¿Qué crisis?

 



¿Qué crisis?


 


  


Nuestras amigas están en casa. Acaban de comer, están tomando café y viendo las noticias del mediodía por la tele. Tras escuchar una noticia sobre economía, hablan de la situación económica de España, que es preocupante, como la de muchos otros países.


Montse : -Me parece increíble que el Ministro de Economía socialista le tenga alergia a la palabra “crisis”. Me parece alucinante que esté hablando todo el tiempo de “desaceleración” de la economía, de “ligero aumento” de la inflación, de “tensión de los mercados”…, jo!, de todo lo que define una crisis, pero más alucinante aún que se empeñe en no pronunciar la palabra tabú.

Alejandra: -Los políticos son un poco burros. Mientras en el resto del mundo se llama a las cosas por su nombre, y la crisis es la crisis, aquí parece que si ellos no usan la maldita palabra, los “tontos” de los españoles creerán que no existe.

Luisa : -Pero es que a lo mejor aquí no es tan grave como en Estados Unidos, por ejemplo.

Pilar : -¿Pero qué dices? Allá han sido las “hipotecas basura” la causa de la recesión, pero aquí han sido más cosas. A nosotros también nos han tocado los efectos de la crisis americana, pero hay que añadir que ha explotado nuestra propia “burbuja inmobiliaria”. Si a eso le sumas el aumento galopante de los precios, o sea la inflación, y la subida del petróleo y de los cereales, tienes el mapa exacto de nuestra situación.

Alejandra: -A ver, yo no sé mucho de macroeconomía, pero lo que sí que sé es que pago más de gasolina, gasto más en el supermercado, no puedo ni podré nunca comprarme un maldito piso y también sé que mi sueldo me permite muy pocos extras.

Coral : -Yo creo que una de las causas aquí, en España, ha sido el blanqueo de dinero de los últimos años. Se han blanqueado billones (con b) de euros con la compra de pisos sobrevalorados al doble y al triple de su valor. Y nadie ha hecho nada para impedirlo.

Montse : -Yo tampoco entiendo mucho de esto, pero por lo que leo y por lo que oigo, hay muchos factores que están actuando juntos. Por ejemplo, los efectos de los préstamos de las “subprime” -¿se dice?-  en USA  han contagiado a todas las economías del mundo. Pero suma ahora nuestro boom immobiliario, con Ayuntamientos comprados, pisos sobrevalorados y préstamos engañosos que prometían que los tipos de interés no subirían,…y bueno… y todo lo demás, los combustibles, los alimentos, que nadie compra nada…

Coral : -Espera, espera,…yo no entiendo por qué los cereales suben de pronto y son parte importante de la crisis.

Alejandra: -Hombre, es que no hablamos de 1 kilo de trigo o de maíz, hablamos de cientos de millones de toneladas de cereales que se demandan desde hace unos años por parte de casi dos mil quinientos millones más de personas…, bueno…es una demanda proveniente de Asia sobre todo; y además se han encarecido los cereales que sirven para hacer biocombustibles.

Coral : -¡Ah!

Montse : -El otro día leí que miles de familias no pueden seguir pagando su hipoteca. Imaginaos, pierden el piso y pierden el dinero que habían pagado hasta ahora. ¡Se te cae el alma a los pies al pensarlo!

Pilar : -A mi me saca de mis casillas que nadie tome las medidas adecuadas. El Gobierno debería haber controlado los Ayuntamientos corruptos cuyos empleados se han forrado con los sobornos.

Montse : -Chicas, yo lo veo todo muy negro. Tengo la sensación de que todo esto es solamente la punta del iceberg y que todos estos temas son tan sólo el primer toque que ha hecho caer las primeras fichas del dominó.

Luisa : -Pues si esto es sólo la punta del iceberg, ¿cómo será 2009?

Montse : -Pues nefasto, un “annus horribilis” para todos, con mucho más paro, más inflación, o sea, los precios por las nubes, más hipotecas impagadas, con el Estado endeudado hasta las cejas, y con todos los españoles apretándonos el cinturón con cara de póker.

Luisa : -Ya ni me atrevo a preguntarte qué pasaría en 2010.

Montse : -Tampoco yo me atrevo a hacer previsiones, pero lo que es seguro es que estaremos bajo mínimos.


* * *




Nuestras amigas están como todo el mundo, preocupadas por la crisis económica que sacude al mundo y que, en mayor o menor medida, repercute en todos nosotros.


A Montse le parece increíble que los gobernantes eviten por todos los medios nombrar la crisis. Dan vueltas y más vueltas alrededor de la palabreja, como si fuera un ritual de brujería, a ver si, no diciéndola, pueden hacerla desaparecer de la cabeza de los ciudadanos.


