Podemos





Podemos


Hello and welcome to Spanishpodcast, I am Mercedes speaking to you from Barcelona. In our 185th episode (Podemos, We Can) Montse and her boyfriend -Luis- are in Madrid doing a yoga course. They are in our five girlfriends old appartment, although now only Alejandra and Pilar are there. They are taking a cup of coffee after lunch and they put on TV to watch the news. Right now the news are talking about a new political formation (Podemos) that has been in fourth place among the Spanish political formations to the European Parliament. A surprise that has left stunned the country. Our friends chat about the Spanish political landscape, the emergence of Podemos as a force on the left and the pros and cons of voting a radical option. Let's find out what Podemos are, who are members of it, what are intended to or what they want and what is their political agenda.


Hola queridos amigos, y bienvenidos a Español Podcast. Soy Mercedes y os hablo desde Barcelona. En nuestro episodio nº 185 (Podemos) Montse y su novio están en Madrid para hacer un curso de yoga. Están en el antiguo piso de las cinco amigas, aunque ahora sólo están Alejandra y Pilar, ya que las demás están de vacaciones. Están tomando café después de comer y han puesto la tele para ver las noticias. Justo ahora se está dando la noticia de que la nueva formación política Podemos ha quedado en el cuarto lugar entre las formaciones españolas al Parlamento Europeo. Una sorpresa que ha dejado atónito al país. Nuestros amigos charlan sobre el panorama político español, sobre la emergencia de Podemos como fuerza de izquierdas y sobre los pros y los contras de votar una opción radical. Vamos a enterarnos de qué es Podemos, quiénes lo integran, qué pretenden y cuál es su programa político.



Montse:¡Qué ganas tengo de que Podemos gane unas elecciones españolas y vuelva la democracia a este país!

Luis :¡Huy, huy, huy! ¡Discusión a la vista! Ya sabes que yo creo que no son tan demócratas!

Montse:Claro, tú votas PSOE que es como votar centro-derecha porque los socialistas han olvidado por completo lo que es una política de izquierdas.

Alejandra: Montse, eso no es cierto, y tú lo sabes, pero...¡caramba!, no me imaginaba que tendrías tan clara la opción de Podemos y que fueses tan poco crítica con su pasado.

Montse :Mira, Alejandra, tú con Luis, los dos a votar al PSOE. ¿Y hablas del pasado de Podemos? Pues es lo mejor que tiene. Podemos es un grupo de gente que quiere cambiar este país, nacido del Movimiento de los Indignados del 15M y con un funcionamiento tan democrático que es horizontal. Toman las decisiones en asambleas que se coordinan entre ellas, hasta acordar los aspectos que defenderá cada representante.

Alejandra:Bueno, Montse, yo me refería a su pasado como asesores de ciertos personajes del Gobierno de Chaves en Venezuela, asesoría por la que han cobrado mucho dinero del gobierno chavista. Y también por su pasado de apoyo a ciertos sectores de la izquierda vasca, de la izquierda abertzale, afines a ETA.

Montse :No-es-ver-dad. Lo de asesorar al gobierno venezolano, ellos, los de Podemos, lo explican como una asesoría en Educación, Sanidad y Cultura, cosas que en España se conquistaron hace ya muchos años.

Alejandra:Sí, lo que quieras, pero cobraron de un gobierno que se ha convertido en lo más parecido a una dictadura de izquierdas.

Montse :No estoy de acuerdo. En Venezuela hay una democracia votada en las urnas, con fallos, pero elección democrática al fin. Y en cuanto a lo de la izquiera abertzale, los de Podemos han dicho por activa y por pasiva que no están de acuerdo con su actividad, con el terrorismo de ETA, pero que el vasco es un problema que hay que hablar entre las partes implicadas.

Pilar :Ya, ya, con 900 muertos sobre la mesa de negociaciones.

Luis :Bueno, con argumentos así, se imposibilita cualquier diálogo.

Alejandra:Montse, por Dios, que se llegó a decir que el líder de Podemos, Pablo Iglesias, era el hombre de Herrira en Madrid.

Montse:¿Y tú te lo crees? 

Alejandra:No es que yo me lo crea, es que está en los documentos que tiene la policía y en videos de Youtube. A ver si te enteras.

Luis :Ep, chicas, calma, calma...Tenemos que poder hablar de todo esto sin crisparnos. Lo que sí es cierto es que España necesita una regeneración democrática en profundidad, y los dos partidos mayoritarios, PP y PSOE, han sido incapaces de llevarla a cabo.

Alejandra:Vale, estoy de acuerdo contigo, Luis. Pero eso no quiere decir que defienda el programa de Podemos, sin más. Hay que reconocer que el éxito obtenido en las Elecciones al Parlamento Europeo, logrando 5 escaños, y con el respaldo de 1.250.000 votos, no es ninguna tontería.

Montse :Exacto, eso demuestra las ansias de cambio de los ciudadanos españoles.

Además, su campaña no la han pagado los Bancos. Los 150 000 euros han salido del esfuerzo y del bolsillo de la gente normal.

Su lucha contra la corrupción de las élites financieras y políticas es un consuelo para los ciudadanos españoles hartos de toda esta basura.

Lo que pretenden es barrer a los corruptos de este país y devolver la vida a gente que este gobierno ha empobrecido con los recortes.

