María tiene nostalgia






María tiene nostalgia




María lleva un año en Barcelona. En el primer episodio de Spanishpodcast, María había llegado a Barcelona, desde Colombia, con una beca para hacer un curso de 9 meses.

¿Recordáis su encuentro con la señora Feliu? 

Posteriormente, María logró encontrar trabajo y se ha quedado un curso más. Quiere hacer un postgrado y redondear su formación.

Pero María echa de menos a su familia, a sus amigos de Bogotá. Está nostálgica hasta de la comida de su país. 

Llama a su madre para contarle cómo le van, en Barcelona, las cosas; para saber noticias de su familia, pero sobre todo, para oír la voz de los suyos.


Dieguito : -¿Síii?

María : -Hola, soy María, ¿con quién hablo?

Dieguito : -Soy Dieguito.

María : -¡Dieguito, cariño! Soy tu hermana. ¿Cómo estás?

Dieguito : -¡Chévere, María! Qué bueno oírte, hermanita, ¿cómo te va por ahí?

María : -Genial, Dieguito. ¿Cómo están todos ustedes?

Dieguito : -Espera…Mamá me está quitando el teléfono…

Madre : -Hija, hija, María, cariño, ¿cómo estás?, dime…

María : -Hola mamita, ¡qué bueno hablarnos! Yo estoy bien, con mis estudios, con mi trabajo.

Madre : -María, te noto rara la voz, ¿pasa algo, hija?

María : -No mami, todo en orden. Es sólo que os echo de menos.

Madre : -¡Ay, hija! Nosotros también te añoramos mucho  . Tu papá y yo nos pasamos el día hablando de ti. 

María : -Mamá, ¿ustedes están bien?

Madre : -Sí, hija. Dieguito muy bien en la escuela. Y tu hermana Laura acabando sus estudios de secretariado. Y a ti, ¿cómo te va en la Universidad, María?

María : -Trabajo duro, mami, pero creo que podré sacar el postgrado adelante. 

Madre : -¿Te has acostumbrado a la comida de ahí, María?

María : -Me acostumbré bastante, ma. Es rica. Pero añoro tu asado y tu pepitoria. No sabes cómo los añoro.

Madre : -En cuanto regreses, te lo cocino. Dime cariño…¿cómo te trata la familia catalana?

María : -Me tratan muy bien mamá. Son amables y cariñosos, todos, el matrimonio y los hijos. 

Dime mamá, ¿está papá?

Madre : -No, ahora no está en casa. Pero luego yo le explico todo lo que he hablado contigo. 

María : -Mami, sólo he llamado para deciros que os quiero.

Madre : -Lo sé, hija. Nosotros a ti también. Estamos muy orgullosos de ti.

María : (María no puede hablar. La emoción le bloquea las palabras).

Madre : -Cariño…¿estás ahí?

María : -Sí, mamá, tranquila. Se corta la comunicación…Tengo que colgar… Besos, mamá, muchos besos para todos ustedes. Les quiero.

Madre : -Todo nuestro cariño para ti, hija. Cuídate mucho y come bien, mi vida. Besos, besos.



*        *       *


María nos llamó el otro día para decirnos que la teníamos un poco olvidada, que otros amigos de Spanishpodcast salen mucho más en los episodios y que ella también tenía ganas de explicarnos cosas.

María, nuestra querida María, la amiga que se prestó a ser la protagonista del primer episodio de Español  Podcast…¡cómo olvidarla!

María nos explicó que lleva un año en Barcelona, con la familia Feliu, y que quiere quedarse un año más para seguir ampliando su formación académica.

Ha encontrado un trabajo para hacer de secretaria en una empresa que exporta material eléctrico a Latinoamérica, sólo por las mañanas.

Pero María también nos ha contado que está atravesando una etapa difícil. No sabe por qué, pero siente una gran nostalgia de su país, de su familia, de sus amigos de allá.

