Villancicos




Villancicos


Hello dear friends and welcome to Spanishpodcast. I am Mercedes speaking to you from Barcelona.  In our 184th episode (Christmas Caroling) we are going to share with you new villancicos to sing a Spanish Christmas. We are saying “new”villancicos because the first time we sang villancicos  in Spanishpodcast was in the 74th episode, tittled Fum, fum, fum, where we explained the common Christmas lunch in Cataluña and we sang three great villancicos: Los Peces en el Río, Campana sobre Campana y Fum,fum,fum, the last one in Catalan Language and in Spanish Language.

Today we are going to sing with you diverse new villancicos, very, very well-known and very popular and traditional songs that are sung in the Spanish homes in Christmas Days.

Hola queridos amigos y bienvenidos a Español Podcast. Soy Mercedes y os hablo desde Barcelona. En nuestro episodio nº 184 (Villancicos) vamos a compartir con vosotros nuevos villancicos para que podáis cantar una Navidad también española. Decimos “nuevos” porque la primera entrega de villancicos la editamos en Spanishpodcast en el episodio número 74, titulado Fum,fum,fum, en el que, además de explicaros la comida típica de Navidad en Cataluña, cantamos tres villancicos preciosos (Los Peces en el Río, Campana sobre Campana y las versiones catalana y española del villancico Fum,fum,fum.

Hoy vamos a cantar algunos villancicos muy, muy conocidos, muy populares y tradicionales, que se cantan en los hogares españoles en Navidad.

Episodio nº 184, Villancicos. Vaaaaaamos allá, chicos, ¡en marcha!


Bueno, en primer lugar, unas breves palabras sobre el villancico. “Villancico” se deletrea así: v  i  l  l  a  n  c  i  c  o. Un villancico es una canción tradicional popular propia de la Navidad, en la actualidad, y propia  también de las lenguas española y portuguesa, cantada en toda la Península Ibérica y toda Latinoamérica, y cuya máxima época de creación y esplendor se sitúa entre los siglos XV y XVIII.

Parece ser que al principio eran canciones paganas, sin motivos religiosos, pero que posteriormente los fueron incluyendo y empezaron a cantarse en las iglesias y con mucha mayor frecuencia en el periodo navideño. En la actualidad, como os decía, solo se cantan durante la Navidad.

Antiguamente había un cantante solista que cantaba las estrofas (las llamadas “coplas”), acompañado por un coro de voces que iba cantando el estribillo, la  parte que se repite.

Los villancicos están basados en formas poéticas muy básicas y con estructuras rítmicas muy fáciles de reproducir y muy arraigadas en las canciones populares de celebración. 

Un dato curioso que hay que saber es que, en un principio, antíguamente, el villancico cantaba -fijaos- temas satíricos, temas de humor que ridiculizaban algo o a alguien, temas críticos con el poder, etc. De hecho, la palabra “villancico” se deriva del nombre que se le dio a las canciones populares cantadas por los “villanos” (villannnncico-villannnnos) o habitantes de una villa (un pueblo). Canciones que solían cantar los campesinos y los habitantes de las antiguas villas en las celebraciones y que, como ya hemos dicho, no trataban sobre temas religiosos.

Los primeros villancicos trataban fundamentealmente sobre temas locales, de la villa, así como podían ser canciones amorosas, críticas, sátiras y burlas. En este tiempo eran polífonicos, es decir, se cantaban a varias voces.

Entrado el siglo XVI se empiezan a componer villancicos para una sola voz y se empieza a introducir la temática religiosa. Y ya en la segunda mitad de este siglo, el clero, dándose cuenta del arraigo popular de estas canciones tradicionales, las incorpora a sus cánticos de celebración en las iglesias, eligiendo los de motivos religiosos.

Por ello, incluso hoy día, hay muchos villancicos de tema religioso; per otambién hay otros en los que se combina el tema religioso con algunas coplas llenas de humor; y algunos otros -los menos- en los que podemos encontrar letras totalmente al margen de los temas religiosos.