Pilar :Pero Montse, eso lo querríamos todos. Podemos dice que hará esto y que hará lo otro, pero no dice cómo. Habla de ideología, pero no de estrategias reales. Y hasta ahora, que yo sepa, sólo el Partido Popular ha sido capaz de bajar la deuda a mínimos históricos, de hacer remontar la economía y de poner orden en la España caótica que dejaron los socialistas.

Luis :¡Vaya, Pilar, qué bien aprendida tienes la lección! Así que, todo esto ¿es culpa de los socialistas? Déjame decirte que ahora mismo hay más parados que cuando Zapatero dejó el gobierno del PSOE. Que ahora hay mucha más gente pobre pasándolas canutas y que los ricos se han hecho más ricos bajo el gobierno del PP. Que ha habido miles de desahucios de gente que no ha podido acabar de pagar su hipoteca. Que miles de niños españoles han entrado en la franja de la pobreza infantil. ¿Sigo?

Montse:¿Ves, Luis? No hay tanta diferencia entre lo que ambos pensamos, aunque yo vote a Podemos y tú al PSOE.

Pilar :Mira, los de Podemos lo que quieren es dinamitar a los partidos hegemónicos, acabar con el bipartidismo.

Montse:Lógico, Pilar. Han demostrado vivir para ellos mismos y olvidarse de las verdaderas necesidades de los ciudadanos.

Pilar :Pero Montse, piensa un poco. Estos tíos son unos comunistas a la antigua. Sólo les falta tatuarse la hoz y el martillo en la frente y volver al marxismo-leninismo. Pero es que da la casualidad de que estamos en el siglo XXI y la hoz y el martillo, el marxismo-leninismo o la revolución popular no han funcionado en ningún sitio, ni siquiera en Rusia.

Montse:Pilar, por Dios, eso son prejuicios, tópicos y crítica tonta, perdona que te lo diga. Son comunistas, es verdad, pero como lo son los de Izquierda Unida, comunistas de toda la vida, respetados y dentro del juego democrático. Nadie se asusta a estas alturas de que alguien sea comunista, al menos en nuestro país.

Alejandra:Hombre, Montse, es que no es sólo eso. Es que no son creíbles cuando piden un salario para cada español, o hablan de bajar la edad de la jubilación a los 60, o dejar de pagar la deuda, o salir de la OTAN, o cosas así. Pero ¿cómo? No dicen cómo. Y eso es populismo: decir lo que los otros quieren oír, hablar siempre en nombre del pueblo y en contra de las élites, sin hablar de planificación real y posible. Populismo puro y duro.

Montse :Bueno, vale, les pediremos explicaciones, les pediremos programas y les exigiremos estrategias posibles. Pero yo les votaré. Defienden cosas tan básicas y necesarias como prohibir que los políticos acumulen cargos y sueldos públicos, piden la igualdad salarial entre hombres y mujeres, el fin de las puertas giratorias para los políticos de élite, o sea, el hecho de que vayan directos desde el cargo político que abandonan a un puesto millonario en la empresa privada. Exigen parar radicalmente los desahucios, o reducir el IVA cultural del actual 21% a un 4%. Prometen eliminar los paraísos fiscales de la Unión Europea... Oye, todo eso es necesario, todo.

Luis :Mirad, yo, algunas de esas promesas las veo inviables, lo digo sinceramente, aunque tengo que confesar que me adhiero totalmente a algunas de las reivindicaciones de Podemos, tales como una regeneración democrática profunda y radical, luchar contra la corrupción sin descanso, luchar por los trabajadores y representarlos, o sacar de la pobreza a los miles de ciudadanos que no sobreviven en estos momentos.

Yo, todo eso, lo defiendo a muerte.

Alejandra:Ciertamente, Podemos nos ha hecho despertar a todos del sueño del neoliberalismo como única opción posible en las sociedades actuales. Es reconfortante que vuelvan a usar un discurso de izquierda radical con tanta dignidad.

Pilar :No os enfadéis conmigo, pero creo que sois unos ingenuos. Pero si sólo hay que ver al líder de Podemos, a Pablo Iglesias. Es un maestro del populismo. Sabe muy bien lo que es un líder carismático y sabe explotar su carisma. Es un maestro en parecer uno más, pero todos sabemos que no es así. El es politólogo, profesor de Ciencias Políticas en la Universidad Complutense de Madrid, todos sabemos que tiene dos canales de televisión (La Tuerka y Fort Apache) y siempre habla para los suyos; le importa un bledo el resto de la ciudadanía. Y no hace más que salir en todas las televisiones del país.

Luis :Hombre, Pilar, ser líder comunista no significa ser un campesino, hacha en mano, como un personaje de la película Novecento.

A mí me parece cojonudo que sea profesor, que se gane bien la vida, y que sea lo suficientemente inteligente como para saber que la batalla también -y sobre todo- se juega en los medios, en la televisión sobre todo, y que si no, te quedas fuera.

Montse :Además, Pablo Iglesias es el líder más conocido, pero en Podemos hay un montón de gente muy valiosa, tanto como Pablo Iglesias, aunque no tengan tanto carisma.

Pilar :Insisto, ese tío es un chavista convencido y un demagogo.

Montse :Para demagogia, la de la derecha, guapa...

Pilar :No, Montse, demagogos los de Podemos, que dicen lo que todos queremos oír, sin hablar de cómo llevarlo a cabo o sin analizar las consecuencias de esas decisiones.

