¡Macanudo!




  ¡Macanudo!


Hello and welcome to Spanishpodcast. I am Mercedes speaking to you from Barcelona.In our 92nd episode (¡Macanudo!) Carlota traveled to Buenos Aires to attend a Spanish as a Foreing Language Meeting. When she arrived Noemí is waiting for her at the airport.

Noemí lived in Barcelona for five years and Carlota and her became good friends in that time.

Noemí came back to Buenos Aires three years ago but the both friends have kept in touch all the time. Now Carlota traveled to Buenos Aires and she going to stay at Noemí´s home. They are chatting the whole way with a dialogue full of words of the lunfardo, the characteristic speech of Buenos Aires area.

Will you come with me to know the most popular lunfardo expressions? Come on, you can know too the equivalent words in the european spanish.


En nuestro episodio nº 92 (¡Macanudo!) Carlota ha ido a Buenos Aires para asistir a un congreso de Español Lengua Extranjera (ELE). Cuando llega, su amiga Noemí la está esperando en el aeropuerto.

Noemí vivió cinco años en Barcelona y durante ese tiempo, ella y Carlota se hicieron grandes amigas.

Han pasado tres años desde que Noemí volvió a su país y ambas han mantenido su amistad intacta. Ahora, por fin, Carlota viaja a Buenos Aires. Va a alojarse en casa de su amiga. Este es el diálogo que mantienen durante el trayecto desde el aeropuerto hasta la casa de Noemí, diálogo plagado de términos de lunfardo, las palabras más coloquiales y características del habla de los porteños, de los habitantes de Buenos Aires en este caso.

Ven con nosotros a conocer los vocablos y expresiones más populares y característicos del lunfardo, así como los términos equivalentes en el español de España.





Noemí : -Al fin llegás, flaca, ¿cómo te va? Tenés un aspecto bárbaro.

Carlota : - Hola Noemí, ¿qué tal? ¡Qué gusto verte! ¿Cómo estás?

Noemí : - Muy bien, con ganas de verte. ¿Qué tal por Barcelona?

Carlota : - Todo bien, aunque echo de menos nuestras salidas nocturnas. Eres mi amiga más marchosa.

Noemí : - Che, tenemos una semana para nosotras acá, en Buenos Aires, la vamos a pasar genial.

Carlota : - A ver, cuenta, cuenta, dónde vas a llevarme, qué vas a enseñarme…

Noemí : - ¡Todo! Tenés que conocer todo Buenos aires: La Boca, Palermo, Retiro, Congreso,…todos los barrios.

Carlota : - ¡Macanudo! Ah, y la Plaza de Mayo, la calle Corrientes, la…

Noemí : - Pero Carlota, ¿vos en qué hablás?, ¿que hacés vos hablando lunfardo? Me dejás muy sorprendida…ja ja ja…

Carlota : - Bueno, me he estado preparando un poquito…Pero sólo he dicho “macanudo”

Noemí : - Sí, pero suena lindo con tu acento; ah, ya vi que en tu último email me decías que querías practicar con el voseo…¡Podés comenzar ahora mismo!

Carlota : - Bueno, poco a poco, que no lo domino, todavía me lío

Noemí : - Decime, ¿qué tal el laburo?, ¿seguís en tu colegio?, ¿ganás más guita ahora?

Carlota : - La verdad es que no, estoy igual. Oye, cambiando de tema, ¿qué tal con Fernando?

Noemí : - No estoy más con ese boludo.

Carlota : - ¿Cómo “boludo”?, ¿qué ha pasado?

Noemí : - Te lo quería contar personalmente. Rompimos. No estamos más juntos.

Carlota : - ¡Cómo lo siento, Noemí!

Noemí : - No lo hagás, estoy mejor así. Teníamos bronca todo el tiempo. La casa era un quilombo. Pasame un pucho, no puedo hablar de él sin fumar.

Carlota : - Pero Noemí, ¿has vuelto a fumar? Toma, coge.