En el siglo XVII el villancico se ha hecho enormemente popular. Es la época de esplendor en la que se componen muchísimos villancicos y se establece cada vez más contraste entre las coplas (una voz) y el estribillo (varias voces) en su composición. Se cantaban en varias celebraciones religiosas. En el siglo XVIII quedó relegado a la Navidad y parece ser que en este periodo empezó su declive.

En los países de habla inglesa, el mismo fenómeno musical y poético recibe el nombre de Christmas Carol ; “carol” era el baile popular no litúrgico cantado y bailado en celebraciones como el final de la cosecha o también la Navidad. Se cantaban de puerta en puerta y se pedía una pequeña aportación económica a quienes escuchaban el villancico. También aquí en España se celebraba esta tradición, y se pedía el famoso “aguinaldo” (la pequeña aportación económica se llamaba “el aguinaldo”) de puerta en puerta, cantando villancicos.

El villancico ha llegado hasta nuestros días como una canción tradicional popular de contenido eminentemente religioso, asociado a la celebración de la Navidad en la Península Ibérica (España y Portugal) y en la práctica totalidad de los Países Latinoamericanos, en los que hay una cultura amplia y rica de este tipo de canción de celebración.

Bien, amigos, y ya sin más dilación, pasamos a explicarlos y a cantarlos.



1) Bueno, vamos a empezar con un villancico muy tradicional que podréis oír en las casas de las familias españolas, en las calles o avenidas muy concurridas donde se oyen villancicos todo el día, en la radio, en la tele, bueno,…en muchos sitios, durante el periodo navideño.

El título es:

  • Dime, niño, de quién eres…

Y la letra es:


Dime, Niño, de quién eres
todo vestidito de blanco.
Soy de la Virgen María
y del Espíritu Santo.

Resuenen con alegría
los cánticos de mi tierra
y viva el Niño de Dios
que ha nacido en Nochebuena.

La Nochebuena se viene, tururú
la Nochebuena se va.
Y nosotros nos iremos, tururú
y no volveremos más.

Dime Niño de quién eres
y si te llamas Jesús.
Soy amor en el pesebre
y sufrimiento en la Cruz.

Resuenen con alegría
los cánticos de mi tierra
y viva el Niño de Dios
que ha nacido en Nochebuena.

La Nochebuena se viene, tururú
la Nochebuena se va.
Y nosotros nos iremos, tururú
y no volveremos más.


Bien, esa es la letra. Y así suena leído. Sólo hay dos estrofas con una pequeña historia, y el resto son los dos estribillos que se repiten, al cantarlo, con ese ritmo arrebatador marcado por una acentuación propia de este tipo de cánticos.

Fijaos porque ahora la acentuación cambia y los énfasis tonales se ponen en donde el ritmo los pide. Totalmente diferente cantado que leído.


Mirad cómo suena cantado: (cantamos)


Fijaos en una cosa: fijaos en la importancia de los estribillos -insistimos, la parte que se repite- en los villancicos. Estribillos alegres, llenos de ritmo, con partes muy enfatizadas en la canción, que permiten establecer un ritmo fácil de seguir, de recordar, y que dé mucho placer cantarlo, reproducirlo.


Fijaos en el ritmo de este estribillo:



Resuenen con alegría
los cánticos de mi tierra
y viva el Niño de Dios
que ha nacido en Nochebuena.


Que es un ritmo muy fácil de reproducir. 


Y luego vuelve a cambiar el ritmo y los acentos para crear un nuevo estribillo, pero igual de vibrante y pegadizo:

La Nochebuena se viene, tururú
la Nochebuena se va.
Y nosotros nos iremos, tururú
y no volveremos más. 


Bueno, ahora lo que tenéis que hacer es volver a poner este trocito de la grabación donde yo canto y cantarlo vosotros conmigo, enterito, despacito, bien.