Nostalgia es un sentimiento que experimentamos cuando estamos separados de las personas y de los lugares que queremos, que amamos. Cuando estamos lejos de nuestra familia, de nuestros amigos, de nuestra tierra, de nuestra cocina, nuestra lengua, o nuestros paisajes. 

La nostalgia nos pone tristes, nos hace sentir tristes, melancólicos, ante el recuerdo de las personas y de las cosas queridas ausentes.


Decimos:

- Siento nostalgia

- Tengo nostalgia 

- Estoy nostálgico-a


Un término muy, muy similar…de hecho es un sinónimo de “nostalgia” es la palabra “añoranza”: añoranza es sinónimo de nostalgia. Añorar algo es echarlo de menos, sentir nostalgia de ello.

Así, cuando queráis expresar este sentimiento respecto a vuestros seres queridos, a vuestros países, a vuestros amigos que están lejos, podéis usar una de estas tres palabras o de estas expresiones


- Añorar

- Tener nostalgia

- Echar de menos

- Sentir añoranza


Por eso María llama por teléfono a su familia, porque está nostálgica, porque necesita oír la voz de los suyos (decimos: “los suyos” cuando hablamos de su familia).


Se pone su hermano al teléfono. Y su hermano, Dieguito, dice:

- ¿Sí?

María no le reconoce de inmediato. Por eso se identifica primero:

- Soy María

Y, a continuación, pregunta por la identidad del interlocutor, del que está al otro lado del teléfono:

- ¿Con quién hablo?


Frase usual que usamos tras identificarnos nosotros, para saber con quién hablamos por teléfono


Su hermano también se identifica:

- Soy Dieguito.

Antes de que Dieguito pueda continuar, María le dice:

- Cariño, ¿cómo estás?

“Cariño” es una palabra muy usada en español para nombrar familiar y amorosamente a alguien que nos es muy querido. Es un apelativo afectuoso que puede usarse, por ejemplo:

- Entre los miembros de una familia (sobre todo, los padres se lo llaman a sus hijos)

- Entre los miembros de una pareja (indistintamente)

- Entre amigos muy íntimos, muy conocidos y muy queridos entre sí.


Dieguito le dice que está muy bien, pero con una expresión muy típica, tanto de Colombia, como de muchas otras zonas de Latinoamérica, que es:

- Chévere

Estar chévere es estar muy bien, encontrarse fenomenal.


Dieguito, a su vez, la saluda y le pregunta cómo está.

- Hola hermanita, ¿cómo te va por ahí?


Una forma muy habitual de preguntarle al otro qué tal está. Recordad que podemos preguntarle al otro cómo está con las siguientes expresiones :


- ¿Qué tal estás?

- ¿Cómo te encuentras?

- ¿Cómo van las cosas?

- ¿Qué tal marcha todo?

- ¿Estás bien?

- ¿Cómo va todo?

- ¿Qué tal te va la vida?

O si estás en un lugar  -ciudad, país- diferente al del interlocutor, preguntas:

- ¿Cómo te va por ahí?


María le dice que está bien, que le va genial. 

Al preguntarle cómo están ellos, María usa el “ustedes”. “Vosotros” no se usa en Colombia como pronombre personal de segunda persona plural, se usa “ustedes”, en el ámbito familiar, de amigos, o de uso común. 

Dieguito no tiene tiempo de contestar porque su madre le está quitando el teléfono, tal es la impaciencia de la madre por hablar con su hija María.

Y la madre le dice, todas seguidas, todas las palabras cariñosas, típicas de las madres, cuando contactan con su hijo-a, después de un tiempo de estar alejados::


- Hija, hija, María, cariño, ¿cómo estás? Estaba esperando tu llamada.

Fijaos. Con esta forma gramatical que en gramática se llama perífrasis (podéis recordarlo o podéis olvidarlo, como prefiráis) de imperfecto + gerundio (¿lo veis?: estaba esperando), la madre expresa que hay un tiempo pasado (imperfecto) durante el cual ha estado esperando la llamada de María. Es un proceso, un tiempo que ha durado probablemente desde la última vez que María llamó hasta ahora, pero del que no importa exactamente ni el inicio ni el final; pero que ha durado probablemente días o semanas. 

