Mamá, soy gay







Mamá, soy gay




Montse, Coral, Luisa y Alejandra se van al cine a ver la última película de Hulk. Pilar no va con ellas; se va a casa de sus padres a cenar. Dice que su hermano Paco le ha pedido que no falte a la cena porque tiene que hablar de un asunto con toda la familia.

Cuando llega a casa, Paco ya ha llegado. La mesa está puesta. Y todos se sientan a cenar.


Madre : -Bueno, hijos, de primero he hecho pastel de verduras con mayonesa, que sé que os gusta a todos.

Nacho : -A mí, regular.

Madre : -No empecemos, Nacho. Este pastel te encanta.

Nacho : -Si tú lo dices.

Pilar : -¡Qué bien, mamá! Yo no hago nada al horno, no tengo tiempo.

Madre : -Ay, hija, siempre te lo digo: los mejores platos son de horno.

Padre : -¿Cómo va por el despacho, hijo?

Paco : -Bien, papá. Mucho trabajo, como de costumbre. 

Padre : -¿Algún proyecto nuevo, entre manos?

Paco : -Sí, nos han encargado dos rascacielos en el Distrito Financiero.

Madre : -Nacho, por Dios, come más despacio que te vas a atragantar.

Pilar, ¿cómo van las clases con los pequeños?

Pilar : -Bien, pero ahora en junio es muy cansado: evaluaciones, informes, entrevistas con los padres,…

Madre : -Voy a buscar el segundo. Os he preparado estofado con champiñones.

Pilar : -¡Mmmmm! ¡Cómo huele!

Madre : -Aquí está.

Padre : -Paco, me ha dicho mamá que querías comentarnos un asunto.

Paco : Sí.


(Silencio)


Nacho : -Va, tío, larga… ¡Ah, ya lo sé! Tienes novia, seguro,…

Paco : -Quiero deciros una cosa.

Madre : -Ay, hijo, qué serio te has puesto, ¿qué ocurre?, ¿te ha pasado algo?


(Silencio)


Pilar : -Paco, ¿qué pasa?

Paco : -No me ha pasado nada malo. Pero tengo que deciros que …

Madre : ¡Paco, hijo mío!

Paco : -Papá, mamá, soy gay.


(Silencio)


Paco : -Tenía que decíroslo a todos, no podía callarlo por más tiempo. Y no he podido encontrar otra forma de hacerlo.

Madre : Pero...pero hijo…¿qué estás diciendo?, ¿te das...te das cuenta de lo que estás diciendo?

Pilar : -Mamá, cálmate, por favor. Es gay. Vale. Bueno, todos lo sospechábamos, ¿no? Al menos yo llevo años pensándolo.

Nacho : -Gay es maricón, ¿no?

Pilar : -No, Nacho, maricón se dice como un insulto. Gay es como decir homosexual.

Padre : -Hijo, esto es…esto es un golpe para nosotros. Yo nunca pensé que tú…, bueno…, que tú fueras…homosexual.

Paco : -Lo sé papá.

Madre : -Pero hijo, si tú has salido con chicas…No puedo entender que no te gusten las mujeres.

Paco : -Salía con chicas por la presión que todos ejercíais sobre mí para que saliera con chicas. Y tenía muy buenas amigas, pero no me gustaban como una mujer le gusta a un hombre.

Mamá, por favor no me mires así…No me mires como si fuera un bicho raro.

Madre : -Pero Paco, hijo, ¿desde… desde cuándo tienes…”eso”?

Paco : -Desde que tengo uso de razón, mamá. Desde que me gustó el primer niño en el colegio, de pequeños.

Madre : ¡Huy por Dios!

Padre : -Paco, hijo, ¿has consultado con algún psicólogo?

Paco : -Lo siento, papá, pero no estoy enfermo, ni necesito un psicólogo. Es sólo… que me gustan los hombres.

Padre : -¡Paco, un respeto delante de tus padres!

Paco : -Deciros esto y no esconderlo por más tiempo, es respetaros profundamente.

Pilar : -Vamos a ver, no hagamos de esto un asunto dramático. Paco es gay…, bueno, ¿y qué pasa?

Mamá, por favor, no llores.

Madre : -Claro que pasa, hija, claro que pasa. Nosotros creíamos que Paco se casaría algún día, que tendría hijos, que formaría una familia, que sería feliz.