A ver, chicos, primero pongamos las cartas sobre la mesa…y hablemos claro. Yo paso este trago de cantar en público, que me produce bastante vergüenza, porque no canto demasiado bien, pero…lo hago para que vosotros os atreváis a cantarlo conmigo. Eso hace que ya no piense en la vergüenza que me da hacerlo, porque el fin que persigo es una buena cosa: que sigáis profundizando en la lengua y en la cultura españolas en todas sus facetas. Y para ello, necesitáis todo tipo de ayuda, incluso ésta...sí, sí, ya lo sé.

Así que, venga, animaos, todos a cantar: cantamos el villancico despacio, luego normal. Escuchamos primero la letra leída, luego cantáis conmigo...Y así, vais a tener la oportunidad de aprenderlos y de disfrutarlos.

Cada vez que yo diga “cantamos” en un villancico, lo hacemos juntos...¡Venga! Acompañadme.

Bueno, y ahora vamos a escuchar las buenas voces; aquí tenéis una versión cantada del villancico en Youtube



https://www.youtube.com/watch?v=jU5QNKqmUcQ


Versión karaoke:


https://www.youtube.com/watch?v=MueuCcvAWks


¡Qué bonito y qué gozada cantar un villancico! Es una cosa muy gozosa y muy divertida, claro que sí, muy de celebración de Navidad. Y los niños se lo pasan pipa cantando villancicos.



2) El segundo villancico que hemos elegido para cantar con vosotros es el que se títula:


- Arre, borriquito


Ya sé que hay muchas erres, pero el villancico es así. “Arre” es la voz que estimula al borriquito para que camine o para que trote.



La letra es la siguiente:



En la puerta de mi casa
voy a poner un petardo,
"pa" reírme del que venga,
a pedir el aguinaldo.

Pues si voy a dar a todo
el que pide en Nochebuena,
yo si que voy a tener
que pedir de puerta en puerta.

Arre borriquito, arre burro arre,
anda más deprisa que llegamos tarde.
Arre borriquito vamos a Belén,
que mañana es fiesta
y al otro también.

Que el que quiera comer pan
que no venga a mi cena
en el portal de Belén
la Virgen es panadera

Pues si voy a dar a todo
el que pide en Nochebuena,
yo si que voy a tener
que pedir de puerta en puerta.

Arre borriquito, arre burro arre,
anda más deprisa que llegamos tarde.
Arre borriquito, vamos a Belén,
que mañana es fiesta
y al otro también.

En el cielo hay una Estrella
que a los Reyes Magos guía
hacia Belén para ver
a Dios hijo de María.

Cuando pasan los monarcas,
sale la gente al camino,
y a Belén se van con ellos
para ver al tierno Niño.

Arre borriquito, arre burro arre,
anda más deprisa que llegamos tarde.
Arre borriquito, vamos a Belén,
que mañana es fiesta
y al otro también.


No lo vamos a leer entero porque es muy largo, pero sí que os dejo después el video con todo el villancico, y por supuesto la letra completa aquí, en la Guía Escrita, en la Guía Didáctica.

 

Y ahora lo cantamos.


Y volvemos a encontrar un estribillo con un ritmo y unos acentos muy potentes, con la estructura de las canciones populares infantiles que contienen esa alternancia de énfasis que conforman ritmos fáciles, alegres, que da gusto y placer repetir, cantinelas enraizadas en lo más profundo de nuestra percepción de los ritmos básicos (los de nuestro corazón, los de nuestra respiración, los de la música,…). Pero sobre todo, alegres, gozosos, ritmos de celebración. Por eso:

Escuchemos todo eso. Aquí os dejo una nueva dirección de Youtube, con la música y la letra -que va saliendo en la pantalla-, para hacer un poquito de karaoke. Ni más ni menos…Aprendemos a cantarlo acompañándonos de la música y leyendo la letra, claro que sí.

Sólo comentaros que hay varias versiones de la letra de este villancico, así es que, si lo encontráis con otra letra y os apetece, pues...cantadlo también. Es que es lo que pasa con algunos villancicos y es que tienen varias letras y todas ellas se cantan dependiendo del territorio español en el que te encuentres, ¿de acuerdo?