Noemí : - Che, flaca, aquí nadie “coge” un cigarrillo, lo agarra. ¿Ya no recordás cómo me reía yo allá, en España, oyendo a todo el mundo “coger” de todo, todo el tiempo? Ja ja ja… Y sí, volví, volví a fumar, ¿y tú, lo dejaste?

Carlota : - Estoy en ello, pero… ¡oye, es verdad, “coger” aquí es tener relaciones sexuales, no?

Noemí : - Bueno, no tan fino, pero es eso… Mirá, Carlota, el Congreso.

Carlota : - ¡Vaya! Precioso, un edificio espectacular.

Noemí : - Esperá a ver el resto. Te voy a llevar por todo Buenos Aires. Ya te dije que era especial.

Carlota : - Y tan especial, realmente no podía imaginar que era una ciudad tan increíble

Noemí : - ¿Pero qué decís? Si aún no viste nada…Mirá, ya llegamos, faltan dos cuadras y estamos en casa.

Carlota : - O sea, que vives en el centro

Noemí : - Sí, mi casa es muy céntrica. ¿Tenés sed? Puse cervezas en la heladera. ¿Tenés hambre?

Carlota : - Mucha

Noemí : - Hoy comés en mi casa, tengo bife y ensalada, recordé que te encantaba la carne y la ensalada.

Carlota : - ¡Eres un sol, Noemí! Esta es una bienvenida de lujo.

Noemí : - Vos lo hiciste muchas veces en Barcelona conmigo. Me invitabas a comer a tu casa y aún recuerdo aquellos platos tan ricos. Y también las paellas de tu vieja, inolvidables.

Carlota : - Venga, vamos, que tenemos mucho de que hablar.

Noemí : - Sí, pero tranquila, andá a la ducha y yo mientras preparo las cervezas.





Queridos amigos, retomamos el diálogo entre Noemí y Carlota, para adentrarnos hoy en todos los vocablos y expresiones del lunfardo porteño que hemos incluido en nuestro diálogo, para que lo conozcáis todos vosotros y para que podáis familiarizaros con algunos de sus términos más conocidos y populares.


Nos habíamos quedado en el momento en que Carlota le pregunta a Noemí que dónde la llevará o qué le enseñará y ésta le dice que la llevará a todos sitios, que le enseñará todo Buenos Aires:


  • Tenés que conocer todo Buenos Aires


Ante las felices promesas de Noemí, Carlota exclama:


- ¡Macanudo!


Carlota, sorprendida y divertida, le dice:


- Pero Carlota, ¿vos, en qué hablás?


En esta frase está elidido el sustantivo “idioma” (recordad que en español es sinónimo de lengua). A veces, oímos hablar a alguien en un idioma que no identificamos y preguntamos:


- ¿En qué idioma habla?

O:

- ¿En qué habla?


Noemí lo pregunta “en voseo” porque se dirige a Carlota:


- Pero vos, ¿en qué hablás?


Y sigue preguntando:


- ¿Qué hacés vos hablando lunfardo?


El lunfardo fue considerado inicialmente como una jerga en el sentido más amplio del término: un lenguaje familiar y especial que cohesiona a los individuos de un determinado grupo, sea éste una clase social, un área geográfica, una ciudad, un grupo profesional, etc. Hoy en día es la modalidad más popular del habla porteña.

Se dice que proviene de los vocablos que, en su día, aportaron los emigrantes españoles e italianos. De hecho, “lunfardo” se deriva de “lombardo”, denominación italiana para los ladrones, que luego se transformó en “lumbardo”, hasta tomar la forma definitiva de “lunfardo”.

Muchos de los términos lunfardos eran usados originariamente en el mundo carcelario. Los presos se comunicaban en una jerga que les resultaba ininteligible a los guardias que los vigilaban. 