Paco : -Mamá, escúchame: me casaré algún día, tendré una familia e hijos, seré feliz.

Madre : -Con otro…¡hombre!

Paco : -Sí, con otro hombre. Ese es mi deseo. Lucharé por eso.

Padre : -Hijo mío, yo no voy a montarte una escena, pero no puedo seguir hablando de esto, no ahora.


(El padre se levanta de la mesa y se va a su despacho).


Pilar : -Paco, ¿por qué has elegido este momento?

Paco : -¿Hay algún momento óptimo para decirlo?

Madre : ¡Ay, hijo mío, qué decepción!

Paco : -Mamá, me duele que digas eso, me duele mucho. Yo no pretendo decepcionarte. Soy el mismo de hace media hora, el mismo de toda la vida.

Madre : Quizás, hijo, pero es como si se me hubiera roto un sueño, el mejor de mis sueños.

Nacho : -Me voy a mi habitación. Oye, Paco, tú no pareces marica. No tienes pluma.

Paco : -Eso son tópicos, Nacho. Unos tienen y otros no.

Madre : -Hijo, yo no puedo asumir esto así como así. Estoy muy disgustada. Estoy dolida.

Paco : -Lo sé mamá. También para mí está siendo muy duro.


(La madre también sale del comedor)


Pilar : -Ay, hermanito, debe ser muy duro salir del armario.

Paco : -Lo es. Pero aún lo es más quedarse dentro.

Pilar : - No te preocupes. El tiempo pondrá todo en su sitio. Mientras, cuenta conmigo.


* * *


Ya veis, amigos, la cena ha empezado como muchas cenas familiares típicas, hablando de cosas triviales, normales.


El padre le pregunta a su hijo, a Paco, que cómo va el trabajo por el despacho. Paco trabaja en un Despacho de Arquitectos y Aparejadores, un local profesional donde trabaja un equipo de arquitectos.


Paco le explica a su padre que tienen un nuevo proyecto entre manos. "Entre manos" (dos palabras) quiere decir que lo están gestionando en la actualidad.

  

La madre le pregunta a Pilar qué tal le va el trabajo en el colegio. Así va transcurriendo la cena. La madre va a buscar el segundo plato. Y mientras el padre aprovecha para recordarle a Paco que quería comentarles algo.


En ese momento, el tiempo parece detenerse para Paco. Se le acaba de hacer un nudo en el estómago, tan intenso y tan profundo, que le produce dolor físico. Paco nota que se le ha disparado el corazón, que le late como un caballo desbocado. Se le está secando la boca. Se le está quedando la mente en blanco...¡Dios mío! Es un ataque de pánico en toda regla.



Paco intenta reponerse. Bebe un sorbo de agua. Respira hondo. No puede relajar su estómago ni aminorar los latidos de su corazón...pero ya es demasiado tarde...Esta vez tiene que ser la definitiva. Tiene que decírselo.


En ese momento, Nacho, el hermano pequeño le dice:

-Va tío, larga...


Coloquialmente, "largar" es explicar una cosa, contarle algo a alguien. Nacho añade que ya sabe lo que va a decirles su hermano mayor: que tiene novia.


Paco les anuncia otra vez que quiere decirles algo. La madre percibe la seriedad de su rostro, la gravedad de su mirada, y barrunta algo especial, algo grave, presiente que está a punto de pasar algo fuera de lo normal. Pilar también empieza a preocuparse.



Paco dice por fin:

- Papá, mamá, soy gay.



El tiempo queda, efectivamente, suspendido en la habitación. Nadie habla. El silencio es tenso y espeso, parece que pueda cortarse con un cuchillo. 


Tras unos segundos, Paco continúa:


Tenía que decíroslo a todos.  

Tenía la necesidad de explicároslo, tenía que decíroslo: deciros esto a vosotros...............decíroslo.



La madre dice la típica frase-pregunta que decimos cuando no podemos creer lo que estamos oyendo. Cuando no damos crédito a lo que nos dicen, usamos la exclamación:


- Pero ¿qué estás diciendo?


O más enfático aún:


- ¿Te das cuenta de lo que estás diciendo?



"Darse cuenta" de algo es ser consciente de algo, saber lo que dices, controlarlo. 