Y en youtube, en karaoke:


https://www.youtube.com/watch?v=DSuizaDUIoQ


Y otro, con otra letra pero el mismo estribillo:


https://www.youtube.com/watch?v=sHkIPapPgEE



3) Nuestro tercer villancico es mucho más suave. Hemos querido poner un poquito de contraste y cantar ahora un villancico mucho más pausado. Su título es:


  • El Tamborilero


Tambor... -como el tambor-, tambori..., tamborilero.


Esta palabra, tamborilero, no es otra cosa que una persona que toca el tambor. Y el pequeño argumento de este villancico es la ofrenda de amor y veneración que un pastorcillo (diminutivo de pastor, el cuidador de un rebaño de ovejas)…que un pastorcillo, decíamos, ofrece al recién nacido Niño Jesús en el pesebre de Belén, al son de su tambor.


Esta es la letra:


El camino que lleva a Belén

baja hasta el valle que la nieve cubrió.

Los pastorcillos quieren ver a su Rey,

le traen regalos en su humilde zurrón,

ro pom pom pom, ro pom pom pom


Ha nacido en un portal de Belén 

el Niño Dios.


Yo quisiera poner a tus pies

algún presente que te agrade Señor,

mas Tú ya sabes que soy pobre también

y no poseo más que un viejo tambor,

ro pom pom pom, ro pom pom pom


¡En tu honor frente al portal tocaré

con mi tambor!


El camino que lleva a Belén

yo voy marcando con mi viejo tambor,

nada mejor hay que te pueda ofrecer,

su ronco acento es un canto de amor

ro pom pom pom, ro pom pom pom


Cuando Dios me vió tocando ante Él, 

me sonrió.


De nuevo aquí tenemos el estribillo rítmico, que imita con la voz los sencillos redobles del tambor del pastor. 


Creo que la única palabra que probablemente no conozcáis es la de:


- Zurrón


Un zurrón, preciosa palabra de nuestro acervo lingüístico, es, ni más ni menos, que una bolsa grande, normalmente de piel, que llevan (sí, digo “llevan” en presente porque aún hay pastores, aunque muchos menos) los pastores colgada al hombro y en la que guardan su comida, su bebida y todo aquello que puedan necesitar a lo largo del día, dado que pasan muchas horas en el campo, alejados de su casa, mientras cuidan el rebaño de ovejas.

Eso es un zurrón, recordad, la típica modesta bolsa del pastor en la que guarda sus pertenencias.

Bien, ya hemos visto la letra, pues... es el momento de cantarlo. Nos atrevemos todos juntos, ¿eh! ¡Adelante!

Cantamos.

Y aquí tenemos una dirección de Youtube en la que leerlo, cantarlo, y seguir practicando español con estos alegres y hermosos villancicos de navidad:



4) Tenemos un cuarto villancico, una preciosa canción navideña llamada:


- Los Pastores a Belén


Precioso, alegre…Mirad qué letra tan alegre y tan guapa:



Los pastores a Belén corren presurosos,
llevan de tanto correr los zapatos rotos.

Ay, ay, ay, qué alegres van ,
ay, ay, ay, si volverán.
Con la pan pan pan
con la de de de
con la pan con la de
con la pandereta
y gaitas gallegas . 


Con la ro ro ro

Con la sa sa sa

Con la ro con la sa 

Con la rosa bella

Y las castañuelas.

Un pastor se tropezó a media vereda
y un borreguito gritó:
“¡Ese ahí se queda!”

Ay, ay, ay, qué alegres van ,
ay, ay, ay, si volverán.
Con la pan pan pan
con la de de de
con la pan con la de
con la pandereta
y gaitas gallegas.


Con la ro ro ro

con la sa sa sa

con la ro con la sa

con la rosa bella

y las castañuelas.



Y fijaos ahora en la música, qué ritmo...(es que soy una enamorada del ritmo de los villancicos..., se nota que me gustan mucho, ¿no?)...qué ritmo tan lleno de repeticiones muy fáciles de decir, tanto en las coplas como en los estribillos. Primero lo cantamos e intentáis discriminar bien la letra, la música, el ritmo, captar sílabas, captar palabras, captar frases, y así, poco a poco, os animáis a seguir cantándolo conmigo, a ensayarlo y a disfrutarlo.