Pero eso fue hace mucho tiempo. Actualmente, el lunfardo es la modalidad coloquial y popular del habla de los habitantes del Río de la Plata, una modalidad que mezcla vocablos, locuciones y expresiones del habla argentina más genuina con términos y expresiones provenientes del español, del italiano, del portugués, del inglés, e incluso de voces aborígenes.


Por todo ello, quizás fuera más correcto referirse al lunfardo como el habla típica de los porteños bonaerenses, y no considerarla como una simple jerga, con las connotaciones peyorativas que a veces acompañan a este concepto. El lunfardo tiene, además, su propia academia: la Academia Porteña del Lunfardo, creada en 1962 con el objetivo de estudiar, ampliar, fijar, investigar y difundir el habla popular porteña, el habla de los rioplatenses, de los bonaerenses, de los porteños, el habla más familiar, coloquial y popular: el lunfardo.


Un último apunte importante. El lunfardo simboliza también el corazón de la creación más genuinamente argentina: las letras de los tangos. 




Ante la pregunta directa de Noemí:


- ¿Qué hacés vos hablando lunfardo?


Carlota dice tímidamente que se ha estado preparando un poquito para hablar con ella, pero que, al fin y al cabo, sólo ha dicho “macanudo”, pero con acento español, no argentino, como quien dice “estupendo”.

Por eso Noemí se ríe y se muestra amable, diciéndole que suena “lindo”. Este “lindo” o “linda”se usa mucho para decir “bonito”, “guapo”, “agradable”, etc.


Noemí anima a Carlota a practicar el voseo. Sabe que Carlota se pirra por los fenómenos lingüísticos de cada variedad del español, aunque Carlota no se ve capaz aún de practicarlo; todavía “se lía”, se equivoca, se confunde mucho.


Noemí le pregunta por el “laburo”, término familiar e informal lunfardo para referirse al “trabajo”. También le pregunta si ahora gana más “guita”, más dinero. “Guita” y “plata” son dos formas habituales, muy frecuentes, de nombrar la pasta, el dinero.


Carlota dice:


- Oye, cambiando de tema…


Porque va a hablar de otra cosa. Acaba de recordar que Noemí le había hablado en anteriores conversaciones, de Fernando, su último amor. Y Carlota quiere saber cómo va la relación. La respuesta de Noemí la deja sorprendidísima:


- No estoy más con ese boludo


¿Veis? Cuando en el español europeo decimos:


 - Ya no estoy con ese idiota


En argentino no se usa este “ya”, sólo se añade un “más” tras el verbo en negativo para indicar que algo ha terminado:


- No estoy más con ese boludo


Boludo”, igual que “pelotudo”, es un sonoro y expresivo insulto lunfardo. Quiere decir “imbécil”, “estúpido”, “necio”, “miserable”, “cretino”, …y lindezas por el estilo.


Noemí le explica que era un tío con muy mal genio, que se enfadaba por todo, que “estaban en bronca” todo el tiempo, o sea, que se peleaban constantemente. Añade que la casa era un “quilombo”. La acepción original del “quilombo” era “burdel”, “casa de prostitución”, pero actualmente se usa como sinónimo de “lío”, “follón”, “desorden”, “confusión”, “jaleo”, “escándalo”, etc.


Noemí se altera cada vez que habla de Fernando, por eso le pide un cigarrillo a Carlota, pero se lo pide en lunfardo:


- Pasame un pucho


Así se le llama al cigarrillo en lunfardo:


- Pucho

O:

- Faso 



Noemí ha vuelto a fumar y Carlota lo intenta dejar, por eso dice:


- Estoy en ello


que es como decir:


- Estoy intentando dejarlo


Carlota sacude su paquete de cigarrillos y cuando asoma uno,  le dice a Noemí:


- Toma, coge


Aaaaaah, amigos, hemos llegado a la palabra fundamental del episodio: coger, un inocentíiiiissssimo término en español peninsular, con más de treinta acepciones, todas ellas correctas e inocentes, pero que provocan la risa de nuestros amigos sudamericanos porque para ellos, "coger" no es sinónimo de "agarrar", "tomar" o "asir", ni de una treintena más de significaciones en esta línea.