Cuando preguntas a alguien si se da cuenta de lo que dice, le estás diciendo que parece que no sea consciente de la gravedad de sus palabras. 


Y se dice con esta frase:


¿Pero tú te das cuenta de lo que estás diciendo?


Como diciendo:


¡Pero qué barbaridad estás diciendo! ¡Qué disparate!




Pilar argumenta: 


- Paco es gay. Vale. Bueno, todos lo sospechábamos, ¿no?



Pilar usa aquí el pretérito imperfecto de indicativo porque describe una situación pasada continuada, es decir, ella sospechaba que su hermano era gay. Y añade:


- Llevo años pensándolo.


Llevo + gerundio para expresar una acción durativa en un tiempo continuado: durante años, Pilar ha estado pensando que su hermano tenía una orientación sexual diferente a la esperada.




En ese momento, la intervención de Nacho es como echarle más leña al fuego. Nacho pregunta si "gay" es lo mismo, o significa lo mismo que "maricón". Lo pregunta con la frescura y el desparpajo típico del chaval que no está en el mismo drama que los adultos.


"Maricón" es el aumentativo de "marica" y es una palabra que se usa muchas veces como un insulto grosero; suele usarse con dos sentidos:



- Para llamarle a un hombre afeminado, débil, homosexual, amanerado, pero con este apelativo vulgar usado de forma hiriente, humillante.


O también:


Para llamarle a alguien "maricón" como sinónimo de mala persona, de tipo malicioso o dañino.



Por eso Pilar corre a decirle a Nacho que no es exactamente lo mismo, ya que "maricón", cuando se le dice a una persona homosexual, es para insultarlo, para humillarlo

Y Pilar le explica que hay dos palabras universales y correctas que definen la inclinación sexual de una persona hacia personas de su mismo sexo:



- Gay (en español se pronuncia “gay” o “guei”, de las dos formas)


U:


- Homosexual

En el caso de los hombres.




Y:



- Homosexual


O:


-Lesbiana

En el caso de las mujeres.



Heterosexual se usa para hombres y mujeres cuando la orientación sexual se dirige a personas del otro sexo.



El padre está golpeado. Le es difícil hablar. Le dice a Paco que esta declaración suya es un golpe para ellos. Golpe se suele usar para describir un impacto físico (un puñetazo, un golpe con un objeto,etc.), pero en este caso es usado como sinónimo de conmoción, de sorpresa violenta, de shock.




El padre dice:

Yo nunca pensé que tú fueras...homosexual. 


Salimos un momentito del drama en casa de Paco, para que os fijéis en esta estructura de subjuntivo. Un verbo de opinión, en pasado, en pretérito indefinido (de indicativo, claro), precedido de la negación “nunca” + que + pretérito imperfecto de subjuntivo.


La madre está buscando argumentos, razones, para contradecir la confesión de su hijo. Y le dice que él ha salido con chicas. Le dice:



No puedo entender que no te gusten las mujeres.



Aquí tenemos otro verbo de opinión, esta vez en presente y precedido de negación: no entiendo, no puedo entender,... + que + una oración subordinada con subjuntivo, ambos en presente:


- No entiendo que no te gusten las mujeres

- No puedo entender que no te gusten las mujeres



 Y Paco le dice a su madre que salía con chicas (describe acciones pasadas en imperfecto de indicativo) por la presión que todos ejercían sobre él para que lo hiciera. Aquí tenemos otro ejemplos de concordancia:


pretérito imperfecto de indicativo------> finalidad (para que) -------> pretérito imperfecto de subjuntivo



- (Lo hacía) porque me presionábais -----> para que -------> lo hiciera

- (Lo hacía) porque me presionábais -----> para que -------> saliera con chicas

- Salía con chicas por la presión que ejercíais sobre mí -----> para que --> (yo) saliera con ellas.


Paco dice que tenía muy buenas amigas entre las chicas, pero que no le gustaban como una mujer le gusta a un hombre, es decir, que las chicas no le atraían.



En un momento dado, Paco le pide a su madre que no le mire como lo está haciendo, como si viera a un bicho raro, como si él fuera un bicho raro.


El ruego de Paco, o el mandato, como queramos: aquí tenemos nuestro imperativo negativo seguido de una oración subordinada adverbial modal introducida por:


- Como si...