Os aviso: no voy a hacerlo sola, me niego. Así que, despréndete de cualquier obstáculo o de cualquier inhibición que te impida cantar y ¡canta conmigo! Mira, tú solo piensa en el pudor que me ataca a mí cada vez que canto delante del micrófono, ya verás como lo tuyo no es nada…Lo superarás. Y estarás encantado y estarás encantada de poder cantar villancicos españoles. ¿Verdad que lo vas a intentar? Pues…¡adelante!


Cantamos.


¡Ay! ¡Que me quedo sin respiración!

Bien. Vamos a ver ahora cómo suena en Youtube. Aquí tenéis una dirección de Youtube en la que el video de este villancico tiene subtítulos en español. Aaah…, es maravilloso Internet, ¿qué queréis que os diga? Nos ofrece tantas ayudas, ¿verdad? Daros un paseíto por la web de Spanishpodcast: www.spanishpodcast.org, haced un clic encima de esta dirección y escuchad y cantad este villancico de la navidad española. Así suena:



https://www.youtube.com/watch?v=kgxg8mh5VHA



5) El quinto villancico es una monada. Tendremos que trabajar un poco más la pronunciación, pero nada que no pueda solucionarse con la práctica. El villancico se llama:


- Ay, del chiquirritín…


Mirad, en español, a un niño muy pequeño, le podemos decir cariñosamente “chiquitín”, diminutivo de “chico”, en el sentido de “niño pequeño”. Bueno, pues si jugamos con esa palabra, que es lo que hace este villancico, la vamos a encontrar en dos formas nuevas que son como muy, muy cariñosas:

- Chiquirritín

Y:

- Chiquirriquitín


¡Tranquilos! ¡Que no cunda el pánico! Yo os enseño a decirlo.

Esta vez empezamos la primera (chiquirritín), la de las cuatro íes,...vamos a empezar por la última sílaba:


- Tín

- Tín

- Ritín

- Ritín

- Quirritín

- Quirritín

- Chiquirritín 

- Chiquirritín


Ahora, con la palabra más larga, la que tiene cinco íes, empezaremos por el principio:


- Chi

- Chi

- Chiqui

- Chiqui

- Chiqui rriqui

- Chiqui rriqui

- Chiqui rriqui tín

- Chiqui rriqui tín

- Chiquirriquitín

- Chiquirriquitín


¿De acuerdo? Es cuestión de practicar un poquito. Y ahora ya estamos en disposición de leer la letra:



Ay, del chiquirritín chiquirriquitín

metidito entre pajas.

Ay, del chiquirritín chiquirriquitín

queridi, queridito del alma. 


Entre un buey y una mula Dios ha nacido

y en un pobre pesebre lo han recogido. 


Ay, del chiquirritín chiquirriquitín

metidito entre pajas.

Ay, del chiquirritín chiquirriquitín

queridi, queridito del alma. 


Por debajo del arco del portalico

se descubre a María, José y al Niño. 


Ay, del chiquirritín chiquirriquitín

metidito entre pajas.

Ay, del chiquirritín chiquirriquitín

queridí, queridito del alma. 


No me mires airado, hijito mío,

mírame con los ojos que yo te miro.


(Ja ja ja...perdonad el corte, es que como la letra la he copiado de Internet, me acabo de quedar muerta al ver los “ojos” con hache...¡Voy a borrarlo rápidamente...¡Disculpad!)


Ay, del chiquirritín chiquirriquitín

metidito entre pajas.

Ay, del chiquirritín chiquirriquitín

queridí, queridito del alma.



¡Qué bonito! ¿No? Es precioso. Es un poco más difícil para vosotros, por las erres, pero de verdad que es precioso y tiene un ritmo increible.

Vamos a cantarlo aunque parezca imposible, ya veréis como podéis. Es cierto que según vamos avanzando, cada nuevo villancico podría parecer un trabalenguas, pero no, con práctica, se puede. Y además otra cosa muy divertida os diré: después de cantar estos villancicos, hablar el español normal y corriente os parecerá coser y cantar, es decir, facilísimo. 