Alejandra:Ya, Pilar, pero las cosas no pueden seguir como están. Este  país está agónico. Los recortes han empobrecido a una masa inmensa de ciudadanos. Las privatizaciones en servicios públicos son constantes. La corrupción de los políticos es un mar de basura. El enriquecimiento de las élites no ha parado ni con la crisis...

Algo habrá que hacer para regenerar la democracia. Yo votaba al PSOE, pero últimamente con la nariz tapada, porque ya no son los socialistas de antes, y muchos de sus políticos también han sucumbido a la corrupción.

Montse:Sí, aunque al PP no hay quien le gane en corruptos y en oscurantismo, porque no hay forma de que hablen de sus asuntos internos, sólo hablan de lo de los otros.

Pilar :Yo, lo único que digo es que la política de un partido así, de izquierda radical nos llevaría al desastre. La deuda aumentaría, los mercados reaccionarían retirándonos la confianza, los inversores se largarían en busca de seguridad. Y volveríamos a una crisis sin solución.

Montse:¿Pero tú te estás oyendo, Pilar? Pareces un robot bien enseñado que habla de deuda, de mercados y de inversores, sin saber lo que dice. Los votantes del PP tenéis una venda en los ojos que no os deja ver la realidad. 

Tu querido PP sólo sabe recortar sueldos, privatizar hospitales y escuelas, desahuciar y dejar sin casa a los más pobres, y seguir cobrando sobres en negro, con dinero destinado a pagar privilegios.

Yo, y millones de españoles más, necesitamos un cambio político que le devuelva la democracia, la ética y la dignidad a este país.

Pilar :Sí, pero con un gobierno que gobierne para todos, como hace el PP.

Alejandra:Sí, para todos los privilegiados, querrás decir, porque hay una masa de población llena de necesidades que, francamente, no existe para el Partido Popular.

Montse:Podemos puede, podrá. Ya introducirá las reformas que hagan falta para gobernar para todos. 

Luis :Reformistas, claro, eso ya lo hizo el PSOE cuando subió al poder en el 82. Renunciaron al marxismo-leninismo y abrazaron un socialismo reformista que les permitiera conquistar el poder y la confianza de los españoles.

Montse:Vale, pero ya no son lo que eran. Yo les pido una transparencia total a todos los políticos, que no se metan en política para obtener privilegios, sino que trabajen para los ciudadanos.

Alejandra:Seguro que hace falta que alguien actúe con contundencia contra corruptos, defraudadores, prevaricadores,...contra este atajo de ladrones que han echado a perder nuestro país.

La justicia tiene que actuar y tiene que hacerlo rápida y eficazmente. Si no, las cosas no cambiarán de verdad.

Montse :Eso es lo que queremos todos, que las cosas cambien de verdad. Y a ser posible, en esta década y no en el siglo XXII, claro.                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                             





**********



Discusión calentita, ¿verdad, amigas y amigos? Pero es que es verdad. En estos momentos, España es un hervidero de opiniones de todo tipo y color, muy contrastadas, a raíz de los acontecimientos políticos de los últimos años.

Quiero recordaros muy brevemente las líneas que configuran el mapa político en España. 

Hay dos grandes partidos que vienen alternándose en el poder desde principios de los años 80: el Partido Socialista Obrero Español (cuyas siglas son PSOE), socialista, de izquierdas inicialmente y más de centro-izquierda en los últimos tiempos, pero siempre con políticas sociales progresistas y políticas económicas más convencionales, sobre todo en las dos últimas décadas.

Después, está el Partido Popular (cuyas siglas son el PP), un partido de derechas, conservador, que aglutina gentes que van del centro derecha a la derecha más radical (o ultraderecha), entre los que se encuentran numerosos franquistas.

Y luego están partidos no tan grandes, pero con una gran representación parlamentaria, tales como Izquierda Unida (cuyas siglas son IU), comunistas, progresistas, aunque con poca capacidad de decisión y de gobierno. O Unión Progreso y Democracia (del que las siglas son UPyD), progresistas en unos temas y conservadores en otros. Y partidos potentes en las autonomías, como CiU (Convergència i Unió) en Cataluña, o el PNV (Partido Nacionalista Vasco) en el País Vasco, pero también con representación en el Parlamento Español.

En ambos partidos mayoritarios, PP Y PSOE, ha habido numerosos casos de políticos que han aprovechado su cargo público para obtener beneficios extra, ocultos, aprovechándose del cargo y traficando con las influencias que conlleva.

Ambos partidos están siempre pendientes de obtener el poder al precio que sea, de mantener la imagen de unidad de puertas afuera, aunque las luchas internas en ambos sean del dominio público.

Y ninguno de esos dos partidos ha sabido dar respuesta a los enormes problemas sociales, económicos y de todo tipo, que los españoles arrastramos sobre todo desde que empezó la crisis, hace ahora siete años.

En ese panorama de bipartidismo (dos partidos políticos que se alternan en el poder), surge una primera oleada de reacción popular con las acampadas de los “Indignados”, los Indignados del 15 M, en mayo de 2011.

Montones ingentes de ciudadanos salen a la calle a gritar que ya basta de corrupción, que ya basta de recortes económicos y sociales que recaen sobre los más desfavorecidos, ya basta de abusos y de políticas de castigo a los ciudadanos, y que se necesita un cambio.