Montse dice que el Ministro de Economía del Gobierno de España le tiene alergia a la palabra crisis. Los Ministros son los responsables de los diversos Departamentos en los que se divide el Gobierno de un Estado. En muchos países, se le llama Primer Ministro al jefe del gobierno, sin embargo en España se le llama Presidente del Gobierno.


Por otro lado, la alergia es la reacción de rechazo del cuerpo humano ante un agente alérgeno, como el polen, el pelo de los gatos, los ácaros del polvo o la penicilina, por citar sólo unos cuantos.


Montse dice que hablan de todo aquello que define una crisis económica, pero sin pronunciar la palabra prohibida. Hablan de desaceleración de la economía, que es…, a ver: desaceleración es la disminución de la velocidad y se aplica no sólo a los vehículos, sino también a la economía, para decir que ésta va más despacio, o incluso que se ha parado su ritmo de crecimiento.


También dice Montse que el Ministro de Economía también habla de "ligero aumento" de la inflación, en lugar de decir claramente que los precios se han puesto por las nubes, se han disparado de manera incontrolable. 


A Montse también le parece alucinante que el ministro se empeñe en no pronunciar la palabra tabú, es decir, que se obstine en no decirla, que se niegue a que la palabra "crisis" salga de su boca.


A ver amigos, si miráis el primer párrafo del diálogo, el de Montse, encontraréis tres frases con subjuntivo:


- Me parece increíble que el Ministro tenga…

O:

- Me parece alucinante que esté…

O:

- (Me parece) más alucinante aún que se empeñe…


¿Por qué usar presente de subjuntivo aquí? Muy fácil, porque son verbos que sirven para expresar una opinión personal definida; son verbos que sirven para expresar sentimientos, emociones o reacciones ante determinados hechos, ante determinadas circunstancias o situaciones. En esos casos usamos subjuntivo. 


Tenéis bastantes ejemplos de estos verbos y de esta estructura de frase con subjuntivo en la Guía Didáctica.


Por ejemplo:

- Es increíble que diga cosas así.

- Es intolerable que se comporte de ese modo.

- Me parece horrible que insulte así a sus amigos.

- Es vergonzoso que quiera volver con ella después de haberla maltratado.

- Me molesta mucho que fumes en casa.

- Ya no soporto que vengas siempre de mal humor.

- Odio que la gente hable tan alto en los bares.

Etc. 


Alejandra no puede evitar decir:


- ¡Son un poco burros!


Cuando decimos que alguien es un poco burro (el burro: animal cuadrúpedo de carga), o que es muy burro, queremos decir que es un zoquete (mirad qué palabra tan especial y tan bonita), una persona torpe y ruda, alguien zafio y bruto, o alguien muy terco y muy bestia.


Por eso Alejandra dice que los políticos son un poco burros porque a veces su terquedad, su rudeza y su torpeza les convierten en las almas gemelas de los borricos, de los burros.


Pero Alejandra añade que mientras que en el resto del mundo se denomina "crisis" a la "crisis" (c r i s i s, igual para singular que para plural), aquí no usan la maldita palabra porque creen que los ciudadanos pensarán que no existe si sus políticos no la mencionan. 

¿Veis cómo plantea Alejandra su opinión? Establece dos tiempos paralelos para expresar el contraste entre lo que pasa en España y lo que pasa en otros lugares:


- Mientras en el resto del mundo se hace (tal cosa…)

- Aquí parece que (pasa tal otra…)


Luisa quiere disculparlos un poco:


- Pero es que a lo mejor aquí no es tan grave


Porque ella quiere matizar, ante lo cual Pilar le contesta con esta típica frase con la que mostramos nuestro desacuerdo con el otro:


- ¿Pero qué dices?


Pilar dice que allá, en USA, Estados Unidos, se está produciendo una recesión, es decir, una disminución de todas las actividades industriales, comerciales y económicas, debido a los efectos de las llamadas "hipotecas basura", las "subprime" o hipotecas dadas con tipos de interés muy bajos a personas susceptibles de no poder devolverlas.


Pero Pilar dice que aquí se suma la llamada "burbuja inmobiliaria". ¿Qué quiere decir esto de "burbuja inmobiliaria"? Pues quiere decir que se ha especulado sin control con el suelo y con los pisos, que se ha permitido la sobrevaloración de las viviendas dejando que su valor se duplicara y se triplicara, quiere decir que se ha lavado muchísimo dinero en torno al ladrillo, a la construcción, y que se ha enriquecido mucha gente  con métodos ilegales en torno a este negocio, y que finalmente todo ha estallado como una gigantesca pompa de jabón, dejando a mucha gente en el paro, a otros muchos endeudados y también dejando la economía en la cuerda floja.