Allá, al otro lado del Atlántico, "coger" es "realizar el acto sexual", "mantener relaciones sexuales", y el resto de sinónimos más coloquiales y populares -vulgares algunos-  que ya trabajamos exhaustivamente en el episodio nº 70 ("Relaciones Ecológicas").


Por eso Noemí dice:



- Che, flaca, aquí nadie coge un cigarrillo, lo agarra. ¿Ya no recordás cómo me reía yo allá, en España, oyendo a todo el mundo "coger" de todo, todo el tiempo? 



El trayecto finaliza, están llegando a casa de Noemí, sólo faltan dos cuadras, dos tramos de calle con casas, comprendidos entre esquinas, o lo que aquí llamamos "manzanas" en las ciudades.


Noemí ha puesto cervezas en la heladera, la forma en que allá se llama a la nevera de aquí, o al frigorífico. Charlando, charlando, Noemí aún recuerda las comidas que compartió con Carlota en su casa de Barcelona, así como las paellas de su "vieja", forma familiar y entrañable de hablar de los padres de alguien (tus viejos, tu viejo, tu vieja,...).


Finalmente, ya en la casa, Noemí anima a Carlota a que se dé una ducha tranquila después de un viaje tan largo y sustituye nuestro "ve" o "vete" por la forma "andá" o "andate", que es la que se usa en el español de Argentina para decirle a alguien que vaya a algún sitio: andá, andate.


Aquí, al final del episodio, os dejo un pequeño diccionario con todos estos populares términos lunfardos que hemos trabajado, por si les queréis echar un vistazo de vez en cuando:





- flaca / flaco : apelativo cariñoso para dirigirse a un hombre o a una mujer, aunque no estén delgados


- bárbaro/a : genial, estupendo, fantástico


- che : eh, vale, oye, ...


- macanudo/a : excelente, perfecto, espléndido


- lindo/a : bonito, guapo, bueno


- laburo : trabajo


- guita : dinero


- boludo/a : estúpido, necio, imbécil


- tener bronca  : enfadarse, discutir


- quilombo : lío, desorden, escándalo, problemas


- pucho : cigarrillo


- coger : tener relaciones sexuales


- cuadra : manzana urbana, trozo de calle entre dos esquinas


- heladera : frigorífico, nevera


- bife : bistec


- vieja : madre


- andá : ve, vete






Oímos, ya para acabar, el diálogo entre Carlota y Noemí, ahora con un ritmo más vivo:


Noemí : -Al fin llegás, flaca, ¿cómo te va? Tenés un aspecto bárbaro.

Carlota : - Hola Noemí, ¿qué tal? ¡Qué gusto verte! ¿Cómo estás?

Noemí : - Muy bien, con ganas de verte. ¿Qué tal por Barcelona?

Carlota : - Todo bien, aunque echo de menos nuestras salidas nocturnas. Eres mi amiga más marchosa.

Noemí : - Che, tenemos una semana para nosotras acá, en Buenos Aires, la vamos a pasar genial.

Carlota : - A ver, cuenta, cuenta, dónde vas a llevarme, qué vas a enseñarme…

Noemí : - ¡Todo! Tenés que conocer todo Buenos aires: La Boca, Palermo, Retiro, Congreso,…todos los barrios.

Carlota : - ¡Macanudo! Ah, y la Plaza de Mayo, la calle Corrientes, la…

Noemí : - Pero Carlota, ¿vos en qué hablás?, ¿que hacés vos hablando lunfardo? Me dejás muy sorprendida.

Carlota : - Bueno, me he estado preparando un poquito…Y sólo he dicho “macanudo”

Noemí : - Sí, pero suena lindo con tu acento; ah, ya vi que en tu último email me decías que querías practicar con el voseo…¡Podés comenzar ahora mismo!