Bien. Pasan unos meses en medio de esta explosión de indignación ciudadana y luego todo parece disolverse en el olvido y el silencio.

Pero no, amigos, aquellos indignados han seguido reuniéndose, organizándose y creando un movimiento político en todo el estado español, que ha dado la campanada en 2014, a raíz de la convocatoria de elecciones al Parlamento Europeo, el 25 de mayo de este año, de 2014.

La primera sorpresa: el desplome de los dos partidos hegemónicos de la política española, es decir, el Partido Popular (PP) y el Partido Socialista (PSOE).

Los apoyos electorales de ambos no han alcanzado ni el 50% de los votos. Por lo que todos los medios (periódicos, radios, televisiones) no han dudado en declarar que el bipartidismo, en España, ha entrado en crisis, en una grave y profunda crisis.

Fijaos. En 2009 (fecha de las anteriores elecciones europeas) el PP obtuvo el 43% de los votos y el PSOE un 39%. En 2014, el PP ha obtenido un 26% de los votos ( o sea, un 13% menos que hace cuatro años) y el PSOE un 23% (o sea, un 16% menos que hace cuatro años).

Es más que evidente que hay un retroceso radical e histórico del bipartidismo. 

Recordad que cuando una palabra contiene la sílaba “bi” en su inicio, suele expresar que contiene 2 partes. Por ejemplo:

  • bipartidismo : dos partidos
  • bisexual        : que tiene relaciones sexuales con los dos sexos
  • bipolar          : que tiene dos polos, o que padece una depresión con alternancia de euforía y tristeza
  • bípedo          : que se sostiene sobre dos pies
  • bicéfalo         : con dos cabezas, reales o en el sentido de un poder ejercido por dos entes
  • bifocal           : las gafas que tienen dos graduaciones (cerca, lejos) en un mismo cristal
  • bilingüe         : que habla dos lenguas con igual competencia
  • bimotor         : que necesita dos motores para funcionar
  • bicolor           : de dos colores
  • bisílaba         : la palabra de dos sílabas
  • bianual          : cada dos años
  • bígamo          : que tiene dos esposas 


Hay otras palabras en las que la sílaba inicial “bi” no se relaciona con lo que acabamos de decir, como en: bicicleta, bicho, biblia, billar, bigote, biberón o billete.

Pero otras, como las de la lista anterior, significan dos, o dos veces algo.

Decíamos, pues, que se estaba dando en España un proceso de mucha trascendencia política. Pero ahí no acaban las sorpresas. La mayor se produce cuando, la noche de las elecciones, se anuncia que una fuerza política desconocida hasta el momento, y que se llama PODEMOS, se ha convertido en la cuarta fuerza política más votada, quedando así el mapa de porcentajes:

  • PP     26%
  • PSOE 23%
  • IU     10%
  • PODEMOS 6%


Muchos ciudadanos españoles no daban crédito a sus oídos. Hacía ya décadas que no oían llamar a las cosas por su nombre. Hacía décadas que observaban, atónitos, la degradación política y social del país, en mitad de una impotencia total, en mitad de una resignación mal tolerada.

¡Y en eso que llega Podemos! Y al frente de Podemos, como cabeza más visible, como líder más carismático, Pablo Iglesias. Un joven de treinta y pocos años, politólogo (o sea, Licenciado en Ciencias Políticas), profesor universitario, muy, muy carismático, con un dominio total del lenguaje político, del marketing político, con un dominio total del lenguaje televisivo y con una capacidad de seducción fuera de lo corriente.

Pablo Iglesias es un especialista en saber transmitir mensaje claros, precisos, sencillos, directos, con un lenguaje de la calle, emotivos a veces, llenos de esperanza.

Podemos se ha erigido en la fuerza política depositaria de la indignación de millones de españoles. Ha asumido como propio  el grito de: “¡Basta ya de corrupción!”; o el de: “¡No más corrupción política!”, o el de “¡Basta de abusos financieros!”, o el de “¡Fin a los retiros millonarios de los banqueros!”. Y sobre todo el grito de: “¡Otro mundo es posible!” y “¡Otro futuro es posible!”.

Supongo, amigas y amigos, que estáis viendo que en español se usa mucho este “¡Basta ya!” o simplemente “¡Basta!”, como expresión que exige el fin inmediato de algo. 

  • ¡Basta ya!


Es como decir:


  • ¡Ya es suficiente!
  • ¡Ya está, es el fin!
  • ¡Se acabó!


Todo esto también ha puesto en marcha la maquinaria difamatoria de periódicos, radios y televisiones de derechas que pretenden sembrar el miedo hacia esta formación política, amenazando con que los de Podemos crearán una España castrista (a lo Castro, en Cuba) o chavista (a lo Chávez, en Venezuela) y que el comunismo acabará con la España próspera y floreciente con que nos bombardean a diario el Partido Popular y que sólo parecen disfrutar los que ya disfrutaban antes y durante la crisis.

Pero la realidad se ha impuesto, y ningún discurso descalificador pudo evitar los cinco escaños del Parlamento Europeo que consiguió Podemos. Esa era una realidad incontestable que regresaba como un boomerang en forma de pregunta hacia los ciudadanos españoles:


  • ¿Qué ha pasado?
  • ¿Por qué se ha producido, en las europeas, ese retroceso brutal de los dos partidos mayoritarios de España, el Partido Popular (PP) y el Partido Socialista Obrero Español (PSOE)?
  • ¿Por qué emerge y gana cinco escaños parlamentarios una fuerza de izquierda radical?