Pilar dice que a todo este caos hay que sumar el aumento galopante (galopante quiere decir rápido e imparable) de los precios (la llamada inflación); hay que sumar la subida o el aumento del precio del petróleo, así como la subida del precio de los cereales, uno de los pilares de la alimentación humana.


Alejandra dice que ella no sabe mucho de macroeconomía, pero que sí sabe que:


- paga más de gasolina

- gasta más en el supermercado

- no puede ni podrá comprarse un piso en toda su vida 

- su sueldo le permite pocos extras


Llamamos extras a los gastos complementarios que no se incluyen en los gastos básicos y necesarios, o sea los extras son gastos prescindibles.

Esta forma de introducir una frase en una conversación, o en un debate sobre algún tema, indica que alguien confiesa no tener una opinión documentada sobre un tema, pero que sabe algunas cosas que le parecen importantes o interesantes y quiere aportarlas a la charla. Por eso dice:


- Yo no sé mucho de macroeconomía, pero lo que sí sé es que…


Coral hace referencia a que una de las posibles causas de esta catastrófica situación sea el blanqueo de dinero. Se blanquea lo que es negro...sí, es que justamente se llama "dinero negro" al dinero que no se declara, que no se declara que se tiene, obtenido ilegalmente y con el que se compra lo que sea (miles de pisos por ejemplo) y al precio que sea, con tal de "blanquearlo", de “lavarlo”, de hacerlo entrar en cauces legales.


Y añade que nadie ha hecho nada para impedirlo.


Montse dice:

- Yo tampoco entiendo mucho de esto, pero por lo que leo y lo que oigo…


Es decir, intenta explicar que aunque no esté haciendo un máster en macroeconomía, lee y escucha lo suficiente sobre ello como para haber ampliado y documentado su opinión.


Coral plantea que no entiende el asunto de los cereales, por qué de pronto tienen tanta importancia y por qué forman parte de la crisis. Por eso dice esta frase:


- Espera, espera,…yo no entiendo por qué…


Alejandra comenta el aumento del consumo de este tipo de alimentos algunos de los países asiáticos más poblados del mundo, así como  su uso en la fabricación de biocarburantes para vehículos.


Montse dice que el otro día leyó que miles de familias, aquí, en el Estado Español, no pueden seguir pagando su hipoteca, es decir, la devolución del préstamo que el Banco les hizo para que se compraran un piso.

Es una buena forma de introducirse en una conversación, en un coloquio, en un debate, aportando datos que hemos obtenido de una lectura sobre el tema tratado. Por eso Montse dice:


- El otro día leí que…


Montse plantea la tragedia de estas familias que lo pierden todo: el dinero que llevaban pagado hasta ahora por el piso y el propio piso, que el Banco se queda ante los impagos.


Pilar dice que la saca de sus casillas que nadie tome medidas, es decir, que nadie controle la situación. Sacar de sus casillas a alguien es hacerle perder la paciencia, ponerle extremadamente nervioso. De nuevo un verbo que le sirve a Pilar para expresar su desaprobación ante la actuación de las fuerzas políticas, para expresar que se le acaba la paciencia con tantos errores políticos. 


Verbo que expresa un sentimiento de desaprobación + que + frase con subjuntivo, que es:


- Me saca de mis casillas que nadie tome las medidas adecuadas.


También se queja de que el Gobierno no haya controlado la situación de los Ayuntamientos (los gobiernos de ciudades y pueblos) y que haya permitido que algunos de los empleados se hayan forrado con los sobornos, es decir, que hayan cobrado, obtenido muchísimo dinero, pero sucio, que hayan cobrado dinero ilegal (sobornos) en cantidades inmensas. 


Montse lo ve todo muy negro. Dice que tiene la sensación de que todo esto que ahora está pasando es solamente la punta del iceberg, frase que decimos cuando queremos expresar que algo que parece muy importante, no es más que una pequeña parte del asunto y que detrás hay mucho más.


Luisa está como asustada porque si esto de ahora, que es terrible, es sólo la punta del iceber, ¿qué pasará el próximo año, qué pasará en 2009?


Montse es categórica cuando dice que será "nefasto", o sea, fatídico, terrible, que habrá más paro, o sea, más desempleo, menos puestos de trabajo; que la inflación será más alta, es decir, que los precios estarán por las nubes, expresión que se usa mucho cuando el precio de algo es muy elevado o cuando ha subido mucho; que habrá aún más personas que no puedan devolver su préstamo al Banco, o sea, más hipotecas impagadas; que el Estado tendrá más deudas, estará más endeudado; y que todos los españoles tendremos que apretarnos el cinturón, frase con la que expresamos que reducimos nuestros gastos tanto como podemos, que economizamos todo lo que nos es posible. Y "con cara de póker" además, o sea, con la cara inexpresiva que se le queda a todo aquél que nada puede hacer, después de intentarlo todo.