Es decir:


No me mires como si yo fuera un bicho raro.

No lo soy, pero tú me miras como si realmente lo fuera.


Un "bicho raro" tiene estas dos palabras: "bicho" que significa pequeño animal indefinido, o "alimaña" -algo así-,  y "bicho raro" (estas dos palabras juntas) que se aplica a una persona extraña, de carácter poco convencional o de costumbres poco usuales.


La madre le mira como si le viera por primera vez, por eso Paco le ruega que no lo mire como si viera en él a un extraño, a un bicho raro.


La madre quiere recomponer las piezas del puzzle, del rompecabezas y siente la necesidad de saber cuándo empezó esta historia y por qué.


Pero la respuesta de su hijo de que "esto" empezó desde que él tuvo uso de razón, es decir, desde que aparece la capacidad de razonar y de madurar, pasada la primera infancia, esta respuesta, decimos, sólo hace que confundir más a su madre.


Paco añade, además, que esto empezó desde que le gustó el primer niño (no la primera niña), en el colegio, de pequeños.


Por eso la madre se escandaliza y dice:


  ¡Huy, por Dios!


Una exclamación que expresa sorpresa, pero desagradable sorpresa en este caso.



También el padre intenta encajar las piezas del rompecabezas. Quizás no todo esté perdido...quizás... por eso le pregunta a su hijo si ha consultado con algún psicólogo.


Ahí Paco empieza a perder la serenidad. Otra vez la misma historia: la homosexualidad es una enfermedad. O una perversión.


Sabía que sería así, duro, difícil, doloroso. Intenta que no le tiemble la voz cuando dice:



Lo siento, papá, pero no estoy enfermo, ni necesito un psicólogo. Es sólo que me gustan los hombres.



Al decir esta frase sin tapujos, con todas sus letras, el padre se escandaliza, cree que su hijo está faltándoles el respeto a él y a su madre, y ejerce de padre al decirle con tono grave y autoritario:



¡Paco, un respeto delante de tus padres!



Esto se dice mucho en español para pedir respeto. Se dice:


- Un respeto delante de los mayores

O:

- Un respeto para los enfermos



Pilar intenta desdramatizar la situación diciendo que vale, que de acuerdo, que Paco es gay; bien...y...¿qué pasa?


Pero la madre no lo ve así. La madre dice que sí que pasan cosas después de haber escuchado a su hijo, porque:



-Nosotros creíamos...


- ...que Paco se casaría algún día

-...que tendría hijos

-...que formaría una familia

-... que sería feliz



Es decir, tenemos un verbo en imperfecto de indicativo, un verbo que expresa que se tenía una opinión, una creencia, en el pasado:


- Yo creía

Yo creía + que


Es decir, una oración subordinada:

- Yo creía que tú --------------> harías una serie de cosas



Era una hipótesis. En el pasado, la madre creía que su hijo:


se casaría

tendría hijos

formaría una familia

sería feliz



Esa es la formulación de un deseo, el deseo que su madre tenía en el pasado, ahora ya no, y que formula con:



pretérito imperfecto de indicativo + que + condicional simple




El padre intenta reunir toda su serenidad. Está sufriendo, pero quiere mucho a su hijo, y por eso intenta quitarle hierro al asunto, diciendo:


- Hijo mío, no voy a montarte una escena.


"Montar una escena" es organizar un escándalo, hacer un espectáculo desagradable y ostensible de algo.



Pero el padre es honesto y muestra su fragilidad en esos momentos. No puede seguir hablando sobre este tema, no puede, no tiene las palabras, le da miedo no saber decir lo adecuado, o perder los nervios  o las buenas maneras...quiere dejar pasar estos primeros momentos tras el impacto y dejar que se le enfríe la cabeza. Paco es su hijo. Lo quiere. Pero en estos momentos no tiene la fortaleza suficiente para aparentar que está tranquilo y que lo comprende. No puede fingir. Y se va a su despacho.



La madre dice de pronto: 


- ¡Ay, hijo mío, qué decepción!


"Decepción" es la frustración de una expectativa. Una decepción es una desilusión, un chasco.



Paco le dice abiertamente a su madre que no le diga eso, que eso duele. Y mucho.