Las tertulias televisivas echan humo, empiezan a hablar sobre ello a todas horas. Los periódicos se llenan de artículos de opinión sobre Podemos. Los ciudadanos de a pie empiezan a incluír en sus conversaciones el fenómeno “Podemos”. Y aún más: muchos españoles empiezan a decir que si hubieran sabido que una fuerza como Podemos se presentaba, la habrían votado.

Eso fue en mayo, hace ahora ocho meses. En este tiempo que ha pasado, las encuestas empezaron a hablar sobre la intención de voto de los españoles y...¡agarraos, que vienen curvas! Sale Podemos como la tercera fuerza política más votada, casi con los mismos votos que el PSOE, que está en segundo lugar, y que el PP con una ajustada victoria, con la que no podrá gobernar si no es con una amplia política de pactos, y no como ahora, haciendo y deshaciendo a su antojo gracias a la mayoría absoluta que le dieron lo más de diez millones de votos de las última elecciones. 

Montse, una de las protagonistas de nuestro episodio de hoy, es una de esos millones de personas indignadas, bastante machacada por la crisis y profundamente cabreada con las políticas neoliberales del actual gobierno español.

Ella, Montse, sí sabía que Podemos se presentaba a las europeas. Y les votó. Y por eso ahora quiere que lleguen más allá, quiere escaños parlamentarios para Podemos, pero esta vez en el Parlamento Español. Por eso dice:


  • ¡Qué ganas tengo de que Podemos gane unas elecciones españolas y vuelva la democracia a este país!


¿Por qué vincula Montse esas dos cuestiones: que gane Podemos y que vuelva a haber auténtica democracia en España?

Pues porque Podemos ha basado su campaña en la promesa de regenerar la democracia en este país, en España, combatiendo la corrupción generalizada que en este momento campa por sus fueros a lo largo y ancho de mi país y desmontando la política de privilegios y abusos de las llamadas élites políticas y financieras.

Luis dice, con un pelín de humor:


  • Huy, huy, huy...¡Discusión a la vista!


Algo está a la vista cuando está cerca, cuando es inminente.

Luis sabe que Montse defiende a Podemos encarnizadamente, sin concesiones. Pero sabe también que Alejandra y él vienen votando socialistas desde hace años, y también que Pilar ha votado al Partido Popular, a los conservadores, en las últimas elecciones. Por lo tanto, no va a haber acuerdo, más bien habrá desacuerdo, y probablemente discusión a raíz de los diversos puntos de vista, opuestos muchas veces.

Recordad, queridas amigas y queridos amigos, que “discusión”, en español, significa polémica, controversia. Una discusión no es una charla normal, ni una conversación tranquila y sosegada (que se correspondería a una charla, a una conversación, a una “Discussion” en inglés). No. Una discusión es una conversación acalorada, donde se enfrentan y se defienden opiniones contrarias. ¡Ojo! Una discusión no tiene por qué ser violenta, o no siempre, pero sí lo es a veces. Se corresponde con el término “argument”, en inglés. En francés, sin embargo, es igual, “discussion”. Recordad, no es un intercambio de opiniones, sin más, sino un intercambio de opiniones opuestas, contrarias, y en el que suele darse -muchas veces- una atmósfera tensa, acalorada, e incluso crispada.

Luis dice:


  • Ya sabes que yo creo que no son tan demócratas.



Porque Luis les ha oído en diversas ocasiones, en la tele, o en la radio, y le parece que tienen razón en muchas cosas, pero que se muestran muy radicales, e incluso excluyentes, en otras.

Montse arremete contra Luis, reprochándole que vote al PSOE que, según ella, ya no es una auténtica opción de izquierdas, sino que se sitúa en el llamado “centro político” y que, en algunos temas, hace una política de centro-derecha. Por eso le dice:


  • Claro, tú votas al PSOE, que es como votar centro-derecha, porque la política de izquierdas han olvidado lo que es.


Alejandra protesta contra esta afirmación de Montse y se muestra sorprendida de que Montse defienda a Podemos, sin criticar ningún aspecto de su política, sobre todo del pasado político de Podemos.

Montse los manda a los dos, a Luis y a Alejandra, a votar al PSOE. Y se dispone a contestarle sobre el pasado de Podemos. Les recuerda que Podemos ha surgido del Movimiento Político de los Indignados del 15-M. Que funcionan con total transparencia y que tienen una democracia interna envidiable. Es lo que llaman “los círculos”, o asambleas que se comunican entre sí, horizontalmente, hasta consensuar los aspectos que quieren que se trasladen al terreno político a través de los representantes -o líderes políticos- de Podemos. Por eso dice:


- ¿Y hablas del Pasado de Podemos? Pues es lo mejor que tiene: Podemos es un grupo de gente que quiere cambiar este país, nacido del Movimiento de los Indignados del 15M y con un funcionamiento tan democrático que es horizontal. Toman las decisiones en asambleas que se coordinan entre ellas, hasta acordar los aspectos que defenderá cada representante.