No fue puntualmente ayer, ni el mes pasado, ni hace dos semanas, sino -como decíamos- probablemente desde la última comunicación con María.


Y encontramos  que ella (la madre) dice:

- Estaba esperando que me llamaras

Fijaos en que esta expresión no puede ir sola.

Si yo digo:

- Estaba esperando…

(Y me callo…)

Vosotros me preguntaríais:

- ¿Qué (qué estabas esperando)?

- ¿A quién?

Tenemos que poner un objeto, un objeto directo:

- Estaba esperando tu carta

- Estaba esperando la noticia

- Estaba esperando el autobús

Etc.

Pero, si hablamos con el interlocutor, con otra persona, y le decimos lo que esperábamos de él, entonces añadimos “que” + “pretérito imperfecto de subjuntivo”:

- …que me llamaras

Estaba (pasado, imperfecto de indicativo) + esperando (gerundio) + que + me (a mí) + llamaras (subjuntivo, pasado  -pretérito imperfecto).


Otros ejemplos para que generalicéis un poquito este uso, serían:


- Estaba pensando que (te)  vinieras al cine con nosotros

- Estaba deseando que me telefonearas

- Estaba intentando que lo comprendiera

- Estaba diciéndole que se marchara ya, de una vez


La madre, perspicaz conocedora de sus hijos (como todas las madres), le nota algo extraño en la voz, percibe algo diferente en la voz de María. Por eso le dice:


- María, te noto rara la voz, ¿pasa algo?

Podemos decir también:

- ¿Ocurre algo?

- ¿Pasa alguna cosa?

- ¿Sucede algo?


María la tranquiliza diciéndole que todo está en orden, que todo va bien, pero que:


- Os echo de menos, mamá.

“Echar de menos” es añorar, en este caso, a su familia. “Echar de menos” es notar la ausencia, sentir la distancia, recordar con cariño los seres queridos.

La madre dice:

- Nosotros también te añoramos, hija.

Es como decir:

- También te echamos de menos

- También notamos tu ausencia

La madre le dice que el padre y ella se pasan el día hablando de María, es decir, que hablan muy frecuentemente de ella, todos los días, y quizás varias veces al día…se pasan el día hablando de ella.

La madre está preocupada por si María ya se ha acostumbrado a la comida catalana y española. Si ya no le resulta extraña. Si le gusta. María le dice que sí, que la comida en España es rica, pero que añora los platos que cocina su madre, sobre todo el asado y la pepitoria, platos típicos y ricos de Colombia que su madre guisa con maestría.

María enfatiza esta añoranza, con la frase:

- ¡No sabes cómo la añoro!

Que quiere decir que la añora muchísimo, que la echa mucho de menos.

La madre le pregunta que cómo la trata la familia Feliu. 

Cuando preguntas por el trato a una persona, preguntas si hay una buena relación, si el contacto diario funciona bien, si la convivencia diaria es correcta, si las formas son educadas; en definitiva, si todo va bien.

Se dice:

- El trato entre Pedro y Juan es bueno

O:

- Pedro trata bien a Juan

O:

- Ellos me tratan bien


Y preguntamos:


- ¿Te tratan bien?


O decimos:


 - La trata mal


María dice que:

 - Me tratan muy bien. Son amables y cariñosos. Esto es similar a decir que son agradables y afectuosos; o que son educados, cálidos.

María necesita decirle a su madre que los quiere mucho, necesita hacérselo saber. Su madre le dice que la quieren, y que además:


- Se sienten orgullosos de ella


Estar orgulloso de alguien, o sentirse orgulloso de alguien, es estar muy satisfecho con lo que hace, con sus cualidades, con sus logros. Su madre está orgullosa de ella, de su hija María; está contenta con su hija, con su esfuerzo, con sus estudios, con su vida.