¡Venga! nos atrevemos y cantamos todos.

Ah, sí, este villancico empieza por el estribillo.

Precioso, ¿verdad? Claro que sí.

Y ahora, lo escuchamos en Youtube, como siempre escuchando la música y leyendo la letra simultáneamente. Venid a www.spanishpodcast.org . No seáis perezosos, ¿vale? Y haced un clic sobre las direcciones electrónicas que os ponemos en la Guía Escrita (que todo el trabajo lo hemos hecho nosotros, buscándolas y poniéndolas. Recordad: no en la transcripción, sino en la Guía escrita). Podréis abrir los diversos videos que hemos elegido para vosotros en los que se oye muy bien la música y puede leerse la letra en pantalla, al mismo tiempo.

https://www.youtube.com/watch?v=vL65jpS3WOk


6) Bien, ya hemos llegado a nuestro sexto villancico (otra vez me quedo sin voz) que es muy, muy famoso. Pero sí, también éste -tengo que reconocerlo- parece un trabalenguas, pero uno pensado por yo qué sé quién…, por la niña del exorcista, como mínimo, dirían algunos, ja, ja, ja,…¡Es broma, claro! Pero es que cuando tengáis que cantar conmigo el estribillo, tendréis que hacer un poquito de esfuerzo fonético, así es que…¡ahí va la letra!

El título:

Mucha gente le llama simplemente “Rin, rin”.


Otros lo conocen como:


- Hacia Belén va una burra, rin, rin


Y la letra dice así:


Hacia Belén va una burra, rin, rin,

yo me remendaba, yo me remendé,
yo me eché un remiendo, yo me lo quité,
cargada de chocolate.


Lleva en su chocolatera rin, rin
yo me remendaba, yo me remendé,
yo me eché un remiendo, yo me lo quité,
su molinillo y su anafre.


María, María, ven acá corriendo,
que el chocolatillo se lo están comiendo.

María, María, ven acá volando,

Que el chocolatillo se lo están llevando.


En el portal de Belén, rin, rin,
yo me remendaba, yo me remendé,
yo me eché un remiendo, yo me lo quité,
han entrado los ratones;
y al bueno de San José, rin, rin,
yo me remendaba, yo me remendé,
yo me eché un remiendo, yo me lo quité,
le han roído los calzones.


María, María, ven acá corriendo,
que los calzoncillos los están royendo.

María, María, ven acá volando, 

Que los calzoncillos los están rajando.


En el Portal de Belén, rin, rin,
yo me remendaba, yo me remendé,
yo me eché un remiendo, yo me lo quité,
gitanillos han entrado;
y al niño que está en la cuna, rin, rin,
yo me remendaba, yo me remendé,
yo me eché un remiendo, yo me lo quité,
los pañales le han cambiado.


María, María, ven acá corriendo, 

que los pañalillos los están cogiendo.

María, María ven acá volando,
que los pañalillos los están lavando.



Cantamos. Ah, no, no, no, antes recordad que puede haber variaciones en la letra de los villancicos, dependiendo de la zona de España donde se canten.


Bueno, vamos a cantarlo para que vayáis cogiendo el ritmo y para que vayáis practicando con los remiendos. Eso…y a propósito de remiendo, ¿qué es un remiendo? Un remiendo es un trozo de tela que se cose a otro que está o muy viejo o muy roto. Se dice que le has puesto un remiendo a un pantalón muy viejo que usas para pintar la casa. Sinónimos de “remiendo” serían “una pieza cosida a un roto”, “un apaño”, un “parche”, un “cosido” o un “arreglo” de una pieza de ropa rota.

O si es el verbo, que es “remendar” y que significa reparar algo viejo o roto, zurcir un agujero de una prenda de ropa, recomponer con puntadas o con un trozo de tela nueva, otro que está viejo, roto, descosido, etc.

Ah, y “anafre”, ¿qué es un anafre” Pues un hornillo pequeño -que se puede llevar- en el que puede calentarse un pequeño cazo con comida, o, como en este caso, una cazuelita con chocolate deshecho.

