que


-…Sé que hay que avanzar…ir hacia adelante.

- …A través de quiere decir por medio de, entre…


- Sé que hay que avanzar a través de la inseguridad.


Alice, pragmática como es ella, le parece que eso es lo que hacen millones de personas cada día al despertarse, avanzar a través de la inseguridad. Aunque también sabe, por propia experiencia, que cada cual tiene su propio camino para llegar a esa misma conclusión.


Alice adora a Toni, está loca por él. Pero a veces no puede evitar tomarle un poco el pelo. Por eso le dice.

- ¡Ah! ¿Y todo este tiempo y esfuerzo te han hecho llegar a esa conclusión?

- ¿Todo este tiempo y esfuerzo te han llevado a este final?


Toni contesta escuetamente que sí.


A Alice le gustaría oír más cosas, saber qué pasa por la cabeza de Toni, cuál ha sido ese proceso, qué siente, cómo se se siente, cómo la afecta a ella todo esto.


Ahora, Alice vuelve a preguntar, casi con miedo:

- Bueno, y…¿cuál es esa inseguridad?

“Esa inseguridad”, ésa de la que tú hablas. Y Toni responde con firmeza:

- La vida y todo lo que conlleva.

Que es como decir:  la vida y todo lo relativo a ella, todo lo que la concierne, lo que la acompaña. La vida, sí, y todo lo que contiene, todo aquello a lo que va ligada. 

Toni calla. Alice siente ahora inquietud, temor. No le gusta preguntar lo que el otro no dice voluntariamente, pero ella está implicada en este asunto, forma parte de él. Se arma de valor e intenta que su voz suene normal:


- Y…¿cómo afecta todo esto a nuestra relación?


Afectar” es “influir” en algo un poco negativamente. Así, pues, preguntar:


- ¿Cómo afecta todo esto a nuestra relación?

Sería como preguntar también:

- ¿Cómo influye todo esto en nuestra relación?

- ¿Cómo atañe esto a nuestra relación?

- ¿Todo esto puede perjudicar nuestra relación?


Toni habla con sinceridad al decir que aún no lo sabe, pero que cree poder manejarse mejor con lo que significa una relación, que cree poder desenvolverse mejor en mitad de las consecuencias que se derivan de una relación estable.


Alice, impaciente, pregunta:


- ¿Qué significa?


Toni dice:

- Renuncias, compromiso,…


Renunciares dejar algo voluntariamente. Renunciar es abandonar un proyecto, a una persona, una idea, unas costumbres, una forma de vida. Renunciar se construye con la preposición “a”: renunciar a.


Compromisos son pactos, deberes, obligaciones, responsabilidades,…


Alice siente quemazón en el estómago. No sabe exactamente qué, pero le hubiera gustado oír otra cosa. Tanta sinceridad en Toni, casi hace daño.

Alice ya no quiere ponerse sarcástica, no tiene ningunas ganas de bromear. Dispuesta a oír lo peor, plantea su última pregunta:


- ¿Y cuál es mi lugar en todo esto?


Cuando alguien pregunta por su lugar en una circunstancia vital, está preguntando qué papel le otorga el otro en esta escena, cuál es su valía, su importancia en lo que el otro desea.

Toni responde con la misma sinceridad:


- El lugar del amor.


Alice siente que se va a echar a llorar. Ese es Toni, el Toni que dice cosas así, tremendas, cosas que otros no se atreven, ella misma por ejemplo, porque son una puerta abierta a la fragilidad, al dolor, según las maneje el otro.

Pero Alice le dice a Toni que no sabe si llamarle “cursi” o…”Cursi” ya lo trabajamos, si recordáis, en el episodio nº 33 (página 11 de la guía didáctica), podéis repasar allí su significado más general. 

En nuestro diálogo de hoy, Alice duda si llamarle cursi a Toni porque éste ha dicho algo tremendamente romántico, muy sentimental,…aunque ella esté encantada con el comentario, pero aparenta que no…De hecho, el tono de voz de Toni no ha sido nada cursi, ha sido emotivo, pero no cursi. Y, por otro lado, Alice está encantada de que le digan esas cosas…pero, ella suele sentirse un tanto incómoda al no saber qué responderle…Y responde como mejor sabe.

Ante la elección entre ser llamado cursi o recibir un “beso de tornillo”, un beso largo, apasionado y sin inhibiciones, Toni no duda: lo segundo…porque necesita mimitos, diminutivo de mimos, caricias, demostraciones de cariño.




Y ahora, amigos, nos vamos al Hierbabuena para que Toni y Alice nos dejen entrar en su intimidad y nos enseñen el español de los sentimientos, pero tal y como ellos han hablado en este diálogo:




Alice : -Hola guapo, ¿qué tal?

Toni : -Hola, ven, siéntate.

Alice : -Toni, ¿por qué no me dijiste anoche el motivo de encontrarnos hoy? No me lo dijiste y he estado preocupada todo el día.

Toni : -No podía decírtelo por teléfono.

Alice : -¿No me lo podías decir por teléfono? Ay, ay, ay,…

Toni : He puesto fin al análisis. Bueno, el psicoanalista y yo. 

Alice : - Vaaya….¿Ya estás curado? ¿Ya lo ves todo claro?

Toni : -No te pongas sarcástica. Ni estaba enfermo, ni lo veía todo negro.

Alice : -No seas tonto, sólo quería desdramatizar un poco la situación. Venga, cuéntamelo todo.

Toni : -Si te soy sincero, no sé mucho más que antes de empezar…aunque ahora sé que hay que avanzar a través de la inseguridad.

Alice : -Aah, ¿y…todo este tiempo y esfuerzo te han hecho llegar a esa conclusión?

Toni : -Sí.

Alice : -Bueno, y…¿cuál es esa inseguridad?

Toni : -La vida y todo lo que conlleva.

Alice : -Y…¿Cómo afecta todo esto a nuestra relación?

Toni : -Aún no lo sé, pero creo que puedo manejarme mejor con lo que significa.

Alice : -¿Y…qué significa?

Toni : -Renuncias, compromisos,…

Alice : -¿Y cuál es mi lugar en todo esto?

Toni : -El lugar del amor.

Alice : -¿Qué has dicho?

Toni : -El lugar del amor. Por eso te llamé. Eso era lo que quería decirte.

Alice : -No sé si llamarte cursi o darte un beso de tornillo.

Toni : -Lo segundo. Necesito mimitos.




http://www.spanishpodcast.org

info@spanishpodcast.org




 © Spanishpodcast, 2007-2017