La madre también se derrumba, ni siquiera le lleva la contraria a Paco. Le dice que quizás sea el mismo de siempre, pero ella ya no es la misma de hace media hora porque:

   

- ...es como si se le hubiera roto el mejor de sus sueños.



En ese momento, Nacho se levanta también para irse. Un tanto intrigado, le dice a su hermano que él no parece marica, porque no tiene pluma.


Se dice que alguien tiene "pluma" (hay quien lo dice en plural, "plumas") cuando es muy amanerado, muy exagerado en la exhibición de gestos de la cara o de las manos, gestos también típicos de algún tipo de mujeres -muy pocas- muy afectadas también al gesticular.



Expresiones similares sería:



- tener pluma


- tener mucha pluma


- vérsele (a alguien) la pluma


- perder aceite


- ser una loca


- ser una locaza


- ser una diva





También se dicen las siguientes expresiones, también coloquiales, para denominar  la condición homosexual:




- ser de la acera de enfrente


- ser de la cáscara amarga


- entender




Paco casi sonríe ante el comentario de Nacho y recuerda que hablar de esto en su familia es moverse entre tópicos.



La madre le dice que no puede asumir esto así como así, que no puede aceptar todas estas novedades, como si nada, así como así, sin darle importancia. No. No puede. Está disgustada: enfadada, incómoda , molesta. Y esta dolida: lastimada y afligida.



Cuando se quedan solos él y Pilar, ésta le dice:


- Ay, hermanito, debe ser muy duro salir del armario.


Este "debe ser" es como una suposición con mucha certeza


Y "salir del armario" es la expresión universal que significa que una persona homosexual declara voluntaria y públicamente su condición de tal, que ya no lo oculta, que no lo esconde, sino que lo dice con naturalidad a quien quiera saberlo.


Se dice "salir del clóset" (con acento en la “o”) en la mayoría de zonas de América Latina, y se dice "to come out of the closet" en inglés, así es que no puede ser más coincidente en todas las lenguas.


Paco dice que sí, que es duro, pero que lo es más aún quedarse dentro. El lo sabe bien.  

             

Pilar le calma, le dice que el tiempo hará su trabajo de recolocar todo en su sitio. Y que cuente con ella. Suerte de algunos hermanos, suerte de los aliados cuando uno se siente tan solo que podría creer que sólo él está sobre la faz de la tierra.


Ahora duele menos el estómago, el corazón también parece controlarse un poco. Sólo queda esperar. Si él -Paco-  ha necesitado veinte años para poder asumir que es gay y para poder decirlo, cómo no va a darle a sus padres todo el tiempo que necesiten...



* * *



Bien amigos, escuchemos de nuevo el diálogo, tal y como se ha producido en el comedor de casa de Pilar.




Madre : -Bueno, hijos, de primero he hecho pastel de verduras con mayonesa, que sé que os gusta a todos.

Nacho : -A mí, regular.

Madre : -No empecemos, Nacho. Este pastel te encanta.

Nacho : -Si tú lo dices.

Pilar : -¡Qué bien, mamá! Yo no hago nada al horno, no tengo tiempo.

Madre : -Ay, hija, siempre te lo digo: los mejores platos son de horno.

Padre : -¿Cómo va por el despacho, hijo?

Paco : -Bien, papá. Mucho trabajo, como de costumbre.

Padre : -¿Algún proyecto nuevo, entre manos?

Paco : -Sí, nos han encargado dos rascacielos en el Distrito Financiero.

Madre : -Nacho, por Dios, come más despacio que te vas a atragantar.

Pilar, ¿cómo van las clases con los pequeños?

Pilar : -Bien, pero ahora en junio es muy cansado: evaluaciones, informes, entrevistas con los padres,…

Madre : -Voy a buscar el segundo. Os he preparado estofado con champiñones.

Pilar : -¡Mmmmm! ¡Cómo huele!

Madre : -Aquí está.

Padre : -Paco, me ha dicho mamá que querías comentarnos un asunto.

Paco : Sí.

(Silencio)

Nacho : -Va, tío, larga… ¡Ah, ya lo sé! Tienes novia, seguro,…

Paco : -Quiero deciros una cosa.

Madre : -Ay, hijo, qué serio te has puesto, ¿qué ocurre?, ¿te ha pasado algo?