Y  el estribillo de este villancico le da vueltas a esto, haciéndolo además un imposible verbo reflexivo (yo me remendé) que no se da nunca, puesto que uno no se hace un remiendo a sí mismo, sino que lo hace a su ropa o a la ropa de otro. Pero las cancioncillas populares tienen sus propias reglas para crear sus letras y nunca hay que mirarlas desde la perspectiva de la coherencia del significado.

Bueno, y después de estas precisiones lingüísticas, ahora sí que lo cantamos, o al menos lo intentamos, siempre que vosotros me ayudéis. Vamos a cantar Hacia Belén va una burra, rin, rin.



Bueno, fantástico, fantástico, fantástico. Tiene un ritmo endiablado, es una gozada cantarlo. Y desde luego practicar español con estas cancioncillas..., con estos villancicos tan antiguos y tan originales, y llenos, llenos, llenitos de Navidad. Y tan alegres, que te dan ganas de saltar, ¡a que sí? Pues eso, que merece la pena hacer el esfuerzo y cantarlos.


Como es lógico, también hemos encontrado un estupendo video en Youtube con la música y la letra de esta canción de navidad. Aquí tenéis la dirección:



https://www.youtube.com/watch?v=dYIbzZEPgSs



https://www.youtube.com/watch?v=LOc4Un2UEIk



7) Vamos, ya, queridas amigas y queridos amigos, a nuestro séptimo y último villancico. Tremedamente conocico y cantado en millones de familias españolas en Navidad, y repetido y oído por todos sitios, en grandes almacenes, calles decoradas de Navidad, radios, teles,…Se oye mucho y es muy cantado. Su tílulo es:


- Ande, ande, ande, la Marimorena


Y la letra dice:


Ande, ande, ande, la marimorena 

Ande, ande, ande, que es la Nochebuena 

Ande, ande, ande, la marimorena 

Ande, ande, ande, que es la Nochebuena. 


En el portal de Belén hay estrellas, sol y luna,

la Virgen y San José, y el Niño que está en la cuna.

Todos le llevan al Niño, yo no tengo que llevarle, 

le llevo mi corazón que le sirva de pañales. 


Ande, ande, ande, la marimorena 

Ande, ande, ande, que es la Nochebuena 

Ande, ande, ande, la marimorena 

Ande, ande, ande, que es la Nochebuena.


Esta noche es Nochebuena y mañana es Navidad. 

Dame la Bota María que me voy a emborrachar.

Y si quieres comprar pan más blanco que la azucena, 

en el portal de Belén la Virgen es panadera. 


Ande, ande, ande, la marimorena 

Ande, ande, ande, que es la Nochebuena 

Ande, ande, ande, la marimorena 

Ande, ande, ande, que es la Nochebuena. 


Ande, ande, ande, la marimorena 

Ande, ande, ande, que es la Nochebuena 

Ande, ande, ande, la marimorena 

Ande, ande, ande, que es la Nochebuena. 


En el portal de Belén hay una piedra redonda 

Donde cristo puso el pie para subir a la gloria. 

Pastores venid venid para ver lo nunca visto,

en el portal de Belén, el nacimiento de Cristo. 


Ande, ande, ande, la marimorena 

Ande, ande, ande, que es la Nochebuena 

Ande, ande, ande, la marimorena 

Ande, ande, ande, que es la Nochebuena.


Ande, ande, ande, la marimorena 

Ande, ande, ande, que es la Nochebuena 




Aunque aquí os dejo otra letra habitual por si tenéis curiosidad en conocerle, pero nosotros sólo cantaremos la primera.


