¿Vos en qué hablás?




¿Vos en qué hablás?


Hello and welcome to Spanishpodcast. I am Mercedes speaking to you from Barcelona. In our 91st episode (¿Vos en qué hablás?) Carlota traveled to Buenos Aires to attend a Spanish as a Foreing Language Meeting. When she arrived Noemí is waiting for her at the airport.

Noemí lived in Barcelona for five years and Carlota and she became good friends in that time.

Noemí came back to Buenos Aires three years ago but the both friends have kept in touch all the time. Now Carlota traveled to Buenos Aires and she is going to stay at Noemí´s home. They are chatting the whole way with a dialogue full of the traditional pronoms and verbs   typical of the characteristic speech of Buenos Aires area: the voseo.

Will you come with me to know this lingüistic variety of Spanish language? Come on, you can know too the equivalent pronoms and verbal forms in the european spanish.


En nuestro episodio nº 91 (¿Vos en qué hablás?) Carlota ha ido a Buenos Aires para asistir a un congreso de Español Lengua Extranjera (ELE). Cuando llega, su amiga Noemí la está esperando en el aeropuerto.

Noemí vivió cinco años en Barcelona y durante ese tiempo, ella y Carlota se hicieron grandes amigas.

Han pasado tres años desde que Noemí volvió a su país y ambas han mantenido su amistad intacta. Ahora, por fin, Carlota viaja a Buenos Aires. Va a alojarse en casa de su amiga. Este es el diálogo que mantienen durante el trayecto desde el aeropuerto hasta la casa de Noemí, diálogo en el que Noemí despliega todas las características del voseo típico del habla de los porteños, de los habitantes de Buenos Aires en este caso.





Noemí : -Al fin llegás, flaca, ¿cómo te va? Tenés un aspecto bárbaro.

Carlota : - Hola Noemí, ¿qué tal? ¡Qué gusto verte! ¿Cómo estás?

Noemí : - Muy bien, con ganas de verte. ¿Qué tal por Barcelona?

Carlota : - Todo bien, aunque echo de menos nuestras salidas nocturnas. Eres mi amiga más marchosa.

Noemí : - Che, tenemos una semana para nosotras acá, en Buenos Aires, la vamos a pasar genial.

Carlota : - A ver, cuenta, cuenta, dónde vas a llevarme, qué vas a enseñarme…

Noemí : - ¡Todo! Tenés que conocer todo Buenos aires: La Boca, Palermo, Retiro, Congreso,…todos los barrios.

Carlota : - ¡Macanudo! Ah, y la Plaza de Mayo, la calle Corrientes, la…

Noemí : - Pero Carlota, ¿vos en qué hablás?, ¿que hacés vos hablando lunfardo? Me dejás muy sorprendida…ja ja ja…

Carlota : - Bueno, me he estado preparando un poquito…Y sólo he dicho “macanudo”

Noemí : - Sí, pero suena lindo con tu acento; ah, ya vi que en tu último email me decías que querías practicar con el voseo…¡Podés comenzar ahora mismo!

Carlota : - Bueno, poco a poco, que no lo domino, todavía me lío

Noemí : - Decime, ¿qué tal el laburo?, ¿seguís en tu colegio?, ¿ganás más guita ahora?

Carlota : - La verdad es que no, estoy igual. Oye, cambiando de tema, ¿qué tal con Fernando?

Noemí : - No estoy más con ese boludo.

Carlota : - ¿Cómo “boludo”?, ¿qué ha pasado?

Noemí : - Te lo quería contar personalmente. Rompimos. No estamos más juntos.

Carlota : - ¡Cómo lo siento, Noemí!

Noemí : - No lo hagás, estoy mejor así. Teníamos bronca todo el tiempo. La casa era un quilombo. Pasame un pucho, no puedo hablar de él sin fumar.

Carlota : - Pero Noemí, ¿has vuelto a fumar? Toma, coge.

Noemí : - Che, flaca, aquí nadie “coge” un cigarrillo, lo agarra. ¿Ya no recordás cómo me reía yo allá, en España, oyendo a todo el mundo “coger” de todo, todo el tiempo? Ja ja ja… Y sí, volví, volví a fumar, ¿y tú, lo dejaste?

Carlota : - Estoy en ello, pero… ¡oye, es verdad, “coger” aquí es tener relaciones sexuales, no?

Noemí : - Bueno, no tan fino, pero es eso… Mirá, Carlota, el Congreso.

