El folletín de San Valentín


El folletín de San Valentín



Hello and welcome to Spanishpodcast. I´m Mercedes speaking to you from Barcelona. In our 79th episode Toni and Alice decided to live together. Both finally went to live to Alice´s story. They transported all Tony´s belongings and now they are exhausted. They are going to open a bottle of wine and they want to make a toast and to rest a while. By chance, Toni make a toast to Valentin´s Day, day on which lovers usually express their love for each other with a present. This toast is going to unleash a series of unexpected reactions between Toni and Alice. We are attending to their dialogue and we are finding out what´s the matter...





Hola amigos, bienvenidos a Español Podcast. Soy Mercedes y os hablo desde Barcelona. En nuestro episodio nº 79, Toni y Alice se han decidido a vivir juntos. Finalmente, ambos se van a vivir a casa de Alice. Ya han trasladado todas las pertenecias de Toni y están agotados. Quieren abrir una botella de vino, brindar y relajarse. Por casualidad, Toni hace un brindis por ser el Día de San Valentín, El Día de los Enamorados. Eso desencadena una serie de reacciones entre ambos totalmente inesperadas. Vamos a asistir a su diálogo y vamos a enterarnos de todo...



Finalmente, Toni y Alice se han decidido a trasladarse al piso de Alice. La batalla la ha ganado la terraza, ese pequeño espacio al aire libre que, con el buen tiempo, propicia ratos inolvidables.

Hoy es 14 de febrero y es el primer día que Toni y Alice viven en el mismo piso, ya viven juntos.



Alice : -Toni, son las 7 de la tarde y aún nos faltan muchas cosas por colocar.

Toni : -¿Sabes qué te digo? Que por hoy ya está bien. Estamos agotados los dos. Haremos lo siguiente: prepararemos unas tostadas con salmón ahumado -que es lo único que queda en el frigorífico. Abriremos una botella de vino blanco y nos relajaremos.

Alice : -¡Qué idea! Estoy molida y lo único que me apetece es descansar.

Toni : -Lo pondremos todo aquí, en la mesita pequeña.

Alice : -Claro, así podemos sentarnos en el sofá y descansar mejor.

Toni : - Espera, que lleno las copas…ajá, bueno…¡Chin chin! ¡Feliz vida en común, mi amor!

Alice : -Esperemos…

Toni : -¡Cómo que “esperemos”…!

Alice : -A mí me dan mucho miedo estos grandes propósitos. Se hace lo que se puede.

Toni : -Alice, cariño, un brindis con buenos deseos es como una declaración de intenciones…

Bueno, además, empezamos a vivir juntos el día de San Valentín. Eso nos traerá buena suerte.

Alice : -No, no, no, Toni, por favor, no menciones eso…

Toni : -¿Qué he dicho?

Alice : -Lo de San Valentín. No soporto que el consumo diga cuándo deben celebrar su amor las parejas

Toni : -Caramba, Alice, mi intención era mucho más sencilla. Es el día de los enamorados, tú y yo estamos enamorados, pues…¡viva el amor!

Alice : Exacto, tú y yo decidimos cuándo celebramos nuestro amor con fechas que significan algo para nosotros

Toni : -Alice, no seas tan crítica con todo.

Alice : -Y tú no seas tan conformista con todo.

Toni : Alice, es nuestra primera noche juntos en nuestro piso común…No quiero que sea la noche de nuestra primera discusión de nuestra vida en común…

Alice : -Disculpa, Toni. A veces no me doy cuenta de lo cortante que soy. No era por ti, cariño. Es que todo este tinglado de San Valentín siempre me ha parecido un folletín, una cursilada y un montaje para que muchas parejas se gasten la pasta. Y en una fecha que, a mí, ni fu ni fa.

Toni : -Alice, que estoy de acuerdo contigo. Por eso mismo ninguno de los dos hemos hecho hoy referencia a esta chorrada durante todo el día. Pero ahora lo he dicho al brindar como podría haber dicho cualquier otra cosa.