Pero es que Alejandra no se refería a “ese” pasado, sino a este otro: 


- Bueno, yo me refería a su pasado como asesores de ciertos personajes del Gobierno de Chaves en Venezuela, asesoría por la que han cobrado mucho dinero del gobierno chavista. Y también por su pasado de apoyo a ciertos sectores de la izquierda vasca, de la izquierda abertzale, afines a ETA.


Efectivamente, esas dos conexiones en el pasado político de algunos de los líderes de Podemos, la de asesores del chavismo venezolano y de la Cuba castrista, han sido duramente criticadas por analistas, políticos y ciudadanos en general, puesto que ambos sistemas políticos adolecen también de políticas autoritarias y restrictivas impropias de una democracia que se precie de serlo.

Montse dice que eso no es así, no como lo cuenta Alejandra. Que esa asesoría al gobierno de Chaves fue para mejorar políticas educativas, sanitarias o culturales, basadas en modelos conseguidos en España desde hace décadas.

Alejandra no se deja convencer porque es del dominio público que Podemos cobró importantes sumas de dinero por dichas asesorías, manteniéndolas a lo largo de varios años.

Le recuerda, además, a Montse, que ese Gobierno se ha convertido en lo más parecido a una dictadura de izquierdas.

Y ahí empiezan a saltar chispas. Porque Montse cree que llamar “dictadura de izquierdas” a un sistema político y a un gobierno elegido en las urnas, en unas elecciones democráticas, es un insulto.

Montse contesta también a la acusación de que Podemos está de acuerdo con la política de la izquierda radical vasca, la izquierda abertzale.

Montse dice:


- Y en cuanto a lo de la izquiera abertzale, los de Podemos han dicho por activa y por pasiva que no están de acuerdo con su actividad, con el terrorismo de ETA, pero que el vasco es un problema que hay que hablar entre las partes implicadas.


Por activa y por pasiva” es una frase hecha que usamos para decir que hemos afirmado algo muchas veces, rotundamente, en muchas situaciones, repetidamente. Eso es decir una cosa “por activa y por pasiva”.


Bueno pues...estos contactos provocaron un gran rechazo inicialmente en los ciudadanos españoles: el hecho de saber que el líder de Podemos, Pablo Iglesias, había mantenido repetidos contactos con los políticos vascos abertzales, para tratar de avanzar en el conflicto político del País Vasco, provocó un gran rechazo.

Pero no es menos cierto que, tras conocerse estos contactos, lo primero que hizo Pablo Iglesias fue declarar que Podemos no estaba en absoluto de acuerdo con la actividad de ETA (sin llamarla “terrorista”, pero manifestando rotundamente su desacuerdo).

Por eso, cuando Montse dice que hay que establecer un diálogo entre las parte implicadas en el conflicto, Pilar responde:


  • Ya, ya, con 900 muertos sobre la mesa de negociaciones.


Se está refiriendo al número de víctimas de ETA a lo largo de estos últimos cincuenta años.


Luis dice que no se puede empezar una negociación con ese argumento, porque ello hace inviable cualquier diálogo.

Como el tono de la discusión va subiendo, Luis pide calma:


- Ep, chicas, calma, calma...Tenemos que poder hablar de todo esto sin crisparnos. Lo que sí es cierto es que España necesita una regeneración democrática en profundidad, y los dos partidos mayoritarios, PP y PSOE, han sido incapaces de llevarla a cabo.


En este párrafo hay un verbo muy usado en este tipo de situaciones:


  • crispar


y


  • crisparse


Crispar” es irritar, exasperar a alguien. En una conversación, alguien dice:


  • Uf, no soporto a ese tío, me está crispando.


“Me está crispando” es “me está poniendo muy nervioso”, “me está poniendo tenso”, “me está violentando”, “me está cabreando, no lo aguanto”, “me exaspera, me está crispando”.


El verbo: crispar, crisparse.

El sustantivo: crispación


Alejandra dice que ella reconoce el éxito de Podemos en las elecciones europeas, pero que ella sigue viendo grandes incoherencias en su programa.

Pilar se abona a este argumento y dice:


- Podemos dice que hará esto y que hará lo otro, pero no dice cómo. Habla de ideología, pero no de estrategias reales. Y hasta ahora, que yo sepa, sólo el Partido Popular ha sido capaz de bajar la deuda a mínimos históricos, de hacer remontar la economía y de poner orden en la España caótica que dejaron los socialistas.


Pero Luis tiene algunos datos que contradicen las afirmaciones de Pilar, datos como que:


  • En estos momentos, con Rajoy como presidente, hay más parados que cuando el expresidente Zapatero dejó el anterior gobierno tras perder las elecciones, hace ahora tres años.
  • En estos momentos hay muchas más personas pobres que las pasan canutas (“pasarlas canutas” es atravesar una situación llena de graves dificultades).
  • Los 300 multimillonarios que forman el grupo de élite adinerada en España, han visto incrementarse sus fortunas en plena crisis, mientras los recortes económicos del gobierno asfixiaban a funcionarios, trabajadores de la pequeña y mediana empresa, y recortando las ayudas y haciendo desaparecer numerosos centros del mundo de la cultura, de la investigación o del apoyo a la discapacidad, por citar sólo unos cuantos.
  • Ha habido además miles de desahucios (echar a la gente de sus casas por no poder pagar la hipoteca al banco), miles de dramas personales y familiares, miles de familias en la calle, sin su casa, sin el dinero que ya habían devuelto al banco, sin posibilidad de negociación, sin esperanza.
  • Miles de niños españoles han entrado en la llamada franja de la pobreza y cuya comida normal es la que hacen en el colegio al mediodía, eso en los casos en los que la familia pueda pagar el comedor escolar.