Luisa ya no se atreve a preguntar por 2010:

- Ya ni me atrevo a preguntarte qué pasaría en 2010


Solemos decir esta frase: No me atrevo ni a preguntarte por…, para expresar que esperamos una respuesta pesimista, negra, llena de fatídicos presagios.


 Pero como lo ha pronunciado, Montse aprovecha para decir lacónicamente:

-Lo que es seguro es que estaremos bajo mínimos.


Estar bajo mínimos es estar…estar en la peor situación posible, tocando fondo, en mitad de un mar de problemas.


¿Seguirán los políticos en 2010 hablando de desaceleración?


  * * *



Bueno, ahora nos vamos a ir a tomar un café con nuestras amigas, a su salita de estar, y las vamos a escuchar de nuevo hablar sobre la crisis económica.


Montse : -Me parece increíble que el Ministro de Economía socialista le tenga alergia a la palabra “crisis”. Me parece alucinante que esté hablando todo el tiempo de “desaceleración” de la economía, de “ligero aumento” de la inflación, de “tensión de los mercados”…, jo!, de todo lo que define una crisis, pero más alucinante aún que se empeñe en no pronunciar la palabra tabú.

Alejandra: -Los políticos son un poco burros. Mientras en el resto del mundo se llama a las cosas por su nombre, y la crisis es la crisis, aquí parece que si ellos no usan la maldita palabra, los “tontos” de los españoles creerán que no existe.

Luisa : -Pero es que a lo mejor aquí no es tan grave como en Estados Unidos, por ejemplo.

Pilar : -¿Pero qué dices? Allá han sido las “hipotecas basura” la causa de la recesión, pero aquí han sido más cosas. También nos han tocado los efectos de la crisis americana, pero hay que añadir que ha explotado nuestra propia “burbuja inmobiliaria”. Si a eso le sumas el aumento galopante de los precios, o sea la inflación, y la subida del petróleo y de los cereales, tienes el mapa exacto de nuestra situación.

Alejandra: -A ver, yo no sé mucho de macroeconomía, pero lo que sí que sé es que pago más de gasolina, gasto más en el supermercado, no puedo ni podré nunca comprarme un maldito piso y también sé que mi sueldo me permite muy pocos extras.

Coral : -Yo creo que una de las causas aquí, en España, ha sido el blanqueo de dinero de los últimos años. Se han blanqueado billones (con b) de euros con la compra de pisos sobrevalorados al doble y al triple de su valor. Y nadie ha hecho nada para impedirlo.

Montse : -Yo tampoco entiendo mucho de esto, pero por lo que leo y por lo que oigo, hay muchos factores que están actuando juntos. Por ejemplo, los efectos de los préstamos de las “subprime” en USA  han contagiado a todas las economías del mundo; pero suma ahora nuestro boom immobiliario, con Ayuntamientos comprados, pisos sobrevalorados, préstamos engañosos que prometían que los tipos de interés no subirían,…y luego todo lo demás, combustibles, alimentos, que nadie compra nada…

Coral : -Espera, espera,…yo no entiendo por qué los cereales suben de pronto y son parte importante de la crisis.

Alejandra: -Hombre, es que no hablamos de 1 kilo de trigo o de maíz, hablamos de cientos de millones de toneladas de cereales que se demandan desde hace unos años por parte de dos mil quinientos millones más de personas, demanda proveniente de Asia sobre todo, además de los que sirven para hacer biocombustibles.

Coral : -¡Ah!

Montse : -El otro día leí que miles de familias no pueden seguir pagando su hipoteca. Imaginaos, pierden el piso y el dinero que habían pagado hasta ahora. ¡Se te cae el alma a los pies al pensarlo!

Pilar : -A mi me saca de mis casillas que nadie tome las medidas adecuadas. El Gobierno debería haber controlado los Ayuntamientos corruptos cuyos empleados se han forrado con los sobornos.

Montse : -Chicas, yo lo veo todo muy negro. Tengo la sensación de que todo esto es solamente la punta del iceberg y que todos estos temas son tan sólo el primer toque que ha hecho caer las primeras fichas del dominó.

Luisa : -Pues si esto es sólo la punta del iceberg, ¿cómo será 2009?

Montse : -Nefasto, un “annus horribilis” para todos, con mucho más paro, más inflación, o sea, los precios por las nubes, más hipotecas impagadas, con el Estado endeudado hasta las cejas, y con todos los españoles apretándonos el cinturón con cara de póker.

Luisa : -Ya ni me atrevo a preguntarte qué pasaría en el 2010.

Montse : -Tampoco yo me atrevo a hacer previsiones, pero lo que es seguro es que estaremos bajo mínimos.





http://www.spanishpodcast.org

info@spanishpodcast.org



 © Spanishpodcast, 2007-2017