Alice : -Va, perdóname el rollo que te he soltado, pero es que me he pasado el día oyendo estupideces en la tele y viendo corazoncitos por toda la ciudad, y estoy un poco saturada de romanticismo barato.

Toni : -Olvidado. Empecemos de nuevo. Un brindis por ti y por mí, por nosotros, porque te quiero y porque estoy feliz de que vivamos juntos.

Alice : -Chin chin por nosotros, por vivir con el mejor tío del mundo y por seguir coladita por ti mucho tiempo más, mucho, mucho,…

Toni : -Toda la vida.

Alice : ¡Ojalá!



Bien, pues ya estamos con nuestra querida pareja, Toni y Alice. Toni se ha trasladado al piso de Alice porque es más céntrico y tiene terraza.



Quiero que os fijéis un poquito en este verbo de la introducción:



  • Toni se ha trasladado




Trasladarse” es el verbo pronominal que indica que vas de un sitio a otro, temporal o definitivamente.


Digo que os fijéis porque muchísimas personas de habla inglesa, traducen directamente del inglés y dicen “mover” o “moverse”, por “trasladarse”.


“Mover” algo (transitivo) es llevar una cosa de un lugar a otro (mover el coche de sitio, mover la mesa de sitio, etc.). 



- “Moverse” es trasladarse uno mismo en un espacio más reducido que el que implica un traslado



Por ejemplo:



- Cuando baila, se mueve con mucho ritmo


- Estoy agotada, no pienso moverme del sofá en dos horas


- Llevo cuatro horas delante del ordenador, tengo que moverme un poco. Me voy a pasear.




Por eso, cuando alguien dice:




- Este verano moveré  a Barcelona

O:

- El próximo año me moveré a la Universidad de Barelona

O:

- El año pasado (nos) movimos de Madrid a San Sabastián

O:

  • Cada día muevo de Barcelona a Girona, para trabajar



Cuando un hablante de español oye esto, se queda desconcertado, le suena rarísimo, en serio, muy raro;  estas frases provocan un efecto total de extrañeza en un interlocutor español nativo. 



En todos esos ejemplos hay que usar :




- Trasladarse (con pronombre personal)




- Este verano, me trasladaré  a Barcelona

O:

- El próximo año me trasladaré a la Universidad de Barelona

O:

- El año pasado nos trasladamos de Madrid a San Sabastián

O:

- ¿Te trasladas cada día de Barcelona a Girona, para trabajar? ¡Menudo jaleo! 




Además, Toni y Alice han estado varios días trasladando cosas. Hoy, 14 de febrero, han hecho el sprint final y ya están instalados.


Alice está un poco preocupada por la hora que es y por el desorden que reina en la casa; por eso dice:


- Son las 7 de la tarde y aún nos faltan muchas cosas por colocar



Este es otro de esos verbos que usamos un montón de veces al día sin darnos cuenta, pero que no podemos vivir sin él, que no puede faltarnos en nuestro lenguaje diario: el verbo "faltar" y "faltarle algo a alguien".



Cuando es "faltar", a secas, se usa para marcar una ausencia, un vacío, para indicar que no está algo que debería estar.



Por ejemplo:



- Pero bueno, falta la fotografía de mi madre. Félix, ¿sabes tú algo? (la foto de la suegra no está, ha volado...)