Carlota : - ¡Vaya! Precioso, un edificio espectacular.

Noemí : - Esperá a ver el resto. Te voy a llevar por todo Buenos Aires. Ya te dije que era especial.

Carlota : - Y tan especial, realmente no podía imaginar que era una ciudad tan increíble

Noemí : - ¿Pero qué decís? Si aún no viste nada…Mirá, ya llegamos, faltan dos cuadras y estamos en casa.

Carlota : - O sea, que vives en el centro

Noemí : - Sí, mi casa es muy céntrica. ¿Tenés sed? Puse cervezas en la heladera. ¿Tenés hambre?

Carlota : - Mucha

Noemí : - Hoy comés en mi casa, tengo bife y ensalada, recordé que te encantaba la carne y la ensalada.

Carlota : - ¡Eres un sol, Noemí! Esta es una bienvenida de lujo.

Noemí : - Vos lo hiciste muchas veces en Barcelona conmigo. Me invitabas a comer a tu casa y aún recuerdo aquellos platos tan ricos. Y también las paellas de tu vieja, inolvidables.

Carlota : - Venga, vamos, que tenemos mucho de que hablar.

Noemí : - Sí, pero tranquila, andá a la ducha y yo mientras preparo las cervezas.





Amigas, amigos, como habéis podido escuchar, Noemí es una joven bonaerense con un habla porteña pura, la típica habla porteña de los habitantes del Río de La Plata, en la que se usa el voseo para dirigirse familiarmente a un interlocutor conocido, su amiga en este caso. 

(Inciso: he intentado reproducir algunas de las características del habla porteña con el máximo respeto y con todo el cariño que le profeso a cualquier lengua, y sólo para que algunos de vosotros oigáis los acentos del voseo si nunca antes los habéis oído. Pero es evidente que no soy porteña…)


Por eso la primera frase es:


- Al fin llegás, flaca, ¿cómo estás? Tenés un aspecto bárbaro


Frase en la que encontramos tres formas verbales que corresponden, las tres, a la segunda persona del plural del presente de indicativo de los verbos:


- Llegar

- Estar y

- Tener 


- “Llegás” →  de  → llegar

- “Estás”  →  de  → estar

-“Tenés”  →  de   → tener


¿De dónde salen estas formas verbales?

¿Por qué se usa este plural que es diferente al plural de los verbos españoles hablados en España?

¿Por qué se usa un plural para dirigirse a un sujeto individual?


Ya sé, ya sé que lo sabéis, pero alguno habrá que no lo ha oído previamente…Pues sí, estas formas verbales son:


- Las formas típicas del voseo


El voseo es una variedad lingüística del español rioplatense y fenómeno característico del habla porteña, del habla de los habitantes del Río de la Plata.


El voseo consiste en:



- Usar el pronombre de 2ª persona del plural: “vos”, en lugar de “tú” y de “ti”


- Usar “vos” -plural- para dirigirse a un solo interlocutor (en Buenos Aires, en Argentina, se vosea, no se tutea)

- En consonancia con el “vos”, usar la segunda persona del plural de los verbos para dirigirnos a un solo interlocutor (si son dos o más, se dice “ustedes” y el verbo va en 3ª persona del plural)


- Usar el voseo pronominal y verbal sobre todo en presente de indicativo, presente de subjuntivo e imperativo.


- Usar las formas verbales modificando la terminación, eliminando habitualmente la “i” de la desinencia, en los verbos terminados en “ar” y en “er”.




Por eso Noemí dice:


- Al fin llegás, flaca, ¿cómo estás? Tenés un aspecto bárbaro


Si los pronombres no estuvieran elididos, oiríamos:


- Al fin llegás (vos), flaca, ¿cómo estás (vos)? Vos tenés un aspecto bárbaro


Sin la desinencia modificada, lo oiríamos así:


- Al fin llegáis vos, flaca, ¿cómo estáis vos? Vos tenéis un aspecto bárbaro


Y  en el español peninsular (así llaman en Buenos Aires al español de España), no con voseo, sino con tuteo, sonaría:


- Al fin llegas, guapa, ¿cómo estás? Tienes un aspecto estupendo


Pero en porteño, la variedad lingüística del español hablada por los bonaerenses, es lisa y llanamente:


- Al fin llegás, flaca, ¿cómo estás? Tenés un aspecto bárbaro


O:


- ¿Qué tal vos por Barcelona?