(Silencio)

Pilar : -Paco, ¿qué pasa?

Paco : -No me ha pasado nada malo. Pero tengo que deciros que …

Madre : ¡Paco, hijo mío!

Paco : -Papá, mamá, soy gay.


(Silencio)


Paco : -Tenía que decíroslo a todos, no podía callarlo por más tiempo. Y no he podido encontrar otra forma de hacerlo.

Madre : Pero hijo…¿qué estás diciendo?, ¿te das cuenta de lo que estás diciendo?

Pilar : -Mamá, cálmate, por favor. Es gay. Vale. Bueno, todos lo sospechábamos, ¿no? Al menos yo llevo años pensándolo.

Nacho : -Gay es maricón, ¿no?

Pilar : -No, maricón se dice como un insulto. Gay es como decir homosexual.

Padre : -Hijo, esto es…esto es un golpe para nosotros. Yo nunca pensé que tú…, bueno…, que tú fueras…homosexual.

Paco : -Lo sé papá.

Madre : -Pero...pero  hijo, si tú has salido con chicas…No puedo entender que no te gusten las mujeres.

Paco : -Salía con chicas por la presión que todos ejercíais sobre mí para que saliera con chicas. Y tenía muy buenas amigas, pero no me gustaban como una mujer gusta a un hombre.

Mamá, por favor no me mires así…No me mires como si fuera un bicho raro.

Madre : -Pero Paco, hijo, ¿desde cuándo…, desde cuándo tienes…”eso”?

Paco : -Desde que tengo uso de razón, mamá. Desde que me gustó el primer niño en el colegio, de pequeños.

Madre : ¡Huy por Dios!

Padre : -Paco, hijo, ¿has consultado con algún psicólogo?

Paco : -Lo siento, papá, pero no estoy enfermo, ni necesito un psicólogo. Es sólo… que me gustan los hombres.

Padre : -¡Paco, un respeto delante de tus padres!

Paco : -Deciros esto y no esconderlo por más tiempo, es respetaros profundamente.

Pilar : -Vamos a ver, no hagamos de esto un asunto dramático. Paco es gay…, bueno, ¿y qué pasa?

Mamá, por favor, no llores.

Madre : -Claro que pasa. Nosotros creíamos que Paco se casaría algún día, que tendría hijos, que formaría una familia, que sería feliz.

Paco : -Mamá, escúchame: me casaré algún día, tendré una familia e hijos, seré feliz.

Madre : -Con otro…¡hombre!

Paco : -Sí, con otro hombre. Ese es mi deseo. Lucharé por eso.

Padre : -Hijo mío, yo no voy a montarte una escena, pero no puedo seguir hablando de esto, no ahora.


(El padre se levanta de la mesa y se va a su despacho).


Pilar : -Paco, ¿por qué has elegido este momento?

Paco : -¿Hay algún momento óptimo para decirlo?

Madre : ¡Ay, hijo mío, qué decepción!

Paco : -Mamá, me duele que digas eso, me duele mucho. Yo no pretendo decepcionarte. Soy el mismo de hace media hora, el mismo de toda la vida.

Madre : Quizás, hijo, pero es como si se me hubiera roto un sueño, el mejor de mis sueños.

Nacho : -Me voy a mi habitación. Oye, Paco, tú no pareces marica. No tienes pluma.

Paco : -Eso son tópicos, Nacho. Unos tienen y otros no.

Madre : -Hijo, yo no puedo asumir esto así como así. Estoy muy disgustada. Estoy dolida.

Paco : -Lo sé mamá. También para mí está siendo muy duro.


(La madre se va)


Pilar : -Ay, hermanito, debe ser muy duro salir del armario.

Paco : -Lo es. Pero aún lo es más quedarse dentro.

Pilar : -No te preocupes. El tiempo pondrá todo en su sitio. Mientras, cuenta conmigo.




* * *

  

Bien amigos, hasta aquí nuestro episodio de hoy.  Esperamos volver a encontrarnos con vosotros muy prontito, dentro de unos días tan sólo. Hasta entonces, recibid nuestros más cariñosos saludos desde barcelona. Adiós. 


http://www.spanishpodcast.org

info@spanishpodcast.org





 © Spanishpodcast, 2007-2017