O:



- Falta desodorante, ¿te encargas tú de comprarlo? (creía que había, pero no hay)





Otro sentido de “faltar” es la ausencia de alguien a una cita:



- Mi fiesta de cumpleaños fue genial, aunque faltaron dos de mis mejores amigas (no vinieron a la fiesta)





Otro sentido de “faltar” es el de quedar tiempo para que pase algo:


- Aún faltan cuarenta minutos para que llegue el tren


- Faltan dos semanas para nuestras vacaciones






O ”faltar” expressa también cosas por hacer para acabar un asunto


- Todavía faltan todos esos libros por colocar (aún hay muchos libros por colocar y hay que colocarlos)

- Falta barrer todo el piso (aún no se ha barrido el piso y hay que hacerlo)

- Falta comprar el regalo de Pepito (hay que comprarlo, pero aún no lo hemos hecho)



En muchas ocasiones, añadimos pronombres personales al verbo “faltar”, lo hacemos pronominal y lo personalizamos:



- Me faltan 80 páginas para acabar la novela

- Nos faltan muchas cosas por colocar

- Niño, te falta un euro para poder comprarte los caramelos



Ah, que no se me olvide…Hay una expresión que la decimos una docena de veces al día, que es:



- Hacer falta

O:

- No hacer falta




Esto se usa en el sentido de ser necesario o no serlo:



- Hace falta tu opinión en este asunto (es conveniente o es necesaria)

O:

- No hace falta que vengas, ya he terminado (no es necesario)




O usado con pronombres personales:


- Me hace falta

O:

- No me hace falta




- Me hace falta un abrigo nuevo (lo necesito)

- No me hace falta dinero para acabar el mes (no lo necesito)




¿De acuerdo? Repasadlo bien, es un verbo de muy frecuente uso y de muchas formas, pero éstas que os damos hoy, son muy usadas.



Toni contesta con esta frase:



- ¿Sabes qué te digo?


O:


- ¿Sabes lo que te digo?



Que solemos decir para contrarrestar lo que ha dicho el otro, para decir lo contrario, a veces:



- Pedro no ha vuelto a llamarme

- Pues…¿sabes lo que te dio? Que una preocupación menos.



Decir:


- ¿Sabes lo que te digo?


No es preguntar literalmente si el otro sabe lo que decimos, sino anunciarle que hay un lado positivo en lo que dice, que vamos a neutralizar su preocupación.



Toni dice:


- ¿Sabes lo que te digo? Que, por hoy, ya está bien



Es decir:


- Olvídate de lo que aún no está colocado. Hoy ya hemos trabajado suficiente:  por hoy ya está bien.


Toni dice que están agotados, muy cansados, hechos puré con el traslado. Y le propone a Alice hacer unas tostaditas de pan para tomarse el salmón ahumado que hay en la nevera, abrir una botellita de vino blanco y relajarse, descansar.



Alice dice:



- ¡Qué idea!



En el contexto de las estupendas propuestas que está haciendo Toni, no es necesario decir:



- ¡Qué buena idea!


Es suficiente:


- ¡Qué idea!




Alice dice que “está molida”, cansadísima, y por eso van a ponerlo todo en la mesita pequeña de la sala de estar, para sentarse en el sofá y descansar mejor.



Abren el vino y Toni hace un primer brindis:



- ¡Chin chin!





Que solemos decir muy a menudo cuando hacemos chocar las copas, imitando con esta onomatopeya el ruido de los vidrios o de las copas al chocar:


- Chin chin



Y dice:



- ¡Feliz vida en común, mi amor!



“Feliz vida en común” es “feliz vida juntos”.



- Mi amor



Es lo que le dices a tu enamorado, a tu enamorada, a tu pareja.



Alice, que siempre ve el lado tópico de todo, dice:



- Esperemos…



Ay, señor, cómo es Alice…No se deja llevar por la situación, no se atreve a ilusionarse del todo. En otros tiempos, sufrió por ser confiada e ingenua. Ahora no se lo permite a sí misma, ni siquiera con el lenguaje. Oye a Toni brindar por una feliz vida en común y necesita matizar:



- Esperemos…



“Esperemos” es  la primera persona del plural del imperativo del verbo “esperar” que, en este caso, es la expresión de un deseo:



- Esperemos…


Es:


- ¡Ojalá! 