Carlota le dice que echa de menos las salidas nocturnas de ambas, cuando Noemí vivía en Barcelona. Salían a menudo por la noche, con sus respectivos grupos de amigos, y las dos tienen memorables recuerdos de aquellas salidas nocturnas. Se habían divertido mucho.


Carlota le dice:


- Eres mi amiga más marchosa


Marchosa” es divertida, dinámica, que tiene ganas de pasarlo bien. A lo que Noemí contesta:



- Che, tenemos una semana para nosotras acá, en Buenos Aires, la vamos a pasar genial



Che” es una de las muletillas más usadas para interpelar a alguien. Cuando quieres llamar la atención de alguien informalmente, le dices:


- Che, qué estás diciendo

O:

 -Che, ¿viste?


También se usa para enfatizar lo que estamos diciendo:


- Mirá, che, qué espectáculo

O:

- Che, canta genial


No sé si lleva o no acento, lo he visto escrito numerosas veces de ambas maneras, con y sin acento. Podría llevar un acento diacrítico para diferenciarse del nombre de la letra “che” (ch), pero no estoy segura de que sea así. Si alguno de vosotros tenéis una explicación consistente sobre este acento o ausencia del mismo, contádnosla a todos.


El “che” es una muletilla de interpelación o de llamada de atención muy usada por los porteños, se usa muchísimo, constantemente, en cualquier diálogo o conversación.


Una anécdota: el comandante Che Guevara, cuyo nombre era Ernesto Guevara, era argentino. Usaba habitualmente este “che” (él lo escribía sin acento cuando firmaba) para interpelar a sus compañeros, llamar su atención, enfatizar algún aspecto de la conversación o como muletilla en otras muchas situaciones. Tanto lo usaba, que sus camaradas cubanos se lo pusieron como apodo, de tanto que lo oían salir de su boca. De ahí procede el sobrenombre de Ché Guevara o, como todos le llamaban, simplemente El Che.


El equivalente en español europeo sería:


- Oye, mira…

- Un momento…

- Eh, tú,…

- Mira, mira,…

- ¡Pero bueno…!

Etc.


También dice Noemí:


- Tenemos una semana para nosotras acá


En el español argentino, se dice mucho más “acá” que “aquí”.


Y:


- La vamos a pasar genial


Prácticamente en toda Sudamérica se dice:


- Pasarla genial

- Pasarla bien


Para expresar que se ha pasado un buen rato, o que te has divertido, o para deseárselo a alguien:


- Pasala bien

- ¡Que la pasés bien!



En el español de la península, lo usamos con “lo”:


- Pásalo bien

- ¡Que lo pases bien!

- ¿Qué tal lo has pasado?



Cuando Carlota le pregunta que dónde la llevará o qué le enseñará, Noemí le dice que la llevará a todos sitios, que le enseñará todo Buenos Aires:


- Tenés que conocer todo Buenos Aires. De día, toda la ciudad. De noche…¡sorpresa!


Ante las felices promesas de Noemí, Carlota hace su primera exclamación de alegría, usando un término lunfardo. Sí, sí, como lo oís, Carlota responde:


- ¡Macanudo!


Que es como decir:


- ¡Genial!


Noemí se queda tan sorprendida que le pregunta:


- ¿Pero vos en qué hablás?


O sea:

- ¿Pero en qué hablas?



Esto se alarga, no nos queda otro remedio que partir el episodio en dos. Todo el lunfardo que sale en nuestro diálogo lo vamos a explicar en el próximo episodio. El origen y usos actuales del lunfardo requiere un episodio para él solito. Es un hecho del habla porteña que tiene una enorme entidad y una gran importancia en los usos lingüísticos del Río de la Plata. Y además es fascinante.


¡Hecho! La próxima semana lo explicamos todo despacito y bien, y además os proporcionaremos un pequeño diccionario con todos los términos lunfardos que salen en el diálogo.





Ahora, oigamos de nuevo el diálogo, hablado ahora con un poquito más de agilidad que la primera vez:


Noemí : -Al fin llegás, flaca, ¿cómo te va? Tenés un aspecto bárbaro.

Carlota : - Hola Noemí, ¿qué tal? ¡Qué gusto verte! ¿Cómo estás?

Noemí : - Muy bien, con ganas de verte. ¿Qué tal por Barcelona?

Carlota : - Todo bien, aunque echo de menos nuestras salidas nocturnas. Eres mi amiga más marchosa.