Es diferente “ser orgulloso”, que significa ser altivo, ser presuntuoso y  estirado. 

Pero sentirse orgulloso de algo o de alguien es sentir orgullo, satisfacción, estar contento por algo.

Al oír eso, a María se le agolpan las lágrimas en la garganta. Le es difícil continuar hablando, la emoción no la dejar articular las palabras. Por eso, la madre, ante el silencio, pregunta:

- ¿Estás ahí?

“Ahí”, al otro lado del teléfono.

Y María “se inventa” que la comunicación se ha cortado, que hay interferencias…que tiene que colgar… para no preocupar a su madre con su “ataque” de nostalgia.

Su madre resiste porque ella resiste. Si María se desmonta, si muestra su fragilidad, su madre se desmontará también. Y sufrirá. 

María respira hondo. Ya está mejor. Se va a dar un paseo por La Rambla y  se tomará un capuchino en la terraza de una Cafetería.

Mañana será otro día. Seguro.



Escuchemos de nuevo el diálogo:


Dieguito : -¿Síii?

María : -Hola, soy María, ¿con quién hablo?

Dieguito : -Soy Dieguito.

María : -¡Dieguito, cariño! Soy tu hermana. ¿Cómo estás?

Dieguito : -¡Chévere, María! Qué bueno oírte, hermanita, ¿cómo te va por ahí?

María : - Genial, Dieguito. ¿Cómo están todos ustedes?

Dieguito : -Espera…Mamá me está quitando el teléfono…

Madre : -Hija, hija, María, cariño, ¿cómo estás?, dime…

María : -Hola mamita, ¡qué bueno hablarnos! Yo estoy bien, con mis estudios, con mi trabajo.

Madre : -María, te noto rara la voz, ¿pasa algo, hija?

María : -No mami, todo en orden. Es sólo que os echo de menos.

Madre : -¡Ay, hija! Nosotros también te añoramos. Tu padre y yo nos pasamos el día hablando de ti. 

María : -Mamá, ¿ustedes están bien?

Madre : -Sí, hija. Dieguito muy bien en la escuela. Y tu hermana Laura acabando sus estudios de secretariado. ¿Cómo te va en la Universidad, María?

María : -Trabajo duro, mami, pero creo que podré sacar el postgrado adelante. 

Madre : - Oye, hija, ¿te has acostumbrado a la comida de ahí?

María : -Me acostumbré bastante, ma. Es rica. Pero añoro tu asado y tu pepitoria. No sabes cómo los añoro.

Madre : -En cuanto regreses, te lo cocino. Dime cariño…¿cómo te trata la familia catalana?

María : -Me tratan muy bien mamá. Son amables y cariñosos, todos, el matrimonio y los hijos. 

Dime, ¿está papá?

Madre : -No, ahora no está en casa. Pero luego yo le explico todo lo que he hablado contigo. 

María : -Mami, sólo he llamado para deciros que os quiero.

Madre : -Lo sé, hija. Nosotros a ti también. Estamos muy orgullosos de ti.

María : (No puede hablar. La emoción le bloquea las palabras).

Madre : -Cariño…¿estás ahí?

María : -Sí, mamá, tranquila. Se corta la comunicación…Tengo que colgar… Besos, mamá, muchos besos para todos ustedes. Les quiero.

Madre : -Todo nuestro cariño para ti, hija. Cuídate mucho y come bien, mi vida. Besos, besos.



*   *   *


Bien amigos, hasta aquí nuestro reencuentro con María. En nuestro próximo episodio vamos a tratar otro tema que os va a interesar, a aportar nuevos conocimientos gramaticales y nueva pautas para mejorar vuestra comunicación en español.

Nuestro más cariñoso abrazo y nuestros mejores deseos desde Barcelona. Adiós.




http://www.spanishpodcast.org

                          info@spanishpodcast.org




 © Spanishpodcast, 2007-2017