O:

- Confiemos en que así sea

O:

- Sólo quiero que tengas razón




Pero Toni protesta. El ha hecho un brindis ilusionado y lleno de amor, y Alice se limita a decir lacónicamente:


- Esperemos…


Por eso dice:




  • ¿Cómo que “esperemos”?





Alice le dice que a ella le dan miedo los grandes propósitos y que la gente, en general, hace lo que puede. Por eso, porque es en general, lo expresa con un verbo en impersonal, sin sujeto concreto:




- Se hace lo que se puede




Es decir:


- Todo el mundo intenta hacer las cosas lo mejor posible

O:

- La gente quiere ser feliz, pero no siempre es posible

O:

- Todo el mundo hace lo que puede para estar bien





Pero expresado así:


- Se hace lo que se puede


Una frase hecha para justificar que uno lo intenta, pero no siempre lo consigue.




Toni le dice que sí, pero que es un brindis de buenas intenciones. Y añade:



- Además, empezamos a vivir juntos el día de San Valentín. Eso nos traerá buena suerte.




Alice, como si le hubiera picado una avispa, dice:




  • No, no, no, Toni, por favor, no menciones eso…




Toni, totalmente desconcertado y algo perplejo, pregunta:




- ¿Qué he dicho?




Porque no recuerda haber dicho nada ofensivo.



Y Alice le dice que se trata de “lo” de San Valentín, porque:



- No soporto



Es decir:


- Odio…

O:

- No tolero…

O:

- Me sienta fatal que…

O:

- Me parece alucinante que…

O:

- Me resulta insufrible que…




- No soporto que el consumo diga cuándo deben celebrar su amor las parejas




A Alice le parece intolerable que el día de San Valentín, el Día de los Enamorados, esté tan ligado al consumo, al comercio, al hecho de que sea una fecha (un día) ligado al gasto, al regalo obligado. Ella cree que eso de “el día de…” es una imposición consumista para que la gente se gaste…¡lo que no tiene!



Toni se queda un poco cortado. Su intención era mucho más simple que todo eso

:brindar por el amor, brindar por los enamorados y brindar por ellos, que son dos enamorados que hoy, justo hoy, 14 de febrero, han dado un paso importante en sus vidas: vivir juntos.



Alice le dice que así es, que ellos están enamorados, y que por eso ellos deciden cuándo y cómo lo celebran.



Toni, un poco cortado, le dice, con un cierto desencanto:



- Alice, no seas tan crítica con todo



El “tan” marca la diferencia. En esta frase, este “tan” quiere decir “mucho”. Se puede ser crítica (cuidado, no “critica”, verbo), lúcida, analítica, pero no hace falta ser ácida como un limón ni amarga como la cicuta.




Por eso Toni le dice:


- Alice, no seas tan crítica con todo


Alice contesta rápida:



  • Y tú no seas tan conformista




Conformista” es ser bonachón, muy tolerante, alguien a quien todo le parece bien, que se contenta con poco. Claro, “conformista” es lo antitético de “crítico”…



Ay, ay, ay…que el ambiente se caldea…que se empieza brindando por San Valentín y se acaba de morros (enfadados).



Toni intenta resituar las cosas:


- Alice, es nuestra primera noche juntos en nuestro piso; no quiero que sea la noche de la primera discusión de nuestra vida en común.



- No quiero que sea…



Verbo de deseo + subjuntivo, porque Toni es el sujeto que habla, pero en la segunda oración es la noche.


Si hablase por sí mismo y fuera del sujeto de ambas oraciones, diría:


- No quiero discutir contigo (“yo no quiero y yo no discutiré”)


Pero dice:


- No quiero que la noche sea la de nuestra primera discusión


Es decir:



- Yo no quiero que ella sea…


Sujetos diferentes, por lo tanto, no infinitivo, sino subjuntivo.