Carlota : - Bueno, poco a poco, que no lo domino, todavía me lío

Noemí : - Decime, ¿qué tal el laburo?, ¿seguís en tu colegio?, ¿ganás más guita ahora?

Carlota : - La verdad es que no, estoy igual. Oye, cambiando de tema, ¿qué tal con Fernando?

Noemí : - No estoy más con ese boludo.

Carlota : - ¿Cómo “boludo”?, ¿qué ha pasado?

Noemí : - Te lo quería contar personalmente. Rompimos. No estamos más juntos.

Carlota : - ¡Cómo lo siento, Noemí!

Noemí : - No lo hagás, estoy mejor así. Teníamos bronca todo el tiempo. La casa era un quilombo. Pasame un pucho, no puedo hablar de él sin fumar.

Carlota : - Pero Noemí, ¿has vuelto a fumar? Toma, coge.

Noemí : - Che, flaca, aquí nadie “coge” un cigarrillo, lo agarra. ¿Ya no recordás cómo me reía yo allá, en España, oyendo a todo el mundo “coger” de todo, todo el tiempo? Ja ja ja… Y sí, volví, volví a fumar, ¿y tú, lo dejaste?

Carlota : - Estoy en ello, pero… ¡oye, es verdad, “coger” aquí es tener relaciones sexuales, no?

Noemí : - Bueno, no tan fino, pero es eso… Mirá, Carlota, el Congreso.

Carlota : - ¡Vaya! Precioso, un edificio espectacular.

Noemí : - Esperá a ver el resto. Te voy a llevar por todo Buenos Aires. Ya te dije que era especial.

Carlota : - Y tan especial, realmente no podía imaginar que era una ciudad tan increíble

Noemí : - ¿Pero qué decís? Si aún no viste nada…Mirá, ya llegamos, faltan dos cuadras y estamos en casa.

Carlota : - O sea, que vives en el centro

Noemí : - Sí, mi casa es muy céntrica. ¿Tenés sed? Puse cervezas en la heladera. ¿Tenés hambre?

Carlota : - Mucha

Noemí : - Hoy comés en mi casa, tengo bife y ensalada, recordé que te encantaba la carne y la ensalada.

Carlota : - ¡Eres un sol, Noemí! Esta es una bienvenida de lujo.

Noemí : - Vos lo hiciste muchas veces en Barcelona conmigo. Me invitabas a comer a tu casa y aún recuerdo aquellos platos tan ricos. Y también las paellas de tu vieja, inolvidables.

Carlota : - Venga, vamos, que tenemos mucho de que hablar.

Noemí : - Sí, pero tranquila, andá a la ducha y yo mientras preparo las cervezas.



* * *





Bien amigos, esperamos que hayáis aprendido un poquito español argentino, así como que hayáis disfrutado asistiendo al fenómeno lingüístico del lunfardo, el habla coloquial de los porteños, el alma de los tangos. Así, si viajáis a Buenos Aires, o las zonas rioplatenses, podréis entender más cosas y practicar lunfardo con los nativos.


Os recordamos que si estáis planeando vuestras vacaciones a algún país de habla hispana, podéis practicar más exhaustivamente vuestro español con los ejercicios que Spanishpodcast pone a vuestra disposición. Audioejercicios diseñados para poner en vuestras manos un pequeño audiolibrito sobre cada episodio, con preguntas, con ejercicios de comprensión, con otro podcast para ampliar y afianzar los objetivos de cada episodio, y con una especial entrenamiento en la pronunciación. Ya están listos casi 40 paquetes de ejercicios para que aceleréis a fondo y progreséis a mucho mejor ritmo.


Nos vemos la próxima semana. Os deseamos lo mejor. Nuestros más cordiales saludos desde Barcelona. Adióooooos.



* * *





http://www.spanishpodcast.org

info@spanishpodcast.org


 


 © Spanishpodcast, 2007-2017