Luis le suelta todo esto a Pilar para acallar un poco su discurso triunfalista, cuestionado por numerosos datos que dicen lo contrario. Y Montse está encantada de oír a su chico defender las mismas ideas que ella, con tanta contundencia.

Pero Pilar no se deja amilanar y responde que esta gente de Podemos lo que quiere es acabar con el bipartidismo y dinamitar los partidos hegemónicos.

Y Montse dice que sí, que por supuesto, que esos partidos han sido incapaces de dar respuesta a las necesidades de la ciudadanía (la ciudadanía es el conjunto de los ciudadanos).

Pero Pilar le dice que piense un poco y la escuche:


- Pero Montse, piensa un poco. Estos tíos son unos comunistas a la antigua. Sólo les falta tatuarse la hoz y el martillo en la frente y volver al marxismo-leninismo. Pero es que da la casualidad de que estamos en el siglo XXI y la hoz y el martillo, el marxismo-leninismo o la revolución popular no han funcionado en ningún sitio, ni siquiera en Rusia.


Recordaréis, claro, que la hoz y el martillo unidos, es el símbolo que representa la unión de los trabajadores, pero sobre todo el comunismo y los partidos comunistas. Junto con “la estrella roja”, “la hoz y el martillo” eran parte de la bandera roja de la antigua Unión Soviética. Este símbolo es ilegal en países como Hungría, Letonia, Lituania o Moldavia,  por ser considerado como un símbolo totalitarista ligado a la ocupación soviética.

Esta crítica que acaba de hacer Pilar es compartida por muchos españoles que ven en Podemos una ideología comunista propia de otros tiempos. Sin embargo, otros muchos españoles creen que esto es una vuelta a la verdadera izquierda y que, al igual que Izquierda Unida, que es un partido clásico en España, votado y respetado desde hace décadas, Podemos representa a una nueva izquierda sin ataduras con las élites financieras y dispuestos a regenerar la vida democrática de las instituciones.

Alejandra interviene para decir que no son creíbles, que es una utopía afirmar que habrá un salario para cada español, sea cual sea su situación, o cuando afirman que todo el mundo podrá jubilarse a los 60 años, o que no habrá problema en dejar de pagar la deuda que tenemos con quienes nos han prestado dinero, o que saldremos de la OTAN sin más,...

Alejandra dice que decir estas cosas sin decir cómo se harán, que eso es populismo.

Escuchemos a Alejandra:


- Hombre, Montse, no son creíbles cuando piden un salario para cada español, o hablan de bajar la edad de la jubilación a los 60, o dejar de pagar la deuda, o salir de la OTAN, o cosas así. Pero ¿cómo? No dicen cómo. Y eso es populismo: decir lo que los otros quieren oír, hablar siempre en nombre del pueblo y en contra de las élites, sin hablar de planificación real y posible. Populismo puro y duro.



Y es cierto que el populismo que practican algunos políticos (aunque no afirmo que sea el caso de Podemos) se basa en apelar directamente a la parte más emocional de los ciudadanos, diciendo exactamente lo que éstos quieren oír. 

Un líder populista habla siempre en nombre del pueblo (a quien dice representar), se proclama siempre en permanente confrontación con las élites, y no explica las estrategias que podrían hacer viables y reales esos supuestos.

Pero Montse no está dispuesta a ceder. Y dice que, llegado el momento, ya se les pedirán explicaciones y programas, y ya se les exigirán estrategias posibles. Pero hay que darles nuestro voto puesto que son los únicos que prometen cosas como las que dice Montse a continuación:


- Defienden cosas tan básicas y necesarias como prohibir que los políticos acumulen cargos y sueldos públicos, piden la igualdad salarial entre hombres y mujeres, el fin de las puertas giratorias para los políticos de élite, o sea, el hecho de que vayan directos desde el cargo político que abandonan a un puesto millonario en la empresa privada. Exigen parar radicalmente los desahucios, o reducir el IVA cultural del actual 21% a un 4%. Prometen eliminar los paraísos fiscales de la Unión Europea... Oye, todo eso es necesario, todo.


Luis insiste en que, algunas de esas ideas, él las ve del todo inviables, aunque le encantaría que pudiesen realizarse de verdad, y sobre todo esa regeneración (renovación profunda y radical) democrática que permitiría luchar contra la corrupción y devolver una vida digna a los que ahora sólo malviven o a duras penas sobreviven.

Pilar dice:


- No os enfadéis conmigo, pero creo que sois unos ingenuos. Pero si sólo hay que ver al líder de Podemos, a Pablo Iglesias. Es un maestro del populismo. Sabe muy bien lo que es un líder carismático y sabe explotar su carisma. Es un maestro en parecer uno más, pero todos sabemos que no es así. El es politólogo, profesor de Ciencias Políticas en la Universidad Complutense de Madrid, todos sabemos que tiene dos canales de televisión (La Tuerka y Fort Apache) y siempre habla para los suyos; le importa un bledo el resto de la ciudadanía. Y no hace más que salir en todas las televisiones del país.