Ah, y cuidado con ese “falso amigo” (cognate) que es la palabra “discusión” y que significa debate, polémica, pelea, significa enfrentamiento, enfado, ideas opuestas, mal rollo…y no una simple conversación.


De pronto, Alice se da cuenta de que hacer del Día de San Valentín un objeto de disputa, de discusión entre ellos, es una burrada, una soberana idiotez. Por ello dice, un poco avergonzada:



- Disculpa, Toni. A veces no me doy cuenta de lo cortante que soy.



“No me doy cuenta” es “no soy consciente de ello”, no lo veo, no me he apercibido de eso, no me he percatado de ello.


Y decimos de una persona que es “cortante” cuando es tajante con los otros, cuando se muestra intransigente, brusca o desagradable en la defensa de una idea. Eres “cortante” cuando endureces las reglas de un diálogo fluido y agradable, y sientas cátedra sobre algo.



- No era por ti, cariño



Es decir:


- Mis críticas no tenían nada que ver contigo





Alice no puede evitar decir:




- Es que todo este tinglado de San Valentín




Un “tinglado” es un lío, un follón, un jaleo. Pues a Alice, este lío de San Valentín siempre le ha parecido:


- Un folletín


- Una  cursilada  y


- Un montaje




Se suele denominar “folletín” a una novela melodramática, lacrimógena e inverosímil. También se dice de una situación que toma características del folletín literario, una situación sentimentaloide, de romanticismo trasnochado, que provoca la lagrima fácil y que no tiene ni un mínimo de coherencia. Por eso se dice de la vida misma. “La vida es un folletín”.



A Alice también le parece:



- Una cursilada



Una cursilada es una cosa cursi, afectada, poco natural y ridícula en ocasiones. 





E incluso le parece que:



- Es un montaje



 “Es un montaje”, aquí, funciona como una expresión coloquial, informal, para designar una farsa, una mentira preparada de tal forma que no parezca que es mentira, una simulación con fines perversos. Por ejemplo, algunos personajes de la prensa rosa hacen montajes fingiendo una relación amorosa no real, con el único objetivo de ganar dinero.




- (El día de los enamorados) es un montaje para que muchas parejas se gasten la pasta


Oración que expresa finalidad usando “para” y que requiere subjuntivo.



Y además Alice dice una expresión muy graciosa para decir que este día, el de San Valentín, a ella le resulta indiferente. Dice:



  • Y en una fecha que, a mí, ni fu ni fa



¿Habéis oído alguna vez algo tan gracioso para decir que algo no te importa nada?



- Ni fu ni fa




Quiere decir:



- Me importa un bledo (el día de San Valentín)

- Me importa un comino (ese día)

- Paso olímpicamente (del día de los enamorados)

- Me importa un pimiento 

- Me importa un pepino

- Me la trae al pairo



O una expresión más vulgar, pero no por ello menos usada:



- Me la  trae floja (a mí, el día de los enamorados me la trae floja)




Lo mejor de todo es que Toni está de acuerdo con ella. Celebrar “un” día de los enamorados le parece:


- una chorrada



Una chorrada es una estupidez, una tontería. Por eso ninguno de los dos lo ha mencionado en todo el día, y ahora, con el brindis, Toni lo ha dicho como podría haber dicho cualquier otra cosa.



Alice le pide perdón “por el rollo” que le ha soltado, es decir, por el montón de cosas que le ha dicho por un simple brindis, e intenta justificarse por última vez, diciendo:




- Pero es que me he pasado el día oyendo estupideces en la tele y viendo corazoncitos por toda la ciudad, y estoy un poco saturada de romanticismo barato (estoy harta de todo eso…).




Toni le dice que ya está olvidado:



-Olvidado. Empecemos de nuevo. Un brindis por ti y por mí, por nosotros, porque te quiero y porque estoy feliz de que vivamos juntos.