Ande, ande, ande La Marimorena
Ande, ande, ande, que es la Nochebuena

En el portal de Belén hay estrellas, sol y luna
la Virgen y San José, y el Niño que está en la cuna

Ande, ande, ande La Marimorena
Ande, ande, ande, que es la Nochebuena 

Y si quieres comprar pan más blanco que la azucena
en el portal de Belén la Virgen es panadera

Ande, ande, ande La Marimorena
Ande, ande, ande, que es la Nochebuena

Un pastor comiendo sopas en el aire divisó
un ángel que le decía ha nacido el Redentor

Ande, ande, ande La Marimorena
Ande, ande, ande, que es la Nochebuena 

De Oriente salen tres Reyes para adorar al Dios Niño
una estrella les guiaba para seguir el camino.

Ande, ande, ande La Marimorena
Ande, ande, ande, que es la Nochebuena 

A esta puerta hemos llegado
cuatrocientos en cuadrilla
si quieres que nos sentemos
saca cuatrocientas sillas

Ande, ande, ande La Marimorena
Ande, ande, ande, que es la Nochebuena

Saca una para mi
y otra "pa" mi compañero
y los que vengan detrás


Bueno, como muchos otros villancicos, éste tiene una letra en la que hay una mezcla de motivos religiosos, otros que no lo son y algunos que entrañan un cierto sentido del humor.

Mucha gente se pregunta cuál será el origen de este estribillo tan peculiar:


Ande, ande, ande, La Marimorena
Ande, ande, ande, que es la Nochebuena.


Ande, ande, ande” es una forma de deseo, en subjuntivo. En lugar de “anda, anda,...”, pues “ande, ande, ande”: que funcione, que vaya, que siga, del verbo andar.

La palabra “marimorena” parece tener su origen, según se cuenta, en el nombre de una tabernera del siglo XVI, llamada María Morena (Marimorena) que poseía una taberna en la que se servía un vino bastante malo y peleón a los clientes habituales; sin embargo, el buen vino se reservaba para servirlo a los clientes nobles o adinerados que visitaban la taberna. Un día, un cliente se enfadó muchísimo al probar aquel vino tan malo que se servía y reclamó que le sirvieran un buen vino, el mismo que a los nobles. Parece ser que Marimorena se negó en redondo y allí se armó una trifulca que acabó en una sonada pelea. Y desde entonces, “armarse la marimorena” es sinónimo de desatarse una gran pelea, armarse una enorme trifulca, organizarse un jaleo imponente, enzarzarse en una violenta riña entre unos y otros, o liarla parda, que también se dice así -y me encanta.

Parece ser que en ese estribillo se jalea, se anima a organizar un gran alboroto porque es Nochebuena, a cantar y a montar jaleo porque es una gran fiesta. Mirad, yo no sé si es el verdadero origen de la expresión, pero no hay muchos más para contrastar.


Bueno, ahora la cantamos, evidentemente juntos, contigo. Anímate, que este villancico no es tan difícil. Y además, si te lo sabes, quedarás muy bien con esa familia española con la que quieres cantar villancicos esta navidad, o sorprenderás a tus compañeros de clase de español cantándola bien, o simplemente disfrutarás de uno de los villancicos más conocidos en los países de lengua hispana para celebrar la Navidad.


Cantamos.



Y no podía faltarnos nuestro video con música y letra, del que os dejo la dirección aquí abajo:


Este es el de la primera letra:


http://www.albumcancionyletra.com/villancico_la-marimorena__119151.aspx


Y éste el de la segunda:

*******************

Bueno, queridos amigos, hasta aquí con siete nuevos villancicos que espero que, poquito a poco, vayáis recordando, leyendo y cantando, y los incorporéis a vuestro uso del español como un fenómeno más, genuino y muy extendido, de su cultura navideña.

Os deseo unas felices fiestas navideñas, así como una despedida del 2014 y una entrada al 2015, llena de buena compañía, cariño y salud. Y sobre todo, que 2015 sea el año en el que más progreséis con vuestro español y en el que logréis un mejor dominio, una mayor fluidez y un mayor disfrute al comunicaros en esta lengua.

Os envío un cariñoso abrazo navideño, lleno, lleno de mis mejores deseos para vosotros. Nos vemos ya en 2015, donde seguiremos trabajando y disfrutando con el español.

Chao y hasta bien prontito. Adiós, amigos.




*************************

 © Spanishpodcast, 2007-2017