Noemí : - Che, tenemos una semana para nosotras acá, en Buenos Aires, la vamos a pasar genial.

Carlota : - A ver, cuenta, cuenta, dónde vas a llevarme, qué vas a enseñarme…

Noemí : - ¡Todo! Tenés que conocer todo Buenos aires: La Boca, Palermo, Retiro, Congreso,…todos los barrios.

Carlota : - ¡Macanudo! Ah, y la Plaza de Mayo, la calle Corrientes, la…

Noemí : - Pero Carlota, ¿vos en qué hablás?, ¿que hacés vos hablando lunfardo? Me dejás muy sorprendida.

Carlota : - Bueno, me he estado preparando un poquito…Pero sólo he dicho “macanudo”

Noemí : - Sí, pero suena lindo con tu acento; ah, ya vi que en tu último email me decías que querías practicar con el voseo…¡Podés comenzar ahora mismo!

Carlota : - Bueno, poco a poco, que no lo domino, todavía me lío

Noemí : - Decime, ¿qué tal el laburo?, ¿seguís en tu colegio?, ¿ganás más guita ahora?

Carlota : - La verdad es que no, estoy igual. Oye, cambiando de tema, ¿qué tal con Fernando?

Noemí : - No estoy más con ese boludo.

Carlota : - ¿Cómo “boludo”?, ¿qué ha pasado?

Noemí : - Te lo quería contar personalmente. Rompimos. No estamos más juntos.

Carlota : - ¡Cómo lo siento, Noemí!

Noemí : - No lo hagás, estoy mejor así. Teníamos bronca todo el tiempo. La casa era un quilombo. Pasame un pucho, no puedo hablar de él sin fumar.

Carlota : - Pero Noemí, ¿has vuelto a fumar? Toma, coge.

Noemí : - Che, flaca, aquí nadie “coge” un cigarrillo, lo agarra. ¿Ya no recordás cómo me reía yo allá, en España, oyendo a todo el mundo “coger” de todo, todo el tiempo? Ja ja ja… Y sí, volví, volví a fumar, ¿y vos, lo dejaste?

Carlota : - Estoy en ello, pero… ¡oye, es verdad, “coger” aquí es tener relaciones sexuales, no?

Noemí : - Bueno, no tan fino, pero es eso… Mirá, Carlota, el Congreso.

Carlota : - ¡Vaya! Precioso, un edificio espectacular.

Noemí : - Esperá a ver el resto. Te voy a llevar por todo Buenos Aires. Ya te dije que era especial.

Carlota : - Y tan especial, realmente no podía imaginar que era una ciudad tan increíble

Noemí : - ¿Pero qué decís? Si aún no viste nada…Mirá, ya llegamos, faltan dos cuadras y estamos en casa.

Carlota : - O sea, que vives en el centro

Noemí : - Sí, mi casa es muy céntrica. ¿Tenés sed? Puse cervezas en la heladera. ¿Tenés hambre?

Carlota : - Mucha

Noemí : - Hoy comés en mi casa, tengo bife y ensalada, recordé que te encantaba la carne y la ensalada.

Carlota : - ¡Eres un sol, Noemí! Esta es una bienvenida de lujo.

Noemí : - Vos lo hiciste muchas veces en Barcelona conmigo. Me invitabas a comer a tu casa y aún recuerdo aquellos platos tan ricos. Y también las paellas de tu vieja, inolvidables.

Carlota : - Venga, vamos, que tenemos mucho de que hablar.

Noemí : - Sí, pero tranquila, andá a la ducha y yo mientras preparo las cervezas.



* * *



Bien amigos, una cosita antes de acabar, si queréis darle un poquito más de ritmo a vuestro progreso con el español, os recuerdo que tenemos a vuestra disposición ejercicios de muchos de nuestros episodios, audioejercicios que podéis escuchar como los podcasts, cuándo, dónde y cómo queráis. Cada paquete de ejercicios es como un pequeño audiolibro en el que se trabajan a fondo las prioridades gramaticales, comunicativas y de vocabulario de cada episodio. Ahí los tenemos para cuando los necesitéis.

Os esperamos la próxima semana con una inmersión dinámica y divertida en el lunfardo del habla porteña. Nos encantará compartirlo con vosotros. Con nuestros mejores deseos para todos vosotros, chau -en porteño-. Hasta pronto.


* * *



http://www.spanishpodcast.org

info@spanishpodcast.org


 


 © Spanishpodcast, 2007-2017