Sí, esa es la definición que suele hacerse de este líder de Podemos, Pablo Iglesias: que es un tipo culto, con una gran capacidad comunicativa, y que sí, que domina el medio televisivo con una gran competencia y maestría.

Y Luis se ríe de lo que dice Pilar, ya que:


- Hombre, Pilar, ser líder comunista no significa ser un campesino, hacha en mano, como un personaje de la película Novecento.

A mí me parece cojonudo que sea profesor, que se gane bien la vida, y que sea lo suficientemente inteligente como para saber que la batalla también -y sobre todo- se juega en los medios, en la televisión sobre todo, y que si no, te quedas fuera.

Pilar le llama entonces “chavista convencido” y “demagogo”. Y Montse dice que, para demagogia, la de la derecha.

Recordad: demagogia es manipular intencionalmente lo que se dice para ganarte a alguien. La demagogia se suele usar como una práctica política consistente en halagar los sentimientos más elementales de los ciudadanos para conseguir o mantener el poder y el favor popular.

Alejandra le da la razón a ambas, pero intenta convencer a Pilar de que las cosas tienen que cambiar.

Pero Pilar aduce que la política de un partido de izquierda radical, como lo es Podemos, nos llevaría al desastre, porque:


  • la deuda aumentaría
  • los mercados nos retirarían su confianza y se produciría una nueva hecatombe financiera
  • los inversores se largarían de esta país, en busca de seguridad
  • volveríamos a otra crisis, esta vez sin solución


Montse, indignada, le dice:


- ¿Pero tú te estás oyendo, Pilar? Pareces un robot bien enseñado que habla de deuda, de mercados y de inversores, sin saber lo que dice. Los votantes del PP tenéis una venda en los ojos que no os deja ver la realidad. 

Tu querido PP sólo sabe recortar sueldos, privatizar hospitales y escuelas, desahuciar y dejar sin casa a los más pobres, y seguir cobrando sobres en negro, con dinero destinado a pagar privilegios.

Yo, y millones de españoles más, necesitamos un cambio político que le devuelva la democracia, la ética y la dignidad a este país.


Y Pilar, muy cabreada ya, responde:


- Sí, pero con un gobierno que gobierne para todos, como hace el PP.


Y Alejandra, irónica, apostilla:


  • Sí, para todos los privilegiados, querrás decir, porque hay una masa de población llena de necesidades que, francamente, no existe para el Partido Popular.


Aquí ya está bien liada, y Montse tampoco cede:


  • Podemos puede, podrá. Ya introducirá las reformas que hagan falta para gobernar para todos.


Y Luis redondea:


  • Reformistas, claro, eso ya lo hizo el PSOE cuando subió al poder en el 82. Renunciaron al marxismo-leninismo y abrazaron un socialismo reformista que les permitiera conquistar el poder y la confianza de los españoles.


Y Montse:


  • Vale, pero ya no son lo que eran. Yo les pido una transparencia total a todos los políticos, que no se metan en política para obtener privilegios, sino que trabajen para los ciudadanos.


Finalmente, Alejandra y Montse zanjan la discusión con estas dos últimas intervenciones:



- Seguro que hace falta que alguien actúe con contundencia contra corruptos, defraudadores, prevaricadores,...contra este atajo de ladrones que han echado a perder nuestro país.

La justicia tiene que actuar y tiene que hacerlo rápida y eficazmente. Si no, las cosas no cambiarán de verdad.


- Eso es lo que queremos todos, que las cosas cambien de verdad. Y a ser posible, en esta década y no en el siglo XXII, claro.                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                             



Pues ya veis, amigos, apasionante, ¿verdad? Pero es que en España se están moviendo muchas cosas, y algunas de ellas a causa de la emergencia de Podemos en el escenario político de mi país.


Todo esto lo escribí hace cuatro meses, cuando empecé a diseñar este episodio a petición de unos amigos de Spanishpodcast. Bueno, pues a lo largo de este tiempo, las cosas han ido evolucionando de forma vertiginosa: Podemos se ha convertido ya en un partido político que aspira a ocupar el próximo gobierno;  Pablo Iglesias es ya su secretario general; los puntos más radicales del programa se están relativizando para hacerlos más factibles y para que la gente los vea verdaderamente viables; las encuestas ponen a Podemos como segunda o tercera fuerza política en las próximas elecciones generales españolas; en fin, que la información sobre todo esto se amplia, cambia y es cada vez más sorprendente. En los próximos meses veremos qué pasa y en las próximas elecciones generales, también.


Quiero deciros que este es un episodio que tenéis que tomaros con calma: hoy un poquito, mañana otro poquito; hoy, el diálogo; mañana una parte de la explicación; al otro, el vocabulario político...En fin, dosificadlo a vuestra comodidad y ritmo porque no es sencillo. Pero os da mucha información sobre el momento socio-político en España y sé que a muchos de vosotros también os apasiona este tema.

                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                           Amigas, amigos, mis mejores deseos para todos vosotros en los próximos días y en los próximos meses. Y aquí, de nuevo, en unos días, con más material útil de refuerzo para seguir avanzando con vuestro español.

Que el nuevo año 2015 os sea propicio y se convierta en una de las mejores etapas de vuestra vida.

Besos y hasta pronto. 


http://www.spanishpodcast.org

info@spanishpodcast.org

* * 


 © Spanishpodcast, 2007-2017