Un brindis “por”… Así es en español:



- Brindo por…

O:

- Un brindis por…




Alice ahora sí que se relaja. La tolerancia de Toni, su buen humor, le enciende la chispa de las grandes declaraciones amorosas, a ella también: 




- Por nosotros, por vivir con el mejor tío del mundo y por seguir coladita por ti mucho tiempo más, mucho, mucho,…




- Chin-chin por nosotros

- Por vivir con el mejor tío del mundo (¡menudo piropo!)

- Por seguir coladita por ti mucho tiempo más, mucho, mucho…



“Estar colado o colada” por alguien, o “estar coladita” es estar enamoradísima, pero dicho en coloquial.




A Toni le gustaría que Alice estuviese colada por él toda la vida. Alice expresa un deseo:




- ¡Ojalá! 












Escuchemos otra vez el diálogo:




Alice : -Toni, son las 7 de la tarde y aún nos faltan muchas cosas por colocar.

Toni : -¿Sabes qué te digo? Que por hoy ya está bien. Estamos agotados los dos. Haremos lo siguiente: prepararemos unas tostadas con salmón ahumado -que es lo único que queda en el frigorífico. Abriremos una botella de vino blanco y nos relajaremos.

Alice : -¡Qué idea! Estoy molida y lo único que me apetece es descansar.

Toni : -Lo pondremos todo aquí, en la mesita pequeña.

Alice : -Claro, así podemos sentarnos en el sofá y descansar mejor.

Toni : - Espera, que lleno las copas…ajá, bueno…¡Chin chin! ¡Feliz vida en común, mi amor!

Alice : -Esperemos…

Toni : -¡Cómo que “esperemos”…!

Alice : -A mí me dan mucho miedo estos grandes propósitos. Se hace lo que se puede.

Toni : -Alice, cariño, un brindis con buenos deseos es como una declaración de intenciones…

Bueno, además, empezamos a vivir juntos el día de San Valentín. Eso nos traerá buena suerte.

Alice : -No, no, no, Toni, por favor, no menciones eso…

Toni : -¿Qué he dicho?

Alice : -Lo de San Valentín. No soporto que el consumo diga cuándo deben celebrar su amor las parejas

Toni : -Caramba, Alice, mi intención era mucho más sencilla. Es el día de los enamorados, tú y yo estamos enamorados, pues…¡viva el amor!

Alice : Exacto, tú y yo decidimos cuándo celebramos nuestro amor con fechas que significan algo para nosotros

Toni : -Alice, no seas tan crítica con todo.

Alice : -Y tú no seas tan conformista con todo.

Toni : Alice, es nuestra primera noche juntos en nuestro piso común…No quiero que sea la noche de nuestra primera discusión de nuestra vida en común…

Alice : -Disculpa, Toni. A veces no me doy cuenta de lo cortante que soy. No era por ti, cariño. Es que todo este tinglado de San Valentín siempre me ha parecido un folletín, una cursilada y un montaje para que muchas parejas se gasten la pasta. Y en una fecha que, a mí, ni fu ni fa.

Toni : -Alice, que estoy de acuerdo contigo. Por eso mismo ninguno de los dos hemos hecho hoy referencia a esta chorrada durante todo el día. Pero ahora lo he dicho al brindar como podría haber dicho cualquier otra cosa.

Alice : -Va, perdóname el rollo que te he soltado, pero es que me he pasado el día oyendo estupideces en la tele y viendo corazoncitos por toda la ciudad, y estoy un poco saturada de romanticismo barato.

Toni : -Olvidado. Empecemos de nuevo. Un brindis por ti y por mí, por nosotros, porque te quiero y porque estoy feliz de que vivamos juntos.

Alice : -Chin chin por nosotros, por vivir con el mejor tío del mundo y por seguir coladita por ti mucho tiempo más, mucho, mucho,…

Toni : -Toda la vida.

Alice : ¡Ojalá!







http://www.spanishpodcast.org

info@spanishpodcast.org


 © Spanishpodcast, 2007-2017